FEATURE NOTICIAS 

SOLEDAD ROJAS-KOOI – Vocación de servicio que inspira a próximas generaciones

Por PATRICIA RUIZ

patriciaohio54@gmail.com

COLUMBUS,  Ohio — Colombiana, nacida en plena capital del país, estudió licenciatura y maestría en Mercadeo en España.

Siendo muy joven viajó a Europa a estudiar y también en esa época vino a Estados Unidos donde conoció a su esposo, un holandés con quien formó su hogar.

Vivió en Holanda donde crecieron sus tres hijos y luego, por el trabajo de su esposo, regresó a vivir directamente a Columbus, con los niños ya casi adolescentes.

Desde entonces, han pasado 20 años; Soledad ya tiene dos nietos y hoy recuerda lo difícil que fue adaptarse a la vida estadounidense “pero lo logramos poco a poco y con organización”.

Siempre le ha gustado el trabajo social, algo que aprendió en su hogar paterno junto a su madre, pues la considera modelo y mentora en el trabajo de servir a las personas y a la comunidad.

Ha participado en la fundación de la Asociación de Profesionales Hispanos de Columbus y con el grupo Colombianos en Ohio, en el que sigue activa cuando lo requieren.

En el 2004 y 2005 estuvo con LULAC-Columbus, al tiempo que trabajaba para el Directorio Hispano en Columbus, con la Coalición Hispana de Ohio.

Fue vicepresidente, por varios años, de Damas Latinas y ha sido voluntaria para el Proyecto de Cáncer de Seno de Ohio Health por más de una década.

En Columbus ha enseñado español en diferentes áreas y centros.

Es una apasionada del trabajo comunitario. Siempre está abogando por los latinos donde los encuentre.

“Sea en el almacén, ayudando con las traducciones, llevado a latinos para que abran sus cuentas en el banco, en la iglesia participando y ofreciendo los ministerios donde pueden ayudar, mi trabajo siempre ha sido impulsando y abriendo mercado en actividades para la comunidad hispana”, dijo a La Jornada Latina, Soledad Rojas-Kooi.

Soledad, es muy alegre, es el contacto para reuniones de un gran grupo de mujeres líderes y cuando se conversa con ella, siempre está buscando qué y donde hacer algo; educando, formando y orientando.

“En la mujer y en las madres es muy importante la organización para llevar los hijos y el hogar hacia adelante”, recalca Rojas-Kooi.

El año pasado recogió 19 regalos y los entregó a la iglesia de la Santa Cruz.

Desde hace tres años, junto a sus amigas, empaca en cajas de zapatos todo lo que pueda servir para niños: juguetes, muñecos, medias, lápices, artículos de uso personal y son regalos para enviar a países africanos y latinoamericanos.

Para su cumpleaños, que es en el mes de noviembre, pide regalos de Navidad para niños de 9 a 12 años.

Ahora hace cobijitas para donar a bebés en las iglesias y en programas de mujeres embarazadas.

Ya se ha alejado un poco de las actividades grandes de la ciudad y quiere “dejar espacio para las nuevas generaciones.  Me gustaría que me recuerden como una persona que siempre apoyó y defendió a la comunidad latina”.

Related posts