Carrie Underwood dice que tuvo 3 abortos naturales en 2 años

PORTADA – En esta foto del 22 de junio del 2018, Carrie Underwood asiste a la ceremonia de los premios Radio Disney a la Música en Los Angeles. Underwood dice que recurrió a Dios tras sufrir tres abortos naturales en dos años. La cantante actualmente espera a su segundo hijo. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP, Archivo)

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — Carrie Underwood, quien está esperando a su segundo hijo, dice que recurrió a Dios tras haber sufrido tres abortos naturales en dos años.

La cantante country de 35 años dijo a “CBS Sunday Morning” que quedó embarazada a principios del 2017 y “no funcionó”. Tuvo una segunda pérdida ese mismo año y una tercera en el 2018.

Underwood dijo que temía enojarse porque tiene un esposo maravilloso, el jugador de hockey Mike Fisher, y un hijo increíble, Isaiah, de 3 años.

Dijo que se enfadó cuando pensó que estaba sufriendo un cuarto aborto y “le dije a Dios cómo me sentía”. Fue al médico y le confirmaron que todo estaba bien. Dios la escuchó, expresó.

Underwood planea salir de gira el próximo año y espera hacerlo con su nuevo bebé. Dijo que “las cosas parecen andar mejor”.

Activistas proaborto se preparan para restricciones en EEUU

PORTADA – En esta imagen de archivo, tomada el 9 de julio de 2018, manifestantes participan en una concentración ante la Corte Suprema en Washington, después de que el presidente Donald Trump anunció a Brett Kavanaugh como su candidato a tribunal. (AP Foto/Cliff Owen, archivo)

DAVID CRARY,  Associated Press

NUEVA YORK, Nueva York — Defensores del derecho al aborto intensificaban sus esfuerzos para que las mujeres puedan interrumpir el embarazo en medio de la esperada nueva ola de restricciones estatales derivada de la reconfiguración de la Corte Suprema de Estados Unidos.

Entre estos esfuerzos se incluye el aumento de la ayuda financiera a las mujeres que tengan que recorrer grandes distancias para hacerlo y crear conciencia sobre la peligrosidad de los abortos caseros.

Esta sensación de urgencia parte de la retirada del juez de la Corte Suprema Anthony Kennedy y de la nominación de Brett Kavanaugh. En algunas ocasiones, Kennedy emitió un voto decisivo en favor del derecho al aborto, y los activistas temen que su reemplazo conceda a la corte una mayoría antiabortista.

Los activistas anticipan nuevos límites al acceso al aborto en los estados republicanos que están envalentonados ante la perspectiva de una Corte Suprema más conservadora.

Republicanos de Ohio proponen prohibir todo tipo de abortos

COLUMBUS, Ohio (AP) — Todos los abortos estarían prohibidos en Ohio bajo una propuesta de ley introducida por legisladores estatales republicanos. El proyecto prohibiría abortar en casos de violación, incesto o cuando está en riesgo la vida de la mujer.

También permitiría presentar cargos criminales contra mujeres que buscan interrumpir su embarazo y calificaría a un “humano nonato” como persona bajo el código criminal relacionado con homicidios de Ohio, informó el portal Cleveland.com.

El grupo de planificación familiar NARAL Pro-Choice Ohio criticó la propuesta al argumentar que permitiría que los médicos enfrentarán cargos de homicidio sancionables con prisión o pena de muerte.

Los legisladores Ron Hood, de Ashville, y Nino Vitale, de Urbana, patrocinaron la medida que fue firmada por más republicanos de la Cámara de Representantes.

En años recientes, Ohio ha aumentado las restricciones al aborto. La semana pasada, un juez puso en pausa la prohibición a abortar por diagnóstico de síndrome de Down.

Ohio: Apelan ley de abortos relacionados a síndrome de Down

Por JULIE CARR SMYTH

COLUMBUS, Ohio(AP) — La Unión Americana de Libertades Civiles en Ohio interpuso el jueves una demanda para impugnar una ley estatal que prohíbe que los doctores realicen abortos en base a diagnósticos de síndrome de Down.

La querella fue presentada en contra del Departamento de Salud del estado y la junta estatal médica a nombre de Planned Parenthood y varios profesionales que ofrecen servicios de aborto. Califica a la ley del 2017 como “el último esfuerzo de Ohio para evitar que las mujeres ejerzan su derecho constitucional al aborto” e impide que quienes prestan este servicio “ofrezcan el cuidado médico apropiado, libre de críticas”.

“Todo lo que hace es pasar el poder de decisión médico y personal del paciente a la legislatura, en violación de la constitución estadounidense”, reza la demanda.

La ley, promulgada en diciembre por el gobernador republicano John Kasich, establece como crimen la acción de doctores que ponen fin a embarazos en base a un diagnóstico de síndrome de Down, una anormalidad genética que causa atrasos de desarrollo y afecciones médicas como males cardiacos y respiratorios y problemas auditivos.

