Gobierno reitera que la deportación de “soñadores” no es su prioridad

WASHINGTON (EFE) – El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos reiteró hoy que no es su prioridad deportar a los jóvenes indocumentados beneficiarios del programa de Acción Diferida (DACA) después de que se cumpliera el plazo dado por el presidente, Donald Trump, para que el Congreso alcanzara un acuerdo.

El 5 de marzo era la fecha tope que fijó el magnate a los legisladores de ambos partidos para que lograran una solución para los jóvenes indocumentados que llegaron al país como niños, conocidos como “soñadores”.

Este colectivo está protegido de la deportación mediante el plan DACA, que fue aprobado en 2012 por el Gobierno de Barack Obama y que se mantiene en vigor de forma provisional gracias a una decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos.

En un comunicado, el portavoz interino del Departamento de Seguridad Nacional, Tyler Houlton, aseguró que los beneficiarios de DACA no son un “objetivo prioritario” para ser arrestados o deportados, salvo que presenten “factores negativos adicionales”, en referencia a posibles crímenes.

“Salvo excepciones (…) un individuo que es portador de DACA, o que lo era pero ha solicitado la renovación, no será objeto de arresto ni será deportado de EE.UU. mientras tenga la protección o su petición esté pendiente”, subrayó Houlton.

Pese al fin del plazo establecido por el presidente, el portavoz llamó a las personas que reúnan los requisitos a “registrar su solicitud”, aunque avanzó que “habrá casos en los que los beneficiarios pierdan su estatus debido a violaciones de los términos de DACA”, algo que -enfatizó- no es “inusual” y ya sucedía bajo la Administración de Obama.

Houlton recordó que el Servicio de Inmigración y Ciudadanía de EE.UU. (USCIS) no atiende a peticiones de aquellos jóvenes indocumentados que no hubieran sido beneficiarios de DACA previamente y que las solicitudes aprobadas suelen ser válidas por un total de dos años.

En el comunicado, el portavoz precisó que las protecciones de DACA siguen teniendo efecto debido a una orden judicial que es el resultado de un “probable ejercicio inconstitucional de autoridad ejecutiva” y que “solo es bueno para dos años”, por lo que -argumentó- el Congreso “debe encontrar una solución permanente”.

Actualmente, por decisión del Tribunal Supremo, sigue en vigor la decisión del juez William Alsup, de la corte del distrito norte de California, quien en enero ordenó a Trump que reactivase el programa DACA para todo EE.UU. y siguiera recibiendo solicitudes de renovación hasta que se resuelvan todos los litigios pendientes.

ICE formaliza plan para arresto de inmigrantes en cortes

Por ELLIOT SPAGAT

SAN DIEGO, California (AP) — Autoridades federales de inmigración formalizaron el miércoles una política para enviar a agentes de deportación a las cortes locales, estatales y federales para arrestar a inmigrantes, haciendo caso omiso de las quejas de jueces y activistas de que la medida causa temor en las víctimas de delitos, testigos y familiares.

En esta imagen del 16 de febrero de 2017, la fiscal del condado de El Paso, Jo Anne Bernal, a la izquierda, responde a una pregunta en El Paso, Texas, mientras que la juez de condado Veronica Escobar y la directora ejecutiva del Centro en Contra de la Violencia Sexual y Familiar, Stephanie Karr escuchan durante una sesión de preguntas y respuestas con la prensa respecto al arresto de Irvin González dentro de una corte. (Mark Lambie /The El Paso Times via AP, Archivo)

La directriz de dos páginas que emitió el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés) señala que se ingresará a cortes únicamente por objetivos específicos, como criminales convictos, miembros de pandillas, amenazas a la seguridad pública e inmigrantes que ya han sido deportados previamente o a los que ya se les ordenó salir del país. No se detendrá a familiares, amigos o testigos para su deportación, aseveró la dependencia, pero mantuvo una salvedad para “circunstancias especiales”.

La política, firmada por el director interno del ICE, Thomas Homan, señala que los agentes migratorios, por lo general, deben evitar realizar arrestos en áreas que no están destinadas para criminales dentro de las cortes, como los juzgados familiares y de denuncias menores, a menos que se cuente con la aprobación de un supervisor.

