Mayweather descarta pelea recién anunciada en Japón

Mayweather descarta pelea recién anunciada en Japón

El exboxeador Floyd Mayweather, izquierda, estrecha la mano del japonés experto en kickboxing Tenshin Nasukawa durante una conferencia de prensa en Tokio, el lunes 5 de noviembre de 2018. (Katsuya Miyagawa/Kyodo News via AP)

TOKIO, Japón (AP) — Floyd Mayweather Jr descartó una pelea recién anunciada contra el japonés Tenshin Nasukawa, experto en kickboxing, y afirmó que un grupo de promotores quiso sorprenderlo para realizar el combate en la noche de Año Nuevo.

ARCHIVO – Mayweather Enfrentará A Japonés En Artes Marciales Mixtas

“Primero que nada, quiero aclarar que yo, Floyd Mayweather, jamás acordé oficialmente una pelea con Tenshin Nasukawa”, señaló el boxeador.

Mayweather asistió el lunes a una conferencia de prensa en Tokio, en la que se anunció el combate del 31 de diciembre frente a Nasukawa, de 20 años.

“Una vez que llegué a la conferencia de prensa, mi equipo y yo fuimos sorprendidos absolutamente por la nueva dirección que este evento tomaba, y debimos ponerle un alto de inmediato”, publicó Mayweather en la red social Instagram. “Quiero disculparme sinceramente con mis fanáticos por la información engañosa que se anunció durante esta conferencia de prensa, y puedo asegurarles que yo también fui completamente sorprendido por los arreglos que se hacían sin mi consentimiento ni aprobación”.

Mayweather, de 41 años, tiene una foja de 50-0 en su carrera como boxeador. Jamás ha peleado profesionalmente bajo las reglas de las artes marciales mixtas.

Sin embargo, firmó un lucrativo convenio para enfrentar el año pasado, en un combate de boxeo, a Conor McGregor, astro de las artes marciales mixtas. Mayweather se impuso por nocaut en el décimo round.

La promotora japonesa, RZIN Fighting Federation, anunció la pelea Mayweather-Nasukawa el lunes, sin definir las reglas o categoría en que se llevaría a cabo.

Fielding sueña en grande, cree que le puede ganar a Canelo

Fielding sueña en grande, cree que le puede ganar a Canelo

Rocky Fielding muestra su cetro supermediano de la AMB durante una presentación en el Madison Square Garden el 17 de octubre del 2018. (AP Photo/Richard Drew)

Por BARRY WILNER,  Associated Press

NUEVA YORK, Nueva York — Rocky Fielding sueña en grande y está convencido de que puede dar el gran campanazo derrotando a Canelo Álvarez y alcanzando el estrellato en el boxeo.

“Sé a quién tendré en frente, un peleador duro, de elite, que ha tenido peleas que hay que pagar para ver y llenado arenas”, declaró el británico, al que se le dan pocas posibilidades de ganar cuando exponga ante Canelo su cinturón supermediano de la AMB. “Él es el rostro del boxeo, un superastro. (Pero) Soy el campeón del mundo y quiero llegar al nivel en el que está él. Confío en que puedo ganar”.

Fielding y Canelo se medirán el 15 de diciembre en el Madison Square Garden. Para ambos será la primera vez que pelean en ese templo.

Fielding hizo una visita guiada al estadio haca algunos años y por la noche asistió a un partido de básquetbol. Dice que soñó con pelear alguna vez en lo que considera la meca del boxeo.

“Venía de mi primera derrota y estaba medio deprimido”, cuenta el británico aludiendo al único revés de su carrera, ante Callum Smith, hace tres años. “La historia de este lugar me impactó. Como boxeador, te impresiona. Y me dije que alguna vez pelearía aquí”.

“Tres años después, estoy peleando con el boxeador más importante del mundo. La pelea de fondo. Por mi título. Los sueños se hacen realidad”, manifestó.

Fielding ganó las otras 27 peleas que hizo. Sin embargo, la impresión generalizada es que Canelo está a otro nivel. El mexicano viene de empatar una pelea y ganar otra ante Gennady Golovkin en la división mediano y todo el mundo espera un tercer combate entre ambos.

El mexicano, no obstante, decidió buscar un nuevo título en una tercera división para sumarse a la lista de pugilistas mexicanos con cetros en tres categorías distintas. Para pelear por el cetro supermediano deberá subir bastante de peso y el gran interrogante, según admite él mismo, es cómo responderá su físico al enfrentar a un rival más pesado y mucho más alto.