La ley convierte a los abortos realizados en estos casos como delitos graves en cuarto grado y pide que la junta estatal médica revoque la licencia del médico que realizó el aborto si es que se le declara culpable.

La medida fue defendida por Ohio Right to Life, la organización antiaborto más antigua del estado, que argumentó que evitará discriminación en base a desinformación.

Dakota del Norte e Indiana promulgaron leyes parecidas antes que Ohio.

La ley de Indiana, promulgada en el 2016, fue bloqueada por un juez federal, quien dijo que el estado no tiene derecho a limitar las razones que las mujeres tienen para poner fin a sus embarazos. El estado ha apelado.

La ley de Dakota del Norte entró en efecto en el 2013 y no ha sido apelada. La única clínica de aborto en el estado, en Fargo, dice que el asunto no ha surgido conforme a su política de no realizar abortos después de 16 semanas de embarazo.

Una medida parecida a la de Ohio está avanzando en la legislatura de Utah.

Pese a objeciones de gobierno, inmigrante se somete a aborto

Por  JESSICA GRESKO y NOMAAN MERCHANT (AP)

WASHINGTON — Una inmigrante adolescente que estaba detenida en Texas abortó el miércoles, luego que una corte federal de apelaciones fallara en su favor, rechazando las objeciones del gobierno del presidente Donald Trump, dijeron sus abogados.

La joven de 17 años llevaba un mes peleando para poder interrumpir su embarazo, lo cual hizo que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentara una demanda en contra del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Esta agencia supervisa los centros de detención para menores migrantes no acompañados que ingresan a Estados Unidos de manera ilegal y había rechazado el pedido de aborto de la muchacha.

El tribunal federal de apelaciones del Distrito de Columbia allanó el camino el martes para que la joven pudiera terminar su embarazo. El nuevo dictamen ordenó al Departamento de Salud que se hiciera a un lado y permitiera que la adolescente abortara. El gobierno de Trump decidió no apelar el fallo ante la Corte Suprema.

“Hoy prevaleció la justicia para mujeres sin nombre”, dijo Brigitte Amiri, abogada de la ACLU que argumentó en favor de la muchacha ante la corte.

Los abogados de la joven no la identificaron por su nombre ni país de origen, citando asuntos de privacidad, pero han dicho que es de Centroamérica.

El fallo cayó un mes después de que la adolescente recibió la autorización de un tribunal estatal para practicarse el aborto. La joven ingresó ilegalmente a Estados Unidos en septiembre y se enteró de su estado mientras estaba retenida en Texas. Obtuvo la autorización del tribunal estatal para someterse al aborto pero las autoridades federales se negaban a trasladarla o a remitirla a otra agencia para el procedimiento.

Abogados del Departamento de Salud dijeron que ellos tienen la política de “negarse a facilitar” abortos y que entregar la custodia de la menor hubiera requerido su traslado y cuidados médicos posteriores. Abogados del gobierno dijeron que la joven podía pedir ser deportada a su país natal en vez de abortar mientras estaba bajo cuidado del gobierno federal.

Abogados de la menor dijeron que funcionarios del gobierno, de manera ilegal, estaban negando a la joven cuidado médico que ella debería de recibir, y que en vez del aborto, el centro de detención la había enviado a un centro de crisis por embarazos. Estos centros tratan de desalentar a mujeres embarazadas que quieren abortar.

Jane’s Due Process, organización de Texas que trabaja con menores que quieren abortar, dijo que ellos y otras organizaciones habían recaudado fondos para pagar la intervención médica de la muchacha.

EEUU: Tribunal despeja camino para que inmigrante aborte

Por JESSICA GRESKO (Associated Press)

WASHINGTON — Un tribunal federal de apelaciones despejó el camino el martes para que una inmigrante de 17 años que está detenida en Texas pueda someterse a un procedimiento de interrupción del embarazo.

Activistas se manifiestan afuera del Departamento de Salud y Servicios Humanos en Washington en apoyo de una embarazada de 17 años que está detenida en una instalación para menores inmigrantes en Texas, el viernes 20 de octubre de 2017. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

El Tribunal de Apelaciones para el Circuito del Distrito de Columbia falló 6-3 que se deben establecer nuevas fechas para que la adolescente pueda someterse al procedimiento. El fallo anuló uno de un panel de tres jueces de la corte de apelaciones que había bloqueado temporalmente una orden que autorizaba a la joven abortar. El fallo del martes todavía puede ser apelado ante la Corte Suprema.

Horas más tarde, en una orden por separado, una jueza indicó que la adolescente debe de ser llevada rápidamente a una clínica para que le proporcionen orientación y para que se someta al procedimiento. De acuerdo con la ley de Texas, una mujer que busque interrumpir el embarazo debe asistir a una sesión de orientación 24 horas antes del procedimiento con el mismo doctor que realizará el aborto.

