Mundial 2018: Francia, campeona del mundo por 2da vez al vencer a Croacia

Paul Pogba, de la selección de Francia, festeja luego de anotar el tercer tanto de su equipo en la final de la Copa del Mundo ante Croacia, el domingo 15 de julio de 2018, en el estadio Luzhniki de Moscú (AP Foto/Martin Meissner)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — Francia conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer el domingo 4-2 a Croacia en una final exuberante en goles, la aplicación del videoarbitraje y una invasión de cancha.

Más efectiva al acechar en el ataque que con abundancia de juego vistoso, los goles de Kylian Mbappé, Paul Pogba, Antoine Griezmann y el tanto en propia puerta de Mario Mandzukic sellaron el triunfo de Les Bleus en Moscú.

Francia se proclamó campeona por segunda ocasión tras hacerlo como anfitriona hace 20 años, cuando venció a Brasil con una gran actuación de Zinedine Zidane.

El capitán de aquella selección fue Didier Deschamps, el actual entrenador. Deschamps logró convertirse en el tercer hombre en ganar la copa como jugador y técnico, emulando al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer.

Mandzukic e Ivan Perisic fueron los autores de los goles de Croacia, la nación más pequeña en población en disputar la final de un Mundial desde la consagración de Uruguay en Brasil 1950.

En su primera final en la máxima cita del fútbol, los croatas ejercieron un claro dominio ante un adversario que fue más calculador y prefirió esperar.

Francia se adelantó con el autogol de Mandzukic a los 18 tras desviar a su propia puerta un tiro libre cobrado por Griezmann, pero Perisic lo empató diez minutos después con un zurdazo.

A los 38, Griezmann restableció la ventaja francesa con un penal que fue señalado tras el primer uso del VAR en una final mundialista.

Luego que el arquero francés Hugo Lloris salvó a su equipo al manotear afuera un disparo de Ante Rebic tras el regreso del descanso, Les Bleus dieron los zarpazos finales mediantes las brillantes definiciones de Pogba y Mbappé, su ascendente estrella juvenil de 19 años, a los 59 y 65.

Poco antes, a los 52, cuatro personas irrumpieron en la cancha del estadio Luzhniki e interrumpieron la final. Pussy Riot, el grupo de activistas y música punk de Rusia, Pussy Riot, se atribuyó la responsabilidad por el incidente. Las cuatro personas ingresaron a la cancha de manera simultánea, ataviadas con lo que parecían uniformes policiales antiguos, y fueron derribadas por personal de seguridad.

Croacia encontró el descuento a los 69 mediante un garrafal error de Lloris en un intento de despeje y Mandzukic capitalizó.

Francia supo regular el resto del trámite para coronarse tras el sinsabor de perder la final de 2006 ante Italia, definida por penales y recordada más por la expulsión de Zidane tras darle un cabezazo a Marco Materazzi.

Ordenada, pragmática y, sobre todo, depredadora, Francia fue justa campeona con una talentosa generación de futbolistas — un plantel tasado sobre los 1,000 millones de dólares.

Croacia venía de remontar en sus tres partidos de la fase de eliminación directa, jugando alargues en todos e imponiéndose por penales en los primeros dos. Pero toda la calidad creativa de Modric y Rakitic pudo con la potencia francesa.

Fue el resultado previsible e inevitable para un Mundial que sin embargo se había caracterizado todo el último mes por los inesperados fiascos de las grandes potencias como Alemania, Argentina y España.

Mundial 2018: Croacia tumba a Inglaterra en otro alargue y jugará la final

Hinchas de Croacia esperan el comienzo del partido entre esa selección e Inglaterra, por las semifinales de la Copa del Mundo, el miércoles 11 de julio de 2018, en Moscú (AP Foto/Alastair Grant)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — Croacia no se cansa.

Victoriosos por tercer partido consecutivo tras un alargue, los croatas avanzaron el miércoles a su primera final de una Copa del Mundo al desbaratar los sueños de grandeza de Inglaterra con una victoria por 2-1.

