Mundial 2018: Suecia supera a Suiza y va a cuartos en el Mundial

El sueco Emil Forsberg (derecha) festeja tras anotar el primer gol de Suecia ante Suiza en el partido por los octavos de final del Mundial en San Petersburgo, Rusia, el martes 3 de julio de 2018. (AP Foto/Darko Bandic)

Por LUIS RUIZ

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Un disparo de Emil Forsberg, desviado por un rival hacia las redes, catapultó el martes a Suecia a los cuartos de final de la Copa del Mundo, tras vencer 1-0 a Suiza.

Dos selecciones que acumulaban 88 años en forma combinada sin avanzar a la ronda de los ocho mejores extremaron las precauciones durante el primer tiempo y casi la mitad del complemento. Hizo falta el tiro de Forsberg y un infortunio para destrabar un encuentro que se sumergía en el sopor.

El volante del Leipzig de Alemania tiró la pared con Ola Toivonen, y se atrevió a disparar desde las inmediaciones del área. Manuel Akanji desvió el balón, que parecía ir directo a los guantes del arquero Yann Sommer y en vez de ello terminó incrustándose cerca del ángulo izquierdo.

No obstante, el gol se acreditó a Forsberg.

El desaguisado favoreció al equipo que había adelantado un poco más sus líneas al frente, y que se medirá en Samara, por el pase a semifinales, al ganador del cotejo que Colombia e Inglaterra disputaban más tarde en Moscú.

Suecia no había ganado un solo encuentro de eliminación directa desde Estados Unidos 1994, cuando sorprendió con el cuarto puesto. Su mejor papel histórico fue la final que perdió como anfitriona en 1958, frente a Brasil y un adolescente llamado Pelé.

Tras el despertar sobresaltado que le significó el gol, Suiza realizó un par de sustituciones: el atacante Haris Seferovic por el contención Bierim Dzemaili y el delantero Breel Embolo por otro centrocampista, Steven Zuber. Ciertamente jugó más cerca del arco de Robin Olsen, pero sin claridad.

En los descuentos, Seferovic remató de cabeza cerca del área chica y Olsen atajó. Y acto seguido, el árbitro esloveno Damir Skomina sancionó un penal en favor de Suecia, por una falta de Michael Langen que frustró un último contragolpe sueco.

El videoarbitraje mostró que la falta fue fuera del área. Se marcó tiro libre y tarjeta roja para Langen, poco antes del pitazo final.

La última vez que Suiza avanzó a cuartos en un Mundial fue como anfitriona, en 1954.

Mundial 2018: Bélgica sobrevive a un infierno nipón y avanza a 4tos

Los jugadores de Bélgica festejan su gol agónico, mientras los de Japón se desploman, en el partido de octavos de final de la Copa del Mundo, realizado el lunes 2 de julio de 2018, en Rostov del Don, Rusia (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Por LEÓN FELIPE GIRÓN

ROSTOV DEL DON, Rusia (AP) — Bélgica cumplió con el pronóstico. Pero los Diablos Rojos debieron pasar por un purgatorio del que casi no salen con vida.

En el último aliento del partido, Nacer Chadli coronó un fulminante contragolpe que inició de las manos del arquero Thibaut Courtois y culminó una dramática remontada para que Bélgica venciera el lunes 3-2 a una aguerrida Japón.

Bélgica se las verá con Brasil en cuartos de final, su segundo Mundial consecutivo en el que alcanza la instancia. Pero no fue fácil. Tuvo que sobreponerse a un garrafal error de su defensa y a una desventaja de 2-0 para finalmente a un rival que en ningún momento se dejó intimidar.

Todo lo contrario. Japón se fue al frente a inicios de la segunda mitad cuando Jan Vertonghen no pudo despejar un balón y permitió que Genki Haraguchi ingresara solo frente a Courtois para fusilarlo y abrir el marcador. Cuatro minutos después, al 52, el mal momento se convirtió en pesadilla para el cuadro belga cuando Takashi Inui sacó un certero disparo de fuera del área y amplió la delantera del cuadro asiático.

“Es una prueba al carácter y para el equipo”, dijo el entrenador de Bélgica, el español Roberto Martínez. “Debes de ver como reaccionan los suplentes, como reacciona todo el equipo en general”.