Fielding, en todo caso, jamás enfrentó a alguien del nivel de Canelo. Se coronó campeón mundial al doblegar a Tyron Zeuge en julio, en su primer combate afuera de Gran Bretaña. Una pelea en Offenberg, Alemania, no es lo mismo que subirse al ring en el Madison, ante el que podría ser el mejor boxeador del mundo, acostumbrado a las grandes veladas.

El británico asume una actitud positiva.

“Voy a disfrutar cada momento. Al final de cuentas, el 15 de diciembre en el ring estaremos Canelo y yo, el resto no cuenta”, expresó. “Para esto peleo y me entreno desde los nueve años”.

“Si le gano a Canelo en el Madison, no dormiré esa noche y al día siguiente seré una superestrella. Habrá un nuevo rostro en el boxeo y será el mío”.

‘Canelo’ vence a Golovkin por apretada decisión

PORTADA – Canelo Álvarez celebra tras vencer a Guenadi Golovkin por decisión mayoritaria en la disputa del cetro mundial de los medianos el sábado, 15 de septiembre del 2018, en La Vegas. (AP Foto/Isaac Brekken)

Por TIM DAHLBERG,  Associated Press

LAS VEGAS, Nevada — Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin libraron 24 asaltos de cerrado combate, en los que parecía imposible determinar quién había sacado la mejor parte.

Pero el sábado, cuando los jueces dieron a conocer sus tarjetas, coronaron a un nuevo monarca mundial de los medianos.

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez propina un puñetazo al kazajo Gennady Golovkin, durante el combate por el cetro de los medianos realizado el sábado 15 de septiembre de 2018 en Las Vegas (Steve Marcus/Las Vegas Sun via AP)

El mexicano Álvarez se proclamó campeón en la categoría de las 160 libras, al vencer a Gennady Golovkin por el más estrecho de los márgenes.

Álvarez se anotó una decisión dividida sobre Golovkin, en una animada pelea que fue casi tan apretada como el empate ambos hace dos años. Y el kazajo Golovkin sufrió así su primera derrota como profesional, pese a arreciar su ataque en los últimos episodios.

No hubo derribos, pero la acción fue constante. Ambos peleadores batallaron hasta el último campanazo ante una entusiasta muchedumbre en Las Vegas.

Dos jueces le dieron la victoria a Álvarez por 115-113, mientras que el tercero vio un empate 114-114. La tarjeta de The Associated Press dio 114-114.

“Él es un gran peleador, pero yo soy un gran peleador y lo mostré esta noche”, dijo Álvarez.

Los dos púgiles intercambiaron los papeles que habían desempeñado en la primera contienda., Golovkin trató de contraatacar y el mexicano avanzó durante casi todo el combate.

Los dos acertaron fuertes golpes a la cabeza y Golovkin controló algunos asaltos con su jab. Pero ningún contrincante estuvo en peligro de caer a la lona, en la revancha de una pelea que había dejado insatisfechos a los dos. Esta vez, Golovkin fue el único molesto y dejó el cuadrilátero sin hablar con nadie.

“No puedo quejarme, para eso tenemos a los jueces”, dijo Abel Sánchez, entrenador de Golovkin.

Más tarde, Golovkin mostró la misma actitud de Sánchez.

“No voy a decir quién ganó esta noche, porque la victoria le pertenece a ‘Canelo’, de acuerdo con los jueces”, indicó en los vestuarios el púgil destronado. “Creo que ésta fue una muy buena pelea para los fanáticos, muy emocionante. Creo que yo peleé mejor que él”.

Las estadísticas muestran una pelea apretada, aunque favorecieron a Golovkin ligeramente. De acuerdo con las estadísticas, Golovkin acertó 234 de 879 golpes, mientras que Álvarez acertó 203 de 622.

Casi inmediatamente se habló de una tercera confrontación entre dos medianos que ahora se conocen bien.

“Si la gente quiere que lo hagamos de nuevo, lo hacemos de nuevo”, dijo Álvarez. “Por ahora voy a disfrutar con mi familia”.

Álvarez pareció tomar el control del combate en los asaltos intermedios, pero Golvkin apretó el paso hacia al final, para hacer las cosas lo más apretadas. Golovkin acertó varios golpes fuertes para arrancar el 12mo asalto, pero aun así lo perdió en dos tarjetas.

