Se ahonda estancamiento por financiamiento de muro en EEUU

En esta imagen del 11 de diciembre de 2018, el presidente Donald Trump y el vicepresidente Mike Pence se reúnen con el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, y la demócrata de mayor rango en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en la Oficina Oval de la Casa Blanca en Washington. (AP Foto/Evan Vucci)

Por LISA MASCARO, MATTHEW DALY y CATHERINE LUCEY, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El estancamiento por el financiamiento de 5,000 millones de dólares para el muro fronterizo que quiere el presidente Donald Trump se ahonda, amenazando con provocar un cierre parcial del gobierno en una confrontación que se hecho cada vez más común en Washington.

No siempre fue así.

La Cámara de Representantes y el Senado solían aprobar iniciativas anuales de presupuesto, y luego el presidente las promulgaba. Pero en los últimos años, la posibilidad de una parálisis en el gobierno se ha convertido en alto tan rutinario que crea la interrogante: ¿Han perdido su poder estos cierres de gobierno como arma de negociación?

El lunes hubo pocas señales de progreso. Un cierre parcial que podría ocurrir el viernes a medianoche podría interrumpir las operaciones del gobierno y dejar cesantes a miles de empleados federales, o trabajando sin pago durante la temporada navideña. El costo probablemente sería de miles de millones de dólares.

Trump sostenía reuniones con su equipo y estaba siendo informado sobre las conversaciones, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. Trump también tuiteó el lunes para seguir presionando.

El presidente insiste en asignar 5,000 millones de dólares para el muro en la frontera con México, pero carece de los votos necesarios en el Congreso para obtenerlos, aunque los republicanos son mayoría. Los demócratas están proponiendo mantener estos fondos al nivel actual de 1,300 millones.

No está claro cuántos congresistas republicanos, a solo unas semanas de que cedan el control de la cámara baja a los demócratas, se presentarán a mediados de semana para la posible votación. Muchos de ellos dicen que lograr un acuerdo depende de Trump y los demócratas.

El líder de la bancada mayoritaria Mitch McConnell inició la sesión de la cámara alta el lunes con la esperanza de encontrar un “espíritu de colaboración bipartidista” que permita que el Congreso termine su trabajo.

“Necesitamos hacer una inversión substancial en la integridad de nuestra frontera”, dijo McConnell. “Y tenemos que cerrar el proceso de asignación de fondos de este año”.

Entre tanto, más de 80,000 empleados federales se alistan para un futuro cierto.

La disputa podría afectar a nueve de 15 dependencias federales y docenas de agencias, incluyendo los departamentos de Seguridad Nacional, Transporte, Interior, Agricultura, Estado y Justicia, así como los parques nacionales y bosques.

López Obrador habla con Trump sobre migración y empleo

López Obrador habla con Trump sobre migración y empleo

Andrés Manuel López Obrador saluda a su llegada al Congreso para ser juramentado presidente de México, el sábado 1 de diciembre de 2018. A la izquierda está su esposa Beatriz Gutiérrez Muller y a la derecha la senadora Ifigenia Martínez. (AP Foto/Christian Palma)

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que habló por teléfono el miércoles con el mandatario estadounidense Donald Trump sobre la migración y la creación de empleos.

El tema acaparó los titulares noticiosos el mes pasado cuando una caravana de unos 7,000 migrantes centroamericanos llegó a la ciudad fronteriza de Tijuana y algunos intentaron ingresar a Estados Unidos.

“Hoy conversamos por teléfono con el presidente Donald Trump. En términos respetuosos y de amistad, tratamos el tema migratorio y la posibilidad de aplicar un programa conjunto para el desarrollo y la creación de empleos en Centroamérica y en nuestro país”, escribió López Obrador en su cuenta de Twitter.

El mandatario mexicano ha exhortado a Washington a que participe en un esfuerzo tipo “Plan Marshall” para destinar unos 20,000 millones de dólares a inversiones públicas y privadas en América Central con el fin de crear empleos, de forma que los habitantes de esa región no tengan que emigrar.

Horas antes, la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero dijo que el gobierno mexicano impedirá la entrada sin autorización por su frontera con Guatemala, aunque no dijo cómo planea lograr esa difícil tarea.