Pero si alguien podía darle esperanza a Bélgica tenía que ser quien se la arrebató en primera instancia. Vertonghen se encontró con un cobro de tiro de esquina pasado y con muy poco ángulo sacó un largo cabezazo que superó por altura al arquero Eiji Kawashima para anidarse improbablemente al fondo de las redes. A todas luces, la intención de Vertonghen no era rematar al arco.

Esa fue la chispa que prendió la reacción belga.

Tan solo cinco minutos después se empató el marcador, revivió la confianza belga y se esfumó la ilusión nipona. Todo con el cabezazo de Marouane Fellaini a quemarropa después de un preciso centro de Eden Hazard.

“Cuando estuvimos arriba 2-0, realmente quería otro gol y tuvimos nuestras oportunidades”, destacó el técnico nipón Akira Nishino. “Controlábamos el partido hasta cierto punto, pero Bélgica apretó cuando tuvo que hacerlo”.

La tensión se apoderó de la Arena Rostov y de un cuadro japonés que se quedó a minutos de acceder por primera vez a los cuartos de final de un Mundial. La oportunidad se les fue en un suspiro.

Courtois se apoderó de un saque de esquina y entregó el balón rápidamente a Kevin De Bruyne por el centro del campo. El volante del Manchester City cedió a la izquierda a Thomas Meunier, quien envió un centro rasante desde el vértice del área.

Romelu Lukaku, autor de cuatro goles pero frustrado durante toda la velada, inteligentemente dejó pasar el balón para dejar con ventaja a Chadli, quien perforó las redes para ponerle el punto final a una historia de suspenso a la que no le faltó ningún ingrediente.

El gol de Chadli en la última jugada del encuentro fue el noveno en el Mundial 2018 que se factura a los 90 minutos o después para definir una victoria, fijando una nueva marca en el torneo.

Chadli marcó a los 93:43, convirtiéndose en el tanto más tardío en tiempo regular de un partido de la fase de eliminación directa desde que Francesco Totti convirtió a los 94:24 para que Italia derrotase a Australia en 2006.

Bélgica se convirtió en el primer equipo en revertir una desventaja de dos goles en la etapa de eliminación directa desde que Alemania derrotó a Inglaterra en la prórroga en el torneo de 1970. El último en hacerlo en los 90 minutos reglamentarios fue Portugal cuando venció a Corea del Norte en los cuartos de final de 1966.

Japón sorteó la primera fase con lo justo, en la que quedó segundo en su grupo, por delante de Senegal, por tener menos tarjetas amarillas acumuladas.

Nishino describió el ambiente en el vestuario japonés.

¿Qué les dijo como consuelo?

“Vayan y dúchense”, respondió.

“Estaban de pie, sin hacer nada”, añadió el técnico japonés. “Les hablaré al regresar al hotel”.

Mundial 2018: Tras 5 mundiales y con otro revés, Márquez se retira

Rafael Márquez (derecha), de la selección de México, abraza a su compañero Hirving Lozano tras la derrota ante Brasil en los octavos de final de la Copa del Mundo, el lunes 2 de julio de 2018, en Samara, Rusia (AP Foto/Frank Augstein)

Por CARLOS RODRÍGUEZ

SAMARA, Rusia (AP) — Tras el silbatazo que sentenció una nueva eliminación en el Mundial, Rafael Márquez se dio tiempo de consolar a algunos compañeros que sí terminaron el partido y lloraban. Luego, se persignó, miró al cielo y desapareció por el túnel del estadio.

En LaJornadaLatina.com – ¿Sigue Osorio tras eliminación de México en segunda ronda?

Jamás volverá a entrar en la cancha, ni con la selección ni con club alguno.

Después de cinco Copas del Mundo y una carrera de casi 22 años, la carrera de Márquez tuvo un triste final el lunes, cuando México cayó ante Brasil. Por séptimo Mundial consecutivo, el Tri naufragó en los octavos de final.

Márquez, uno de los futbolistas mexicanos más exitosos de la historia, fue la gran sorpresa en la alineación titular y jugó los primeros 45 minutos, en los que ayudó a preservar el empate sin goles. Pero el zaguero central se fue de la Arena Samara cabizbajo junto al resto de los mexicanos por otro intento fallido de alcanzar la huidiza meta de unos cuartos de final fuera de casa.

