Mundial 2018: Bélgica elimina a Brasil, pleno europeo en semifinales

Kevin De Bruyne, de la selección de Bélgica, festeja luego de anotar el segundo gol ante Brasil en los cuartos de final de la Copa del Mundo, el viernes 6 de julio de 2018, en Kazán, Rusia (AP Foto/Francisco Seco)

Por JUAN ZAMORANO

KAZÁN, Rusia (AP) — Ni copiando la fórmula del orden y equilibrio “a la europea” le alcanza a Brasil en la Copa del Mundo.

El pentacampeón mundial y último sobreviviente de Sudamérica en Rusia sucumbió 2-1 el viernes ante Bélgica por los cuartos de final y por cuarta cita seguida quedó eliminado a manos de un seleccionado europeo.

Alisson, arquero de la selección de Brasil, se lamenta tras recibir un autogol de Fernandinho en el encuentro de cuartos de final de la Copa del Mundo ante Bélgica, el viernes 6 de julio de 2018 (AP Foto/Frank Augstein)

Bélgica fulminó a Brasil con todos los ingredientes que aportan los integrantes de la mejor generación de futbolistas de su historia: la voracidad goleadora de Kevin De Bruyne y Romelu Lukaku, la creatividad de Eden Hazard y el temple de Thibaut Courtois en el arco. También un autogol brasileño.

“Hemos conseguido algo que realmente bello y que no fue nada fácil”, dijo De Bruyne, autor del segundo gol belga.

La victoria del equipo dirigido por el técnico español se empezó a fraguar con un tiro de esquina lanzado por Hazard. La pelota se desvió en el antebrazo de Fernandinho y se metió contra su propia valla en el estadio Arena de Kazán. Transcurrían 13 minutos y Brasil quedó en desventaja por primera vez en el torneo.

Sacudiéndose de una marca negativa ante seleccionados sudamericanos, los belgas ampliaron la cuenta a los 31 con un contragolpe que inició Lukaku en su propio campo. El delantero del Manchester United eludió a dos brasileños y abrió para De Bruyne, quien selló la jugada con derechazo cruzado.

“Para mí Brasil fue el mejor equipo del torneo. Cuando juegas ante un rival así tienes que jugar bien pero también creer. Yo estoy orgulloso de mis jugadores, que desde el primer minuto creyeron que podían ganar”, destacó Martínez, quien tomó las riendas de Bélgica tras la eliminación ante Gales en los cuartos de final de la Eurocopa hace dos años.

Neymar, de la selección de Brasil, se cubre el rostro con la camiseta mientras los jugadores de Bélgica festejan su triunfo en los cuartos de final de la Copa del Mundo, el viernes 6 de julio de 2018, en Kazán, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Bélgica, que había perdido en sus tres últimos enfrentamientos ante sudamericanos, jugará las semifinales por primera vez desde 1986. Su próximo rival será Francia, que más temprano había derrotado 2-0 a Uruguay en Nizhny Nóvgorod.

La caída de Brasil además da lugar a una semifinal netamente de europeos. Es la tercera vez desde 1982 que eso sucede en un torneo montado en el Viejo Continente.

“La diferencia fue la efectividad”, analizó Tite, a quien se le venció el contrato y declinó responder sobre su futuro. “No creo en la suerte. ¿Courtois tuvo suerte? No, es bueno”.

Según el estratega brasileño, “si te gusta el fútbol tienes que ver este partido. Hubo triangulaciones, definiciones, los arqueros, las transiciones. ¡Que hermoso juego! Si aprecias el fútbol, verás que fue una hermosa actuación, con la tristeza de la derrota”.

La otra llave se definirá el sábado con los duelos entre Inglaterra-Suecia y Rusia-Croacia.

“Tratamos hasta el final ante un gran equipo. Nos vamos de esta Copa del Mundo con la cabeza en alto”, dijo Renato Augusto, autor del descuento de Brasil. “Este es un equipo conformado por grandes jugadores que son jóvenes, con posibilidades de ganar el próximo Mundial”.

Hasta este compromiso, Brasil había sacado chapa de favorito más por su funcionamiento defensivo al estilo “europeo” que por la calidad del medio hacia delante con Neymar, Coutinho y Gabriel Jesús. Y el único gol que había recibido antes de este partido había sido el empate de Suiza 1-1 en el debut.

Bajo el mando de Tite, además, detentaba un récord de 20 victorias y apenas una derrota en un amistoso ante Argentina a mediados de 2017.

En el inventario de la derrota, habrá un destaque especial a la ausencia de Casemiro, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas. Fernandinho, su reemplazante en la medular del mediocampo, no tuvo la misma prestancia que el volante del Real Madrid, escudo protector para la defensa.

Con el peso de la desventaja por primera vez sobre sus espaldas, Brasil fue un equipo terrenal.

Neymar, la única megaestrella que seguía en carrera tras las partidas tempranas de Lionel Messi y Cristiano Ronaldo, fue presa fácil de una red de camisetas rojas.

Una sola vez Brasil tomó desprevenida a la defensa belga. Fue a 15 minutos del final cuando un centro Coutinho encontró sin marca al recién ingresado Renato Augusto, que anotó el descuento de cabeza.

