México descubre 113 policías falsos durante allanamiento

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — Fiscales y soldados que allanaron la sede de fuerza policial local en el centro de México se llevaron una sorpresa mayúscula: 113 de los 185 agentes no eran verdaderos policías.

La Secretaría de Seguridad Pública del estado de Puebla informó el miércoles por la noche que los 113 deberán responder a cargos de usurpación de funciones. El gobierno estatal se haría cargo de las funciones policiales en el poblado de San Martín Texmelucan.

El secretario general de gobierno estatal, Diódoro Carrasco, dijo que el gobierno municipal había perdido el control y ya no podía garantizar la seguridad de los habitantes. Mencionó varios casos en que cadáveres de personas embolsados, maniatados o desmembrados fueron abandonados en las calles de la ciudad.

Algunos presuntamente habían pagado sobornos para evitar las averiguaciones de antecedentes y otros trámites. Otros ni siquiera estaban registrados como policías, pero en imágenes de video proporcionadas por el gobierno estatal aparecen vistiendo el uniforme de la policía.

Algunos agentes más fueron arrestados por cobrar a candidatos a policías el equivalente a entre 155 y 260 dólares a fin de permitirles evitar la revisión de antecedentes.

San Martín Texmelucan se ha convertido es un centro de venta ilegal de combustible robado de los oleoductos del gobierno.

Puebla es el estado con la mayor cantidad de tomas clandestinas en oleoductos realizadas por grupos criminales para extraer diésel o gasolina.

La petrolera estatal Pemex indicó que 3,691 tomas clandestinas han sido detectadas durante los primeros tres meses de 2018, y cerca de 517 de ellas estaban en Puebla. De continuar el robo a ese nivel, rebasarían las 10,363 tomas descubiertas a nivel nacional en 2017, que de por sí ya representaban un alza en comparación con las 6,873 detectadas en 2016.

En varios estados del país han sido detectadas o desmanteladas fuerzas de policía municipales corruptas.

Ángel María Villar comparece ante el juez en caso de corrupción

MADRID, España (AP) — El presidente de la Federación Española de Fútbol, su hijo y otros dos directivos del fútbol declaraban el jueves ante un juez, dos días después de su detención dentro de una pesquisa anticorrupción.

El presidente de la Federación Española de Fútbol Ángel María Villar, derecha, es llevado por policías armados a la sede de la federación en Las Rozas, en las afueras de Madrid, el martes, 18 de julio del 2017. Villar fue arrestado como parte de una pesquisa de corrupción. (AP Foto/Francisco Seco)

La Guardia Civil española detuvo el martes al presidente de la RFEF, Ángel María Villar, a su hijo Gorka Villar, a Juan Padrón, vicepresidente económico de la federación española y también presidente de la Federación Tinerfeña de Fútbol, y a Ramón Hernández, secretario de esa federación regional canaria.

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz tenía previsto interrogar a los cuatro sospechosos, acusados de administración desleal, apropiación indebida y falsificación de documentos, entre otros delitos, dentro de las pesquisas sobre las finanzas de las federaciones.

El juez también decidiría el jueves si los acusados permanecen detenidos mientras prosigue la investigación, indicó un portavoz de la Audiencia Nacional a The Associated Press. El vocero pidió permanecer en el anonimato en línea con la política del tribunal.

Ángel María Villar preside la federación española desde hace casi tres décadas. También es vicepresidente primero de la FIFA y vicepresidente de la UEFA.

La policía indicó el martes que sospecha que el directivo organizó partidos de la selección española que derivaron en operaciones de negocios en beneficio de su hijo, un abogado especializado en deportes que ha trabajado como asesor legal y mano derecha de tres expresidentes de la Conmebol luego acusados de corrupción como parte de una pesquisa en Estados Unidos.

El presidente de la RFEF ha sido durante años una figura influyente en el mundo del fútbol dentro y fuera de España, y en 2014 fue señalado por conducta cuestionable en un informe de la FIFA de las investigaciones sobre el proceso de candidaturas para el Mundial.

El directivo pasó las últimas dos noches en un calabozo de la Guardia Civil a las afueras de Madrid, apenas a unas pocas millas de las oficinas de la federación, que fueron registradas el martes por la policía junto con varios inmuebles privados y oficinas de federaciones regionales.