En un señalamiento poco sutil a las llamadas “ciudades santuario” que limitan su colaboración con las autoridades migratorias, el ICE dijo que la “creciente falta de voluntad de algunas jurisdicciones para cooperar con el ICE en el traslado seguro y ordenado de ciertos extranjeros dentro de sus prisiones, ha causado la necesidad de arrestos adicionales de fugitivos”.

Agentes migratorios realizaron arrestos en tribunales durante el gobierno de Barack Obama, pero aparentemente el ritmo se aceleró durante la presidencia de Donald Trump, durante la cual se ha registrado un incremento de casi 40% en los arrestos en general.

En marzo, la magistrada presidenta de la Corte Suprema de California, Tani G. Cantil-Sakuaye, le solicitó al ICE mantenerse fuera de sus juzgados y escribió: “Las cortes no deben utilizarse como carnada en el necesario ejercicio de las leyes migratorias de nuestro país”.

Por su parte, la magistrada presidenta de la Corte Suprema de Washington, Mary E. Fairhurst, dijo en su momento que la presencia del ICE era “sumamente perturbadora debido a que impide la misión fundamental de nuestras cortes, que es la de garantizar el debido proceso y el acceso para todos, sin importar su estatus migratorio”.

Sarah Mehta, investigadora de derechos humanos de la Unión Americana de Libertades Civiles, dijo que la nueva política ayuda a entender los límites autoimpuestos del ICE -a pesar de que se permiten excepciones-, pero señala que podrían haber llegado demasiado tarde, ya que se propagó el miedo.

“Durante el último año se ha causado mucho daño”, declaró.

El ICE ratificó su política de 2014 de evitar arrestos con fines de deportación en “lugares delicados” como escuelas, guarderías, hospitales, lugares de trabajo, funerales, bodas y manifestaciones públicas. Las cortes nunca han sido parte de ese listado.

Homan dijo que los detectores de metales a la entrada de las cortes les proporcionan una mayor seguridad a los agentes.

“No lo haremos en la corte, pero para mí es más seguro”, dijo Homan durante una entrevista en noviembre pasado. “Es lógico arrestar a un criminal en una corte criminal”.

Guatemalteca pasa Navidad en aeropuerto antes de deportación

SALT LAKE CITY, Utah (AP) — Una guatemalteca que estaba en proceso deportación pasó la noche de Navidad en el aeropuerto de Salt Lake City antes de volar de regreso a su país natal en compañía de sus cuatro hijos, después de meses de esfuerzos fallidos por permanecer en Estados Unidos.

En esta imagen del lunes 25 de diciembre de 2017, María Santiago García recibe un abrazo antes de cruzar la puerta de seguridad en el Aeropuerto Internacional de Salt Lake City, Utah. (AP Foto/Rick Bowmer)

María Santiago García voló de regreso la mañana del martes después de que alrededor de 20 amigos y simpatizantes se presentaran para despedirla con letreros de “Ninguna persona es ilegal” y “Mantengamos unidas a las familias y comunidades”.

Los registros del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE por sus iniciales en inglés) indican que Santiago García ingresó ilegalmente al país en 2004, según un reporte del The Salt Lake Tribune.

Se le ordenó inicialmente que saliera del país en 2006, pero se le otorgó un aplazamiento. Intentó obtener una suspensión de deportación, pero se le negó el 20 de diciembre, obligándola a abandonar Estados Unidos.

Algunos de sus simpatizantes rompieron en llanto mientras Santiago García se abría paso por el aeropuerto acompañada de sus hijos, de 11, 9, 5 y 3 años de edad, quienes son ciudadanos estadounidenses.

Expresó su tristeza por salir del país y su preocupación por la falta de oportunidades en Guatemala y por cómo se adaptarían a una nueva vida.

“Tienen miedo. Han visto las noticias de que hay pandillas que asesinan a otros niños, tienen miedo de eso porque lo vieron en televisión”, comentó.

Saraí Reyes, la hija de 9 años de Santiago García, se preguntó: “¿Qué tal que en nuestro nuevo país al que vamos todo es malo? ¿Si las personas no son buenas?”.

Amy Domínguez, portavoz del grupo activista Unidad Inmigrante, dijo que a Santiago García se le acabaron las opciones después de meses de protestas y de hablar con abogados y autoridades migratorias.

Domínguez señaló que los agentes federales de migración le avisaron con tiempo a Santiago García que no estarían presentes en el aeropuerto para garantizar su salida, pero se asegurarían de que se registrara para su vuelo.