El gol revitalizó a los dirigidos por Tite, que sin nada para perder fue por su presa. El propio Renato casi empató con un zurdazo apenas desviado.

En tiempo de adicional, Neymar coqueteó con el empate con un impresionante remate desde la puerta del área y Courtois repelió milagrosamente al tiro de esquina con la punta de sus dedos.

Después de ganar su quinto título en Corea del Sur-Japón, la Verdeamarela fue eliminada en cuartos por Francia en 2006, corrió igual suerte cuatro años después en Sudáfrica al caer en la misma instancia frente a Holanda, y después sufrió la paliza 7-1 en su propia casa contra Alemania, que terminaría ganando el torneo.

Mundial 2018: Tras 5 mundiales y con otro revés, Márquez se retira

Rafael Márquez (derecha), de la selección de México, abraza a su compañero Hirving Lozano tras la derrota ante Brasil en los octavos de final de la Copa del Mundo, el lunes 2 de julio de 2018, en Samara, Rusia (AP Foto/Frank Augstein)

Por CARLOS RODRÍGUEZ

SAMARA, Rusia (AP) — Tras el silbatazo que sentenció una nueva eliminación en el Mundial, Rafael Márquez se dio tiempo de consolar a algunos compañeros que sí terminaron el partido y lloraban. Luego, se persignó, miró al cielo y desapareció por el túnel del estadio.

En LaJornadaLatina.com – ¿Sigue Osorio tras eliminación de México en segunda ronda?

Jamás volverá a entrar en la cancha, ni con la selección ni con club alguno.

Después de cinco Copas del Mundo y una carrera de casi 22 años, la carrera de Márquez tuvo un triste final el lunes, cuando México cayó ante Brasil. Por séptimo Mundial consecutivo, el Tri naufragó en los octavos de final.

Márquez, uno de los futbolistas mexicanos más exitosos de la historia, fue la gran sorpresa en la alineación titular y jugó los primeros 45 minutos, en los que ayudó a preservar el empate sin goles. Pero el zaguero central se fue de la Arena Samara cabizbajo junto al resto de los mexicanos por otro intento fallido de alcanzar la huidiza meta de unos cuartos de final fuera de casa.

El exdefensa del Barcelona, quien había anunciado que Rusia 2018 sería el último torneo de su carrera, disputó 148 encuentros con su selección, la tercera cifra más alta en la historia para un mexicano. Deja como legado la marca de más partidos en Copas del Mundo para un futbolista azteca, con 18.

Además, es junto con Cuauhtémoc Blanco y Javier Hernández, uno de tres jugadores del Tri con goles en tres Mundiales distintos.

En Rusia, el veterano de 39 años registró su nombre en el libro de récords al disputar su quinto Mundial para unirse a su compatriota Antonio “Tota” Carbajal y al alemán Lothar Matheus. Pero en su último Mundial jugó apenas 83 minutos en tres cotejos distintos: 22 ante Alemania, 16 frente a Corea del Sur –en ambas ocasiones sustituyendo a Andrés Guardado– y los 45 contra Brasil.

Para el comienzo del segundo tiempo, Miguel Layún reemplazó a Márquez. Poco después vino el gol de Neymar que abrió la puerta para que Brasil triunfara por 2-0.

Matheus estuvo 314 minutos sobre el campo en cuatro de los cinco encuentros que Alemania disputó en Francia 1998, su quinto Mundial. Carbajal apareció 90 minutos en un choque ante Uruguay por la primera fase de Inglaterra 1966, también en su quinta Copa.

El adiós de Márquez fue triste no sólo por lo que ocurrió dentro del campo, sino fuera de él.

En agosto, fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por su presunta relación con un narcotraficante de la occidental ciudad de Guadalajara, donde reside.

Márquez negó tener vínculos con el crimen organizado e inició una cruzada para limpiar su nombre. Pero sigue en la lista de sancionados y desde que entró en la nómina final para Rusia hasta el último entrenamiento lo hizo con una camiseta sin anuncios de patrocinadores, recelosos de vincularse con él.

En Rusia, Márquez tampoco apareció en un escenario público fuera del campo porque así lo acordó con la Federación Mexicana para evitar un posible conflicto con algún patrocinador.

La sanción del Tesoro prohíbe a compañías estadounidenses tener relaciones con Márquez, y uno de los patrocinadores más grandes del Tri es Coca-Cola.

Márquez debutó en México con el club Atlas cuando tenía 17 años. Tres temporadas más tarde emigró al Mónaco francés, donde fue campeón en su primera temporada.

En el 2003 fue adquirido por el Barcelona, con el que vivió siete años de gloria. Ganó las ligas del 2005, 2006, 2009 y 2010, así como la Champions de 2006 y 2009. En ese último año se coronó en el Mundial de Clubes.

Después de eso militó con los Red Bulls de Nueva York y volvió a la liga mexicana en el 2012 para incorporarse al León, con el que logró un bicampeonato.

El zaguero volvió a Europa en el 2014 para jugar con el Hellas Verona y de nueva cuenta retornó a suelo mexicano, con el Atlas donde pasó los últimos tres años de su carrera y se retiró este año.

“Rafa”, mundialista en Corea del Sur 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, se alista ahora para una vida sin el fútbol.

Mundial 2018: Sin convencer, Brasil despacha a Serbia y se cita con México

Los jugadores de la selección de Brasil festejan después de que su compañero Thiago Silva (centro, de frente), anotó el segundo tanto de su equipo ante Serbia, en un duelo mundialista celebrado el miércoles 27 de junio de 2018 en Moscú (AP Foto/Rebecca Blackwell)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — ¿Qué les pasa a los grandes en esta Copa Mundial? ¿Alguien que dé un golpe de autoridad?

Sin convencer por tercer partido consecutivo, Brasil certificó el miércoles su pase a los octavos de final con una victoria 2-0 sobre Serbia.

El volante de Brasil Paulinho tras marcar el primer gol en el partido ante Serbia por el Grupo E del Mundial en el estadio Spartak en Moscú, el miércoles 27 de junio de 2018. (AP Foto/Víctor R. Caivano)

El gol de Paulinho a los 36 minutos, tras un quirúrgico pase de Philippe Coutinho, iluminó el camino del triunfo. Thiago Silva puso el 2-0 a los 68, elevándose frente al marco para cabecear un córner de Neymar.

Brasil se apoderó del primer puesto en el Grupo E con siete puntos y sacó cita para un enfrentamiento contra México en Samara el próximo lunes. Suiza cerró segunda en la llave con cinco unidades, luego de empatar 2-2 con Costa Rica, y será rival de Suecia en la siguiente tanda, en San Petersburgo.

Aliviado por solventar la primera ronda, el técnico Tite destacó la sobriedad y consistencia de su Brasil, de todo el plantel. Nada del ‘jogo bonito’ o depender de una individualidad.

“Me siento como en calma. Esta noche sí que podré tomarme un trago”, dijo. “Voy a beberme una caipirinha”.

Se trata de un gusto que otros colegas no pueden darse en estos momentos, como Joachim Loew en Alemania y Jorge Sampaoli en Argentina.

Horas después de que la campeona vigente Alemania fue eliminada y de que Argentina se clasificó tras agonizar, Brasil pasó aprietos para imponer su jerarquía y su clase ante un rival voluntarioso pero con carencias.

España, Francia y Portugal, otras selecciones llamadas a ser las grandes protagonistas en Rusia, tampoco acaban de despegar

Tras su paso arrollador para ganar las eliminatorias sudamericanas, las dificultades de Brasil no se entienden.

Hasta ahora, Neymar, Coutinho y Gabriel Jesús cautivan con sus regates. Pero a la Verdeamarela le falta vértigo y ser menos previsible.

Los momentos de lucidez de Brasil han sido intermitentes. Pero tiene sus puntos a destacar, desde la solidez de Thiago Silva y Miranda en el centro de la defensa; el oficio de Casemiro en el medio y el desequilibrio que aportan Neymar y Coutinho. A Gabriel Jesús, el gol de le resiste.

“Sacamos muchas cosas positivas”, aseguró Silva. “Desde el primer partido hasta éste, hemos mostrado determinación y hemos sabido responder a los momentos difíciles, como los de hoy”.

Para el técnico de Serbia Mladen Krstajic, Brasil tiene los recursos para levantar la copa y exorcizar el fiasco de su humillante caída por 7-1 ante Alemania en las semifinales hace cuatro años como anfitrión.

“No es de ahora, sino desde antes del Mundial, Brasil estaba entre los favoritos para ganar el título”, dijo Krstajic. “Así es el fútbol. Alemania quedó fuera y Brasil está entre los favoritos”.

Brasil puede con lo que tiene y aún no suelta todo su potencial.

“Es un Mundial, el rival tiene calidad… Tenemos que saber sufrir”, justificó Silva. “En los momentos que nos presionaron seguimos concentrados para superar al adversario”.

Poco después que el arquero serbio Vladimir Stojkovic le había sacado a Neymar una pelota de gol tras una entrega de Gabriel Jesús, Brasil logró adelantarse en el estadio Spartak de Moscú con un brillante pase en profundidad de Coutinho.

Autor de dos goles en los primeros dos partidos, Coutinho dispuso de tiempo y espacio para filtrar el balón entre dos zagueros y dejárselo servido a Paulinho, su compañero en el Barcelona. Stojkovic salió a cortar el pase adelantado, pero Paulinho llegó primero para empujar el balón al fondo.

El arranque del segundo tiempo fue de espanto para Brasil. Obligada a atacar sí o sí para evitar su eliminación, Serbia se volcó en el área brasileña y acarició el empate cuando el arquero Alisson dejó un balón en el medio y el delantero Aleksandar Mitrovic llegó para cabecear. No fue gol porque Silva apareció providencialmente para desviar.

Una jugada con pelota detenida apagó el incendio. Neymar sirvió su córner y Silva se acomodó para el frentazo.

Trámite resuelto, pero Tite perdió a un titular.

Los pentacampeones añadieron otro de sus marineros a la lista de jugadores con problemas físicos, en la que ya estaban Douglas Costa y Danilo.

El nuevo damnificado es Marcelo. Debió retirarse a los 10 minutos. El lateral izquierdo fue reemplazado por Filipe Luis.

En pleno partido, la Confederación Brasileña de fútbol informó que Marcelo sufrió una dolencia en la espalda y que queda pendiente de evolución.

De momento, Neymar y compañía siguen su marcha. Le toca México, un rival obsesionado por alcanzar los cuartos de final en un Mundial por primera vez fuera de casa. ¿Cuál será la versión que mostrará Brasil?

Mundial 2018: Perseverante, Brasil le rompe el corazón a Costa Rica

Neymar, de la selección de Brasil, trata de driblar a Johan Venegas, de Costa Rica, durante el partido mundialista del viernes 22 de junio de 2018, en San Petersburgo, Rusia (AP Foto/Alastair Grant)

Por LUIS RUIZ

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Neymar se dejó caer de rodillas y se llevó las manos al rostro. Era evidente que estaba sollozando, y así permaneció largo rato, tendido sobre el césped, antes de que sus compañeros acudieran a abrazarlo.

No era llanto de tristeza por un mal resultado, como el que llegó a presentirse apenas minutos antes. Era alivio, por liberarse de una gran carga.

Gracias a la perseverancia colectiva y los tantos de Philippe Coutinho y su máxima figura, Brasil se impuso el viernes angustiosamente 2-0 a Costa Rica para enderezar su rumbo en la Copa del Mundo.

Neymar, de la selección de Brasil, busca sacudirse la marca de Johnny Acosta, de Costa Rica, durante un partido del Mundial efectuado el viernes 22 de junio de 2018, en San Petersburgo, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

“Nadie sabe lo que pasé para llegar hasta acá. ¿Hablar? Hasta los loros hablan. Ahora es momento de hacer… El llanto es de alegría, de superación, de garra”, escribió Neymar en su cuenta de Twitter. “En mi vida, las cosas nunca fueron fáciles, tampoco ahora. El sueño continúa, el sueño no. ¡El Objetivo!”

En la agonía de uno de esos encuentros en que parece que el balón se resiste entrar al arco, Coutinho anotó en el primer minuto de la prolongación con el remate que batió al arquero costarricense Keylor Navas y Neymar sentenció seis minutos después al definir con una volea.

Fueron los compañeros de Neymar quienes tuvieron que ayudarle a levantarse del piso para que pudiera celebrar con ellos la primera victoria de Brasil en un Mundial desde aquella sobre Colombia en los cuartos de final. Aquel día, Neymar salió lesionado, y se perdió la debacle del 7-1 ante Alemania en semifinales, así como el 3-0 frente a Holanda en el partido por el tercer puesto.

“Creo que él tenía que desahogarse, quitarse el peso que llevaba sobre las espaldas”, considero el zaguero Thiago Silva. “Yo le dije ‘llora, solamente tú sabes lo que pasó para que estuvieras en esta Copa”.

Y para ganarle a Costa Rica.

Todo parecía que Brasil, luego de igualar 1-1 con Suiza en su debut, se encaminaba a otra repartición de puntos.

A fuerza de tesón, la Canarinha quebró la resistencia de Costa Rica — plantada con dos bloques defensivos— para conseguir su primera victoria en el torneo y quedar en buena posición para avanzar a los octavos de final. Neymar y compañía tienen como obligación sacar un resultado que los redima del fiasco de hace cuatro años como locales.

“Fue un partido complicado desde el primer minuto”, dijo Coutinho. “Buscamos por todas partes, rematando desde fuera del área. Al final salimos recompensados por la vocación de ataque… merecimos la victoria”.

Cuatro años después de su histórica actuación en el Mundial de Brasil, en el que alcanzó los cuartos de final, Costa Rica no sobrevivió la primera fase en Rusia, eliminada tras dos partidos.

“De ningún modo creo que esto sea un retroceso. Más bien estamos orgullosos de la forma en que hemos representado a Costa Rica, hoy hemos defendido la camiseta hasta el final, ante un equipo que está lleno de estrellas. Nos vamos con la frente en alto, aunque sí queda tristeza”, dijo Navas. “Además hemos dejado algo muy importante para las nuevas generaciones de jugadores costarricenses, que saben que no hay límites”.

En 2014, los ticos ganaron su grupo de la primera ronda, por encima de Uruguay, Italia e Inglaterra. Cayeron por penales ante Holanda en los cuartos de final

Esta vez, sin embargo, han sido incapaces de anotar un solo gol, con un revés 1-0 ante Serbia en el debut.

“La diferencia al 2014 es que en esa oportunidad se concretaron las oportunidades y esta vez no”, señaló el técnico tico Oscar Ramírez. “Contra Serbia tuvimos dos claras y hoy tuvimos una o dos”.

Los ticos contaron con organización, garra, fortuna, y el fenomenal Navas durante buena parte del encuentro. Los ayudó también el videoarbitraje, que anuló a los 77 minutos un penal sancionado a Giancarlo González por una falta inexistente sobre Neymar.

“Lo toco ligeramente, es un contacto normal, de fútbol”, relató González. “Luego, con esa picardía que él tiene, cae de espaldas, solo. Afortunadamente ahora existe el VAR, es algo bueno que ha traído este Mundial”.

La tarde alocada en San Petersburgo deparó la aparición de un Neymar protagónico por primera vez en lo que va del Mundial. Pero cuando incluso el astro del París Saint-Germain era presa de la desesperación ante la imposibilidad de anotar, llegó un largo centro que Roberto Firmino bajó en el área con la cabeza. Gabriel Jesús se hizo de la responsabilidad y realizó un par de gambetas para dejarle el balón en bandeja a Coutinho.

El atacante del Barcelona envió a las redes con un potente disparo.

“Sabíamos que una oportunidad podía darse si es que nos manteníamos fuertes y peleábamos hasta el final. La recompensa llegó porque nuestro equipo nunca dejó de insistir”, afirmó Coutinho.

Y por caprichos del destino o tal vez porque Neymar se lo merecía, los descuentos trajeron el segundo tanto de Brasil, con una escapada de Douglas Costa por la derecha, y remate del diez brasileño frente a las redes.

Con su anotación número 56 con la selección, Neymar dejó atrás a Romario y ahora figura tercero en la tabla histórica de Brasil, solo superado por Pelé (77) y Ronaldo (62).

Brasil llegó a cuatro puntos, con los que se ubica provisionalmente en el primer puesto del Grupo E, a la espera de lo que hagan más tarde Suiza y Serbia en Kaliningrado. Costa Rica, que estuvo muy cerca del empate y que incluso coqueteó con la ventaja en alguno de sus contragolpes, sufrió la tercera derrota en igual número de cotejos ante Brasil en su historia mundialista.

Para despedir el quinto Mundial de su historia, Costa Rica se las verá con Suiza el miércoles, y tratará de asegurar no irse sin goles por primera vez.

“Es un tema de honor, de país”, afirmó Ramírez. “La mejor manera de cerrar es ganándole a Suiza”.

Mundial 2018: Una incansable Suiza le arranca el empate a Brasil

Steven Zuber, de Suiza, festeja con sus compañeros luego de anotar ante Brasil en un ecuentro del Mundial, realizado el domingo 17 de junio de 2018, en Rostov, Rusia (AP Foto/Themba Hadebe)

Por LEÓN FELIPE GIRÓN

ROSTOV DEL DON, Rusia (AP) — Brasil tuvo una de esas noches. Uno de esos duelos con polémica arbitral, donde un poema de gol fue una anécdota y no la hazaña que valió el triunfo. Donde un astro en recuperación no puede cruzar un mar de piernas. Donde el talento no es suficiente y los fantasmas reaparecen.

Neymar y compañía se debieron conformar con un punto al empatar 1-1 con Suiza el domingo, durante la presentación de ambos conjuntos en el Mundial de Rusia, un resultado que vuelve más pesada la losa que llevan sobre las espaldas los pentacampeones del orbe desde hace cuatro años, cuando se estrellaron en casa.

El volante de Brasil Philippe Coutinho tras marcar el primer gol ante Suiza en el partido por el Grupo E del Mundial en Rostov, Rusia, el domingo 17 de junio de 2018. (AP Foto/Themba Hadebe)

Philippe Coutinho adelantó a la Verdeamarela con un soberbio derechazo desde fuera del área a los 20 minutos. Sin embargo, Suiza jamás apretó el botón del pánico y obtuvo su recompensa a los 50, con el cabezazo de Steven Zuber tras el cobro de un tiro de esquina. Zuber remató sospechosamente solo dentro del área chica luego de que aparentemente empujó a Miranda instantes antes de igualar la pizarra.

“No quiero poner excusas. Lo que sucedió con Miranda fue claro, pero no explica el resultado”, dijo el técnico brasileño Tite. “Hubo mucha presión y ansiedad de los jugadores y eso se tradujo en la falta de contundencia”.

Los reclamos del conjunto sudamericano fueron en vano. También las constantes arremetidas de Neymar por el costado izquierdo.

El astro del París Saint-Germain estuvo bajo constante asedio. Recibió 10 de las 19 faltas que cometió el conjunto suizo y provocó las tres tarjetas amarillas del cuadro europeo. A pesar de todo, tuvo en su cabeza el potencial tanto de la ventaja, pero su remate salió al cuerpo del arquero Yann Sommer a menos de 10 minutos del final.

La voluntad y el estado físico de Neymar fueron puestos a prueba por el técnico Vladimir Petkovic, quien apostó por una línea de tres defensas permanentes y un solo delantero. El planteamiento le rindió frutos defensivos e incluso le valió oportunidades en ataque, especialmente con Xherdan Shaqiri por el costado derecho y con un incansable Haris Seferovic.

“Estoy orgulloso de la determinación de los jugadores”, reconoció el estratega. “Los primeros 40 minutos fueron complicados. Al medio tiempo les pedí que mantuvieran la calma en la presión. Fue justo lo que hicieron y funcionó”.

Brasil, el primer equipo en clasificarse al Mundial, con una sola derrota en 18 cotejos de la eliminatoria sudamericana, habría sufrido el domingo las consecuencias de no contar con un Neymar a su máxima capacidad, tras una operación que le hizo llegar a Rusia con muy pocos minutos de fútbol acumulado en fechas recientes.

La Canarinha padeció también la falta de precisión colectiva después de lanzarse al frente en los últimos minutos.

Y la frustración no solo se hizo presente con la falta de contundencia frente al arco de Sommer, sino por la actuación del silbante mexicano César Ramos, quien en dos ocasiones se negó al uso del videoarbitraje: primero en la jugada del gol suizo y, posteriormente, a 15 minutos del final, cuando Gabriel Jesús fue derribado dentro del área.

Lo único que les quedó a los “torcedores” brasileños, que se mostraron como mayoría en la Arena Rostov, fue la pincelada de Coutinho. El mediocampista del Barcelona aprovechó un rechace de Fabian Schaer e impactó de pierna derecha para colgar el balón del ángulo superior.

Ya con el empate, Suiza encontró espacios que no pudo capitalizar y terminó con 11 hombres en sector defensivo para soportar el asedio sudamericano

OTRO SOLIDO INICIO

Suiza, que busca avanzar de la fase de grupos por tercera ocasión en las últimas cuatro ediciones, obtuvo un sólido resultado ante uno de los favoritos para obtener el campeonato de la justa. Los helvéticos ya deben estar acostumbrados. Hace ocho años, en Sudáfrica, dieron la sorpresa de la jornada inaugural al derrotar 1-0 a España. Irónicamente, el conjunto español finalizó con el título y Suiza con un viaje prematuro a casa al finalizar la primera ronda.

NOS VOLVEMOS A VER

La selección actual de Suiza cuenta con tres elementos que se coronaron campeones del Mundial Sub-17 de 2009: Ricardo Rodríguez, Granit Xhaka y Seferovic. El camino al título de Nigeria 2009 comenzó con un triunfo 1-0 sobre un conjunto brasileño que contaba con Neymar, Coutinho, Casemiro y el arquero Allisson en sus filas.

LO QUE SIGUE

Con el empate, ambos conjuntos comparten el segundo lugar del Grupo E, dos puntos por detrás de Serbia que venció en la víspera 1-0 a Costa Rica. El próximo viernes Brasil se medirá al conjunto tico en San Petersburgo, mientras que Serbia intentará amarrar su clasificación a la siguiente fase ante Suiza en Kaliningrado.

Carnaval de Río se convierte en una fiesta callejera lowcost

Por MAURICIO SAVARESE

RÍO DE JANEIRO, Brasil (AP) — El Carnaval más famoso de Brasil, que en su día era una fiesta de lujo y glamur, está cada vez más dominado por una marea de ahorradores turistas más interesados en las fiestas callejeras gratuitas que en los caros desfiles de las escuelas de samba.

En esta imagen, tomada el 3 de febrero de 2018, fiesteros posan para una fotografía durante el bloco “Simpatia e Quase Amor” en Río de Janeiro, en Brasil. (AP Foto/Silvia Izquierdo)

Los cariocas, como se conoce popularmente a los residentes de Río de Janeiro, y los turistas solían invertir grandes cantidades de dinero en boletos para los desfiles de Carnaval y en disfraces. Pero la crisis económica que asfixia a la mayor nación de Latinoamérica y el incremento de los “blocos” o fiestas callejeras está cambiando la naturaleza de la celebración.

La agencia de turismo de Río espera que una cuarta parte de todos los que visiten la ciudad estos días gasten menos de 100 dólares diarios, frente al 12% del año pasado.

“Tenemos millones de personas dispuestas a salir a la calle para los modernos y gratuitos blocos, mientras que los desfiles de las escuelas de samba quedaron congelados en el tiempo y se han convertido en algo muy caro”, dijo Luiz Antonio Simas, historiador del Carnaval. “Para los turistas que quieren gastar poco, es una elección obvia”.

Según las previsiones, la agencia de turismo de Río espera 1.5 millones de turistas entre el viernes y el martes, casi 500,000 personas más que en 2017. Pero los ingresos de la ciudad durante el Carnaval serán aproximadamente los mismos que entonces, en torno a los 1,000 millones de dólares.

Es poco probable que la mayoría de los visitantes asistan a los desfiles que las escuelas que las escuelas de samba tradicionales llevan preparando todo el año. En su lugar, celebrarán con miles de personas más en algunos de los 600 blocos que se estima se organizarán. En 2007, durante la época de bonanza de la economía brasileña, el Carnaval de Río tenía apenas 300 de esas fiestas en la calle.

Las autoridades y los negocios de Río están cambiando también sus prioridades, acercándose a la calle y alejándose del Sambódromo, el recinto que sirve de escenario a las escuelas de samba.

El alcalde Marcelo Crivella recortó en más de 1.5 millones de dólares la partida destinada a los desfiles, lo que supone casi la mitad del presupuesto de algunas escuelas, e incrementó el número de sanitarios portátiles en las calles en varios miles, hasta 32,560 unidades. Por primera vez, se movilizará a más de 3,000 guardas de seguridad privados, la mayoría para proteger las fiestas al aire libre.

Gran parte del interés que despiertan los blocos se debe a la variedad de su temática. Se puede acudir con cualquier disfraz, o incluso sin ninguno, y los asistentes pueden elegir en base a su gusto musical o ubicación.

Las fiestas callejeras son gratuitas, o muy baratas, y los participantes gastan lo que quieren en comida y bebida a la venta.

La experiencia en el Sambódromo, donde las principales escuelas desfilan hasta altas horas de la madrugada en dos noches consecutivas, data de 1932. Los asistentes pueden escuchar a algunos de los mejores percusionistas del mundo mientras observan el paso de enormes y vistosas carrozas mientras los participantes, algunos de ellos con muy poca ropa, cantan y bailan a ritmo de samba.

El desfile intentó llamar la atención de los visitantes low-cost con alrededor de 14,000 boletos a solo tres dólares. Pero estas entradas se agotaron pronto y no están cerca de las mejores partes del recorrido. Los tickets más caros rondan los 2,000 dólares.

El director financiero del desfile, Heron Schneider, señaló que vender entradas más baratas no hará que el evento sea más accesible, porque los revendedores se apresurarán a comprarlas para colocarlas después a un precio más alto. Los turistas de bajo costo pueden encontrar buenas oportunidades para entrar al Sambódromo si de verdad quieren hacerlo, añadió.

“No veo un conflicto entre el desfile y los blocos. Se puede ir a ambos”, dijo Schneider. “Son diferentes en su naturaleza. Lo nuestro es un espectáculo y una competencia por la que hay que pagar. No es pura diversión”.

Rita Fernandes, directora de la asociación de fiestas callejeras de Río, apuntó que los grupos que las organizan atraviesan problemas a pesar de la cantidad de gente que acude a ellas. Los blocos necesitan financiación pública y encontrar patrocinadores, señaló.

“Para seguir haciendo que los turistas vengan, las fiestas en la calle también necesitan dinero”, dijo. “Hoy en día no recibimos nada para mejorar la experiencia de la gente”.

La asociación hotelera de la ciudad espera una ocupación del 85% durante estos días, más que hace un par de años pero lejos todavía del lleno total de los buenos tiempos.

Muchos de los turistas de bajo costo en Río llegan desde el vecino estado de Sao Paulo, el más poblado del país.

El productor de televisión Rodrigo Rodrigues, de 35 años, es uno de los que no pisará el Sambódromo ni los hoteles caros. Viajará seis horas en autocar hasta Río, se alojará en el pequeño departamento de un primo lejos de las playas y cocinará su propia comida.

“Las fiestas callejeras es donde estarán las mujeres guapas”, dijo. “Ver (a las escuelas) desfilar por el Sambódromo no es el tipo de Carnaval que quiero, aunque pudiese permitírmelo”.

Nombran nueva especie de mosca en honor a Arnold Schwarzenegger

WASHINGTON (EFE) – Un entomólogo que descubrió una nueva especie de mosca en la Amazonía brasileña, la Megapropodiphora Arnoldi, decidió bautizarla así en honor al exfisiculturista, actor y político de origen austríaco Arnold Schwarzenegger, publicó hoy la revista Biodiversity Data Journal.

“Tan pronto vi esas piernas abultadas supe que tenía que nombrar a esta nueva especie en honor a Arnold (Schwarzenegger)”, indicó el entomólogo Brian Brown, del Museo de Historia Natural de Los Ángeles, en su artículo de investigación.

La mosca Megapropodiphora Arnoldi, que tiene las patas delanteras muy grandes en comparación a su cuerpo, es ahora la mosca conocida más pequeña del mundo, con una longitud de 0.395 milímetros.

A diferencia de las patas delanteras que dieron lugar a la denominación de esta especie, las patas traseras y medias y las alas de este insecto son muy reducidas.

Aunque la mosca no se ha observado en acción en la naturaleza, Brown concluyó que es “claramente” un parasitoide, probablemente de hormigas o termitas, basado en su ovipositor puntiagudo.

Este entomólogo californiano ha tenido un éxito considerable encontrando nuevas especies de moscas diminutas, que aseguró son “la frontera continua para el descubrimiento de insectos”.

De hecho, al centrar sus observaciones en insectos diminutos, especialmente de sitios tropicales remotos, el entomólogo ha descubierto que muchas especies aún no han sido descritas de manera oficial.

Incluso en su ciudad natal, Los Ángeles, Brown y sus colegas descubrieron que casi la mitad de las moscas phoridae eran desconocidas anteriormente.

FIFA suspende al presidente del fútbol brasileño

Por STEPHEN WADE y MAURICIO SAVARESE

RIO DE JANEIRO, Brasil (AP) — La FIFA anunció el viernes la suspensión provisional del presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Marco Polo del Nero, mientras lo investiga por corrupción.

El organismo rector indicó que Del Nero es investigado por su comisión de ética, y fue vetado de participar en cualquier actividad relacionada con el fútbol por 90 días.

Del Nero ha permanecido al frente de la CBF a pesar de que las autoridades estadounidenses lo acusaron de crimen organizado y lavado de dinero en 2015, cuando huyó de Zúrich antes de ser arrestado junto con otros dirigentes del fútbol sudamericano involucrados en el escándalo de corrupción en la FIFA. Entre ellos está José María Marin, entonces líder del fútbol brasileño, y quien encara un juicio en Nueva York por supuestamente recibir millones de dólares en sobornos.