Mario Mandzukic (centro), carga en brazos a Luka Modric, su compañero en la selección de Croacia, tras vencer a Inglaterra en la semifinal de la Copa del Mundo, el miércoles 11 de julio de 2018, en el estadio Luzhniki de Moscú (AP Foto/Frank Augstein)

El gol de Mario Mandzukic a los 109 minutos sentenció el triunfo de Croacia en el estadio Luzhniki de Moscú, donde tendrá que volver en cuatro días para toparse con Francia en la final.

“Fue un partido complicadísimo”, dijo Ivan Perisic, el autor del tanto con el que los croatas empataron el marcador y volvieron a la vida a los 68 minutos. “Todos éramos conscientes de lo que estaba en juego, cuán importante era la semifinal para una nación pequeña como la nuestra”.

Les Bleus fueron verdugos de los croatas en la vez anterior que el conjunto balcánico había llegado a las semifinales, en la edición de 1998. Francia, que el martes dejó fuera a Bélgica, ganó 2-1 esa semifinal rumbo a la conquista de su primera y única corona.

Descafeinada en el primer tiempo, todo hizo indicar que Croacia volvería a capitular en la penúltima instancia y más cuando un gol de tiro libre de Kieran Trippier puso en ventaja a los ingleses a los cinco minutos.

Pero el equipo de Gareth Southgate no supo aprovechar el ser dueño de la iniciativa durante largos pasajes del partido. Quizás encontraron el gol demasiado temprano y les faltó la creatividad necesaria para dar el golpe de gracia que liquidara a un adversario que entró aletargado.

Al compás del infatigable y solidario Luka Modric, Croacia reaccionó en la segunda mitad y logró nivelar el marcador mediante el gol de volea de Perisic.

Ivan Perisic, de la selección de Croacia, anota el gol del empate ante el arquero Jordan Pickford, de la selección de Inglaterra, durante la semifinal de la Copa del Mundo, el miércoles 11 de julio de 2018, en el estadio Luzhniki de Moscú (AP Foto/Frank Augstein)

Empezaba la tercera remontada seguida de Croacia en la fase de eliminación directa del Mundial. Los balcánicos revirtieron desventajas en octavos contra Dinamarca y en cuartos contra el país anfitrión, imponiéndose por penales en ambas oportunidades.

“Arrancamos muy flojos, pero demostramos nuestra personalidad, tal y como lo hicimos en los dos partidos anteriores cuando quedamos 1-0 abajo”, dijo Perisic.

De un centro al corazón del área de Sime Vrsaljko desde la derecha, Perisic se anticipó a Kyle Walker, muy torpe para buscar el despeje. A partir de ahí, las pulsaciones del duelo cambiaron radicalmente. Croacia era la que mandaba ante un adversario que se diluyó.

El gol decisivo cayó en una jugada inocua, en la que los centrales ingleses John Stones y Harry Maguire se durmieron ante el asedio de Mandzukic, quien fusiló al arquero Jordan Pickford.

Después de 360 minutos de juego, repartidos en 11 días, incluidos dos cotejos ganados en los penales, Croacia cantó victoria otra vez. Y está en la final.

Cuando el árbitro turco Cuneyt Cakir dio el último silbatazo, los jugadores croatas corrieron hacia el extremo del estadio donde estaban sus jubilosos hinchas, todos ataviados con su icónica camiseta ajedrezada.

En el otro extremo, el desconsuelo era absoluto. Exhaustos, los jugadores ingleses se tiraron en el piso ante sus atónitos seguidores. El cántico “¡It’s Coming Home! – ¡el fútbol regresa a casa!” dejó de retumbar.

Era el fin de la ilusión que se había prendido por el juego aplicado durante el último mes en Rusia, donde la selección de los Tres Leones facturó nueve de sus 12 goles en jugadas a pelota parada.

“Duele mucho”, señaló el capitán inglés Harry Kane, el máximo anotador del certamen con seis conquistas. “Va a doler por mucho tiempo, desde luego, pero podemos estar con la frente en alto”.

Mundial 2018: Croacia liquida a la anfitriona en penales y va a semis

Domagoj Vida, de la selección de Croacia, se despoja de la casaca para festeja su gol en los cuartos de final de la Copa del Mundo ante Rusia, el sábado 7 de julio de 2018, en Sochi (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

Por TALES AZZONI

SOCHI, Rusia (AP) — Nyet.

