Roban datos de 143 millones de estadounidenses a Equifax

SAN FRANCISCO, California (AP) — El buró de crédito Equifax fue víctima de un hackeo en el que quedaron expuestos números del Seguro Social y otros datos delicados de unos 143 millones de estadounidenses.

Equifax, uno de los tres principales burós de crédito de Estados Unidos, dijo el jueves que “delincuentes” sacaron provecho de la aplicación de una página web en Estados Unidos para acceder a los archivos entre mediados de mayo y julio de este año.

Los intrusos obtuvieron nombres, números del Seguro Social, fechas de nacimiento, direcciones y, en algunos casos, los números de la licencia de conducir.

La información sustraída puede servir para que delincuentes roben identidades, lo que puede acarrearles problemas a las víctimas.

“En una escala de 1 a 10, este es un 10 en términos de posible robo de identidad”, señaló el analista de seguridad de la firma Gartner, Avivah Litan. “Los burós de crédito almacenan tanta información de nosotros que afecta casi todo lo que hacemos”.

Las empresas que brindan créditos usan la información recabada por los burós para decidir si aprueban un financiamiento para una casa, un vehículo y una tarjeta de crédito. Incluso algunos empleadores hacen revisiones a historiales crediticios cuando tienen que decidir si contratan a alguien para un puesto.

Equifax descubrió el hackeo el 29 de julio, pero esperó hasta el jueves para avisar a los consumidores.

La compañía se negó a comentar por qué demoró hacer público el problema.

No es raro que las autoridades soliciten a una compañía que fue blanco de un hackeo que demoren en hacer pública la situación para que los investigadores puedan perseguir a los perpetradores.

Equifax creó el portal https://www.equifaxsecurity2017.com/potential-impact/ para que la gente pueda revisar si su información personal fue robada.

“Evidentemente es un suceso desalentador para nuestra compañía, y uno que golpea al corazón de quienes somos y lo que hacemos”, dijo el director general de Equifax, Richard Smith, en un comunicado.