El Consejo Superior de Deportes español ha prometido que las actividades de las que se encarga la RFEF, como las selecciones nacionales de fútbol, el calendario de partidos de las competiciones entre clubes y el nombramiento de árbitros, no se verán afectadas por el escándalo.

El ministro español de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Fernández de Vigo, dijo a la prensa el jueves por la mañana que el gobierno ha tomado “las riendas de la situación” y que “velará porque lo que estamos viendo en estos momentos no perturbe el funcionamiento normal de la federación y de la competición”.

Nuevos arrestos demuestran vigencia de corrupción en FIFA

Más de un año después de que la FIFA declaró el fin de su tormenta de corrupción, el optimismo obviamente era injustificado.

Nuevas acusaciones, aún en el corazón de la FIFA, minan la promesa del presidente Gianni Infantino de guiar al organismo rector del fútbol mundial por un nuevo sendero de honestidad tras los escándalos de la era de Joseph Blatter.

Seguidamente una mirada a nuevas secuelas del escándalo que estalló cuando varios funcionarios del fútbol fueron arrestados en un hotel en Zúrich:

ÁNGEL MARÍA VILLAR

El presidente de la Federación Española de Fútbol Ángel María Villar, derecha, es llevado por ppolicías armados a la sede de la federación en Las Rozas, en las afueras de Madrid, el martes, 18 de julio del 2017. Villar fue arrestado como parte de una pesquisa de corrupción. (AP Foto/Francisco Seco)

Como vicepresidente de la FIFA con 19 años de experiencia en la organización, Ángel María Villar está un escalón debajo de Infantino.

Ahora, Villar enfrenta cargos de mala administración, malversación de fondos, corrupción y falsificación de documentos en una pesquisa de la federación española que preside.

El funcionario de 67 años fue arrestado en Madrid el martes junto con su hijo, ambos acusados de tretas para beneficiarse económicamente de partidos amistosos de la selección de España.

No es la primera vez que el ex internacional español se ve involucrado en embrollos en su carrera como funcionario del fútbol.

En el 2010 fue reprendido por conducta inapropiada en su papel como jefe de la candidatura de España-Portugal a la Copa del Mundo de 2018. Fue multado por falta de cooperación con la pesquisa y criticado en un reporte por “tono y modales” que fueron “profundamente perturbadores”.

JEQUE AHMAD

Hasta abril, el jeque Ahmad al-Fahad al-Sabah, de Kuwait, era una de las figuras más poderosas del deporte pese a carecer de la presencia pública correspondiente.

El influyente funcionario perdió su posición en el fútbol en desgracia tras ser implicado directamente en un plan de soborno descubierto por investigadores estadounidenses. Pese a negar las acusaciones, abandonó la elección para seguir en el Consejo de la FIFA antes de los comicios de mayo.

RICHARD LAI

Las acusaciones contra el jeque Ahmad emergieron en la imputación en una corte en Nueva York contra el miembro del comité auditor de la FIFA Richard Lai, la última rama de la vasta investigación federal estadounidense de corrupción en el fútbol internacional que salió a la luz en el 2015.

Lai, un ciudadano estadounidense de Guam, se declaró culpable de cargos de conspiración para cometer fraude bancario por aceptar 1 millón de dólares en sobornos, incluyendo 850.000 de funcionarios kuwaitíes. El esquema fue para comprar influencia y reclutar a otros funcionarios futbolísticos asiáticos dispuestos a aceptar sobornos.

VITALY MUTKO

Como jefe del comité organizador de la Copa del Mundo del 2018, Vitaly Mutko es clave para el éxito del certamen y tiene acceso especial a Infantino y al presidente ruso Vladimir Putin. Todo eso pese a creciente evidencia descubierta por la Agencia Mundial Antidopaje de que él subvirtió el deporte por medio de su papel en una conspiración para encubrir dopaje.

Como viceprimer ministro ruso, Mutko fue proscrito de reelección al Consejo de la FIFA este año sobre la base de interferencia política. Pero la inercia de la FIFA hacia el papel de Muto en el escándalo de dopaje continúa contrastando con las afirmaciones de Infantino de que no tolerará violaciones por personas en posiciones de poder en el deporte.