Santiago García fue condenada en 2015 por utilizar el número de Seguro Social de alguien más para conseguir un trabajo. El haber faltado a una cita con agentes de ICE pudo haber detonado su caso de deportación, señaló Domínguez.

Easton Smith, amigo de la familia y miembro de Unidad Inmigrante, dijo que los términos de su salida voluntaria le prohíben a Santiago García solicitar una visa para Estados Unidos durante una década.

Sin embargo, ella afirma que quiere volver a Estados Unidos “con la frente en alto”.

“Y quiero volver legal”, destacó. “Para no pasar otra vez por esto”.

EEUU: Membresía en pandilla sería causal de deportación

Articulo por KEVIN FREKING (Associated Press)

WASHINGTON — La Cámara de Representantes aprobó el jueves un proyecto de ley bajo el cual el hecho de pertenecer a una pandilla criminal sería causal de deportación, luego de que los republicanos alertaron del peligro que representa la violenta pandilla MS-13, de raíces centroamericanas.

El proyecto fue aprobado por 233 votos contra 175. La Casa Blanca ha respaldado la Ley de Expulsión de Miembros de Pandillas Criminales Extranjeras, pero sus perspectivas en el Senado son inciertas.

La pandilla MS-13, también conocida como Mara Salvatrucha, ha sido acusada por 21 muertes en los suburbios ubicados en el este de la ciudad de Nueva York en los últimos 21 meses. Los asesinatos, muchos de los cuales han involucrado a adolescentes, han captado la atención tanto del presidente Donald Trump, como del secretario de Justicia, Jeff Sessions. Ambos han visitado Long Island en los últimos meses y prometido acciones federales para frenar la violencia.

Los defensores de la medida en la cámara baja la describieron como una herramienta judicial vital, puesto que le otorgaría al Departamento de Seguridad Nacional el poder de designar a un grupo de cinco o más personas como una pandilla criminal. Aquellos inmigrantes que sean detenidos y que hayan participado en una pandilla o se hayan visto favorecidos por alguna actividad delictiva pueden ser detenidos y deportados.

“La MS-13 ha convertido mi distrito en un campo de muerte. En el último año y medio 17 personas jóvenes e inocentes han sido masacradas con machetes y con cuchillos por la MS-13”, dijo Peter King, representante de Nueva York. “Esta es la comunidad inmigrante a la que la MS-13 convirtió en una cámara de horrores”.

Los que se oponen al proyecto de ley dijeron que promoverá la discriminación racial y podría conducir a la deportación de personas inocentes.

El presidente de la Cámara de Representantes Paul Ryan dijo que “no nos acobardaremos ante esta brutal violencia. Trabajaremos con el gobierno del presidente Trump para luchar y proteger a la juventud estadounidense. Es hora de defender a nuestros hijos y terminar con la violencia en nuestros vecindarios de una vez por todas”.

Ryan: Deportar a “dreamers” no favorece intereses de EEUU

Articulo por JILL COLVIN (Associated Press)

WASHINGTON (AP) — El presidente de la cámara baja Paul Ryan dijo el miércoles que deportar a cientos de miles de jóvenes inmigrantes traídos ilegalmente a Estados Unidos “no favorece los intereses de nuestra nación”, al tiempo que él y el presidente Donald Trump se preparan para reunirse con los líderes demócratas con el fin de intentar encontrar una solución legislativa a este asunto.

Durante una entrevista con The Associated Press, Ryan dijo que cree que el presidente “tomó la decisión correcta” al anunciar que le daría al Congreso seis meses para que dilucide qué hacer con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus iniciales en inglés) antes de eliminarlo.

El programa creado por el presidente Barack Obama los ha protegido de la deportación y les ha dado el derecho de trabajar legalmente en el país a casi 800,000 jóvenes.

“Quería que él nos diera tiempo. No quería que esto fuera rescindido el primer día y creara un caos”, dijo Ryan, al argumentar que ese tiempo le permitirá al Congreso “encontrar el consenso apropiado y los acuerdos para solucionar este problema”.

Como parte de ese esfuerzo, Ryan se reunirá el miércoles con la demócrata de mayor rango en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, antes de que Pelosi acuda a la Casa Blanca para una cena con el presidente y el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer. Se prevé que ambos líderes hablen sobre el DACA y otros temas, de acuerdo con asistentes en el Congreso y la Casa Blanca.

