Por LOLITA C. BALDOR, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Las fuerzas estadounidenses apostadas en la frontera con México empezarán a partir durante la semana, pero unos 3,000 efectivos permanecerán allí durante las fiestas de fin de año, informaron funcionarios del gobierno el lunes.

Unos 4,500 efectivos se encuentran desde hace algunas semanas en la frontera, donde instalan alambradas y protegen a los agentes de la patrulla fronteriza en California, Arizona y Texas.

El presidente Donald Trump envió las tropas en respuesta a una caravana de migrantes centroamericanos que se acercaban a la frontera. El número de migrantes ha disminuido y las alambradas están instaladas en buena medida.

Los funcionarios dijeron que ha disminuido la necesidad de ingenieros de combate y tripulaciones de helicópteros de transporte. Pero muchos efectivos de la policía militar permanecerán en la frontera.

Los funcionarios hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizados a informar públicamente.