Iglesias de NM procuran crear más albergues para migrantes

Iglesias de NM procuran crear más albergues para migrantes

En esta imagen del martes 30 de octubre de 2018 , una hondureña que busca asilo se une a cerca de dos docenas de migrantes en una oración encabezada por el reverendo George Miller en la Iglesia Metodista Unida El Calvario en Las Cruces, Nuevo México. (Josh Bachman/Las Cruces Sun-News vía AP)

LAS CRUCES, Nuevo México (AP) — Una red de iglesias en el sur de Nuevo México procura expandir el número de albergues temporales para migrantes debido a que se prevé un aumento en la demanda.

En imagen del martes 30 de octubre de 2018, el reverendo George Miller, izquierda, y voluntarios reciben a un grupo de migrantes recién llegados que piden asilo, en la Iglesia Metodista Unida El Calvario en Las Cruces, Nuevo México. (Josh Bachman/The Las Cruces Sun News vía AP)

Un proyecto de la Iglesia católica en Las Cruces que ofrece albergue a corto plazo indicó que el incremento de migrantes centroamericanos que se dirigen a la frontera con México y un reciente cambio en las prácticas federales de dar refugio a quienes solicitan asilo están saturando el número actual de albergues, según publicó el diario Las Cruces Sun-News.

El coordinador del Project Oak Tree, Leonel Briseno, dijo que los responsables del proyecto pretenden expandir la cantidad de templos que podrían ofrecer refugio de manera temporal.

La iglesia Santa Genoveva y la iglesia de Nuestra Señora de la Salud, ambas católicas y en el centro de Las Cruces, planean abrir albergues, añadió. Varios templos metodistas y luteranos también han empezado a abrirlos.

En la Iglesia Metodista Unida El Calvario, el reverendo George Miller recibió a un grupo de migrantes que recientemente fueron llevados a la iglesia en autobús. El grupo está conformado por 23 mujeres, hombres y niños _todos centroamericanos_ que querían pasar al menos una noche en el lugar y posiblemente un par de días más.

“Las personas que estamos albergando son refugiados”, explicó. “Llegaron a la frontera y presentaron una solicitud legalmente. Huyen de la persecución y la violencia, y el gobierno federal nos los asigna”.

El proceso de alimentar, albergar y coordinar el viaje a través del país para un grupo de extraños cuyos países de origen se encuentran a miles de kilómetros de distancia está plagado de retos logísticos, dijeron los organizadores al periódico. Los voluntarios se han estado preparando durante horas para recibir a los migrantes que llegan a la iglesia cada semana.

En la cocina cercana, los voluntarios preparan arroz, frijoles, pollo y tortillas de maíz listos para servir.

No todos los refugiados centroamericanos hablan español. En ocasiones se recibe a indígenas que hablan muy poco o nada de español, y se comunican en sus propias lenguas.

Los migrantes se dirigen a ciudades en Estados Unidos donde viven las familias que fungen como sus patrocinadores legales; la mayoría de las veces se trata de un pariente que ya vive en territorio estadounidense. Una vez que llegan ahí, están obligados a presentarse a una audiencia en un tribunal de inmigración federal como parte del proceso de sus casos de asilo.

Para cuando los migrantes llegan a la Iglesia Metodista El Calvario y otros refugios temporales, las fechas de las audiencias ya han sido establecidas. Por ello, es crucial planear el traslado de esos migrantes desde Las Cruces lo más pronto posible, de acuerdo con los voluntarios.

Anselmo Delgado, coordinador de voluntarios de la iglesia El Calvario, sostuvo que siempre está al pendiente de las personas que son extremadamente retraídas porque algunas de ellas han sufrido maltrato durante sus travesías.

Aproximadamente 35 voluntarios ayudan a operar cada semana el albergue de corto plazo de El Calvario.

Delgado se dijo orgulloso del esfuerzo que hace el templo por ayudar a los migrantes.

“Esta debe ser la iglesia más pequeña con el corazón más grande en Las Cruces”, aseveró.