Aunque Rusia excedió las expectativas de su Copa Mundial, Croacia se quedó con el boleto para las semifinales con una victoria 4-3 en una definición por penales el sábado tras un empate 2-2.

Andrej Kramaric (9), de Croacia, festeja luego de anotar el gol del empate 1-1 ante Rusia, en los cuartos de final de la Copa del Mundo. El encuentro se disputó el sábado 7 de julio de 2018 en Sochi (AP Foto/Alexander Zemlianichenko)

Los anfitriones, el equipo con el ranking más bajo en el torneo como el 70 en el escalafón de la FIFA, intentó acceder a una semifinal mundialista por primera vez desde que la Unión Soviética quedó en el cuarto lugar en la edición de 1966 en Inglaterra.

“Lo dejé todo en la cancha y lamentablemente nos faltó suerte”, dijo el volante ruso Roman Zobnin. “Los dejamos todo”.

Croacia se codea en la instancia de semifinales de un Mundial por primera vez desde 1998, cuando el país hizo su primera presentación.

Luka Modric, Ivan Rakitic y compañía disputarán su semifinal ante Inglaterra, el miércoles en Moscú. Los ingleses vencieron 2-0 a Suecia en Samara.

Croatas y rusos protagonizaron un vibrante duelo en el estadio Fisht de Sochi, con ambos entregándose a una segunda definición por penales consecutiva.

Mario Fernandes, el jugador nacido en Brasil que había dado nueva vida a los anfitriones con un tanto que significó el empate en el segundo tiempo extra, se transformó después en villano, al cobrar sumamente desviado su penal. En la tanda, falló también el ruso Fiodor Smolov, así como el croata Mateo Kovacic.

Ambos arqueros atajaron remates en la tanda desde los 12 pasos Pese a estar lesionado, el croata Danijel Subasic manoteó el primer disparo de Fedor Smolov. Igor Akinfeev, poco después, repelió el cobro de Mateo Kovacic.

Luego del fallo de Fernandes, los equipos procedieron a convertir dos remates cada uno hasta que Rakitic se encargó de darle punto final a la pulseada al definir con calma.

“Debimos haberlo sentenciado antes de los penales, pero quizás ese es el destino, de que tenemos que sufrir más de la cuenta”, dijo Modric, cuyo disparo rebotó primero en la mano de Akinfeev, luego en el poste y finalmente se anidó en la red.

Unos minutos antes, Fernandes había rescatado a Rusia, mediante un cabezazo entre varios adversarios para enviar el balón a las redes, con lo que rubricó el 2-2.

Domagoj Vida puso en ventaja transitoria a Croacia a los 100 minutos. En un saque de esquina, el zaguero del Besiktas turco ingresó al área y se colocó en medio de dos rivales, para cabecear hacia abajo, pegado al poste derecho.

El alargue se hizo necesario tras el 1-1 que los equipos firmaron al concluir los 90 minutos regulares.

Los rusos tomaron la ventaja a los 31 minutos con un golazo de Denis Cheryshev, quien realizó una buena conducción individual para aproximarse al balcón del área, desde donde descargó un zurdazo al ángulo para batir a Subasic.

Croacia igualó a los 39, mediante un remate de cabeza de Andrej Kramaric.

Rusia venía de superar por 4-3 a España y Croacia derrotó 3-2 a Dinamarca por la vía de penales en la ronda de octavos.

La Argentina de Diego Maradona en 1990 fue el último equipo en ganar definiciones por penal consecutivas. Vencieron a Yugoslavia en los cuartos de final y a Italia en las semifinales ese año, en el que Italia había sido el último anfitrión en capitular por penales antes del sábado.

Croacia elimina a Dinamarca por penales, jugará con Rusia

Los jugadores de la selección de Croacia corren para festejar tras la tanda de penales que les dio el triunfo sobre Dinamarca en los octavos de final de la Copa del Mundo, el domingo 1 de julio de 2018, en Nizhny Nóvgorod, Rusia (AP Foto/Gregorio Borgia)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Croacia necesitó que su arquero Danijel Sucasic atajase tres penales el domingo para dejar en el camino a una porfiada Dinamarca y avanzar a los cuartos de final de la Copa Mundial, en los que se medirá con Rusia.