Trump también se reunió el miércoles por la tarde con un grupo de miembros moderados de ambos partidos en el Congreso, exhortándolos a presentar una solución bipartidista con el fin de proteger a los beneficiarios del DACA, a los que se les conoce como “dreamers”.

Las reuniones se llevaron a cabo en medio de nuevas señales de que podría haber margen de maniobra para alcanzar un acuerdo en el polémico tema migratorio, que ha dividido durante años a los legisladores. Trump, quien se mostró sumamente decepcionado con el fracaso de los republicanos para promulgar una nueva reforma de salud, ha mostrado nueva voluntad para colaborar con los demócratas en semanas recientes, pese a describirlos como “obstruccionistas”.

La semana pasada, Trump enfureció a varios miembros de su partido al concretar un acuerdo por tres meses con Schumer y Pelosi para elevar el tope de endeudamiento gubernamental, mantener al gobierno funcionando y acelerar la ayuda para los estados impactados por los huracanes recientes.

Tanto Pelosi como un alto funcionario de la Casa Blanca señalaron el martes que están abiertos a alcanzar un acuerdo en seguridad fronteriza a fin de acelerar una legislación para proteger a los beneficiarios del DACA.

“Esto fue algo de lo que el presidente habló durante su campaña, ser bueno para lograr acuerdos y ser capaz de dialogar con miembros de ambas partes”, comentó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, sobre la nueva disposición de Trump para colaborar con los demócratas. “Esto no es nuevo y las personas escucharon al presidente y, ciertamente, lo apoyaron; es por eso que estamos hoy aquí”.

Los demócratas han sido claros que no aceptarán el muro a cambio de protecciones permanentes para los beneficiarios del DACA, pero Pelosi comentó el martes que está abierta a nueva medidas de seguridad fronteriza.

“Siempre queremos cuestiones fronterizas, así que eso no es problema”, dijo Pelosi a la prensa en el Capitolio, pero recalcó: “Hemos sido muy claros. No hay un muro en nuestro futuro del DACA”.

Departamento de Seguridad Nacional cancela redadas masivas de inmigrantes

WASHINGTON – El Departamento de Seguridad Nacional del presidente Donald Trump había planeado redadas de 8,400 inmigrantes indocumentados a finales de este mes, según tres funcionarios de la policía y un documento interno que describió el plan como “la operación más grande de su tipo en la historia de ICE,” un acrónimo de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, reporta NBC News.

Después de que NBC News reporto los planes el jueves, la agencia emitió un comunicado diciendo que había cancelado acciones debido al huracán Irma y los daños causados ​​por el huracán Harvey.

“Aunque generalmente no comentamos las posibles acciones policiales futuras, los planes operacionales están sujetos a cambios basados ​​en una variedad de factores”, dijo la portavoz del ICE, Sarah Rodríguez, en un comunicado. “Debido a la situación actual en la Florida y otras áreas potencialmente afectadas, junto con la recuperación en curso en Texas, la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos (ICE) ya había revisado todas las operaciones venideras y se ha ajustado en consecuencia. La prioridad en las áreas afectadas debe permanecer enfocada en actividades que salvan vidas y que mantienen la vida “.

Las incursiones fueron programadas durante cinco días a partir del 17 de septiembre, y fueron llamadas “Operación Mega”, según el documento.

La operación cancelada se produce después de la polémica decisión de Trump de poner fin al programa Acciones Diferidas por Llegadas de la Infancia, conocido como DACA.

Migrante mexicana, madre de 3, se refugia en iglesia de Ohio

COLUMBUS, Ohio (AP) — Para no ser deportada a México por las autoridades de migración de Estados Unidos, una mujer, madre de tres, se refugió en una iglesia de Ohio que le ofreció santuario en un gesto simbólico, se conoció el miércoles.

El Columbus Dispatch informa que Edith Espinal, de 39 años, y la Iglesia Menonita de Columbus esperan que las autoridades de migración honren la guía emitida durante la presidencia de Barack Obama que recomendó no hacer arrestos en sitios delicados, como las iglesias.

Espinal se refugió el martes y no acudió a una revisión donde se anticipaba su detención.

El periódico dice que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) no respondió a las solicitudes para comentar al respecto.

