La Mega 1 – la aplicación oficial de La Mega

Con la aplicación oficial de La Mega, ustedes podrán mantenerse informados, escuchar nuestras estaciones hermanas, participar en promociones y más. 

¿Pero como pueden descargar La Mega 1 y ser un usuario registrado?  Los guiamos para que ustedes puedan aprovechar de todo lo que les ofrece La Mega 1.

Descargar La Mega 1:

La Mega 1 es una aplicación gratis que pueden descargar a través de Google Play si su teléfono móvil es Android o a través del App Store de Apple si su teléfono móvil es iPhone.

Al abrir Google Play o el App Store, en la barra de búsqueda, escriben “La Mega 1”.  Recuerden descargar la aplicación La Mega 1 de IMGBAT, Ltd.

La imagen a la izquierda demuestra La Mega 1 en Google Play para usuarios de teléfonos Android. La imagen a la derecha demuestra La Mega 1 en el App Store de Apple para usuarios de teléfonos iPhone.

Página Principal:

En la página principal de La Mega 1 van a ver inmediatamente lo mas usado.  Podrán escuchar las estaciones de La Mega, buscar empleo, y leer noticias.  Además, van a ver las noticias mas actuales ya publicadas y van a ver algunas de las promociones que les trae La Mega.

En la pagina principal de La Mega 1 está el menú para poder ver todo lo que les ofrece La Mega 1. Denle clic en las tres rayitas arriba en la esquina a la izquierda para ver el menú completo.

Como registrarse como usuario de La Mega 1:

Para registrarse como usuario de La Mega 1:

  1. Seleccionen el menú,
  2. Seleccionen “PERFIL/PROFILE”,
  3. Seleccionen “Not yet registered? Sign up”.

Eso los lleva a una pagina que dice en letras grandes “Sign Up”.  Ingresen su nombre (“name”), correo electrónico (“Email”) y una contraseña (“Password”).  Denle clic en “Register”. 

Tienen también la opción de seleccionar Facebook o Twitter, y con sus datos de esas redes sociales, se pueden registrar.

Si ya se registraron como usuarios, ingresen su nombre de usuario (“Login”) y su contraseña (“Password”) con lo que registraron.  También tienen la opción de ingresar a través de su cuenta de Facebook o de Twitter.

La imagen a la izquierda demuestra la pagina para ingresar o para registrarse con La Mega 1. Seleccionen “Not yet registered? Sign Up” para registrarse con La Mega 1. La imagen a la derecha demuestra la siguiente pagina para registrarse, donde entraran sus datos.

Después de poner sus datos y darle clic en “Register”, seleccionen “EDIT YOUR PROFILE” para agregar datos adicionales, como su foto, su nombre completo, teléfono, correo electrónico, etc.  Al terminar, denle clic en “Save” (hacia arriba, a la derecha) para guardar sus datos. 

Al actualizar todo, pueden ver todo lo que agregaron en “MY INFORMATION”.

¡Listo!  Ya son usuarios registrados de La Mega 1.

La primera imagen (izq.) demuestra un perfil vacío. Seleccionen “Edit Your Profile” para actualizar sus datos.
La segunda imagen (centro) demuestra la página donde agregaran su foto y sus datos. Denle “Save” para guardar sus datos.
La tercera imagen (der.) demuestra su perfil con sus datos registrados.

Escuchen La Mega y manténganse informados:

Con La Mega 1, ustedes podrán escuchar a nuestras estaciones de La Mega en Cincinnati, Columbus y Cleveland. 

Vayan al menú, seleccionen “MÚSICA” y podrán escuchar la estación de su preferencia.

La Mega 1 también les trae noticias locales, naciones e internacionales.  La pagina principal les trae las noticias de nueva a vieja, pero si hay alguna noticia que se perdieron, vayan al menú, seleccionen “NOTICIAS”, y seleccionen su región o “All” para ver todas las noticias publicadas. 

En PDF (la última opción en “NOTICIAS”) les trae La Jornada Latina.

Notificaciones:

No olviden prender sus notificaciones, así no se perderán lo mas importante en promociones, noticias importantes y más.

Para prender sus notificaciones, vayan al menú, seleccionen “SETTINGS”, y asegúrense que este marcado en “Allow notifications”.

Aplicaciones telefónicas facilitan relación médico-paciente

Por CARLA K. JOHNSON

SEATTLE, Washington (AP) — Tómese dos pastillas y un selfie. La recomendación del médico podría incluir pronto un video telefónico para asegurarse de que el paciente se toma sus medicinas.

Ya hay disponibles aplicaciones telefónicas que vigilan la ingesta de medicinas y se está investigando qué tan bien funcionan. Los expertos elogian su eficacia, pero algunos dicen que el método plantea inquietudes en torno a la privacidad y la recopilación de información.

Las aplicaciones funcionan así: Abra la aplicación en su teléfono, muestre sus pastillas, póngaselas en la boca y trágueselas. No se olvide de mostrar que no queda nada en la boca. Luego envíe el video con la prueba de que tomó las pastillas a la oficina de su médico.

Hay quienes dicen que esta tecnología aborda un problema grave: Los pacientes no toman la mitad de las medicinas recetadas para problemas crónicos por el costo, las reacciones o porque se olvidan.

En temas como la adicción a los opioides si alguien se saltea una dosis, corre peligro de sufrir una recaída. El Instituto Nacional para el Abuso de Drogas está financiando investigaciones para adaptar las aplicaciones a esos pacientes y ver si las usan.

