3 científicos premiados por terapia para el cáncer

PORTADA – Foto sin fecha distribuida por el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, del doctor Steven A. Rosenberg, uno de los tres médicos premiados por su trabajo en inmunoterapia del cáncer. (Center for Cancer Research, National Cancer Institute via AP)

Associated Press

ALBANY, Nueva York — Tumores antes considerados intratables desaparecen, y gente a la que se les pronosticaba semanas de vida ahora sobreviven durante décadas gracias a las nuevas terapias derivadas del trabajo de tres científicos que han sido galardonados con un premio de 500,000 dólares.

Los ganadores del premio anual Albany Medical Center de Medicina e Investigación Biomédica, anunciados el miércoles, realizaron estudios del sistema inmunitario de los que han derivado tratamientos innovadores para cáncer, VIH y otras enfermedades.

Son ellos los doctores James Allison, de la Universidad de Texas; Carl June de la Facultad de Medicina Perelman, Universidad de Pennsylvania, y Steven Rosenberg del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. Recibirán su premio el 26 de septiembre en Albany, Nueva York.

“Sus investigaciones han dado esperanzas a muchos que de otro modo enfrentaban una pena de muerte segura, y han inspirado a cientos de investigadores en busca de nuevos caminos para el tratamiento”, dijo el decano del Colegio Médico de Albany, doctor Vincent Verdile. “Su impacto sobre el desarrollo de la inmunoterapia para el cáncer, y el camino a seguir, no tiene igual”.

La inmunoterapia utiliza el poder del sistema inmunitario para atacar las células y tumores cancerosos. En la década de 1980, Rosenberg formuló la hipótesis de que la estimulación de las llamadas células T provocaría reacciones del sistema inmunitario. De su trabajo derivó la primera droga inmunoterapéutica para el cáncer aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) en 1992.

El ex presidente Jimmy Carter atribuyó a la nueva droga inmunoterapéutica Keytruda la reducción de sus tumores cerebrales en 2015. La droga, desarrollada mediante un enfoque propuesto por Allison, es parte de una nueva clase de medicamentos genéticamente diseñados basados en los anticuerpos que están transformando el tratamiento para diversos tipos de cáncer con drogas que suelen ser menos tóxicas que la quimioterapia.

June ha realizado precursores en el desarrollo de terapias de células CAR-T, que alteran las células sanguíneas del paciente para transformarlas en matadoras especializadas de cáncer. La terapia con CAR-T es la primera céluloterapia personalizada para el cáncer aprobada por la FDA para el tratamiento de leucemia en niños y adultos jóvenes.

Fallece Stephen Hawking, el físico más reconocido de su era

Por ROBERT BARR

LONDRES (AP) — Stephen Hawking, cuya mente brillante recorrió el tiempo y el espacio a pesar de que su cuerpo quedó paralizado por una enfermedad, murió a los 76 años de edad.

En esta imagen del 29 de agosto de 2012, el físico británico Stephen Hawking, durante la ceremonia inaugural de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. (AP Foto/Matt Dunham, Archivo)

Hawking murió en su casa de Cambridge, Inglaterra, según un comunicado de la Universidad de Cambridge.

El físico teórico más reconocido de su era, Hawking escribió de manera tan lúcida sobre los misterios del espacio, el tiempo y los agujeros negros, que su libro “Breve Historia del Tiempo”, se volvió un éxito de ventas a nivel internacional, convirtiéndolo en una de las mayores celebridades del mundo científico desde Albert Einstein.

“Fue un gran científico y un ser humano extraordinario cuyo trabajo y legado vivirán durante muchos años”, dijeron sus hijos Lucy, Robert y Tim, en un comunicado. “Su valor y persistencia junto con su brillantez y humor inspiraron a personas de todo el mundo. Alguna vez dijo ‘No sería un gran universo si no fuera el hogar de las personas a las que amas’. Lo extrañaremos por siempre”.

A pesar de que Hawking sufrió de esclerosis lateral amiotrófica cuando tenía 21 años de edad, el físico sorprendió a los médicos al vivir durante más de 50 años con una enfermedad que suele ser letal. Un episodio grave de neumonía en 1985 provocó que Hawking tuviera que respirar a través de un tubo, obligándolo a comunicarse a través de un sintetizador electrónico de voz que le dio su distintito tono robótico.