El abogado y miembro de la iglesia Joseph Mas dijo que la congregación entiende que podría ser acusada de violar la ley federal por ayudar a la inmigración ilegal.

Espinal ha vivido en Columbus durante años y no tiene antecedentes penales. Dos de sus tres hijos son ciudadanos estadounidenses.

Bloquean deportación de mexicano que dijo haber sido violado

HELENA, Montana (AP) — Una corte federal de apelaciones bloqueó la deportación de un mexicano que hace poco logró un acuerdo extrajudicial después de que denunció haber sido violado en una cárcel de Montana mientras las autoridades decidían si lo enviaban de regreso a México.

La Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito emitió el miércoles el sobreseimiento temporal del caso de Audemio Orozco Ramírez, dijo el abogado Shahid Haque. La decisión quedará vigente hasta que la corte emita un fallo, agregó.

Haque dijo que Orozco fue arrestado el miércoles durante un chequeo de rutina con el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, ICE por sus siglas en inglés. Antes de esto, su cliente había tenido estos chequeos mensuales con funcionarios del ICE durante cuatro años y nunca tuvo ningún incidente, agregó.

Funcionarios del ICE le dijeron a Haque que planeaban poner a Orozco en un avión rumbo a México en cuestión de días. El abogado atribuyó esa velocidad inusual a las acusaciones de Orozco de que fue violado cuando estaba bajo custodia de las autoridades migratorias en 2013.

El ICE no respondió a un mensaje que se le envió en busca de comentarios.

Orozco, que vive desde hace 20 años en Estados Unidos sin permiso migratorio y no tiene antecedentes penales, fue arrestado en 2013 durante una revisión de tránsito en un vehículo en el que viajaba como pasajero. Las autoridades de inmigración determinaron que estaba en el país sin permiso y lo mantuvieron detenido en la cárcel del condado Jefferson, en el suroeste de Montana, mientras iniciaban los procedimientos para deportarlo.

Orozco, que estaba en una celda con otros nueve hombres, fue retenido contra el piso y violado, afirmó en su demanda contra el condado, el cual, dijo, debió haber implementado políticas para prevenir ese tipo de ataques.

The Associated Press no suele dar los nombres de las víctimas de violación, pero Orozco ha hablado públicamente sobre su caso.

El condado accedió a pagarle 125,000 dólares para zanjar la demanda en diciembre, aunque no reconoció que la violación ocurrió.

Desde entonces, Orozco ha estado viviendo con su esposa y siete hijos al norte de Billings, y se reportaba mensualmente a las autoridades del ICE sin incidentes, señaló Haque.

Orozco solicitó una visa especial en 2015 para las víctimas de delitos que sufrieron abusos mentales o físicos y cooperan con las autoridades, pero el ICE nunca respondió a su solicitud, indicó su abogado.

Protestan contra deportaciones ante Casa Blanca

NUEVA YORK (AP) — Inmigrantes y sindicalistas marchaban el lunes hacia la Casa Blanca y en otras ciudades estadounidenses para conmemorar el Día Internacional de Trabajo y protestar contra los esfuerzos del presidente Donald Trump de impulsar las deportaciones.

“Vamos a decirle al presidente que no aceptaremos su muro, su prohibición (de viaje) ni su persecución de inmigrantes”, dijo el presidente de CASA in Action, Gustavo Torres, refiriéndose al muro que Trump desea construir a lo largo de la frontera con México y a su orden ejecutiva para prohibir a ciudadanos de seis países musulmanes ingresar a Estados Unidos.

Torres se dirigió en una plaza a la multitud que, coreando consignas, mostrando pancartas y banderas de varios países, partió pocos minutos más tarde hacia la Casa Blanca.

Se espera que decenas de miles de migrantes y sus partidarios protesten en ciudades como Nueva York, Chicago, Seattle y Los Ángeles. También hay actos previstos en decenas de ciudades más pequeñas, desde Fort Lauderdale, en Florida, a Portland, Oregon.

En muchos lugares, los activistas piden a la gente que no acuda a sus empleos, a la escuela ni a comprar para mostrar la importancia de la inmigración en las comunidades estadounidenses.

CASA in Action y la Service Employees International Union (SEIU), dos de los grupos que coordinaron la protesta en la capital estadounidense, señalaron que al menos una centena de empresas en Washington, Maryland y Virginia se habían comprometido a cerrar sus puertas el lunes para acompañar la jornada de protesta.

