Arranca juicio sobre polémica pregunta de ciudadanía en censo de EE.UU.

Arranca juicio sobre polémica pregunta de ciudadanía en censo de EE.UU.

Foto del 15 de marzo del 2010 de formularios del censo de EEUU. El anuncio de que el censo del 2020 preguntará por la ciudadanía de la gente causó malestar en sectores que creen que desalentará la participación de los inmigrantes. (AP Photo/Ross D. Franklin, File)

NUEVA YORK, Nueva York (EFE) – Un tribunal federal de Nueva York estudia desde hoy un caso planteado por varios estados contra la decisión del Gobierno estadounidense de incluir en el censo de 2020 una pregunta sobre ciudadanía.

El Ejecutivo ha tratado en varias ocasiones de bloquear el proceso, que finalmente el pasado viernes recibió la luz verde del Tribunal Supremo para poder celebrarse.

El caso es fruto de una demanda liderada por la Fiscalía General de Nueva York, que junto a otros estados, ciudades y condados decidió llevar ante la Justicia la polémica pregunta planteada por el Departamento de Comercio para el próximo censo.

El Gobierno de Donald Trump pretende preguntar a los participantes en la encuesta si son o no ciudadanos estadounidenses, algo que no se hace desde 1950.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, tomó la decisión de incluir esa cuestión en contra de las recomendaciones de la Oficina del Censo y la ha defendido subrayando que es necesario conocer el estatus legal de los ciudadanos para una mejor comprensión de la población del país y que todas las respuestas son confidenciales.

Los críticos de la medida, mientras, creen que la pregunta disuadirá de participar a millones de personas y, por tanto, ofrecerá una visión distorsionada del censo.

Ello, como consecuencia, podría alterar el mapa electoral y la distribución de escaños, así como llevar a una distribución errónea de fondos federales que usan el censo como base.

Los demandantes consideran que el movimiento de la Administración Trump es un acto discriminatorio intencionado y el juez neoyorquino encargado del caso, Jesse M. Furman, quería que el propio Ross fuese llamado a declarar.

El Tribunal Supremo, sin embargo, rechazó el pasado octubre esa posibilidad, en una decisión aplaudida por el Gobierno, que la consideró “una victoria para la protección de los derechos del poder Ejecutivo”.

Trump quiere negar la ciudadanía a hijos de extranjeros

Trump quiere negar la ciudadanía a hijos de extranjeros

En esta imagen, tomada el 27 de octubre de 2018, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, interviene en un mítin en el aeropuerto del sur de Illinois, en Murphysboro, Illinois. (AP Foto/Jeff Roberson)

Por LAURIE KELLMAN y CATHERINE LUCEY,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Donald Trump está ensayando otra iniciativa sobre inmigración destinada a complacer a los sectores más intransigentes en la antesala de las elecciones de mitad de término: Dice que analiza la posibilidad de negar por decreto la ciudadanía automática a los hijos de extranjeros nacidos en Estados Unidos.

A una semana de los comicios, el presidente trató de sembrar el temor a la inmigración ilegal en declaraciones a “Axios on HBO”, siguiendo la ofensiva que lanzó en la recta final de la campaña electoral, en la que busca generar malestar en torno a una caravana de centroamericanos que tratan de llegar a pie a Estados Unidos. Ha despachado soldados a la frontera y ha dicho que instalará carpas para las personas que piden asilo.

Trump plantea desde hace rato que se debe negar la ciudadanía a los hijos de extranjeros y lo mismo hacen muchos conservadores. Un decreto presidencial con esa medida seguramente daría paso a batallas legales respecto a si el presidente tiene la autoridad para cambiar una enmienda de la constitución. La 14ta Enmienda garantiza el derecho a la ciudadanía de todos los bebés nacidos en Estados Unidos.