Ambos boxeadores terminaron cortados. El mexicano presentaba una herida sobre el ojo izquierdo y el kazajo sangraba sobre el párpado derecho.

Fue la primera derrota en 40 combates para Golovkin, el poderoso pegador que retuvo porciones del título mediano por siete años. Y se produce a manos de Álvarez, una estrella mexicana cuyo resultado positivo de clembuterol en abril forzó a aplazar la revancha.

Los dos fieros rivales ofrecieron otro emotivo espectáculo ante una entusiasta multitud de 21.965 espectadores, que atestaron la arena en anticipación de la mayor pelea del año.

Y durante la noche en que los mexicanos festejan la independencia, la mayoría de la muchedumbre estaba a favor de Álvarez, que pareció controlar el ritmo de la pelea pese a recibir varios golpes duros a la cabeza.

Aunque Golovkin tenía reputación de noqueador, jamás pareció hacer daño serio al “Canelo”, quien atribuyó el triunfo a una buena planificación de la pelea.

“Mostré con hechos que yo era el ganador”, dijo. “Él fue quien retrocedió. Fue una victoria clara”.

En los días previos a la pelea, Álvarez dijo que se iba a dormir cada noche visualizando un nocaut. Pareció buscar que el sueño se volviera realidad, con puñetazos que dejaron ligeramente tambaleante a Golovkin, pero sin ponerlo en algún apuro serio.

Álvarez tenía garantizados 5 millones de dólares, contra 4 millones de Golovkin. Sin embargo, se espera que ambos púgiles ganen mucho más, por concepto de la bolsa generada por la transmisión televisiva en la modalidad de “pago por ver”.

Canelo renuncia a la revancha contra Golovkin

LOS ANGELES, California (AP) — La revancha entre Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin, que se preveía fuera el combate del año, fue cancelada.

En esta imagen del 15 de septiembre de 2017, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin posan durante la ceremonia de pesaje en Las Vegas. (AP Foto/John Locher, Archivo)

El mexicano Álvarez desistió a la pelea del próximo mes por el cetro mediano contra Golovkin, dos meses después de dar positivo por una sustancia prohibida.

“Soy un peleador limpio, que nunca ha ingerido una sustancia ilícita porque respeto mi deporte y respeto lo que he hecho en mi carrera”, dijo Álvarez en una conferencia telefónica. “Soy un peleador limpio. Estoy tranquilo y con la frente en alto”.

La pelea del 5 de mayo en Las Vegas hubiera sido la revancha del empate que protagonizaron el pasado septiembre. Pero el 5 de marzo, la empresa promotora de Álvarez, Golden Boy Promotions, anunció que el mexicano arrojó positivo dos veces por clembuterol en febrero. Atribuyeron el positivo al consumo de carne contaminada, y Álvarez aceptó someterse a controles sorpresa.

Era poco probable que la Comisión Atlética del Estado de Nevada hubiera dado al aval al combate tras suspender provisionalmente a Álvarez, quien se expone a una sanción más severa.

Álvarez debe comparecer ante una audiencia de la comisión el 18 de abril para responder a los dos positivos.

El presidente de Golden Boy, Eric Gómez, dijo el martes que los promotores le indicaron a Álvarez que lo más seguro era que no iba a recibir el visto bueno para pelear el 5 de mayo.

Álvarez indicó que acatará lo que decida la comisión.

“La pelea, la revancha tendrá que esperar y estoy decepcionado y triste porque me he estado preparando para esta pelea muy dura, para demostrar que soy el mejor peso medio del mundo”, declaró Álvarez.

Golovkin espera enfrentar a un rival distinto el 5 de mayo en la T-Mobile Arena, pero no será un evento de la magnitud de lo que hubiera sido la revancha con Álvarez.

“Espero con ansias volver a Las Vegas para mi 20ma defensa del título y encabezar mi primera cartelera del Cinco de Mayo”, dijo Golovkin en un comunicado. “Es momento de menos drama y más pelea”.

Es posible que ambos púgiles se enfrenten más adelante en el año, dependiendo de las sanciones que reciba el peleador mexicano.

El kazajo Golovkin expresó públicamente sus deudas de que la carne contaminada haya provocado el resultado positivo de su rival.

