EEUU: Empresas advierten de aumento de precios por aranceles

Empresas advierten de aumento de precios por aranceles

Presidente y director general de Ford Jim Hackett durante un evento en Detroit el 14 de enero de 2018. (AP Foto/Carlos Osorio, Archivo)

Por TOM KRISHER y JOSH BOAK,  Associated Press

DETROIT, Michigan — Desde Ford hasta Walmart, pasando por Procter & Gamble, un creciente número de emblemáticas empresas estadounidenses han advertido que los aranceles impuestos por el gobierno del presidente Donald Trump están aumentando sus costos y los precios de sus productos.

Jim Hackett, director general de Ford, el segundo fabricante de autos más grande de Estados Unidos, dijo el miércoles que los aranceles que impuso el gobierno de Trump a las importaciones de acero y aluminio le costarán a Ford 1,000 millones de dólares hasta el 2019.

Asimismo, Walmart, el minorista más grande de Estados Unidos, ha dicho al gobierno que la última ronda de gravámenes impuestos por Trump –a importaciones chinas por un valor de 200,000 millones de dólares– podría aumentar los precios al cliente. Walmart mencionó específicamente una gama de productos, desde asientos para autos, cunas y mochilas hasta gorras, productos para mascotas y bicicletas.

Procter & Gamble, una inmensa empresa de productos para el consumidor, ha advertido tanto sobre el potencial aumento de precios como sobre la pérdida de trabajos como resultado de los aranceles.

Entre tanto, tomar Coca-Cola cuesta más debido a los aranceles de Trump. Macy’s, también, ha advertido que es probable que sus precios aumenten. Gap ha hecho lo mismo.

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell habló sobre el asunto en una conferencia de prensa después de que la Fed anunció su último aumento a la tasa de interés. Cuando se le preguntó sobre que los aranceles de Trump aumentarán los precios para los consumidores estadounidenses, Powell respondió que los funcionarios de la Fed están escuchando lo que los negocios tienen que decir sobre los próximos aumentos de costos.

“Todavía no lo vemos”, dijo el presidente, refiriéndose a la información que la Fed estudia.

Pero, reconoció Powell, “los aranceles podrían sentar las bases para que compañías suban sus precios en un mundo donde han estado renuentes y no podían subir sus precios”.

En la conferencia de prensa que dio el miércoles en Nueva York, Trump rechazó la idea de que sus aranceles representen una amenaza económica y repitió las afirmaciones que su gobierno ha hecho de que los consumidores apenas se darían cuenta de los nuevos impuestos.

“No ha afectado… a nuestra economía”, dijo el presidente tras reunirse con líderes de otras naciones en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Hackett, en una entrevista televisiva difundida el miércoles, reveló que los aranceles a las importaciones y acero impuestos por Trump costarían 1.000 millones a Ford. Agregó que dicha cifra es para el periodo anual desde marzo de este año hasta el mismo mes del 2019.

Ford compra la mayoría de sus metales a productores estadounidenses, que este año han aumentado sus precios como resultado de los aranceles a competidores extranjeros, dijo la empresa.

El jefe de Hackett, el presidente ejecutivo de la junta Bill Ford, dijo el jueves que la compañía se ha reunido con el Representante Comercial de Estados Unidos Robert Lighthizer para darle su opinión sobre las políticas comerciales.