Sin embargo, él continuó con su trabajo científico, apareció en televisión y se casó por segunda vez.

Como uno de los sucesores de Isaac Newton como Profesor Lucasiano de Matemáticas en la Universidad de Cambridge, Hawking estuvo involucrado en la búsqueda del gran objetivo de la física: una “teoría unificada”.

Dicha teoría resolvería las contradicciones entre la Teoría General de la Relatividad de Einstein, que describe las leyes de gravedad que gobiernan el movimiento de los grandes objetos, como los planetas, y la Teoría de Mecánica Cuántica, que trata con el mundo de las partículas subatómicas.

Para Hawking, esa búsqueda fue casi como una misión religiosa — dijo que encontrar una “teoría del todo” le permitiría a la humanidad “conocer la mente de Dios”.

“Una teoría unificada completa y consistente es solo el primer paso: nuestra meta es un entendimiento total de los eventos a nuestro alrededor, y de nuestra propia existencia”, escribió en “Breve Historia del Tiempo”.

Sin embargo, en sus últimos años insinuó que podría no existir una teoría unificada.

A “Breve Historia del Tiempo” le siguió una secuela mucho más accesible en 2001 “El Universo en una Cáscara de Nuez” en el que actualizó a los lectores en conceptos como la súper gravedad y la posibilidad de un universo de 11 dimensiones.

Hawking dijo que creer en un Dios que interviene en el universo “para asegurarse que los buenos ganen o sean recompensados en la otra vida” era una ilusión.

“Pero uno no puede evitar preguntarse: ¿Por qué existe el universo?” dijo en 1991. “No conozco una manera operativa para entender la pregunta o la respuesta, si es que existe, pero me molesta”.

La combinación de su libro y su discapacidad casi total — durante algún tiempo pudo utilizar algunos dedos, y posteriormente solo podía tensar los músculos faciales — lo convirtieron en uno de los rostros más reconocidos de la ciencia.

Realizó apariciones en programas de televisión como “The Simpsons” y “Star Trek” y entre sus seguidores se incluye al guitarrista de U2, The Edge, quien en enero de 2002 asistió a los festejos por el cumpleaños 60 de Hawking.

Sus primeros años fueron narrados en la película de 2014 “La teoría de todo”, con la que Eddie Redmayne ganó el premio de la Academia al mejor actor por su retrato del científico. La película se centró aún más en los notables logros de Hawking. Algunos colegas atribuyeron esa celebridad a un nuevo entusiasmo de los estudiantes por la ciencia.

Sus logros y su longevidad ayudaron a probar a muchos que incluso las discapacidades más graves no tienen por qué impedir que los enfermos sigan viviendo.

Científicos intentan editar genes en paciente

Por MARILYNN MARCHIONE

OAKLAND, California (AP) — Por primera vez, un equipo de científicos ha intentado editar un gen dentro de un cuerpo humano, en un audaz intento de cambiar de forma permanente el ADN de una persona para tratar de curar una enfermedad.

Brian Madeux, de 44 años, utiliza un dispositivo infrarrojo para ver sus venas mientras la enfermera Siobhan Field prepara una vía intravenosa para una terapia de edición genética, en el Hospital Pediátrico Benioff de la UCSF, en Oakland, California, el lunes 6 de noviembre de 2017. (AP Foto/Eric Risberg)

El experimento se hizo el lunes en California con el paciente Brian Madeux, de 44 años. A través de un gotero intravenoso, recibió miles de millones de copias de un gen correctivo y una herramienta genética para cortar su ADN en un punto concreto.

“En cierta forma te llena de humildad” ser el primero en probarlo, explicó Madeux, que tiene una enfermedad metabólica llamada síndrome de Hunter. “Estoy dispuesto a correr ese riesgo. Ojalá me ayude a mí y a otras personas”.

Podría pasar un mes hasta ver si está funcionando, y las pruebas lo certificarán en tres meses.

Si tiene éxito, podría ser un gran impulso para el incipiente campo de la terapia genética. Los científicos han editado genes humanos antes, modificando células en el laboratorio que después se devuelven a los pacientes. También hay terapias genéticas que no implican modificar el ADN.