El exdefensa del Barcelona, quien había anunciado que Rusia 2018 sería el último torneo de su carrera, disputó 148 encuentros con su selección, la tercera cifra más alta en la historia para un mexicano. Deja como legado la marca de más partidos en Copas del Mundo para un futbolista azteca, con 18.

Además, es junto con Cuauhtémoc Blanco y Javier Hernández, uno de tres jugadores del Tri con goles en tres Mundiales distintos.

En Rusia, el veterano de 39 años registró su nombre en el libro de récords al disputar su quinto Mundial para unirse a su compatriota Antonio “Tota” Carbajal y al alemán Lothar Matheus. Pero en su último Mundial jugó apenas 83 minutos en tres cotejos distintos: 22 ante Alemania, 16 frente a Corea del Sur –en ambas ocasiones sustituyendo a Andrés Guardado– y los 45 contra Brasil.

Para el comienzo del segundo tiempo, Miguel Layún reemplazó a Márquez. Poco después vino el gol de Neymar que abrió la puerta para que Brasil triunfara por 2-0.

Matheus estuvo 314 minutos sobre el campo en cuatro de los cinco encuentros que Alemania disputó en Francia 1998, su quinto Mundial. Carbajal apareció 90 minutos en un choque ante Uruguay por la primera fase de Inglaterra 1966, también en su quinta Copa.

El adiós de Márquez fue triste no sólo por lo que ocurrió dentro del campo, sino fuera de él.

En agosto, fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por su presunta relación con un narcotraficante de la occidental ciudad de Guadalajara, donde reside.

Márquez negó tener vínculos con el crimen organizado e inició una cruzada para limpiar su nombre. Pero sigue en la lista de sancionados y desde que entró en la nómina final para Rusia hasta el último entrenamiento lo hizo con una camiseta sin anuncios de patrocinadores, recelosos de vincularse con él.

En Rusia, Márquez tampoco apareció en un escenario público fuera del campo porque así lo acordó con la Federación Mexicana para evitar un posible conflicto con algún patrocinador.

La sanción del Tesoro prohíbe a compañías estadounidenses tener relaciones con Márquez, y uno de los patrocinadores más grandes del Tri es Coca-Cola.

Márquez debutó en México con el club Atlas cuando tenía 17 años. Tres temporadas más tarde emigró al Mónaco francés, donde fue campeón en su primera temporada.

En el 2003 fue adquirido por el Barcelona, con el que vivió siete años de gloria. Ganó las ligas del 2005, 2006, 2009 y 2010, así como la Champions de 2006 y 2009. En ese último año se coronó en el Mundial de Clubes.

Después de eso militó con los Red Bulls de Nueva York y volvió a la liga mexicana en el 2012 para incorporarse al León, con el que logró un bicampeonato.

El zaguero volvió a Europa en el 2014 para jugar con el Hellas Verona y de nueva cuenta retornó a suelo mexicano, con el Atlas donde pasó los últimos tres años de su carrera y se retiró este año.

“Rafa”, mundialista en Corea del Sur 2002, Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018, se alista ahora para una vida sin el fútbol.

Croacia elimina a Dinamarca por penales, jugará con Rusia

Los jugadores de la selección de Croacia corren para festejar tras la tanda de penales que les dio el triunfo sobre Dinamarca en los octavos de final de la Copa del Mundo, el domingo 1 de julio de 2018, en Nizhny Nóvgorod, Rusia (AP Foto/Gregorio Borgia)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Croacia necesitó que su arquero Danijel Sucasic atajase tres penales el domingo para dejar en el camino a una porfiada Dinamarca y avanzar a los cuartos de final de la Copa Mundial, en los que se medirá con Rusia.

El encuentro terminó 1-1 después de que Luka Modric desperdiciase un penal en el alargue, el cual fue atajado por Kasper Smeichel.

Smeichel paró otros dos remates en la definición desde los 12 pasos pero no pudo evitar la eliminación de Dinamarca ya que Sucasic contuvo tres.

Subasic es apenas el segundo arquero que ataja tres penales en una definición desde los 12 pasos en la Copa Mundial. El único que lo había hecho hasta ahora era el portugués Ricardo ante Inglaterra en el 2006.