Cuando se le preguntó respecto a la legalidad de una orden ejecutiva de ese tipo, Trump respondió que “me dicen que puedo hacerlo simplemente con un decreto”. Agregó que “somos el único país del mundo donde una persona viene, tiene un bebé y el bebé es básicamente ciudadano de Estados Unidos”.

Un estudio del Centro de Estudios de la Inmigración del 2010, no obstante, indicó que 30 países dan la ciudadanía a toda persona nacida en su territorio.

Extractos de la entrevista fueron publicados en el portal de Axios el martes.

Trump dijo que los abogados de la Casa Blanca están estudiando su propuesta, de la que no se dieron detalles.

Una persona al tanto del debate interno en la Casa Blanca dijo que el tema del derecho a la ciudadanía por haber nacido en territorio de Estados Unidos ha sido abordado varias veces en el último año pero que hay algunos dentro del mismo gobierno que se oponen a esa medida.

Funcionarios del gobierno dicen que es poco probable que se tome una decisión sobre el tema antes de las elecciones del 6 de noviembre.

Expertos en temas legales afirman que Trump no tiene autoridad para negar la ciudadanía mediante un decreto presidencial.

Omar Jadwat, director del Proyecto sobre los Derechos de los Inmigrantes de la Unión de Libertades Civiles de Nueva York, dijo el martes que la constitución es muy clara al respecto.

“Si uno nace en Estados Unidos, es ciudadano”, afirmó. “Es escandaloso que el presidente crea que puede desconocer las garantías constitucionales mediante una orden ejecutiva”.

Indicó que Trump puede promover en el Congreso una reforma a la constitución, “pero no creo que eso vaya a ninguna parte por ahora”.

Pero incluso si lo consiguiese, “eso también estaría sujeto a cuestionamientos legales”.

Suzanna Sherry, profesora de la Facultad de Derecho Vanderbilt especializada en asuntos constitucionales, cree que quienes le dicen a Trump que puede modificar la constitución mediante un decreto presidencial están equivocados. “No lo puede hacer. Y, de hecho, tampoco lo podría hacer si el Congreso aprobase un estatuto”.

“Creo que se requeriría una enmienda a la constitución”, acotó. “No le veo ningún sustento legal plausible”.

Otros, sin embargo, dicen que hay alguna posibilidad de que Trump pueda imponer esa medida.

Jon Feere, asesor del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas, viene diciendo desde hace tiempo que el presidente puede limitar la cláusula de la ciudadanía mediante una orden ejecutiva.

“Un presidente puede ordenar a sus organismos que acaten su interpretación de los fallos de la Corte Suprema, que se limitan a los hijos de los inmigrantes con domicilio permanente (la corte nunca emitió un fallo sobre los hijos de turistas o inmigrantes sin permiso de residencia). Puede ordenar a sus dependencias que emitan números del Seguro Social y pasaportes solo a los recién nacidos que tienen al menos un padre que es ciudadano o inmigrante con domicilio permanente” en Estados Unidos, escribió en un artículo en el 2015.

Trump está enarbolando la bandera de la inmigración para contrarrestar el entusiasmo que se percibe entre los demócratas de cara a las elecciones, convencido de que sus arengas contra la inmigración ilegal siguen movilizando a su gente.

Ya durante su campaña presidencial Trump dijo que la ciudadanía a todo recién nacido era un “magneto para la inmigración ilegal”. Incluso afirmó que “eso se acabó, no va a suceder”, aludiendo a la ciudadanía automática de los bebés de extranjeros.

La primera línea de la 14ta Enmienda dice: “Toda persona nacida o naturalizada en Estados Unidos, y sujeta a su jurisdicción, es ciudadana de Estados Unidos y del estado en el que reside”.

La iniciativa de Trump “es otra forma de decirle a la caravana (de centroamericanos): No vengan”, sostuvo el representante republicano Steve King, un conservador que ha propuesto varias leyes restrictivas sobre inmigración. “Algunas (mujeres) están embarazadas, sin duda”.

