Por DAVID PORTER y CLAUDIA LAUER, Associated Press

NEWARK, Nueva Jersey — Las cinco diócesis católicas de Nueva Jersey identificaron el miércoles a más de 180 sacerdotes acusados creíblemente de abusar sexualmente de menores de edad a lo largo de varias décadas.

La decisión surge luego que el año pasado un jurado investigador de Pensilvania detalló casos de abusos allí, y más de una veintena de estados en consecuencia han nombrado a los curas denunciados.

Los acusados en Nueva Jersey eran curas y diáconos de las diócesis de Camden, Trenton, Metuchen y Paterson, y de la arquidiócesis de Newark. Muchos de los mencionados ya han fallecido y otros ya no son parte del clero.

El cardenal Joseph Tobin, arzobispo de Newark, que nombró a 63 antiguos curas, dijo en un comunicado que esperaba que la divulgación de los nombres “traiga consuelo a aquellas personas cuyas vidas han sido profundamente ultrajadas”.

La diócesis de Camden mencionó a 56 sacerdotes y un diácono; la de Trenton, 30 sacerdotes; la de Paterson 28 y la de Metuchen nueve, aparte de otros dos que están siendo investigados por las autoridades civiles.

El fiscal general de Nueva Jersey Gurbir Grewal creó una comisión a fines del año pasado para investigar casos de abusos sexuales por parte de curas en el estado, poco después de que un jurado investigador en Pensilvania elaboró un informe que identificó a más de 300 curas abusadores y más de 1,000 víctimas en ese estado.

“Si bien este es un paso positivo hacia la transparencia y la rendición de cuentas, espero que este espíritu de apertura continúe a lo largo de nuestra investigación y en las respuestas a nuestros pedidos de registros e información”, dijo Grewal en un comunicado el miércoles.

En la lista está Theodore McCarrick, ex arzobispo de Newark que fue arzobispo de Washington, D.C. entre el 2000 y el 2006, y que fue expulsado del clero en junio.

Varios curas que sirvieron a la arquidiócesis de Newark han sido acusados de abusar de niños que eran Boy Scouts, según versiones publicadas. Otros de los identificados han sido arrestados o convictos o se han declarado culpables y han regresado al clero tras un período condicional o tras tratamiento, según registros del tribunal y reportes publicados.

Las listas publicadas el miércoles provienen de versiones difundidas anteriormente. No incluyen detalles específicos de cada denuncia, ni de cuándo ocurrió cada incidente denunciado.