Croacia jugará ahora con una Rusia que unas pocas horas dejó al mundial sin otro grande al eliminar a España tras ganar otra definición por penales después de que el partido y un alargue terminasen también 1-1.

El encuentro arrancó con dos goles en menos de tres minutos.

El defensor danés Mathias Jorgensen abrió la cuenta al primer minuto, luego de que la zaga croata no pudo despejar un saque lateral largo, y Mario Manzukic empató dos minutos después, cuando un rechazo de un defensor pegó en el rostro de otro y le dejó el balón servido al ariete de la Juventus.

Croacia dejó escapar la oportunidad de evitar los penales precisamente desde los 12 pasos en el alargue, a los 115, pero Schmeichel le adivinó la intención a Modric y se lo atajó, tirándose a su izquierda.

“Fue duro fallar el penal, porque había estado analizando toda la mañana cómo anotar contre Schmeiche”, dijo Modric. “Hacía mucho calor y costaba correr”.

Modric se vengó después batiéndolo en la definición desde los 12 pasos, aunque con un poco de suerte, ya que su tiro fue bajo y al medio, y casi es atajado.

Por Croacia anotaron Andrei Kramaric, Modric e Iván Rakitic, y Smeichel detuvo los remates de Josip Pivaric y Milan Badelj.

Simo Kjaer y Michael Krohn Delhi fueron los únicos que anotaron desde los 12 pasos por Dinamarca. Sukasic paró los tiros de Christian Eriksen, Lasse Schone y Nicolai Jorgensen.

“Creo que fuimos mejores en el segundo tiempo y en el alargue”, afirmó Smeichel. “No tuvimos suerte”.

Pese a la victoria, la selección croata fue una sombra del equipo que derrotó a Argentina por 3-0 y que sorteó la primera ronda con tres victorias, dando la razón a quienes vaticinaban que podía ser una de las sorpresas del torneo.

En ningún momento mostró el juego fluido de sus anteriores presentaciones ante una Dinamarca que pone énfasis en la defensa y que le cerró todos los espacios. Modric hizo su generoso despliegue de siempre, lo mismo que Rakitic, el jugador más peligroso de su equipo con remates de larga distancia. Dos motivaron lucidas intervenciones de Schmeichel y un tercero pasó muy cerca de un poste. Rakitic marcó el quinto penal de Croacia en la definición desde los 12 pasos, que fue el que decidió la contienda.

Pero el resto del equipo cayó en la telaraña que le tejieron los daneses, que impusieron su juego rústico a base de marca y pelotazos.

“Veníamos jugando muy bien, pero a veces hay momentos difíciles”, dijo el técnico croata Zlatko Dalic: “Pero no perdimos la calma y terminamos ganando. Subasic nos sacó adelante. Tras haber ganado un partido como este, les tengo más fe todavía a mis jugadores”.

“Croacia es el mejor contragolpeador de Europa. Eso lo sabíamos. Me pareció que los controlamos bien en el segundo tiempo”, declaró el técnico de Dinamarca Age Hareide. “Lo siento por Kasper y por todo el equipo. Así de brutal es el fútbol”.

Agregó que los jugadores que patearon los penales habían sido preseleccionados.

“Las investigaciones demuestran que hay tanta adrenalina que es como si estuvieses en una zona de guerra, que cuando pateas un penal es como si estuvieses en la guerra”, agregó, tratando de justificar las fallas de sus jugadores.

Mundial 2018: Rusia hunde a España en penales y se mete en cuartos

El arquero Igor Akinfeev, de la selección de Rusia, ataja un penal en la tanda que definió a su favor los octavos de final de la Copa del Mundo sobre España, el domingo 1 de julio de 2018, en Moscú (AP Foto/Víctor R. Caivano)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — Igor Akinfeev tapó remates con las manos y con los pies para catapultar a Rusia a los cuartos de final de la Copa del Mundo, imponiéndose el domingo 4-3 en una definición por penales.

Sergei Ignashevich (izquierda), de la selección de Rusia, anota en su propio arco durante el encuentro del domingo 1 de julio de 2018, ante España, por los octavos de final de la Copa del Mndo, en Moscú (AP Foto/Antonio Calanni)

Los anfitriones resistieron el dominio estéril de los campeones de 2010 y salvaguardaron el empate 1-1 tras los 90 minutos reglamentarios y los 30 de prórroga.