Añadió que la Corte Suprema nunca se pronunció sobre el tema, por lo que no se sabe qué actitud tomaría.

La serie Axios HBO debuta el domingo.

Beneficios de la doble nacionalidad para inmigrantes

FOTO DE PORTADA – Durante la jornada del Consulado móvil de Indianápolis en Columbus, se realizó la presentación del cónsul. Asistentes, de izquierda a derecha: Francisco Xavier Campos,  Mariana Torres, Angie Tapia, Luis Enrique Franco Díaz de León, Cónsul de México en Indianápolis, Patricia Ruiz, Claudia de León, Lili Limón, Fernando Ceja González y Miguel Calvillo. (LJL/Patricia Ruiz)

PATRICIA RUIZ, La Jornada Latina

patriciaohio54@gmail.com

COLUMBUS, Ohio — Durante la visita del consulado móvil de México a la ciudad de Columbus las autoridades de este país hablaron sobre la importancia -en este momento- de tener la doble nacionalidad, especialmente por la incertidumbre y riesgos que atraviesa la población indocumentada.

La doble nacionalidad, se puede tener y esto garantiza ser ciudadano de dos países al mismo tiempo.

Mariana Torres, cónsul de Protección, Luis Enrique Franco Díaz de León, Cónsul General de México en Indianápolis y Fernando Ceja González, encargado de Asuntos Comunitarios. (LJL/Patricia Ruiz)

Pueden tener la doble nacionalidad los descendientes de padres mexicanos nacidos en este país o quienes la han recibido por naturalización.

Las autoridades del Consulado de México en Indianápolis recuerdan a sus connacionales las ventajas de ser ciudadanos de México y Estados Unidos:

Si un niño tiene la doble nacionalidad puede tener su pasaporte como mexicano y puede salir de Estados Unidos sin problema, lo que no ocurre en caso que una madre mexicana -al ser deportada- quiera llevar a su hijo nacido y registrado solo en Estados Unidos.

Mariana Torres, cónsul de Protección, explicó que en este tiempo de redadas y detenciones es importante que los niños tengan la ciudadanía estadounidense y la ciudadanía mexicana, pues en el momento que los padres sean deportados a México, el consulado no puede pedir información al Departamento de Niños en Estados Unidos sobre el menor que sea estadounidense.

“Diferente es si el menor tiene también la ciudadanía mexicana,  porque ahí el consulado puede solicitar la custodia temporal del niño y así puede ser enviado a México con sus padres. Esta es una medida de protección preventiva para las familias mexicanas con hijos menores”.

Al llegar a México con la doble nacionalidad, la persona no pagará impuesto de entrada, ni tendrá límite de tiempo para permanecer en el país como ocurre a los extranjeros.

Otro beneficio es el hecho de poder estudiar en las escuelas públicas, inscribirse al seguro médico popular, puede trabajar sin necesidad de visa, reciben la credencial de elector, pueden realizar actividades en áreas como instituciones bancarias, de crédito y pueden comprar propiedades dentro de México, sin limitaciones.

Como dicen las autoridades consulares quienes registran a sus hijos nacidos como mexicanos, estos reciben beneficios sociales, económicos y culturales.

La doble nacionalidad la pueden recibir los mexicanos desde 1998 y al ser ciudadanos estadounidenses no pierden la ciudadanía mexicana.

Los mexicanos residentes en esta región del país pueden aprovechar las visitas de los consulados móviles para realizar ese trámite que no tiene costo y, al igual que para todos los trámites consulares, deben pedir la cita en Mexitel

La próxima visita del consulado mexicano a la ciudad de Columbus es el 13 y 14 de octubre. Recuerde que para hacer la cita puede llamar al 1 877 MEX ITEL, (1-877-639-4835) dos semanas antes de la fecha programada.

Otra opción es visitando la página web https://mexitel.sre.gob.mx.