“¿Otra vez con la carne mexicana? Vamos”, dijo Golovkin el mes pasado. Ya les dije, no es la carne mexicana. Es el Canelo. Es su equipo, su promotora. Canelo está haciendo trampa. Utilizan estas sustancias y todo el mundo intenta pretender que no es el caso”.

El primer combate fue memorable. Intercambiaron fuertes golpes durante 12 asaltos y ambos creyeron que ganarían. La tarjeta de uno de los jueces, sin embargo, fue muy extraña.

Un conteo de 118-110 a favor de Álvarez por parte de la jueza Adalaide Byrd, quien vio a Golovkin ganar tan solo dos rounds. Otra de las tarjetas fue a favor del kazajo por 115-113, mientras que la tercera fue 114-114. The Associated Press contabilizó 114-114.

Un combate tan disputado ameritaba una revancha. Y la pelea el 5 de mayo había causado gran expectativa.

Ahora deberá esperar.

En tanto, los promotores de Golovkin buscarán un nuevo rival para su peleador, quien es dueño de los cetros de la AMB, CMB, FIB y OMB.

“Canelo” Álvarez da positivo al clembuterol y culpa a la carne que comió

Por ALEJANDRO MORENO

HOUSTON, Texas (EFE) – La sombra del dopaje volvió a ser actualidad al confirmarse que el púgil mexicano Saúl “Canelo” Álvarez dio positivo a la sustancia prohibida del anabolizante clembuterol.

El positivo se le descubrió mientras se prepara para la próxima pelea de revancha por el título unificado del peso mediano ante el kazako Gennady Golovkin.

Ambos púgiles tienen previsto enfrentarse el próximo 5 de mayo, en el T-Mobile Arena, de Las Vegas, después que en la anterior pelea, disputada el pasado septiembre, también en el mismo escenario, acabó en polémica tras decidir los jueces un nulo cuando Golovkin había sido mejor sobre el cuadrilátero.

Ahora no se sabe si la prueba positiva por dopaje puede afectar la celebración de la próxima pelea, denominada de la “supremacía”, aunque todo parece indicar que se va a seguir con la programación de la misma y en la que estarán en juego los cinturones de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Como parte del trato de la primera pelea, así como de la revancha obligatoria, que quedó firmada en el contrato, ambos boxeadores acordaron ser evaluados al azar por la Asociación Antidopaje Voluntario (VADA), que se rige por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA).

La presidenta de VADA, la doctora Margaret Goodman, que supervisa todos los controles dentro del boxeo y de las artes marciales mixtas en Estados Unidos, envió el lunes a los involucrados en la pelea el resultado de las pruebas que le fueron hechas a Álvarez, el pasado febrero.

De acuerdo al informe de Goodman, Álvarez, que está entrenando en su ciudad natal de Guadalajara, México, proporcionó muestras de orina los días 17 y el 20 de febrero, y ambas pruebas arrojaron trazas de clembuterol en su organismo.

De inmediato, el campamento del excampeón del mundo mexicano informó que la culpa del positivo se debe al consumo de la carne que consumió y estaban preparados para que se le hiciesen todo tipo de pruebas que la VADA considere oportunos y necesarios.

El anabolizante clembuterol ha aparecido en las pruebas de drogas hechas a atletas mexicanos y varios estadounidenses, que viajaron al país vecino, en los últimos años, y su origen fue la contaminación de la carne.

Por su parte, Golden Boy Promotions, que lleva los intereses de Álvarez, también dio a conocer un comunicado en el que recuerdan que el excampeón mexicano aceptó hacerse todo tipo de pruebas porque no tenía nada que temer ni ocultar.

“Como parte del programa de pruebas voluntarias en el que Canelo Álvarez insistió antes de su pelea del 5 de mayo, uno de sus resultados fue positivo, pero con los niveles de clembuterol, consistentes con la contaminación de la carne que ha afectado a docenas de atletas en México en los últimos años”, destaca el comunicado.

Por su parte, Daniel Eichner, director del SMRTL, el laboratorio acreditado por la AMA que llevó a cabo los análisis, confirmó que los valores de clembuterol encontrados en el organismo de Álvarez estaban dentro del rango de lo que se espera por una contaminación de carne.

Nada más recibir la notificación, Golden Boy Promotions se la hizo llegar de inmediato tanto a la Comisión Atlética del Estado de Nevada como al promotor de Golovkin, Tom Loeffler.