Abundantes pases, pero sin claridad para llegar al arco rival hundieron a la Roja en el estadio Luzhniki de Moscú, que rugió cuando la pierna de Akinfeev desvió el disparo de Iago Aspas. El guardameta de 32 años también atajó el remate de Koke.

Los rusos, por su parte, no fallaron desde los 12 pasos: Fedor Smolov, Sergey Ignashevich, Aleksandr Golovin y Denis Cheryshev convirtieron.

La siguiente misión para un equipo que llegó a su Mundial con las expectativas por el piso será en Sochi, donde enfrentará al ganador del choque de octavos entre Croacia o Dinamarca, que se disputaba más tarde.

Después que el autogol de Ignashevich adelantó a España a los 12 minutos, todo pintaba favorablemente para el equipo de Fernando Hierro.

Pero sacaron el pie del acelerador y se dejaron empate a los 42 con un penal transformado por Artem Dzuyba tras una mano de Gerard Piqué en el área.

A partir de ahí, el duelo se diluyó en la intrascendencia a partir de la segunda mitad.

Aunque España gobernaba el trámite con un ritmo parsimonioso, fue incapaz de generar situaciones de peligro frente a un rival apertrechado en el fondo con dos bloques defensivos.

Mundial 2018: Uruguay a cuartos de final tras eliminar a Portugal y CR

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja después de anotar su segundo gol en el duelo de octavod de final de la Copa del Mundo ante Portugal, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Por TALES AZZONI

SOCHI, Rusia (AP) — Uruguay despidió a Cristiano Ronaldo de la Copa Mundial al doblegar el sábado 2-1 a Portugal con dos goles de Edinson Cavani y avanzar a los cuartos de final.

Un par de horas después de que Lionel Messi quedase afuera del mundial, Cristiano corrió la misma suerte ante un equipo uruguayo que golpeó dos veces en el momento justo.

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja tras anotar su segundo tanto ante Portugal en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Cavani abrió la cuenta a los seis minutos, Pepe empató a los 54 y el delantero del Paris Saint Germain tiró otro baldazo de agua fría a los portugueses al poner nuevamente en ventaja a la “celeste” a los 61.

“Hay que seguir soñando”, dijo Cavani.

Uruguay enfrentará en cuartos a Francia, que a primera hora doblegó 4-3 a la Argentina de Messi. El duelo tendrá lugar el próximo viernes en Nizhny Nóvgorod, donde están concentrados los charrúas.

Portugal hizo todo el gasto al estar prácticamente todo el partido en desventaja, pero Uruguay resistió a pie firme sus embates, sin dar libertades a Cristiano ni ceder tiros libres cerca de su área, como se había propuesto. Cristiano tuvo un solo tiro libre y estrelló el balón en la barrera.

Cavani marcó su segundo tanto del torneo a poco de comenzado el partido, coronando una jugada que inició él mismo desde la derecha, con un largo cambio de frente hacia Suárez. El delantero de Barcelona sacó un centro medido al segundo palo para la entrada de su compañero, que anotó mandando el balón a un ángulo alto. No estuvo claro si le dio con la cabeza o con el hombro, pero le salió un remate inatajable.

Suárez, que ya marcó un gol de tiro libre en el torneo, casi aumenta por esa vía con un remate bajo que penetró la barrera promediando el primer tiempo. Pero el arquero Rui Patricio alcanzó a manotear el balón.

Pepe, de Portugal, celebra tras anotar ante Uruguay en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Francisco Seco)

Pepe logró una igualdad transitoria al cabecear un tiro de esquina, en una jugada en la que José María Giménez y Diego Godín se fueron los dos con Cristiano y dejaron solo al autor del tanto. Fue el primer gol que le marcan a Uruguay, el único equipo que sorteó la primera ronda con la valla invicta.

La alegría le duró poco a los portugueses, ya que siete minutos después el arquero Fernando Muslera hizo un saque largo, Rodrigo Betancur habilitó a Cavani y este batió a Rui Patricio con un remate suave al segundo palo.