También habló Torres sobre el CIAM (Centro de Información y Asistencia a Mexicanos) donde cualquier persona -no importa si es o no mexicano- puede llamar durante las 24 horas los 7 días de la semana para obtener información sobre familiares perdidos, desaparecidos detenidos, sobre redadas, o qué hacer con los niños.

Puede conseguir la información y llamar sin costo al teléfono 1 855 INFO 395 (1-855-463-6 395).

Si usted no es mexicano, puede consultar con las autoridades de su país si sus hijos pueden tener la doble nacionalidad también.

EEUU buscará naturalizaciones fraudulentas

ARCHIVO – En esta fotografía de archivo del 13 de diciembre de 2017, L. Francis Cissna, director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), hace declaraciones durante una entrevista en Los Ángeles. (AP Foto/Reed Saxon, Archivo)

Por AMY TAXIN

LOS ÁNGELES, California (AP) — La agencia gubernamental de Estados Unidos encargada de las solicitudes de inmigración decidió abrir una oficina que identificará a las personas de las que sospeche hayan hecho trampa para conseguir su naturalización y las cancelará si así fue.

El director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés), L. Francis Cissna, dijo a The Associated Press en una entrevista que su agencia ha contratado a decenas de abogados y agentes de inmigración para revisar los casos de inmigrantes que tenían orden de deportación y presuntamente utilizaron identidades falsas para conseguir después tarjetas de residencia y la ciudadanía mediante la naturalización.

Según Cissna, los casos serán remitidos al Departamento de Justicia, cuyos fiscales podrían después intentar que se revoque la ciudadanía a esos inmigrantes en procesos civiles. En algunos casos, los fiscales podrían presentar cargos penales relacionados con fraude.

A la fecha, la agencia ha llevado a tribunales los casos que surgen, pero no mediante un esfuerzo coordinado, agregó. Expresó confianza en que la nueva oficina del USCIS en Los Ángeles esté en funcionamiento el año entrante, pero señaló que investigar y remitir casos para llevarlos a juicio quizá tarde más.

“Por fin tenemos un proceso listo para llegar al fondo de todos estos casos graves y comenzar a revocar la naturalización a personas que en primer lugar no debieron ser naturalizadas”, afirmó Cissna. “Lo que revisaremos serán posiblemente unos pocos miles de casos”.

Declinó decir cuál será el costo de la medida, pero señaló que será cubierto por el actual presupuesto de la agencia, cuyo financiamiento proviene de las tarifas que se cobran en las solicitudes de inmigración.

La acción tiene lugar en momentos en que el gobierno del presidente Donald Trump combate la inmigración ilegal y adopta medidas para reducir la inmigración legal.

Los inmigrantes que se naturalizan estadounidenses pueden votar, ser jurados y obtener acreditaciones de seguridad. Los casos en que se cancela la ciudadanía ocurren muy raramente.

El gobierno federal comenzó a examinar posibles casos de naturalización fraudulenta hace una década, cuando un agente fronterizo detectó que unas 200 personas habían utilizado identidades diferentes para conseguir tarjetas de residencia y ciudadanía después de que se emitieran órdenes de deportación en su contra.

¿Cómo prepararse para solicitar la ciudadanía?

Una persona encargada de dirigir el protocolo cívico durante las ceremonias de naturalización se prepara para distribuir banderas estadounidenses a los nuevos ciudadanos durante un acto de juramentación en Cincinnati, Ohio.  (LJL/Elvia Skeens)

PATRICIA RUIZ

patriciaohio54@gmail.com

COLUMBUS, Ohio  —  Con la llegada del presidente Trump a dirigir la nación el pasado 2017, y junto a eso, con todas las medidas tomadas hacia la inmigración, muchos de quienes han sido residentes permanentes por largo tiempo han considerado la posibilidad de iniciar los trámites para la ciudadanía estadounidense.