Pero estos métodos solo pueden utilizarse para unos pocos tipos de enfermedades. Algunos dan resultados que no son duraderos. Otros proporcionan un nuevo gen como una pieza de repuesto, pero no controlan dónde se inserta en el ADN, lo que podría causar un nuevo problema como el cáncer.

Esta vez, la modificación ocurre de forma precisa dentro del cuerpo. Es como enviar un diminuto cirujano para colocar el gen exactamente en la posición adecuada.

“Cortamos su ADN, lo abrimos, insertamos un gen, lo remendamos. Reparación invisible”, explicó la doctora Sandy Macrae, presidenta de Sangamo Therapeutics, la empresa de California que está probando esta técnica para dos enfermedades metabólicas y la hemofilia. “Se convierte en parte de su ADN y está ahí por el resto de su vida”.

Eso también implica que no hay vuelta atrás, ninguna forma de borrar ningún error que pueda causar la modificación.

“En realidad estamos jugando con la Madre Naturaleza” y los riesgos no pueden conocerse por completo, pero los estudios deben seguir adelante porque estas son enfermedades incurables, señaló un experto independiente, el doctor Eric Topol, del Scripps Translational Science Institute de San Diego.

Se han tomado medidas de protección y las pruebas en animales fueron muy alentadoras, indicó el doctor Howard Kaufman, científico de Boston y miembro del comité de los Institutos Nacionales de Salud que aprobó los estudios.

Las posibilidades de la edición genética son demasiado grandes para ignorarlas. “Por ahora no hay evidencias de que esto vaya a ser peligroso”, señaló. “Este no es el momento de asustarse”.

_____

PROBLEMAS DE LA CABEZA A LOS PIES

Menos de 10,000 personas en todo el mundo sufren estas enfermedades metabólicas, debido en parte a que muchos mueren muy jóvenes.

A los que sufren el mismo problema que Madeux, el síndrome de Hunter, les falta un gen que produce una enzima necesaria para descomponer algunos carbohidratos. Estos se acumulan en las células y causan destrozos en todo el cuerpo.

Los pacientes pueden sufrir resfriados e infecciones de oído frecuentes, rasgos faciales distorsionados, problemas de corazón y respiratorios, complicaciones de piel y de ojos, fallos en huesos y articulaciones, así como problemas digestivos y neurológicos.

Una dosis semanal de la encima que les falta puede suavizar algunos síntomas, pero cuesta de 100,000 a 400,000 dólares anuales y no impide los daños neurológicos.

Madeux, que ahora vive cerca de Phoenix, está comprometido con una enfermera, Marcie Humphrey, a la que conoció hace 15 años en un estudio que probó su terapia de encimas en el Hospital Pediátrico Benioff de la UCSF en Oakland, donde se realizó el experimento de edición genética.

Ha pasado por 26 operaciones por hernias, juanetes, huesos que afectaban a su columna vertebral, así como por problemas de oídos, ojos y vejiga.

El paciente es un cocinero titulado y era copropietario de dos residentes de Utah, donde cocinaba para famosos y equipos estadounidenses de esquí. Pero ahora no puede trabajar en una cocina ni montar a caballo como solía hacer.

La edición genética no arreglará los daños que ya ha sufrido, pero espera dejar de necesitar los tratamientos semanales con enzimas.

Los estudios iniciales implicarán hasta 30 adultos para probar su seguridad, pero el objetivo final es tratar a niños muy jóvenes, antes de que se produzcan muchos daños.

CÓMO FUNCIONA

La herramienta de edición genética CRISPR ha recibido mucha atención, pero este estudio utilizó una diferente llamada nucleasas con dedos de zinc. Funcionan como tijeras moleculares que buscan y cortan un fragmento específico de ADN.

La terapia tiene tres partes: el nuevo gen y dos proteínas de dedos de zinc. Las instrucciones para cada parte se colocan en un virus modificado para no causar infección, sino trasladarlas a las células. A través de una vena se inyectan miles de millones de copias del conjunto.