El asedio portugués no generó demasiadas jugadas de peligro y la vez que más c erca estuvo de anotar Portugal fue producto de una falla de Muslera, que perdió un balón. Bernardo, sin embargo, tiró alto desde 15 metros.

A 20 minutos del final, Cavani tuvo que ser reemplazado con una lesión. En un gesto deportivo, Cristiano lo ayudó a salir lentamente de la cancha dejando que se apoyase en sus hombros.

“Dios quiera que no sea nada”, dijo Cavani sobre lo que describió como un pinchazo en un gemelo. “Emocionado por el triunfo. Haremos los análisis veremos qué es lo que tengo”.

Sin Cavani en cancha, Uruguay supo después resistir el desesperado pero inútil empuje del campeón de Europa.

Mbappé eclipsa a Messi y pone a Francia en cuartos

El delantero de Argentina Lionel Messi reacciona durante el partido ante Francia por los octavos de final del Mundial en Kazán, Rusia, el sábado 30 de junio de 2018. (AP Foto/Ricardo Mazalán)

Por JUAN ZAMORANO

KAZÁN, Rusia (AP) — Kylian Mbappé eclipsó a Lionel Messi con una actuación memorable y tres goles para que Francia despachara 4-3 a Argentina en los octavos de final del Mundial de Rusia.

El delantero de 19 años fue el ideólogo y ejecutor del dominio francés sobre una Albiceleste que volvió a demostrar falta de juego colectivo y a la que esta vez ni Messi pudo rescatar de su naufragio en la Arena de Kazán.

Para Messi, la espera por el único título grande a nivel de selecciones que le falta sigue. Con 31 años, queda abierta la interrogante. ¿Jugó su último Mundial? ¿Llegará a Catar 2022?

Francia había tomado la ventaja a los 13 minutos con un penal del delantero Antoine Griezmann, sancionado por una falta del defensor Marcos Rojo sobre Mbappé. El atacante corrió como una gacela en un contragolpe iniciado por una pelota que perdió Ever Banega en campo francés.

Pero un zurdazo de media distancia de Ángel Di María le dio a Argentina el empate provisorio 1-1 a los 41 minutos.

En Argentina la novedad táctica fue la posición de Messi como “falso nueve” con el ingreso de Cristian Pavón, un delantero por afuera, por Gonzalo Higuaín respecto al once que le ganó a Nigeria en el cierre de la primera ronda.

A los tres minutos de iniciado el segundo período, Argentina ganó un tiro libre desde la izquierda. Banega ejecutó pasado, hubo un despeje y el balón le quedó servido a Messi en el borde del área. El capitán albiceleste la acomodó ante la pasividad de Balise Matuidi y lanzó el zurdazo que se desvió en Mercado al gol.

Pero Francia leyó que la clave del partido estaba por el costado izquierdo de Argentina, por donde el lateral Lucas Hernández se volvió invisible en cada avance para Nicolás Tagliafico y Pavón.

A los 57, Hernández tiró un centro largo para el otro lateral Benjamín Pavard, que de primera lanzó un derechazo cruzado que se le clavó en el ángulo a Armani. Fue el primer gol en la selección para el defensor del Stuttgart alemán.

Argentina cayó en la misma trampa en el segundo de Mbappé. Hernández otra vez por izquierda, centro, que tomó Matuidi. La pelota rebotó en Nicolás Otamendi y le quedó servida a Mbappé. La figura del partido apuntó cruzado de zurda y Armani no pudo contener con las manos.

Con la Albcieleste entregada, Oliver Giroud cedió el balón a su compañero de ataque Mbappe, que cerró su actuación con zurdazo a la carrera. La figura del partido suma cuatro goles en el Mundial.

En tiempo de descuento, Sergio Agüero achicó el marcador de cabeza. No bastó para evitar la eliminación de la selección que perdió la final del pasado Mundial y también en las definiciones de las últimas dos Copas América.

Francia jugará en cuartos de final ante el ganador del duelo entre Portugal y Uruguay más tarde en Sochi.

Mundial 2018: Panamá cae ante Túnez, se va sin ganar en su primer Mundial

Los jugadores de Panamá festejan un autogol del tunecino Yassine Meriah en el partido del Grupo G por el Mundial en Saransk, Rusia, el jueves 28 de junio de 2018. (AP Foto/Darko Bandic)

Por BRETT MARTEL

SARANSK, Rusia (AP) — Las ilusiones de Panamá de despedirse de su primera Copa del Mundo con una victoria se desvanecieron el jueves al caer por 2-1 ante Túnez, en lo que fue su tercer revés de su histórico viaje a Rusia.

