3 científicos premiados por terapia para el cáncer

PORTADA – Foto sin fecha distribuida por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, del doctor Steven A. Rosenberg, uno de los tres médicos premiados por su trabajo en inmunoterapia del cáncer. (Center for Cancer Research, National Cancer Institute via AP)

Associated Press

ALBANY, Nueva York — Tumores antes considerados intratables desaparecen, y gente a la que se les pronosticaba semanas de vida ahora sobreviven durante décadas gracias a las nuevas terapias derivadas del trabajo de tres científicos que han sido galardonados con un premio de 500,000 dólares.

Los ganadores del premio anual Albany Medical Center de Medicina e Investigación Biomédica, anunciados el miércoles, realizaron estudios del sistema inmunitario de los que han derivado tratamientos innovadores para cáncer, VIH y otras enfermedades.

Son ellos los doctores James Allison, de la Universidad de Texas; Carl June de la Facultad de Medicina Perelman, Universidad de Pennsylvania, y Steven Rosenberg del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. Recibirán su premio el 26 de septiembre en Albany, Nueva York.

“Sus investigaciones han dado esperanzas a muchos que de otro modo enfrentaban una pena de muerte segura, y han inspirado a cientos de investigadores en busca de nuevos caminos para el tratamiento”, dijo el decano del Colegio Médico de Albany, doctor Vincent Verdile. “Su impacto sobre el desarrollo de la inmunoterapia para el cáncer, y el camino a seguir, no tiene igual”.

La inmunoterapia utiliza el poder del sistema inmunitario para atacar las células y tumores cancerosos. En la década de 1980, Rosenberg formuló la hipótesis de que la estimulación de las llamadas células T provocaría reacciones del sistema inmunitario. De su trabajo derivó la primera droga inmunoterapéutica para el cáncer aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) en 1992.

El ex presidente Jimmy Carter atribuyó a la nueva droga inmunoterapéutica Keytruda la reducción de sus tumores cerebrales en 2015. La droga, desarrollada mediante un enfoque propuesto por Allison, es parte de una nueva clase de medicamentos genéticamente diseñados basados en los anticuerpos que están transformando el tratamiento para diversos tipos de cáncer con drogas que suelen ser menos tóxicas que la quimioterapia.

June ha realizado precursores en el desarrollo de terapias de células CAR-T, que alteran las células sanguíneas del paciente para transformarlas en matadoras especializadas de cáncer. La terapia con CAR-T es la primera céluloterapia personalizada para el cáncer aprobada por la FDA para el tratamiento de leucemia en niños y adultos jóvenes.