La adolescente, cuyo nombre y país de origen no han sido dados a conocer públicamente debido a que es menor de edad, tiene alrededor de 15 semanas de embarazo. La joven ingresó a Estados Unidos en septiembre y supo que estaba embarazada mientras se encontraba bajo custodia federal en Texas.

Un tribunal estatal le otorgó una orden el 25 de septiembre que le autorizaba someterse a un aborto. Sin embargo, los agentes federales se han negado a trasladarla o a darle un permiso temporal para salir y que alguien la lleve a una clínica a realizarse el procedimiento.

Los abogados del Departamento de Salud y Servicios Humanos, el cual es el responsable de darle refugio a los jóvenes que ingresaron al país ilegalmente sin compañía de un adulto, han dicho que la dependencia tiene una política de “rehusarse a facilitar” los procedimientos de interrupción del embarazo y que permitirle a la adolescente someterse a uno requeriría organizar una transferencia de custodia y seguimiento médico.

Los abogados de la joven de 17 años han dicho que lo que el gobierno necesita hacer es “apartarse del camino”. Una abogada que representa a la joven dijo que ella podría llevarla a las citas que sean necesarias para el procedimiento, e indicó que el gobierno federal no tendría que cubrir los gastos.

La jueza de distrito Tanya Chutkan había ordenado el procedimiento para la semana pasada; sin embargo, el gobierno apeló y el panel de tres jueces de la corte de apelaciones bloqueó la orden que permitía el aborto.

El panel falló 2-1 el viernes que el gobierno debía tener hasta el 31 de octubre para poner a la adolescente bajo custodia de un llamado patrocinador, como puede ser algún familiar que se encuentre en Estados Unidos, para que de esa forma se pueda someter al procedimiento fuera de la custodia del gobierno.

El martes, el tribunal de apelaciones rechazó el fallo del panel y devolvió el caso a la jueza federal Chutkan, bajo el argumento de que era “la más indicada” para fijar las nuevas fechas. Chutkan respondió con una orden en la que indicó que la joven debe de ser llevada “rápido y sin demora” a la clínica para orientación y posteriormente el aborto.

La inmigrante había obtenido la autorización de Chutkan de asistir a la sesión de orientación la semana pasada.

Sin embargo, Susan Hays, directora del grupo Jane’s Due Process, el cual ayuda a la adolescente para poder someterse al procedimiento, dijo que la joven probablemente necesite una nueva sesión de orientación con el doctor que le realizaría el aborto. Esa sesión será programada el mismo martes por la tarde, y el aborto se realizaría el miércoles, dijo Hays.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos no hecho comentarios sobre el fallo. El Departamento de Justicia dijo que estaba revisando la orden y declinó hablar sobre el tema.

EEUU: Legislador renuncia tras pedir a amante que abortara

Por ANDREW TAYLOR y MARC LEVY (Associated Press)

En esta foto del 17 de marzo de 2017, el congresista republicano Tim Murphy, de Pennsylvania, centro, ofrece comentarios mientras los republicanos en la Cámara de Representantes buscan unidad del partido en torno a la nueva ley de salud, en el Capitolio, en Washington. (AP Foto/J. Scott Applewhite, archivo)

WASHINGTON — El republicano Tim Murphy, un legislador de Pensilvania que presuntamente exhortó a su amante a practicarse un aborto al creer que ella estaba embarazada aunque públicamente pregona una postura antiaborto, planea renunciar al Congreso.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, anunció el jueves que Murphy piensa dejar el Congreso a partir del 21 de octubre. La decisión se da a conocer menos de 24 horas después que Murphy indicara que se retiraría al final de su periodo el año próximo.

“Fue decisión del doctor Murphy darle vuelta a la página de su vida, y yo lo apoyo”, declaró Ryan en un comunicado. “Le agradecemos por tantos años de incansable labor en asuntos de salud mental aquí en el Congreso y su servicio al país como un oficial reserva naval”.

La caída de Murphy fue muy rápida, en cuestión de días, luego que el periódico Pittsburgh Post-Gazette publicara mensajes de texto entre el congresista casado y Shannon Edwards.

En un mensaje del 25 de enero, Edwards dice al legislador que no tuvo “problemas al publicar tu postura antiaborto por todos lados cuando al mismo tiempo no tuviste problemas en pedirme que abortara nuestro hijo nonato apenas la semana pasada cuando creíamos que esa era una de las opciones”, de acuerdo con el diario.

Una respuesta enviada desde el número de Murphy decía que su personal era responsable de sus mensajes antiaborto.

“Yo nunca los he escrito. El personal lo hace por mí. Yo los leo y me avergüenzo. Le he dicho al personal que ya no los sigan escribiendo”.

Edwards, a fin de cuentas, no estaba embarazada. Murphy reconoció recientemente su relación con Edwards, que salió a la luz como resultado de los procedimientos del divorcio de la ella.

La revelación del periódico surge al tiempo que la Cámara de Representantes aprobó el martes la legislación republicana que convertiría en delito practicarse un aborto después de 20 semanas de gestación.