Wahbi Khazri (centro) festeja con sus compañeros de Túnez tras anotar el segundo gol en la victoria 2-1 ante Panamá en el partido por el Grupo G del Mundial en Saransk, Rusia, el jueves 28 de enero de 2018. (AP Foto/Darko Bandic)

Los panameños se fueron con las manos vacías, pero le regalaron a su país 270 minutos de alegría con cada una de sus salidas en el Mundial. El equipo dirigido por el colombiano Hernán Darío Gómez al menos se va de un tercer partido con un marcador estrecho después de sufrido goleadas en sus dos anteriores partidos ante Bélgica e Inglaterra.

Su veterano zaguero y ex capitán Felipe Baloy, ausente ante los tunecinos, se va con el logro histórico de haber marcado el primer gol mundialista de su país, en la derrota por 6-1 ante los ingleses.

Panamá quedó en el sótano del Grupo G con la casilla vacía. Bélgica terminó primera con el ideal de nueve puntos, Inglaterra con seis y Túnez con tres.

“Quedamos de últimos, pero no somos el peor equipo cuando analizamos la historia, infraestructura y desarrollo del fútbol panameño”, destacó el “Bolillo” Gómez la derrota. “Somos un equipo joven que luchó”.

Panamá logró abrir el marcador cuando Túnez mantenía un amplio dominio del balón en una jugada enhebrada por Román Torres y José Luis Rodríguez. El capitán de las trenzas, que metió el tanto que puso a Panamá en Rusia, pasó desde el área a Rodríguez y el joven volante remató desde afuera y la pelota se desvió a la red tras pegar en la anatomía de Yassine Meriah a los 33 minutos.

Pero el equipo africano encontró el empate con bastante facilidad poco después de arrancado el complemento, a pesar de que Gómez optó por reforzar la defensa con la entrada de Harold Cummings por el delantero Gabriel Torres.

Naim Sliti avanzó hasta el borde del área con pelota controlada y pasó por la derecha a Wahbi Khazri que centró para que Fakheddine Benyoussef, sin marca frente al arco, fulminara a Jaime Penedo a los 51 minutos. Acto seguido el mismo tunecino tuvo el segundo en sus pies pero esta vez el portero panameño despejó milagrosamente con la pierna.

A partir de allí las llegadas de los africanos se convirtieron en un tormento para la defensa panameña que buscaba despejar la pelota a como diese lugar y que en esos momentos perdió por lesión al capitán Torres.

Pero a los 62 minutos, Panamá generó una ocasión tras un contragolpe. Luis Tejada, el veterano goleador que había ingresado poco después del tanto del empate, no pudo cabecear un centro. El portero tunecino dejó la pelota suelta y Edgar Bárcenas llegó para pegarle de volea, pero su disparo se fue desviado.

Seguidamente, cayó el segundo de Túnez gracias a las facilidades de la defensa panameña y que fue como un calco del tanto del empate. Oussama Haddadi llegó al área y pasó a su derecha a un Wahbi Khazri sin nadie que lo incomodase y batió a Penedo con facilidad a los 66.

Panamá celebró cuando Bárcenas la anidó a los 72 minutos, pero el tanto no valía porque antes el árbitro asistente había cantado una falta de Tejada.

Los tunecinos alinearon a tres delanteros, contra un solo punta que puso Panamá, y controlaron los hilos del partido buena parte del encuentro. Sin embargo, les costó conseguir la ruta al gol.

Ambos llegaron eliminados en el Grupo G, que en su otro partido se medían los clasificados Bélgica e Inglaterra. Para Túnez fue la primera victoria desde la conseguida hace 40 años en el Mundial de 1978 contra México por 3-1.

Mundial 2018: Bélgica vence 1-0 a Inglaterra, tendrá el cuadro más difícil

Adnan Januzaj festeja tras anota el gol con el que Bélgica venció 1-0 a Inglaterra en el partido por el Grupo G del Mundial en Kaliningrado, Rusia, el jueves 28 de junio de 2018. (AP Foto/Alastair Grant)

Por ROB HARRIS

KALININGRADO, Rusia (AP) — Adnan Januzaj cumplió con la tarea de un delantero: anotar goles que sellan una victoria.