Viajan al hígado, donde las células utilizan las instrucciones para fabricar los dedos de zinc y preparar el gen correctivo. Los dedos cortan el ADN, permitiendo que el nuevo gen ocupe su lugar. Entonces, ese nuevo gen indica a la célula que fabrique la encima que le falta al paciente.

Para curar la enfermedad solo hace falta corregir un 1% de las células del hígado, explicó en el hospital de Oakland el médico de Madeaux y director del estudio, el doctor Paul Harmatz.

“¿Cómo de infalible es la tecnología? Apenas estamos aprendiendo”, aunque las pruebas de seguridad han sido muy buenas, dijo el doctor Carl June, científico de la Universidad de Pensilvania, que ha trabajado en otras terapias genéticas pero no participó en este estudio.

Cambios en estilo de vida podrían evitar mal de Alzheimer

WASHINGTON (AP) — Aunque no se sabe a ciencia cierta si se puede prevenir el mal de Alzheimer, evitar ciertos riesgos desde la infancia podría demorar o incluso prevenir una tercera parte de los casos de demencia senil en el mundo.

Foto de un cerebro humano afligido con el mal de Alzheimer, exhibido en el Museo de Neuroanatomía en la Universidad de Buffalo, en Buffalo, Nueva York. Foto tomada el 7 de octubre del 2003. (AP Photo/David Duprey, File)

Lo importante es evitar conductas que vuelvan al cerebro más vulnerable a la atrofia de la memoria y la capacidad de pensamiento a medida que el organismo va envejeciendo. Por ello conviene tener una buena educación desde edad temprana, evitar la alta presión sanguínea y la obesidad en la mediana edad,y evitar ser sedentario y aislarse de la sociedad en la vejez.

El estudio, publicado en la revista científica Lancet el jueves, reconoce que se trata sólo de hipótesis basadas en proyecciones estadísticas. Un estudio reciente en Estados Unidos fue mucho más cauto, al afirmar que si bien hay indicios de que los cambios de estilo de vida robustecen la salud cerebral, no hay pruebas fehacientes.

Aun así, nunca es tarde para intentarlo, dijo la autora del artículo, Gill Livingston, profesora de psiquiatría en el University College de Londres.

”Si bien la demencia senil generalmente es diagnosticada en la vejez, esos cambios en el cerebro suelen ocurrir años antes”, dijo Livingston.

A comienzos del año entrante, se realizará un gran estudio en Estados Unidos para determinar si ciertas simples tareas cotidianas pueden ayudar a la salud cerebral. Entretanto los expertos afirman que no hay desventaja alguna en seguir ciertas recomendaciones de sentido común.

“Una mejor salud en el cuerpo significa una mejor salud en el cerebro”, dijo la neuróloga Laura Baker, de la Facultad de Medicina Wake Forest en Carolina del Norte, quien dirigirá el próximo estudio.

Como un primer ejemplo está la actividad física, que es importante para mantener una buena salud cardíaca. “Si además de eso ayuda a mejorar las funciones cognoscitivas y a evitar la demencia senil, pues mejor”, expresó el doctor Richard Hodes, director del Instituto Nacional de Geriatría.

Aquí unas conclusiones de la Conferencia Internacional de la Asociación Nacional del Estudio del Mal de Alzheimer:

RIESGOS IMPORTANTES

Los autores del artículo determinaron que un 35% de todos los casos de demencia se deben a tres factores de riesgo, que pueden ser alterados por conducta propia.

Recomiendan los siguiente: Asegurarse de tener una buena educación a edad temprana; evitar la alta presión sanguínea, la obesidad y el cigarrillo; manejar la diabetes, la depresión y la pérdida auditiva común con la vejez; mantenerse físicamente activo; mantener una vida social en la edad avanzada.

La teoría que fundamenta estas recomendaciones es que estos factores ayudan a hacer que el cerebro se mantenga bastante saludable para resistir la atrofia subyacente que acompaña a la vejez y que lleva al mal de Alzheimer.

¿REALMENTE AYUDAN ESTOS FACTORES PARA EVITAR LA DEMENCIA SENIL?

El mes pasado, las Academias de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos determinaron que hay pocas pruebas concretas. Ese reporte halló que hay indicios de que controlar la presión sanguínea, mantenerse activo y hacer ejercicios mentales podría ayudar a la causa, y en todo caso, daño no hace.

