"Dark Phoenix" (2019)

Cada héroe tiene un lado oscuro

“Dark Phoenix” ★✰✰✰✰

Por ABEL ZAVALA, La Mega Nota

AZavala@LaMegaMedia.com

CINCINNATI, Ohio – “Siempre lo sientes y siempre hay un discurso. Pero a nadie le importa más”.

Esta frase de Erik Lehnsherr/Magneto (Michael Fassbender) al profesor Charles Xavier (James McAvoy) en “Dark Phoenix” explica perfectamente el final de esta serie de los X-Men que lleva casi dos siglos.

Imagen muestra a Tye Sheridan, James McAvoy, Kodi Smit-McPhee, and Alexandra Shipp en una escena de “Dark Phoenix”. (Twentieth Century Fox)

Y que des fortuna que así termine el mundo de los X-Men con una de las películas más monótonas.

¡Así es!

El mundo cinematográfico de los X-Men se acabó ya que Disney ha comprado a Fox, quien tenía los derechos de los mutantes para la pantalla grande.

Quizás Disney pueda darles esa magia y esa chispa a estos personajes tan disparejos, algo que por lo general no le ha faltado al universo de los Avengers.

“Dark Phoenix” recuenta la historia de cómo Jean Grey se convierte en una de las mutantes más poderosas del mundo.

Recordemos que esta historia del fénix ya se contó en “X-Men: The Last Stand” (2006), la tercera entrega original y, en aquel tiempo, la peor criticada.

En comparación a “Dark Phoenix”, X-Men: The Last Stand” es una obra maestra.

A causa de los eventos de “X-Men: Days of Future Past” (2014), mucho de lo que pasó en el mundo de los X-Men se borró.

En esta historia, los X-Men comienzan con una misión en el espacio.

Los X-Men se encuentren con algo jamás visto, algo que consideran ser una llamarada solar, que está causando el descontrol de la nave que fueron a rescatar.

Pero esta llamarada solar resulta ser una especie de fuerza interestelar que se apodera de Jean Grey (Sophie Turner).

El efecto cósmico hace que Jean desate sus poderes a lo máximo y se aparte del grupo.

Imagen muestra a Sophie Turner en una escena de “Dark Phoenix”. (Twentieth Century Fox)

Va en busca de su padre -a quien creía muerto- gracias a la ayuda que le brindó el profesor Xavier, y después de su primer encuentro con sus colegas, pide el apoyo de Magneto.

Mientras tanto, el resto del grupo le explica al profesor Xavier del error que cometió al esconderle el pasado a Jean.

Ese rencor que Jean tenía desde niña ahora emerge con toda fuerza, convirtiéndola en uno de los seres más poderosos; capaz de construir mundos, pero también más peligrosos; capaz de destruir vidas.

Eso le explica Vuk (Jessica Chastain) a Jean.

Vuk, un extraterrestre que se ha apoderado del cuerpo que reside, iba en busca de esta fuerza espacial en la misión inicial de los X-Men.

Ahora Vuk, quien se ha reunido con otros extraterrestres en la Tierra, quiere destruir a la humanidad para que su raza vuelva a tener vida después de la destrucción de su mundo a causa de…esta fuerza cósmica.

Quizás con la excepción de la escena -al principio donde el equipo rescata a los de la nave en el espacio-  no hubo nada que me sorprendiera, me hiciera sentir alegría o tristeza por cualquiera de los personajes.

Incluso, últimamente, a la mayoría de los villanos se les humaniza tanto que sentimos empatía hacia ellos. Puede que no estemos de acuerdo con las decisiones que tomen, pero entendemos.

¡Ese no fue el caso de Vuk o de sus compañeros!

En “Dark Phoenix” todo mundo parecía estar aburrido.

Quizás ya se hartaron de la franquicia (a pesar de que este elenco lleve menos de la mitad de la serie bajo ellos) o quizás se sintieron obligados a terminar esta saga, pero en las casi dos horas que estuve en la sala de cine, me sentí igual de aburrido que ellos.

¡Fueron dos horas de emociones vacías!

Qué lástima que así termine la era de los X-Men con una aventura sin vida y aburrida, que se siente más como un deber versus un adiós emocional a personajes icónicos.

“Dark Phoenix”, protagonizada por James McAvoy, Michael Fassbender y Sophie Turner, estrenó el 7 de junio de 2019. Clasificada PG-13 por secuencias intensas de violencia y acción de ciencia ficción.

Share this: