Estudio: Adolescentes y padres son adictos a celulares

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — Los padres se quejan de que sus hijos adolescentes tienen las narices pegadas al celular, pero quizás deberían examinar sus propios hábitos.

Un estudio publicado el miércoles por el Pew Research Center dice que dos terceras partes de los padres están preocupados por la cantidad de tiempo que sus hijos adolescentes se pasan delante de pantallas, mientras que más de un tercio expresaron preocupación por su propio tiempo haciendo lo mismo.

Mientras tanto, más de la mitad de los adolescentes dicen que a menudo o en ocasiones encuentran a sus padres u otras personas a cargo de ellos distraídos cuando tratan de hablar con ellos. El estudio dice que la relación de los adolescentes con sus celulares en ocasiones es “hiperconectada” y apunta que casi tres cuartas partes revisan sus mensajes en cuando se levantan. Los padres hacen lo mismo, aunque a una tasa menor, con 57%.

Las grandes compañías tecnológicas enfrentan crecientes críticas sobre la naturaleza adictiva de sus aparatos, las incesantes notificaciones y otras capacidades creadas para mantener a la gente pegada a sus pantallas.

Muchos adolescentes están tratando de hacer algo al respecto: 52% dicen que han reducido el tiempo que se pasan con sus celulares y 57% dicen que han hecho lo mismo con las redes sociales.

Los expertos dicen que los padres tienen un papel crucial en los hábitos de sus hijos y que establecer un buen ejemplo es parte de ello.

“Los adolescentes a menudo no hacen lo que les decimos, sino lo que hacemos”, dijo Donald Shifrin, profesor de pediatría en la Universidad de Washington, que no participó en el estudio de Pew. “Los padres son la puerta por la que caminan los niños en su camino al mundo”.

El estudio encuestó a 743 adolescentes estadounidenses y 1,058 padres de adolescentes entre el 7 de marzo y el 10 de abril. El margen de error fue de 4,5 puntos porcentuales.

Un fallo en Android permite pantallazos a móviles sin que el usuario lo sepa

MADRID, España (EFE) – Una deficiencia detectada en el diseño de una herramienta de Android puede permitir a los ciberdelincuentes, de forma remota y sin conocimiento de sus víctimas, capturas de pantalla o de conversaciones en el 77% de dispositivos móviles con este sistema operativo, según la empresa de seguridad Check Point.

A finales de noviembre, Google sólo había corregido el problema en la versión 8.0 de Android (Oreo), dejando vulnerables las versiones 5.0, 6.0 y 7.0, que representan aproximadamente el 77.5% de los dispositivos que utilizan este sistema operativo, indicó hoy la empresa en un comunicado, aunque sin precisar si habría usuarios afectados.

El ciberatacante podría aprovecharse del servicio MediaProjection de Android, una herramienta para grabar sonido o hacer pantallazos, mediante una táctica de pantalla falsa para engañar al usuario de modo que dé su consentimiento de uso sin él saberlo.

A diferencia de otros mecanismos para pedir permiso en Android, como el acceso a contactos o ubicación, MediaProjection carece de una ventana específica para solicitarlo. En su lugar, cuando una aplicación intenta utilizarlo, aparece un mensaje diferente, con el nombre de ventana emergente SystemUI.

Según Check Point, con una aplicación los ciberdelincuentes podrían detectar cuándo está a punto de aparecer dicha ventana, para mostrar un mensaje falso superpuesto al de SystemUI y persuadir a la víctima para que conceda el consentimiento de uso sin saberlo.

Una vez engañado el usuario, el ciberdelincuente podría grabar la pantalla y el audio del dispositivo, convirtiéndolo en herramienta definitiva de espionaje.

De realizarse, el ataque no sería completamente encubierto, ya que en la barra de notificación aparecería una alerta de la actividad de grabación, pero es probable que la mayoría de usuarios no lo relacionen con una amenaza.

Aunque los expertos reconocen que Google ha hecho un esfuerzo “significativo” para acabar con las tácticas de superposición de pantalla, se trata de un procedimiento cibercriminal que aún sigue permitiendo engañar a usuarios para obtener sus credenciales.

IPhone X, un móvil de mil dólares con reconocimiento facial y sin marcos

Articulo por DAVID VILLAFRANCA

Associated Press

LOS ÁNGELES, California (EFE) – El reconocimiento facial del usuario y una pantalla que abarca prácticamente toda la superficie frontal al reducir al mínimo los marcos y eliminar el botón de inicio son las claves del iPhone X, el nuevo teléfono inteligente de Apple que saldrá a la venta a partir de 999 dólares.

Fotografía cedida por Apple Inc. que muestra el iPhone X de Apple, presentada en el nuevo teatro Steve Jobs, durante el evento especial de Apple en la nueva sede de Apple en Cupertino, California. el 12 de septiembre de 2017. El nuevo iPhone X estará disponible el viernes 27 de octubre de 2017 en más de 55 países y territorios, y en tiendas comenzando el viernes, 03 de noviembre de 2017. (EFE/APPLE INC.)

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, fue hoy el maestro de ceremonias de un acto muy especial para el gigante tecnológico, en el que celebraron los diez años de su emblemático iPhone y en el que inauguraron de manera oficial su nuevo y gigantesco campus Apple Park, en la ciudad californiana de Cupertino.

“El primer iPhone revolucionó una década de tecnología (…). Ahora, diez años después, estamos aquí en este lugar y en este día para revelar un producto que marcará un camino para la tecnología en la próxima década”, dijo Cook en el nuevo Teatro Steve Jobs en un evento en el que estuvo muy presente la memoria del carismático fundador de la compañía.

El punto culminante del acto fue la presentación del iPhone X, el nuevo teléfono inteligente de Apple que incluye un método de reconocimiento facial, llamado Face ID, que supondrá una nueva forma de acceso seguro al dispositivo.

Esta tecnología de identificación sustituye a la vía de entrada táctil Touch ID y emplea una cámara de infrarrojos, entre otros aspectos, para convertir el rostro del usuario en una contraseña personal.

Esa tecnología de reconocimiento facial también se aprovechará de manera recreativa para los animoji, una versión personalizada de los emoji que se crearán a partir de los gestos de las personas, así como para el método de pago Apple Pay.

Otra de las grandes novedades de iPhone X es la pantalla de 5,8 pulgadas y de tecnología OLED que aprovechará casi en su totalidad la parte frontal del dispositivo al reducir al mínimo los marcos, que anteriormente limitaban y encuadraban la superficie táctil.

El nuevo modelo también elimina el botón de inicio, una función fundamental para manejar la interfaz de los anteriores iPhone.

La pantalla del nuevo móvil, que en Apple han denominado Super Retina, contará con una resolución de 2436×1125 y 458 píxeles por pulgada.

La supresión del botón de inicio alterará el funcionamiento habitual del iPhone, por lo que en iPhone X, por ejemplo, para volver a la pantalla base habrá que deslizar verticalmente el dedo desde la parte inferior del móvil, mientras que para activar el asistente digital Siri se podrá pulsar y mantener el botón lateral.

Apple también subrayó que las baterías del nuevo iPhone durarán dos horas más que las del modelo anterior, el iPhone 7, y aseguró asimismo que será compatible con un sistema para alimentar sus pilas sin requerir de cargadores con cables.

En este sentido, la compañía anunció que el año próximo desvelará un cargador múltiple sin cables y con forma de superficie que se denominará Air Power.

En cuanto a las prestaciones fotográficas, el iPhone X incluirá una cámara de 12 megapíxeles con estabilización óptica dual y mejoras en el “modo retrato” para la cámara frontal, especialmente pensada para los autorretratos.

El iPhone X contará con dos versiones, de 64 y 256 gigas de almacenamiento, y su precio de salida será de 999 dólares, una cifra muy superior a los 649 dólares de partida que costó el modelo anterior, el iPhone 7.

El móvil se podrá reservar el 27 de octubre y saldrá a la venta el 3 de noviembre, una espera más larga de lo habitual para los nuevos modelos de iPhone, lo que parece confirmar las informaciones que apuntaban a un retraso en la fabricación de los iPhone X.

Entre los más de 50 países que podrán disfrutar del nuevo móvil a partir del 3 de noviembre figuran España, Portugal, México y Puerto Rico.

La presentación del iPhone X dejó en un segundo plano a los otros anuncios de la jornada, como los iPhone 8 y 8 plus, que suponen una evolución tecnológica a partir de los avances del iPhone 7, así como las nuevas gamas del reloj inteligente Apple Watch y del receptor televisivo Apple TV, que ahora soportará imágenes en resolución 4K y con tecnología HDR.

En cuanto a los relojes de Apple, muy enfocados en la vida saludable y el fomento del ejercicio, Apple Watch Series 3 mostró como novedad principal la conectividad telefónica propia sin depender de un iPhone.

Otro avance significativo de este dispositivo será la introducción de Apple Music, que permitirá a los usuarios disfrutar de música en línea directamente a través del reloj inteligente.

Aprovechando la inauguración del Teatro Steve Jobs, Tim Cook rindió homenaje al fundador y alma de Apple.

“Dedicamos este teatro a Steve porque le amamos y porque él amaba días como el de hoy”, señaló el consejero delegado de Apple.

Las novedades de Apple, la firma con mayor capitalización en todo el mundo, no fueron recibidas con entusiasmo por los inversores, ya que sus acciones cayeron 0.5 % en el mercado de Wall Street.