Desde el campo de Golovkin todo ha sido discreción y se han limitado a decir que desean que haya limpieza por el bien del deporte del boxeo y confían en que la VADA haga su trabajo.

En la carta que VADA envió revelando la prueba positiva, Goodman informó que había hablado con Bob Bennett, director ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de Nevada.

El plan a seguir es continuar con más pruebas a Álvarez para que la Comisión Atlética del Estado de Nevada pueda tomar una determinación final, mientras que el excampeón del mundo mexicano tiene el derecho a solicitar de inmediato el análisis de las muestras ‘B’ que están también en poder de VADA.

Alvarez, con marca de 49-1-2, 34 nocáuts, generalmente hace la mayor parte de su entrenamiento de las peleas, en San Diego (California), y Golden Boy Promotions, informó hoy que el púgil mexicano inmediatamente pondrá fin a su preparación en Guadalajara.

Llegará a Estados Unidos y se someterá a cualquier número y variedad de pruebas adicionales que VADA considere necesarias antes y después del 5 de mayo.

Alvarez dijo que estaba “avergonzado” por la prueba positiva, pero reclamó que nada tenía que ver con el consumo de sustancias prohibidas.

“Soy un atleta que respeta el deporte y esto me sorprende y me molesta porque nunca me había sucedido a mí”, destacó Alvarez en un comunicado. “Me someteré a todas las pruebas que me exijan aclarar esta situación embarazosa y confío en que al final prevalecerá la verdad”.

Erik Morales exaltado al Salón de la Fama del boxeo

Por JOHN KEKIS

CANASTOTA, Nueva York (AP) — El mexicano Erik Morales, Vitali Klitschko y Ronald Wright fueron elegidos el martes para ingresar al Salón de la Fama del Boxeo Internacional.

Morales, de 41 años, ganó títulos mundiales en cuatro divisiones y se retiró en 2012 con marca de 52-9, y 36 nocauts. Entre sus combates más famosos estuvo un triunfo sobre Manny Pacquiao en 2005, aunque después fue noqueado dos veces por el filipino.

El “Terrible”, oriundo de Tijuana, también tuvo una famosa trilogía de combates contra su compatriota Marco Antonio Barrera.

Klitschko fue campeón del peso completo y “Winky” Wright fue monarca del peso súper welter.

También fueron elegidos los promotores Klaus-Peter Kohl y Lorraine Chargin, los comentaristas Steve Albert y Jim Gray, el presentador Johnny Addie, y en la categoría del boxeo antiguo, Sid Terris.

Cotto se despide para dedicarse a su familia

Por RICARDO ZÚÑIGA (Associated Press)

NUEVA YORK — Habitualmente estoico, Miguel Cotto no puede contener la emoción al pensar en todos los momentos familiares que se perdió en más de dos décadas como boxeador. Las incontables horas en el gimnasio lo mantuvieron alejado de su esposa y cuatro hijos, a veces durante semanas y meses.

Ahora sólo tendrá que hacerlo una última vez.

Cotto se despedirá del cuadrilátero cuando enfrente a Sadam Ali el 2 de diciembre en el Madison Square Garden, un escenario que considera como “mi segundo hogar”, y donde peleará por 10ma ocasión para bajar el telón de su carrera. Después de 46 combates en cuatro divisiones, el puertorriqueño de 36 años dijo que no tiene reservas sobre su decisión de colgar los guantes, y está ansioso por recuperar el tiempo perdido con su esposa Melissa y sus cuatro hijos de entre 10 y 21 años.

“Me he perdido cumpleaños, graduaciones… de todo”, dijo Cotto, sin poder contener las lágrimas, en una entrevista con The Associated Press. “No volverán, pero disfrutaré al máximo el día a día. Y no me volveré a perder un día más en sus vidas”.

Cotto recordó que había prometido que se retiraría a los 30 años, algo que por supuesto no cumplió. Ese plazo pasó hace casi siete años, ya que cumple 37 el 29 de octubre, y desde entonces ha peleado otras nueve veces con figuras de la talla de Floyd Mayweather Jr. y Saúl “Canelo” Alvarez, quienes le propinaron dos de las manchas en su foja de 41-5.

Cotto asegura que ahora sí cumplirá con su palabra y dice que está “150 por ciento” seguro de que no volverá a pelear después de defender el título del peso súper welter de la OMB que conquistó en agosto ante Yoshihiro Kamegai. Indicó que es hora de dedicarle a su familia el tiempo que se merece.