El encuentro terminó 1-1 después de que Luka Modric desperdiciase un penal en el alargue, el cual fue atajado por Kasper Smeichel.

Smeichel paró otros dos remates en la definición desde los 12 pasos pero no pudo evitar la eliminación de Dinamarca ya que Sucasic contuvo tres.

Subasic es apenas el segundo arquero que ataja tres penales en una definición desde los 12 pasos en la Copa Mundial. El único que lo había hecho hasta ahora era el portugués Ricardo ante Inglaterra en el 2006.

Croacia jugará ahora con una Rusia que unas pocas horas dejó al mundial sin otro grande al eliminar a España tras ganar otra definición por penales después de que el partido y un alargue terminasen también 1-1.

El encuentro arrancó con dos goles en menos de tres minutos.

El defensor danés Mathias Jorgensen abrió la cuenta al primer minuto, luego de que la zaga croata no pudo despejar un saque lateral largo, y Mario Manzukic empató dos minutos después, cuando un rechazo de un defensor pegó en el rostro de otro y le dejó el balón servido al ariete de la Juventus.

Croacia dejó escapar la oportunidad de evitar los penales precisamente desde los 12 pasos en el alargue, a los 115, pero Schmeichel le adivinó la intención a Modric y se lo atajó, tirándose a su izquierda.

“Fue duro fallar el penal, porque había estado analizando toda la mañana cómo anotar contre Schmeiche”, dijo Modric. “Hacía mucho calor y costaba correr”.

Modric se vengó después batiéndolo en la definición desde los 12 pasos, aunque con un poco de suerte, ya que su tiro fue bajo y al medio, y casi es atajado.

Por Croacia anotaron Andrei Kramaric, Modric e Iván Rakitic, y Smeichel detuvo los remates de Josip Pivaric y Milan Badelj.

Simo Kjaer y Michael Krohn Delhi fueron los únicos que anotaron desde los 12 pasos por Dinamarca. Sukasic paró los tiros de Christian Eriksen, Lasse Schone y Nicolai Jorgensen.

“Creo que fuimos mejores en el segundo tiempo y en el alargue”, afirmó Smeichel. “No tuvimos suerte”.

Pese a la victoria, la selección croata fue una sombra del equipo que derrotó a Argentina por 3-0 y que sorteó la primera ronda con tres victorias, dando la razón a quienes vaticinaban que podía ser una de las sorpresas del torneo.

En ningún momento mostró el juego fluido de sus anteriores presentaciones ante una Dinamarca que pone énfasis en la defensa y que le cerró todos los espacios. Modric hizo su generoso despliegue de siempre, lo mismo que Rakitic, el jugador más peligroso de su equipo con remates de larga distancia. Dos motivaron lucidas intervenciones de Schmeichel y un tercero pasó muy cerca de un poste. Rakitic marcó el quinto penal de Croacia en la definición desde los 12 pasos, que fue el que decidió la contienda.

Pero el resto del equipo cayó en la telaraña que le tejieron los daneses, que impusieron su juego rústico a base de marca y pelotazos.

“Veníamos jugando muy bien, pero a veces hay momentos difíciles”, dijo el técnico croata Zlatko Dalic: “Pero no perdimos la calma y terminamos ganando. Subasic nos sacó adelante. Tras haber ganado un partido como este, les tengo más fe todavía a mis jugadores”.

“Croacia es el mejor contragolpeador de Europa. Eso lo sabíamos. Me pareció que los controlamos bien en el segundo tiempo”, declaró el técnico de Dinamarca Age Hareide. “Lo siento por Kasper y por todo el equipo. Así de brutal es el fútbol”.

Agregó que los jugadores que patearon los penales habían sido preseleccionados.

“Las investigaciones demuestran que hay tanta adrenalina que es como si estuvieses en una zona de guerra, que cuando pateas un penal es como si estuvieses en la guerra”, agregó, tratando de justificar las fallas de sus jugadores.