“Si los pacientes responden, les podemos dar tratamiento por más tiempo”, comentó la investigadora Judith Tsui, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, con sede en Seattle.

El paso siguiente es comparar un grupo de pacientes que usan la aplicación llamada emocha con otros que no la usan y ver si hay diferencias.

Las aplicaciones hacen algo más que asegurarse de que el paciente toma la medicina.

En un centro de tratamientos de Tennessee, algunos adictos a los opioides ya están usando la aplicación para enviar selfies con sus dosis diarias y responder preguntas sobre su estado.

“Cada vez que se comunican, nos permiten recoger información. ¿Sienten fuertes deseos de ingerir algo? ¿Tienen tendencias suicidas?”, explicó Scott Olson, CEP de Pathway Healthcare, firma de Dallas que ensaya la aplicación en Jackson, Tennessee. “Una llamada de un consejero podría prevenir una recaída”.

La idea de observar a un paciente tomando sus medicinas surgió cuando los médicos buscaron formas de asegurarse de que los pacientes con tuberculosos las ingerían. Si no lo hacen con esta enfermedad particular, su estado se agrava y pueden desarrollar resistencias a la medicina.

Tomar varias pastillas a diario no es sencillo, por lo que los médicos enviaban trabajadores a las casas y los sitios de trabajo de los pacientes y los veían tomar sus dosis. Hoy, muchos pacientes prefieren ser vigilados de lejos. Las enfermeras también.

Una de ellas, Peggy Cooley, dice que lleva años usando Skype para asegurarse de que sus pacientes toman las medicinas para la tuberculosis.

“Con una llamada de dos minutos conseguimos lo que antes tomaba una hora”, dijo Cooley, quien trabaja con el Departamento de Salud del condado de Tacoma-Pierce del estado de Washington.

A algunos expertos les preocupa el tema de la privacidad y el robo de información.

“Eso es lo más inquietante”, manifestó Carolyn Neuhaus, especialista en la ética de la medicina del Centro Hastings de Nueva York. “Puede haber programas en los que los beneficios están vinculados con el cumplimiento de las recomendaciones médicas y que aseguradoras digan ‘no seguiremos pagando por la medicina amenos a menos que la ingiera como se le indica”.

China y la India también buscan métodos de asegurarse de que los pacientes toman sus medicinas. En China tienen un instrumento que les recuerda a los pacientes que deben tomar sus pastillas y que almacena información, mientras que en la India venden pastillas en envases que tienen varios números telefónicos a los que hay que llamar cuando el paciente toma su medicina.

Amoblado de un ambiente: Aplicaciones al rescate

Por KATHERINE ROTH

Decidir cómo distribuir los muebles de la casa, o las plantas del jardín, requería un lápiz, papel cuadriculado, una cinta de medir y mucha imaginación.

El proceso, sin embargo, se ha simplificado mucho gracias a la aparición de numerosas aplicaciones diseñadas para resolver ese tipo de dilemas.

Las compañías de muebles, los diseñadores de interiores e incluso los jardineros están ofreciendo una nueva generación de aplicaciones y de programas de internet que facilitan el trabajo tanto de novatos como de profesionales, a menudo usando tecnología de realidad virtual y realidad aumentada.

“Son aplicaciones que generan ideas, seleccionan los materiales y te dice dónde conseguirlos para proyectos de entrecasa”, afirma Margaret Mayfield, arquitecta de Los Osos, California. “Y son muy útiles para trasmitir las ideas a los contratistas y los arquitectos”.

La tecnología la permite a uno ver qué tipo de muebles pueden quedar bien en su casa antes de que los compre, usando la cámara de su teléfono, por ejemplo, evitándole tener que devolver muebles que no encajaron bien.

Las aplicaciones de diseño no son solo para interiores. Hay unas que ayudan a decidir qué plantas quedan bien en el jardín, y en qué sitio.

Una de las aplicaciones más populares es Houzz, usada por 40 millones de personas de todo el mundo por mes, de acuerdo con Liza Housman, vicepresidenta de la empresa. Incluye un enorme banco de datos con fotos que se pueden buscar por estilo, país o color, por ejemplo.

El portal “Visual Match” le permite a uno encargar muebles y otros productos iguales o parecidos a los de fotos. Y ofrecen la posibilidad de que un amigo ayude a decidir usando la opción “Invite a un colaborador”. También facilita el contacto con diseñadores, arquitectos y jardineros de la zona.

“View in My Room 3D”, por su parte, permite fotografiar un ambiente con el teléfono y luego, usando tecnología de realidad aumentada, acomodar determinados muebles en la sala para ver cómo queda.

Para el jardín, Houzz tiene artículos y consejos de profesionales y un foro en el que los jardineros aportan sugerencias.

Otro portal, iScape, ayuda a visualizar el jardín, almacenar y compartir idea, y comprar productos para el jardín.

Como con toda tecnología, a veces aprender a usar las aplicaciones es algo tan problemático que la gente prefiere volver al lápiz y el papel. Los profesionales, por su parte, dicen que si hay un trabajo grande, es mejor contratar a especialistas.

Y no se sorprenda si el jardinero o el diseñador saca su teléfono y consulta una aplicación.

Matt McMillan, jardinero de Pound Ridge, Nueva York, dice que “a menudo consulto con la aplicación Merlin de Cornell Lab of Ornithology. También tengo libélulas, mariposas y hongos. No puedo vivir sin la aplicación de ‘Toolbox’, sobre todo su compás”.