“Yo sé que están orgullosos de mí, y que están locos por tenerme con ellos todos los días”, señaló.

Ali, un púgil de 29 años oriundo de Nueva York, no tiene la fama de otros de los oponentes que Cotto enfrentó desde que debutó como profesional en 2001, pero el futuro miembro del Salón de la Fama sabe que tampoco tiene que arriesgar mucho en su adiós.

De todas formas, no tiene planes de cambiar su estilo agresivo en su última pelea.

“Toda mi carrera, hice lo mejor posible en todas las oportunidades que tuve, y no voy a cambiar nada”, dijo. “Me voy de aquí a Los Angeles para entrenarme, y siempre voy a entregarme por completo”.

Pase lo que pase el 2 de diciembre, el brillante historial de Cotto habla por sí solo: en un lapso de ocho años a partir de 2007, enfrentó a estrellas como Mayweather, Alvarez, Manny Pacquiao, Zab Judah, Shane Mosley y Sergio Martínez, la mayoría de ellos en los mejores momentos de sus carreras. Pacquiao, Antonio Margarito y Austin Trout le propinaron sus otras tres derrotas.

Además, ganó títulos mundiales en las divisiones súper ligero, welter, súper welter y mediano, en muchas ocasiones en desventaja por su estatura de 5 pies, 7 pulgadas cuando subió de categoría.

“Siempre he querido enfrentar a los mejores oponentes, en todas las oportunidades que tuve, y a veces los mejores estaban en divisiones más grandes”, dijo. “Yo no me guardé nada”.

Cuando se le pide que elija su pelea favorita, Cotto no seleccionó ninguno de sus grandes combates en el Madison Square Garden o Las Vegas. En cambio, dijo que se trata de su victoria por nocaut en 2005 en Atlantic City sobre el colombiano Ricardo Torres.

Esa fue la 25ta pelea de su carrera, y la primera vez que cayó a la lona.

“Ese combate convirtió a Miguel Cotto en el boxeador que es ahora mismo”, recordó. “En esa pelea aprendí que hay que pasar por momentos difíciles en la vida para conseguir lo que uno quiere”.

Cotto dijo que seguirá vinculado al boxeo a través de su compañía promotora en Puerto Rico, donde también quiere ayudar en la recuperación tras el devastador paso del huracán María.

Pero su tarea principal será ser padre y esposo a tiempo completo.

“(Mis hijos) nunca se han sentado conmigo a preguntarme directamente qué, cómo o cuándo” indicó. “Nunca me he sentado con ellos a explicarle de mi parte los sacrificios que he tenido que hacer en la vida para que ellos estén bien. Creo que en el momento en que lleguen las preguntas yo les tengo una respuesta a todas y cada una de ellas”.

Latino busca el “título” de primer boxeador que pelea como mujer y hombre

LOS ÁNGELES, California (EFE) – Antes de escuchar la decisión de los jueces en su primera pelea como profesional, el latino Pat Manuel se puede declarar como ganador.

Al subirse al ring este otoño, el joven se podría convertir en el primer boxeador transgénero en competir como mujer y como hombre.

“El siguiente paso para mí como boxeador masculino es convertirme en profesional sin importar lo difícil que parezca. Nunca he sido alguien que le corre a un reto”, explicó en entrevista con Efe Pat Manuel.

Aunque el hispano, de 32 años, comenzó desde muy pequeño a enfrentar desafíos fue el boxeo el que le dio la fuerza para escoger y ganar las batallas que debía librar.

El boxeador recuerda que todo comenzó hace 16 años cuando su abuela materna le regaló unos guantes en Navidad. Para esa época Pat se llamaba Patricia y aún no sabía que era transgénero.

Sin embargo, el deporte de las “narices chatas” le ofreció algo que nada, ni nadie le había dado: “Era definitivamente una liberación, me hacía sentir confiado en mi cuerpo y capaz de mi mismo”.

Pronto el joven de ascendencia latina y afroamericana se acopló como mujer a un deporte que sigue siendo masculino y que mantiene a las mujeres en un segundo plano.

El primer reto de Pat Manuel sería lograr demostrar que era buena boxeadora y que merecía pertenecer al equipo olímpico de mujeres de Estados Unidos.

Bajo la dirección del entrenador Roberto Luna, quién ya había llevado a tres boxeadoras a los olímpicos, Pat Manuel comenzó a prepararse para lograr su sueño.

Pero mientras en el ring la boxeadora libraba una pelea, el ser humano peleaba otro ’round’ dentro de sí misma, buscando su verdadera identidad. En ambos enfrentamientos se declaró ganador.

La carrera como boxeadora femenina se vio frustrada en 2012 cuando en medio de las pruebas olímpicas tuvo que retirarse por una lesión en el hombro, en el que fue el último combate de Pat Manuel como mujer.

“Mi decisión de hacer la transición médica y de seguir boxeando fueron hechas al mismo tiempo. No creo que pueda verme como un hombre sin ser un boxeador, ambos están conectados”, insiste.

En septiembre de 2013, el hispano empezó con la terapia de sustitución hormonal, y un año y medio después se sometió a una cirugía para complementar la transformación.

Para Daniel Sánchez, uno de los actuales entrenadores de Pat Manuel en el Club de Boxeo de Duarte (California), las habilidades de buen peleador son innatas en este joven.

Su destreza, rapidez y su dedicación lo hacen un deportista integral.

“Como mujer era muy buena siempre. Ahora de hombre como que tiene más valor” explica. “Si tiene que empujarle un poco más a trabajar un duro, si hay que darle un ’round’ mas, dos ’round’ mas, lo hace” agrega.

El proceso no ha sido fácil y, aunque contó con el apoyo de su madre y su abuela materna, otros le dieron la espalda y no quisieron estar en su esquina.

“Tuvo muchas dificultades en otros gimnasios, no querían trabajar con él”, recuerda Sánchez.

Cuando se le pregunta al latino sobre este rechazo, responde que es como estar en un ring, mientras haya más ataques, más coraje hay para ganar la pelea.

La constancia para ganar esta pelea y abrir camino a otros ha dado frutos, Pat Manuel pudo obtener su licencia para pelear como hombre, después que el Comité Olímpico Internacional (COI) cambiase sus reglas el año pasado y determinase que los atletas transgénero tienen derecho a competir.

A pesar de la experiencia que dejan más de 60 peleas como mujer, con un balance de 49 victorias y 14 derrotas, Pat Manuel ha tenido que trabajar en muchas cosas, pues su cuerpo ha cambiado, ha madurado, sus huesos se hicieron más grandes y su masa muscular aumentó.

“De hecho cambié tanto físicamente que tuve que volver a aprender mi estilo y mi centro de gravedad”, explica sobre los retos de su primer combate, para el que todavía no se ha fijado su contrincante.

Pero como ya es costumbre, Pat Manuel demostró que no hay nada que lo detenga. En otoño saltará al ring como profesional con un sólo objetivo, ganar. 

Las Vegas hará toda una fiesta con Mayweather-McGregor

LAS VEGAS, Nevada (AP) — Aunque no se han agotado los boletos para el espectáculo, Las Vegas hará toda una fiesta boxística con la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor.

Los clubes nocturnos tienen registrada ya una larga lista de celebridades que visitarán sus instalaciones en la Ciudad del Pecado, entre ellos uno de los peleadores y apostadores de alto nivel. Varias figuras destacadas ya han reservado algunos de los alojamientos más lujosos de la ciudad. Hay bares que han creado para la ocasión cocteles con temas boxísticos.

La pelea del próximo sábado por la noche en la Arena T-Mobile será solo el eje de un fin de semana frenético, aunque en varios aspectos no será suficiente como para generar tantos ingresos como alguna pelea anterior de Mayweather.

“Va a ser un fin de semana alocado”, dijo Ryan Thompson, vicepresidente sénior y director regional de mercadotecnia de Caesars Entertainment, cuyos casinos-resorts Planet Hollywood, The Cromwell y Caesars Palace tienen apenas algunas habitaciones disponibles en Las Vegas Strip, una famosa franja de una avenida principal de la ciudad donde se encuentran la mayoría de los hoteles, casinos y complejos turísticos. “La energía durante ese fin de semana va a estar a la par de una víspera de Año Nuevo en la ciudad”.

Caesars y MGM Resorts International, dueño del lugar donde se efectuará la pelea, esperan que sus habitaciones se agoten a medida que se aproxima el fin de semana, pero a diferencia de la fuerte demanda creada por la pelea de Mayweather con Manny Pacquiao en mayo de 2015 en Las Vegas, esta vez todavía hay habitaciones de hotel disponibles.