Mundial 2018: Croacia firma primera fase perfecta y despide a Islandia

El croata Marko Pjaca, disputa un balón con Hordur Magnusson durante su duelo del Grupo D del Mundial 2018 el martes 26 de junio de 2018 en Rostov del Don, Rusia (AP Foto/Vadim Ghirda)

Por LEÓN FELIPE GIRÓN

ROSTOV DEL DON, Rusia (AP) — Lo único que Croacia tenía que perder eran 90 minutos, tiempo suficiente para que Islandia lo perdiera todo.

Y en su intento de perder tiempo, encontró un triunfo.

Goles de Milan Badelj e Ivan Perisic en la segunda mitad guiaron a una descafeinada Croacia a un triunfo el martes 2-1 sobre Islandia con el que redondeó una primera ronda perfecta de nueve puntos como líder del Grupo D y sacó boleto a un enfrentamiento con Dinamarca en los octavos de final de la Copa Mundial.

En su intento por evitar suspensiones o lesiones, Croacia alineó a nueve suplentes y se ocupó más en deshacer que en hacer. Objetivo cumplido: Los sueños de Islandia quedaron truncados.

Los islandeses, que en su debut empataron con Argentina, necesitaban ganar para poder avanzar. Pero el revés despejó el camino para que Argentina se clasificase gracias a su victoria 2-1 sobre Nigeria.

Islandia regresa a casa de su primer Mundial sin un triunfo que presumir pero con el respeto del resto del planeta.

Transpirando un incesante espíritu de lucha en una noche fresca, Islandia no estuvo lejos de sorprender una vez más. Pero, cuando se juega con más corazón que futbol es difícil resolver un acertijo como el que presentó el conjunto Croata.

La situación solo empeoró una vez que Badelj inició una jugada por el centro del campo, sirvió a la izquierda desde donde Josip Pivaric logró insertar un servicio entre dos defensivos y Badelj remató sin contemplaciones del arquero Hannes Halldorsson para poner al frente a Croacia al minuto 53.

Islandia no solo tuvo que enfrentarse a 11 ordenados croatas, sino a una mala fortuna que los acompañó en gran parte de su viaje a Rusia.

Gylfi Sigurdsson empató el marcador por la vía del penal a los 75 minutos, luego de que Dejan Lovren — quien había ingresado apenas seis minutos atrás — cometiera una flagrante mano dentro del área. Pero esa fue la única fortuna para Islandia. Sverrir Ingason impactó un cabezazo en el travesaño, Aron Gunnarsson exigió una espectacular estirada del arquero suplente croata Lovre Kalinic al expirar la segunda mitad y los islandeses fueron una presencia constante en territorio croata empujados por la necesidad, el orgullo y las facilidades de un conjunto sin necesidad de arriesgar nada.

Como se ha hecho costumbre en Rusia 2018, el minuto 90 solo indica el momento de los corazones rotos. Rakitic anidó un potente cobro de tiro libre lejos del alcance de Halldorsson para devolverle la ventaja a Croacia y silenciar a la mayor parte de los 43,472 aficionados que se presentaron a alentar al cuadro islandés, cimbrando la Arena Rostov con el tradicional “Skoll”.

Croacia no se intimidó, de hecho apenas se inmutó. El técnico Zlato Dalic únicamente envió al campo a dos titulares que participaron en la goleada de 3-0 sobre Argentina cinco días atrás, Luka Modric y Perisic. También formó un equipo recargado en la mitad del terreno, en donde incluso el creativo Modric desempeñó funciones defensivas.

Islandia regresa a casa con un punto y el desconsuelo de no replicar su participación en la Euro 2016, donde sorprendió al mundo accediendo hasta los cuartos de final.

Mundial 2018: Argentina pierde 3-0 con Croacia

Lionel Messi (centro) reacciona tras desperdiciar una ocasión de gol para Argentina contra Croacia, en el partido por el Grupo D en el Mundial en Nizhny Novgorod, Rusia, el jueves 21 de junio de 2018. (AP Foto/Petr David Josek)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NOVGOROD, Rusia (AP) — Otra noche triste de Lionel Messi con Argentina.

Una falla garrafal del arquero Wilfredo Caballero y una genialidad de Luka Modric encaminaron el jueves a Croacia a una victoria por 3-0 sobre Argentina que la clasificó a la segunda ronda de la Copa Mundial y dejó a la Albiceleste al borde del abismo.