También su primer gol con Bélgica. Solo que en esta ocasión, en circunstancias peculiares, el suplente pudo condenar a su selección a un rumbo más complicado en el Mundial.

Adnan Januzaj anota el gol con el que Bélgica venció 1-0 a Inglaterra en el partido por el Grupo G del Mundial en Kaliningrado, Rusia, el jueves 28 de junio de 2018. (AP Foto/Michael Sohn)

Al vencer el jueves a Inglaterra por 1-0, en un partido que ninguno tenía que ganar, Bélgica podría cruzarse con rivales de mayor jerarquía en rondas posteriores tras conseguir el primer puesto de su grupo.

“No vamos a sufrirlo”, dijo el técnico de Inglaterra Gareth Southgate, conforme con el desenlace.

Pero tras hacer ocho cambios, la derrota era lo previsible, pese a que los belgas también realizaron nueve modificaciones.

Uno de los ausentes en cancha fue Harry Kane, el delantero inglés que comanda la tabla de goleadores del torneo con cinco conquistas.

“El impacto de este resultado para la próxima ronda es algo que no podemos cuantificar”, dijo Southgate.

La realidad es que Inglaterra enfrentará, en teoría, a rivales de menos calado si logra dejar en el camino a Colombia en los octavos de final el martes.

Un día antes, Bélgica afrontará un choque menos exigente contra Japón. Pero Brasil, Uruguay, Portugal, Francia y Argentina asoman en su horizonte en Rusia.

“No se puede planificar un escenario ideal”, dijo el técnico de Bélgica, el español Roberto Martínez. “Han visto a grandes naciones quedar un paso de ser eliminados, o que quedaron eliminadas”.

Tal fue el caso de la campeona vigente Alemania, que se despidió en la víspera.

Mediante victorias en sus primeros dos partidos, tanto Inglaterra como Bélgica tenían asegurada su presencia en la segunda ronda antes de viajar al enclave de Kaliningrado.

Fue un partido para el olvido. El que pudo haber sido un duelo vibrante entre dos potencias europeas acabó decepcionado debido a que todo estaba definido en el Grupo G.

Mundial 2018: Japón cae ante Polonia pero avanza por ‘fair play’

Jan Bednarek, de Polonia, festeja luego de anotar ante Japón en un encuentro del Mundial, el jueves 28 de junio de 2018 (AP Foto/Andrew Medichini)

VOLGOGRADO, Rusia (AP) — Japón cayó el jueves por 1-0 ante Polonia, pero se coló a los octavos de final de la Copa del Mundo gracias al criterio de desempate basado en el “fair play” y con el triunfo de Colombia en un encuentro simultáneo.

Jan Bednarek marcó el tanto de los polacos a los 59 minutos, cuando coronó una estupenda jugada a balón detenido. Rafal Kurzawa cobró un tiro libre hacia el área, donde el defensa del Southampton remató de volea con la derecha.

Polonia cerró al menos de manera honrosa su participación en la Copa del Mundo, tras caer en sus encuentros ante Senegal y Colombia.

La selección colombiana derrotó 1-0 a Senegal y se clasificó como primera del Grupo H. Japoneses y senegaleses terminaron empatados con cuatro puntos, diferencia de goles de cero, y cuatro goles a favor. El siguiente criterio de desempate estaba igualado también, el resultado entre ambos en este Mundial, que fue un 2-2.

Así que hubo necesidad de recurrir al último criterio, el número de tarjetas amarillas y rojas recibidas por un equipo en el Mundial. Senegal acumuló seis amarillas, por cuatro de Japón.

Es la primera vez en la historia que este criterio define la clasificación en un mundial. De haber persistido la igualdad también en ese renglón, habría sido necesario un sorteo.

Aunque se premió a Japón por recibir menos tarjetas, está por verse si ello equivalió a “juego limpio”. La última media hora del encuentro ante Polonia transcurrió con un fastidioso espectáculo toques tímidos de la pelota por parte de unos japoneses que no quisieron arriesgarse a recibir otro tanto ni a llevarse amonestaciones.