“Al igual que muchos brasileños que amamos el fútbol, espero que sea vetado de por vida”, dijo Romario, una leyenda de la selección brasileña y ahora senador federal. “Los crímenes de Del Nero han sido destapados, al igual que los de otros ladrones como José María Marin, quien está preso en Estados Unidos, y (el ex presidente de la CBF) Ricardo Teixeira, que sigue fugitivo en Brasil. Todos utilizaron la CBF para enriquecerse ilegalmente”.

Del Nero ha negado las acusaciones.

La FIFA no había sancionado a Del Nero hasta el viernes, aunque el presidente del organismo Gianni Infantino había sido cuestionado insistentemente al respecto en días recientes.

Infantino fue retratado con Del Nero en los Juegos Olímpicos del año pasado en Río de Janeiro, y también recibió preguntas sobre el brasileño en el sorteo del Mundial este mes en Moscú, al que no asistió Del Nero.

“Vamos a lidiar con lo que suceda en los juicios (en Nueva York), dijo Infantino. “Tenemos un comité de ética, un comité disciplinario. Ellos se encargarán de estas preguntas. No es la tarea del presidente de la FIFA, para eso tenemos instituciones”.

El juicio en Estados Unidos contra Marin, el ex presidente de la Conmebol Juan Angel Napout, y ex líder de la federación peruana, Manuel Burga, entró el viernes en la fase de deliberación del jurado. Los tres están acusados de crimen organizado, fraude en comercio electrónico y lavado de dinero por supuestamente recibir millones de dólares en sobornos a cambio de otorgar contratos de torneos de fútbol a ciertas empresas de mercadeo deportivo.

Del Nero no ha salido de Brasil en los últimos años, temiendo ser arrestado y extraditado a Estados Unidos si lo hace. Brasil tiene un tratado de extradición con Estados Unidos, pero es inusual que extradite a sus ciudadanos.

El vicepresidente de la CBF, Antonio Carlos Nunes, reemplazará a Del Nero al mando del organismo mientras dure la suspensión. Nunes no comentó sobre la decisión de la FIFA.

El nombre de Del Nero salió a relucir en el juicio en Nueva York, donde uno de los testigos, el empresario brasileño José Hawilla, dijo que Del Nero era uno de los dirigentes sudamericanos que había que sobornara para obtener contratos.

Padres de niño brasileño recuperado: fue “milagro” de Fátima

FÁTIMA, Portugal (AP) — Los padres de un niño brasileño cuya recuperación de una lesión cerebral grave está siendo citada por el Vaticano como el “milagro” necesario para canonizar a dos niños portugueses rompieron el jueves el silencio para compartir su experiencia.

Joao Baptista y su esposa, Lucila Yurie, hablaron ante periodistas en el santuario católico de Fátima, Portugal, un día antes de la visita del papa Francisco. No se le permitió a los periodistas hacer preguntas.

El pontífice conmemorará el 100 aniversario de las llamadas visiones de la Virgen María en Fátima, canonizando a dos de los tres niños portugueses que dijeron haberlas experimentado.

El “milagro” requerido para la canonización se refiere al caso del pequeño Lucas Baptista, cuya historia había estado envuelta en el secreto, hasta ahora.

El padre del niño dijo que en 2013, su hijo Lucas, entonces de 5 años, cayó 6,5 metros (21 pies) desde una ventana en la casa de la familia en Brasil mientras jugaba con su hermana menor, Eduarda.

La ambulancia tardó una hora en llevar a Lucas al hospital. Cuando llegó, el niño estaba en coma y había sufrido dos ataques al corazón, dijo Baptista. Durante la cirugía de emergencia, los médicos diagnosticaron una lesión cerebral traumática grave y una “pérdida de material cerebral” del lóbulo frontal del niño.

Las lesiones eran tan graves que los médicos pronosticaron que Lucas tendría pocas posibilidades de sobrevivir. Agregaron que si vivía, tendría una discapacidad mental grave o incluso viviría en estado vegetativo, recordó el padre.

Baptista dijo que él y su esposa, así como las monjas carmelitas brasileñas, rezaron a los tres niños pastores _ya fallecidos_ que dijeron que la Virgen María se les apareció en 1917. Dos de esos niños, Francisco y Jacinta Marto, están por ser canonizados el sábado por el papa Francisco en Fátima. Se volverán los santos no martirizados más jóvenes de la Iglesia católica.

La tercera niña, Lucia dos Santos, prima de Francisco y Jacinta, se convirtió en monja carmelita. También se están realizando esfuerzos para beatificarla, pero esa labor no pudo comenzar hasta después de su muerte en 2005.

Joao Baptista, que leyó una declaración en el santuario de Fátima y tomó pausas ocasionalmente para recuperar la compostura, dijo que los médicos le retiraron los tubos a su hijo seis días después de que cayó.

“Él estaba bien cuando despertó, lúcido, y comenzó a hablar, pidiendo hablar con su hermana pequeña”, dijo Baptista. Después de otros seis días, Lucas fue dado de alta del hospital.

“Él está completamente bien… sin efectos posteriores. Lucas está como antes del accidente”, dijo su padre. “Los médicos… dijeron que no podían explicar su recuperación”.