Ante Rebic abrió el marcador a los 53 minutos tras recibir un regalo de Caballero, que jugó mal un balón con los pies y se lo dejó servido en el área para que lo fusilase. Modric aumentó a los 81 con un remate desde afuera del área que entró junto a un palo e Ivan Rakitic marcó el tercero en el descuento.

“Tengo mucho dolor por la derrota”, declaró el técnico argentino Jorge Sampaoli. “Seguramente no habré leído el partido como correspondía.

Croacia, que venía de ganarle 2-0 a Nigeria, se aseguró el pase a los octavos de final por el Grupo D, mientras que Argentina, que en su debut apenas pudo empatar 1-1 con Islandia, está ahora obligada a ganarle a Nigeria en el cierre de la primera fase y esperar que se den otros resultados. Ya no puede ser primera en su grupo. Las únicas dos veces que Argentina no ha sobrevivido la primera ronda de un Mundial fueron en 2002 y 1958.

Messi, quien el domingo cumplirá 31 años, apenas probó un remate en todo el partido, contrastando de los 11 que ensayó frente a Islandia, un partido en el que malogró un penal.

Sampaoli presentó tres cambios respecto al que jugó contra Islandia que no hicieron nada por potenciar su ataque. Messi siguió aislado, sin socios con quien jugar y sin casi tocar el balón.

“No encontramos, como conductores, el equipo que mejor se acomode a Messi”, reconoció Sampaoli.”Nos tenemos que hacer cargo de esta realidad”.

Fue una derrota sin atenuantes para un equipo argentino que lució presa del pánico toda la noche en el estadio de Nizhny Novgorod.

“No fue que Argentina estuviera despistada, nosotros fuimos excelentes”, clamó el técnico de Croacia Zlatko Dalic.

En un choque con mucha marca, Croacia fue levemente más punzante y logró ganarle la espalda a la zaga argentina varias veces con buenos pelotazos. A poco de comenzado el encuentro Caballero desvió esforzadamente un remate de Ivan Perisic y hacia el final del primer tiempo Mario Mandzikic cabeceó levemente desviado.

Argentina tuvo una oportunidad dorada de anotar hacia la media hora, cuando una desinteligencia defensiva de los croatas dejó a Enzo Pérez solo en el medio del área, con el arco vacío, pero el volante de River Plate tiró afuera.

“No fue tan fácil como parece”, comentó Modrid. “Hicimos un partido perfecto sobre todo en el segundo tiempo…Ellos jugaron mal porque nosotros no los dejamos hacer su juego. Nuestro objetivo era que Messi no recibiese el balón”.

Después del gol croata, Sampaoli puso toda la carne en el asador, enviando al terreno a Paulo Dybala, Gonzalo Higuaín y Cristian Pavón. Argentina quedó muy expuesta al contragolpe y no sorprendió que Modric aumentase con su bombazo ante una defensa argentina muy pasiva.

A cuatro minutos del final, Rakitic estrelló un tiro libre en el travesaño y en el descuento coronó un contragolpe marcando el tercero.

Argentina ha sido campeona del mundo dos veces — la última en 1986 — pero no conquista un título de envergadura en un cuarto de siglo. Sucumbió en la final del último Mundial ante Alemania hace cuatro años en Brasil. Esa la primera final de tres que han perdido desde entonces.

Esta derrota es la peor que sufren en la etapa de grupos desde la goleada 6-1 que Checoslovaquia le propinó en 1958.

Copa del Mundo: Con autogol y penalti, Croacia derrota a Nigeria en Mundial

Los jugadores de Croacia festejan su segundo tanto ante Nigeria durante un encuentro del Mundial, efectuado el sábado 16 de junio de 2018, en Kaliningrado, Rusia (AP Foto/Petr David Josek)

Por MIKE CORDER

KALININGRADO, Rusia (AP) — Con un autogol de Oghenekaro Etebo y un penal convertido por Luka Modric, Croacia capitalizó su clara superioridad en la cancha y derrotó 2-0 a una desatenta Nigeria en el encuentro que cerró la actividad sabatina y la fecha inicial del Grupo D en el Mundial.

Gracias a los tres puntos, la selección croata quedó como líder solitaria de su llave. Le siguen Argentina e Islandia con una unidad, tras el empate firmado en la jornada, mientras que los nigerianos quedaron en la cola, sin puntos.