Ana Sarabia, propietaria de Ana’s Restaurant en la capital estadounidense, dijo a The Associated Press que ella planeaba trabajar el lunes para que su esposo y su hija puedan asistir a la manifestación.

“El negocio vende poco y tenemos que pagar la renta. Pero es importante que mi esposo vaya a marchar para apoyar a los inmigrantes y a los trabajadores”, dijo la salvadoreña de 49 años de edad que emigró a Estados Unidos en 1990. “Los trabajadores inmigrantes contribuimos mucho a este país”.

Aunque los miembros de los sindicatos suelen marchar el 1 de mayo en favor de los derechos de los trabajadores en todo el mundo, la jornada se ha convertido en una fecha clave para migrantes en Estados Unidos desde las multitudinarias protestas de 2006 contra una propuesta de ley sobre inmigración.

Estados Unidos celebra el Día del Trabajo el primer lunes de cada septiembre.

“Nunca habíamos visto un apoyo tan grande como el que tenemos desde la elección de Donald Trump”, informó Kica Matos, portavoz del Fair Immigration Reform Movement.

En sus primeros 100 días en la Casa Blanca, Trump ha promovido intensamente la implantación de las normas migratorias, como decretos para erigir un muro en la frontera con México y para vetar la entrada al país desde seis naciones de mayoría musulmana.

El gobierno detuvo a miles de personas que estaban de forma ilegal en el país y amenazó con retener la financiación a las jurisdicciones que limitan la cooperación entre las autoridades migratorias locales y federales.

Además de las manifestaciones, activistas por los derechos de los migrantes en comunidades de Indiana, Massachusetts, Texas y otras partes del país convocaron huelgas para mostrar al país la demanda de mano de obra migrante y su poder de compra.

Defensores de los inmigrantes esperan que su mensaje llegue a Trump, a los legisladores del congreso y al público, además de proporcionar un sentido de unidad y fuerza entre los opositores a las políticas del gobierno.

Congresistas y senadores demócratas planeaban reunirse al final de la jornada frente al Capitolio para expresar su apoyo a los inmigrantes en lo que califican como el Día de los Derechos de los Inmigrantes.

El Movimiento Cosecha, que busca protección de la deportación para los 11 millones de inmigrantes no autorizados, planeaba protestas en 40 ciudades estadounidenses y había contactado a al menos 5.200 empresas en 21 estados para que no trabajaran el lunes.

“Tras años de promesas incumplidas, redadas, de conducir con miedo a que te detengan, de no poder sepultar a sus seres queridos, Trump es solo la gota que colma el vaso”, dijo María Fernanda Cabello, una dirigente indocumentada y coordinadora de la protesta con el Movimiento Cosecha.

Robots reemplazaría a inmigrantes en cultivo de frutales

SPOKANE, Washington, EE.UU. (AP) — No se cansan y pueden trabajar las 24 horas del día.

Robots capaces de recoger frutas asoman como una posible solución para los productores de ese sector si hay deportaciones masivas de inmigrantes sin permiso de residencia bajo el gobierno de Donald Trump.

Sergio García vacía una bolsa de manzanas que acaba de recoger en una granja de Wapato, Washington, el 16 de septiembre del 2013. Peones como García podrían ver peligrar sus trabajos como consecuencia de una posible mecanización de las operaciones, provocada por la creciente escasez de personal dispuesto a trabajar en el campo y el peligro de que haya deportaciones masivas de extranjeros sin permiso de residencia bajo el gobierno de Donald Trump. Se cree que un alto porcentaje de los trabajadores del campo están en el país ilegalmente. (Gordon King/Yakima Herald-Republic via AP, File)

Los productores de frutas, cultivos que requieren abundante mano de obra y dependen en buena medida de trabajadores inmigrantes, serían muy golpeados si el gobierno de Donald Trump cumple su promesa de deportar en masa a los extranjeros sin permiso de residencia.

Por eso siguen con atención los trabajos de al menos dos empresas que están tratando de construir robots capaces de recoger frutos.

FFRobotics, de Israel, y Abundant Robotics, de Hayward, California, esperan poder sacar al mercado recolectores mecánicos dentro de un par de años.