¿Por qué? Porque lo que es bueno para el corazón es bueno para el cerebro. De hecho, la alta presión arterial, conducente a infartos y ataques cardíacos, también aumenta el riesgo de una “demencia vascular”.

Además, hacer ejercicios mentales fortalece el cerebro, ya sea a raíz de la educación infantil o al aprender un nuevo idioma como adulto. Mientras más uno aprende, más conexiones hace el cerebro y se va creando lo que los científicos llaman reserva cognoscitiva. Algunos estudios indican que las generaciones modernas tienen mejor educación que sus antepasados, y que por eso son menos susceptibles a la demencia senil.

Ciencia explica por qué las ballenas crecieron tanto

WASHINGTON (AP) — Los científicos creen haber resuelto un enorme misterio: ¿Por qué las ballenas crecieron tanto y tan rápido?

Hace algunos millones de años, las ballenas más grandes tenían una longitud promedio de unos 4,5 metros (15 pies). Grandes, pero aún podrías sostener un cráneo con ambas manos.

Entonces, casi repentinamente, un tipo de ballena — los cetáceos barbados — se volvieron enormes. La ballena azul actual puede alcanzar los 30 metros (100 pies) de longitud, y son las criaturas más grandes en la Tierra. Ahora su cráneo es más grande que una miniván y posiblemente pudiera albergar a más de cinco personas, afirman los científicos.

“Realmente vivimos en la época de los gigantes”, dijo el coautor del estudio Nicholas Pyenson, del Museo Smithsonian de Historia Natural. “¿A qué se debe?”

Y todo ocurrió en “un abrir y cerrar de ojos evolutivo”, lo que complica averiguar qué sucedió, indicó Graham Slater, de la Universidad de Chicago y autor principal del estudio publicado el martes en Proceedings of the Royal Society B.

El estudio propone una respuesta: Todo comenzó con las glaciaciones de los últimos tres a cinco millones de años, que transformaron los océanos y el abasto de comida de las ballenas.

Los investigadores utilizaron registros fósiles de las ballenas más pequeñas para crear un árbol genealógico de los cetáceos barbados, que incluyen a la ballena azul, la ballena jorobada y la ballena franca. Utilizando simulaciones por computadora y el conocimiento de cómo funciona la evolución, comenzaron a llenar los vacíos entre las ballenas pequeñas y la versión actual maximizada. Se centraron en un periodo en el que las ballenas se volvieron enormes y las de menor tamaño se extinguieron, en algún momento entre hace algunos cientos de miles de años y 4,5 millones de años.

Llegaron a la conclusión de que cuando comenzaron los cambios de tamaño, los polos se hicieron más fríos, el hielo se expandió y cambió la circulación de agua en los océanos y la dirección de los vientos. Slater y Pyenson dijeron que el agua más fría se fue al fondo y se movió más cerca del ecuador y eventualmente resurgió en espacios ricos en pequeños peces y criaturas de los que se alimentan las ballenas.

Antes de eso, el alimento de las ballenas estaba esparcido, y era relativamente fácil conseguirlo. Ahora, existen enormes buffets en medio de cientos de kilómetros de desiertos alimenticios para las ballenas. Es por eso que se pueden ver miles de ballenas en la Bahía de Monterey, California, durante el verano, explicó Slater.

Los cetáceos barbados, que no tienen dientes, se alimentan al dar enormes bocanadas para filtrar el agua y comer las pequeñas criaturas que capturan. Las ballenas con dientes, como los cachalotes, cazan peces o calamares de forma individual, por lo que los cambios oceánicos que esparcieron la comida no las afectaron tanto. Pero las ballenas barbadas van tras bancos de peces o enjambres de krill, dijo Pyenson.

“Si eres una ballena, la forma más fácil de aprovechar los recursos densos pero esparcidos, es creciendo”, dijo Slater. “Si eres grande, obtienes más kilómetros por litro”.

Los cetáceos barbados pasaron de 4,5 a 30 metros en, básicamente, el mismo tiempo que le tomó a los humanos evolucionar”, destacó.