El MGM Grand ya ha reducido tres veces los precios para el fin de semana. Ahora una estancia de dos noches cuesta 329 dólares por noche. Todavía se pueden encontrar habitaciones en varios hoteles de la Strip por 200 dólares o menos por noche.

Muchas celebridades y apostadores de alto nivel no necesitan preocuparse por los precios, pues como es costumbre serán consentidos con habitaciones de hotel y entradas gratuitas. Otros menos afortunados, pero con dinero de sobra, han reservado las habitaciones más lujosas en la Strip.

Las villas en el Caesars Palace (a partir de 25,000 dólares por noche) y en el Nobu Hotel del Caesars Palace (35,000 dólares por noche y en las que se han alojado celebridades como Jennifer López y Johnny Depp) ya están aportadas para el fin de semana.

Pacquiao pide a la OMB que revise su derrota ante Horn

MANILA, Filipinas — Manny Pacquiao pidió a la Organización Mundial de Boxeo que actúe a petición las autoridades deportivas de Filipinas y revise su derrota en la pelea por el título del peso welter ante Jeff Horn, alegando que no quiere ver a la industria del boxeo “muriendo por una decisión injusta y oficiada”.

El boxeador filipino Manny Pacquiao reacciona tras perder ante el australiano Jeff Horn, durante una pelea por el título del peso welter de la OMB en Brisbane, Australia, el 2 de julio de 2017. (AP Foto/Tertius Pickard)

Aunque Pacquiao ha aceptado su derrota ante Horn, que el domingo disputó por primera vez un título mundial en la llamada “Batalla de Brisbane”, el senador filipino dijo el miércoles como que como líder y boxeador “tengo la obligación moral de mantener la deportividad, la verdad y la justicia a los ojos del público”.

El 11 veces campeón del mundo citó una petición de la Junta de Juego y Divertimentos de Filipinas al presidente de la OMB, el puertorriqueño Francisco Valcárcel, para una revisión exhaustiva de la actuación del réferi y los jueces de la pelea, que se llevó a cabo al aire libre frente a más de 51,000 aficionados en el Estadio Suncorp.

Pacquiao añadió que la OMB debe tomar medidas “para no erosionar el interés de la gente en el boxeo”. “Yo adoro el boxeo y no lo quiero ver morir por decisiones injustas”.

En su carta del 3 de julio a Valcárcel, el presidente de la Junta de Juego, Abraham Kahlil Mitra, y otros dos funcionarios, el púgil expresó su preocupación por “los posibles errores del réferi y los tres jueces que oficiaron la pelea en cuestión”.

“Solicitamos una revisión a fondo de la OMB sobre posibles errores del réferi en los que no se hicieron algunas deducciones y sobre los jueces en su fallo, que ha causado opiniones dispares respecto a su objetividad”, indicó el comunicado.

Los entrenadores de Pacquiao criticaron al réferi por no haber hecho más por detener o penalizar los cabezazos y llaves de cuello. Mencionaron estadísticas que mostraron que Pacquiao, que necesitó puntos en dos cortes en la cabeza sufridos en cabezazos, acertó el doble de puñetazos.

Entre los críticos más acérrimos del resultado estaban los comentaristas de ESPN, que emitió la pelea en vivo en Estados Unidos.

Los tres jueces concedieron la victoria a Horn, y la tarjeta del estadounidense Waleska Roldan, de 117-111, fue la más criticada. El estadounidense Chris Flores y el argentino Ramón Cerdan dieron puntajes más ajustados de 115-113.

Pacquiao tenía una cláusula de revancha en el contrato, de modo que el filipino de 38 años podría negociar un combate con Horn antes que termine el año.

La OMB tuiteó el domingo una foto de las tarjetas de los jueces, y tras la petición de una pesquisa publicó otro mensaje el miércoles en el que indicó que “el criterio de un réferi o juez no puede revocarse, salvo en caso de fraude o violación de las leyes, que no es el caso en Pac vs Horn”.

Pacquiao llegó al combate con récord de 59-6-2, pero la última de sus 38 victorias por nocaut fue en 2009. Horn no había perdido en sus 17 peleas previas, pero nunca había enfrentado a un boxeador con los méritos de Pacquiao.