Mujer abre fuego en YouTube y se suicida; hay 3 heridos

Por RYAN NAKASHIMA y SUDHIN THANAWALA

SAN BRUNO, California, EE.UU. (AP) — Una mujer abrió fuego el martes con una pistola en un patio de la sede de YouTube, hirió a tres personas y al final se suicidó de un tiro, incidente investigado como una disputa familiar, dijo la policía.

La escena frente a las oficinas de YouTube en San Bruno, California, donde se reportó un tiroteo el 3 de abril del 2018. (AP Foto/Jeff Chiu)

Empleados aterrorizados buscaron dónde refugiarse y llamaban al número de emergencias 911 mientras numerosos policías y agentes federales llegaron al complejo de la compañía, ubicado entre dos carreteras interestatales en la ciudad de San Bruno, en la zona de la bahía de San Francisco.

Dianna Arnspiger, empleada de YouTube, dijo que estaba en la segunda planta del edificio cuando escuchó balazos, corrió a una ventana y vio a la agresora en el patio exterior.

Dijo que la mujer llevaba gafas y una pañoleta, y estaba usando “una pistola enorme”.

“Era una mujer y disparaba su arma. Y sólo dije, ‘tiradora’, y todos empezaron a correr”, dijo Arnspiger.

Ella y otros se escondieron en una sala de conferencias durante una hora mientras un empleado llamaba con frecuencia al 911 para que los pusieran al tanto de lo que estaba ocurriendo.

“Fue terrorífico”, dijo.

La policía dio pocos detalles sobre la atacante y las víctimas, salvo que lo sucedido era investigado como una disputa familiar, dijeron dos agentes enterados de la investigación a The Associated Press. Ambos solicitaron el anonimato porque no estaban autorizados a hacer declaraciones sobre la pesquisa.

Un hombre de 36 años se encontraba en estado crítico, una mujer de 32 grave y una mujer de 27 en buen estado, dijo un portavoz del Hospital General de San Francisco.

Empleados caminan por una calle cerca de la sede de YouTube en San Bruno, California, el martes 3 de abril de 2018. (AP Foto/Jeff Chiu)

Los testigos describieron su terror antes de la llegada de los agentes que encontraron una víctima cerca de un acceso frontal y minutos después a la atacante al parecer con una herida de bala que ella se hizo, señaló el jefe de la policía de Bruno, Ed Barberini.

Dos víctimas más fueron ubicadas después en un comercio contiguo, agregó. Barberini dijo inicialmente que cuatro personas estaban heridas de bala pero después aclaró que una cuarta persona se ahbía lesionado un tobillo.

Zach Vorhies, ingeniero de software de 37 años en YouTube, dijo que estaba en su escritorio en la segunda planta cuando se activó la alarma contra incendios. Se subió a su patineta y se acercó al patio, donde vio a la agresora mientras gritaba: “Vengan a mí”, o “vengan por mí”. Vorhies también vio a una persona tirada cerca con una mancha roja en su estómago que parecía herida de bala. Dijo que cayó en la cuenta que había un atacante armado activo cuando un agente con un fusil de asalto ingresó por la puerta de seguridad. Vorhies señaló que el público puede ingresar en el patio donde había visto a la atacante durante el horario de trabajo.

Michael Finney, supervisor de 21 años en el establecimiento Carl’s Jr., situado frente al complejo, dijo que al salir del baño vio a una mujer en una cabina telefónica que sangraba de una pantorrilla. Dos amigos intentaban detener la hemorragia con un torniquete que habían hecho con una sudadera de la víctima, pero no daba resultado, afirmó al periódico San Jose Mercury News.

“Todo mundo pensaba quÉ hacer”, señaló Finney. “Yo intentaba mantenerme tranquilo y ver que podía hacer. Todos estaban conmocionados”.

Google, propietario de YouTube, el mayor sitio de videos en internet del mundo, dijo que el cuerpo de seguridad de la compañía trabajaba con la policía para evacuar edificios y hacía todo a su alcance para apoyar a las víctimas y sus familias.

La sede cuenta con más de mil ingenieros y otros empleados en varios edificios. Construidas a finales de la década de los 1990 para la tienda de ropa Gap, las instalaciones al sur de San Francisco son conocidas por sus techos inclinados cubiertos de céspedes nativos.

En el interior, Google instaló hace varios años en sus oficinas su famoso tobogán rojo de tres carriles para que los empleados se trasladen rápidamente de un nivel a otro.

“Hoy se siente que toda la comunidad de YouTube, todos los empleados, fueron víctimas de este crimen”, dijo Chris Dale, un portavoz de YouTube. “Nuestros corazones están con todas las personas que sufrieron”.

La Casa Blanca y el presidente Donald Trump fueron informados sobre el incidente y que funcionarios seguían de cerca los acontecimientos.