Luka Modric (izquierda), de la selección de Croacia, festeja con su compañero Ante Rebic luego de convertir un penal en el partido de la Copa del Mundo ante Nigeria, disputado el sábado 16 de junio de 2018, en Kaliningrado, Rusia (AP Foto/Petr David Josek)

Modric estuvo más concentrado en labores defensivas el sábado. Pero ello no impidió que el volante del Real Madrid marcara un tanto y participara en la gestación del otro.

A los 31 minutos del duelo disputado en el estadio de Kaliningrado, Modric cobró un saque de esquina, Andrej Kramanic lo peinó junto al primer palo y Mario Mandzukic se lanzó en plancha para conectar de cabeza. Su remate fue desviado, pero golpeó en una pierna al zaguero nigeriano Etebo y se fue al fondo del arco, pegado al segundo poste.

Fue el justo premio para un equipo que, sin mucha temeridad, sí amenazó el arco rival. Las Súper Águilas africanas se dedicaron a defender desde el comienzo, pero el infortunado tanto en propia puerta las obligó a arriesgar más para no rezagarse en el grupo.

Querer no siempre es poder. Nigeria no encontró claridad al frente y sí estuvo a merced de los contraataques croatas. Los balcánicos asediaron el arco de Francis Uzono con media docena de disparos de Mandzukic, Modric e Ivan Rakitic.

Uno de los contragolpes derivó en un corner a los 69 minutos.

Al ejecutarse el saque desde la esquina, William Troost-Ekong confundió el fútbol con el judo y abrazó a Mandzukic para derribarlo en el área. La falta, tan flagrante como torpe, fue sancionada como penal por el silbante brasileño Sandro Ricci.

Dos minutos después vino la ejecución de Modric, hacia la derecha de Uzono, quien se venció al costado opuesto.

“Un triunfo es un triunfo. Los corners y los penales son parte del fútbol. Lo que importa es anotar”, valoró el entrenador croata Dalic Zlatko. “Hubo hoy algo de suerte, pero nos ganamos esa suerte”.

Fue el quinto penal pitado en los cuatro partidos que se llevaron a cabo el sábado. A juicio del técnico nigeriano Gernot Rohr, hizo falta pitar por lo menos otro.

“Hubo también muchas faltas en la otra área”, consideró. “Bien pudieron haber marcado un penal a nuestro favor”.

No obstante, el estratega reconoció que la juventud de su plantel le pasó la factura, con una serie de errores.

“Tenemos el equipo más joven en esta Copa del Mundo”, recordó. “Hay que aprender de este partido y de esta derrota”.

En los siguientes compromisos del grupo, Croacia jugará el jueves ante Argentina en Nizhny Novgorod, mientras que Volgogrado será la sede del encuentro Nigeria-Islandia.

México enfrentará a Croacia en preparación para Mundial

CIUDAD DE MÉXICO, México  (AP) — México enfrentará a Croacia el 27 de marzo en un partido de preparación rumbo al Mundial de Rusia, anunció el jueves la Federación Mexicana de Fútbol.

El encuentro, que se realizará en Arlington, Texas, será cuatro días después de otro amistoso contra Islandia.

Los encuentros ante Islandia y Croacia se realizarán en fechas oficiales de la FIFA, por lo que el técnico Juan Carlos Osorio podrá contar con todos los futbolistas activos en ligas europeas.

México debuta en el Mundial el 17 de junio ante Alemania, después se medirá a Corea del Sur y cierra la primera fase ante Suecia.

Para su preparación rumbo a Rusia 2018, los mexicanos han elegido exclusivamente rivales europeos. Después del partido ante Croacia, el ‘Tri’ medirá fuerzas con Escocia, el 2 de junio en el estadio Azteca, y siete días más tarde chocará ante Dinamarca, en una sede por confirmar.

Croacia, 15to. en la clasificación de la FIFA, comparte el Grupo D del Mundial junto con Islandia, Nigeria y Argentina.

México y Croacia se han enfrentado en cinco ocasiones, la última de ellas el año pasado cuando los europeos se impusieron por 2-1 en Los Ángeles.