La recolección de frutas es una tarea delicada, que se ha resistido a la automatización que predomina en otros sectores de la agricultura y depende en buena medida de la mano de obra inmigrante. Ello se debe a que frutas como las manzanas, las frutas secas y las uvas, son productos más frágiles, cuyo aspecto es fundamental, lo que hace que sigan siendo recogidas a mano.

Al peligro de las deportaciones se suma el hecho de que “empiezan a escasear los recolectores humanos”, afirmó Gad Kobber, cofundador de FFRobotics, una firma israelí que diseña recolectores de frutas. “La gente joven no quiere trabajar en la agricultura y los recolectores de edad están retirándose”.

Las cosechas ya se han mecanizado en otros sectores como el trigo, el maíz, las arvejas, los tomates y muchas otras cosechas.

Washington, uno de los principales estados productores de frutas, que generan 7.500 millones de dólares anuales, requiere de miles de peones para las cosechas, sobre todo mexicanos, y muchos de ellos están en el país ilegalmente.

Las políticas de línea dura de Trump hacia la inmigración ilegal preocupan a los agricultores, que están explorando métodos alternativos para sus cosechas. Algunos han adquirido maquinaria que reduce la dependencia de la mano de obra, mientras que otros presionan a los políticos para que impulsen medidas inmigratorias que no los priven de la mano de obra que necesitan.

“Quién sabe lo que vaya a hacer este gobierno”, comentó Jim McFerson, director del Centro de Investigaciones de Frutales del Estado de Washington en Wenatchee. Para los agricultores, “es un asunto de vida o muerte”.

El trabajo de recolección de frutas es arduo y peligroso, y generalmente lo desempeñan mexicanos. Peones con experiencia, que trabajan a destajo, pueden llegar a ganar 200 dólares por día.

Activistas que defienden a los peones dicen que la mecanización de las cosechas tendría efectos negativos. Y dejaría a mucha gente sin trabajo, según Erik Nicholson, dirigente del sindicato United Farm Workers (Trabajadores Agrícolas Unidos). Calculó que la mitad de los peones de Washington están en el país ilegalmente.

Muchos vienen durante la temporada de cosechas, pero otros se han radicado aquí y son miembros productivos de la comunidad.

“Temen quedarse sin trabajo por la mecanización”, dijo Nicholson. “Un robot no va a alquilar una casa, no va a comprar ropa para sus hijos, no va a comprar alimentos ni a reinvertir su dinero en la economía local”.

Sin dar cifras específicas, las empresas abocadas a la construcción de robots dicen que en dos años los productores recuperarían su inversión. Ello indica que las máquinas serían muy costosas, pero tal vez rentables a largo plazo.

FFRobotics está trabajando en una máquina que tiene unas especies de tentáculos de tres dedos que pueden asir frutas o arrancarlas de ramas. Las máquinas tendrían entre cuatro y 12 brazos robóticos y podrían recoger hasta 10.000 manzanas por hora, según Kober.

Una máquina podría recoger entre el 85% y el 90% de una variedad de frutales, y del resto se encargarían humanos, indicó Kober.

Abundant Robotics está trabajando en una máquina recolectora que succiona las manzanas de los árboles.

Las dos empresas que trabajan en las máquinas recolectoras “podrían tener prototipos listos en el tercer trimestre de este año”, según Kaern Lewis, especialista en el tema de la Washington State University. Agregó que los robots “revolucionarán” el sector.

Para que las máquinas funcionen, no obstante, las manzanas y otros productos deberán ser cultivados con el sistema de plantas trepadoras, dijo Lewis.

Indicó que se está trabajando “en la arquitectura del árbol y la ubicación de las manzanas para que sean compatibles con los robots”.

Se calcula que la mecanización de la producción de frutales tomará entre 10 y 20 años y en principio se usará solo como un complemento de la actividad humana.

Pero el sector “está buscando formas de mejorar nuestra eficiencia”, dijo el representante nacional Dan Newhouse, cuya familia tiene una enorme granja en el valle de Yakima en Washington, que emplea 120 peones por temporada para la recolección de frutos secos y nectarinas.

Para Mark Powers, presidente de Consejo de Horticultura del Noroeste, que representa a los agricultores de Yakima, los productores no tienen otra alternativa que recurrir a la mecanización.

“No tenemos ninguna nueva fuente milagrosa de mano de obra en el horizonte”, expresó. “Creemos que la mano de obra va a seguir siendo un recurso escaso”.