Iniciando el proceso

Después de ser residente permanente por un largo período, busqué ayuda legal para saber si todo estaba bien con el proceso que debía  iniciar.

De esta manera, diligencié el formulario N-400 llamado “Application for Naturalization”.

Este formulario, que usted puede bajar del portal electrónico de USCIS (US Citizenship and Inmigration Service), debe llenarse cuidadosamente, siguiendo paso a paso a todas las instrucciones de las primeras páginas.

Si está seguro (a) de cómo hacerlo, usted puede llenarlo directamente, pero ante cualquier duda asesórese primero con un abogado de inmigración registrado.

Enviando el formulario

Luego ya con la aplicación debidamente revisada debe enviarla a las oficinas de inmigración, con el valor correspondiente de la solicitud y las huellas dactilares.

Al poco tiempo llegará una carta donde le confirman que ya recibieron su solicitud.

Después, enviarán otra con fecha, hora y lugar al que debe acudir para tomarle huellas y fotografías. Ese día, vaya bien presentable porque esa foto será para su certificado de naturalización.

Desde este momento inicia un período de espera para presentar una entrevista y prueba de conocimientos ante un oficial de inmigración.

Estudiando para el examen

Mientras usted espera debe aprovechar para estudiar las 100 preguntas que debe aprender sobre gobierno, deberes cívicos, geografía e historia.

Puede usar el folleto instructivo, el CD de audio o bajar la app de USCIS especialmente diseñada para practicar con ejemplos, pruebas y evaluación.

Aunque en este “test” de conocimientos solamente se limitarán a 10 preguntas, usted tiene que estar muy bien informado (a) para responder a cualquiera de las 100.

Las preguntas de historia comprenden desde la llegada de los primeros colonos a América, las guerras, hasta el actual presidente.

También, se incluyen principios de la democracia, el sistema gubernamental, los derechos y deberes de quienes vivimos en el país, algo de geografía, símbolos patrios y días festivos.  

¿Cuántos meses debe esperar?

El tiempo de espera varía entre la toma de las huellas y la cita con el oficial de inmigración para la entrevista.

Con la nueva administración Trump, el tiempo de espera se ha extendido y algunas personas pueden demorar hasta un año.

En la medida que avancen los meses y usted no recibe notificación, le recomiendo llamar al número de atención al cliente de USCIS  o usar la herramienta de la página web uscis.gov para revisar actualizaciones sobre su estatus.

En mi caso particular fue una larga espera, exactamente un año completo, hasta que me llegó la anhelada noticia de la fecha, hora y lugar de presentarme ante un oficial de inmigración para ser entrevistada.

Durante la ceremonia de naturalización conocí a una persona que esperó dos años para este momento.

Otros detalles importantes

Durante la entrevista el oficial le hará preguntas del cuestionario.  Si contesta seis en forma correcta ya terminará su examen.

Debe presentar una parte de escritura (es solo una oración) y otra de lectura (un texto sencillo para leer en voz alta).  

En la ciudad hay clases de ciudadanía sin costo. Esto le ayudará durante la fase de estudio.

Ceremonia de naturalización

Después de terminar la entrevista ante el oficial, y ser aceptado hay que esperar la cita para el momento de la naturalización, una ceremonia grupal, solemne y emotiva.

Se ven caras de diferentes países. En mi ceremonia la lista integraba a más de 100 nuevos ciudadanos.

Luego de registrarse ante los oficiales de inmigración y regresar la tarjeta de residencia permanente, viene el juramento de lealtad para recibir el certificado de naturalización.

En la ceremonia asisten con la inscripción para votar, entregan un paquete con el formulario para sacar el pasaporte, e información sobre los nuevos derechos y deberes.

La emoción es bastante al igual que la alegría que se comparte con la familia y amistades.

Si ya tiene tiempo como residente permanente, aproveche el momento y aunque se demore un poco el trámite, anímese y hágalo, porque su participación como ciudadano e inmigrante en este momento del país es muy importante.