Cordero dijo que el nuevo gobierno pondrá fin a los cruces ilegales a través del río Suchiate, que delimita gran parte de la frontera entre México y Guatemala.

“En el sur solamente va a haber una entrada, en el puente”, dijo. “Cualquiera que quiera entrar ilegalmente le vamos a decir, ‘fórmate en la cola y vas a entrar a nuestro país’”.

Sin embargo, Sánchez Cordero no dio detalles sobre cómo se haría.

A fines de octubre, las autoridades mexicanas intentaron sin éxito de impedir el paso de una de las caravanas de migrantes a través del río, colocando policías, personal del ejército, un helicóptero y botes, pero los migrantes cruzaron de todas formas.

Sánchez Cordero dijo que las caravanas que atravesaron la frontera sur en octubre “ya no es tema”.

“¿Sabes por qué ya no es tema? Porque en cinco días de este gobierno resolvimos el problema, cinco días”, dijo en referencia a la primera semana desde que López Obrador asumió el puesto el 1 de diciembre. “Estados Unidos quedó impresionado”.

El nuevo gobierno ha movilizado material y equipo para mejorar las condiciones del albergue para migrantes en Tijuana, pero los problemas continúan porque los centroamericanos están frustrados debido a la lentitud de las autoridades estadounidenses para procesar sus peticiones de asilo.

Sánchez Cordero dijo que México promoverá una campaña de “Navidad en tu casa” para motivar a muchos de los migrantes a regresar a sus países de origen para las fiestas navideñas.

Trump: militares podrían construir el muro fronterizo

Trump: militares podrían construir el muro fronterizo

Agentes de la Patrulla Fronteriza estadounidense montan guardia en San Diego, California, 10 de diciembre de 2018. El presidente Donald Trump amenazó el martes 11 de diciembre de 2018 con encomendar a las fuerzas armadas la construcción del muro prometido en la frontera con México “si los demócratas no nos dan los votos para proteger a nuestro País”. (AP Foto/Rebecca Blackwell)

Por MATTHEW DALY, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El presidente Donald Trump amenazó el martes con encomendar a las fuerzas armadas la construcción del muro prometido en la frontera con México “si los demócratas no nos dan los votos para proteger a nuestro País”.

Trump tuiteó la amenaza, con la que busca que se apruebe su pedido de miles de millones de dólares para el muro, horas antes de una reunión prevista en la Casa Blanca con Chuck Schumer y Nancy Pelosi, líderes respectivamente de los bloques de senadores y representantes demócratas, para evitar un cierre parcial del gobierno el 21 de diciembre.

En una serie de tuits, el presidente dijo que agentes de inmigración, la patrulla fronteriza y miles de efectivos militares enviados a la frontera han realizado una tarea “FANTÁSTICA”. Pero añadió que “una Gran Muralla, sin embargo, sería una solución mucho más sencilla & menos cara”.

Trump dijo que aguardaba con ansias la reunión con Schumer y Pelosi, aunque los acusó de no desear la seguridad de la frontera por “razones estrictamente políticas”.

“Si los demócratas no nos dan los votos para la seguridad de nuestro País, los Militares construirán los tramos restantes del muro. ¡Ellos sí conocen su importancia!”, dijo el mandatario.

Schumer y Pelosi dijeron el lunes que los republicanos tienen el poder para mantener abierto el gobierno porque controlan las cámaras del Congreso y la Casa Blanca.

“Nuestro país no puede permitirse un Cierre Trumpiano”, dijeron en un comunicado. Añadieron que el presidente “sabe muy bien que su propuesta de muro no tiene los votos para la aprobación en la Cámara y el Senado y no debería ser un obstáculo para un acuerdo bipartidista”.

Los jefes republicanos del legislativo han dicho reiteradamente que es responsabilidad de Trump llegar a un acuerdo con los demócratas, en reconocimiento de su incapacidad para aprobar proyectos de gastos solo con los votos de su partido.

Esto da a los demócratas cierto impulso de cara a las conversaciones a puertas cerradas, en las que también podrían abordarse los pedidos de fondos de emergencia para los incendios en California y un proyecto de ley republicano para extender exenciones impositivas a punto de vencer y demorar algunos impuestos sobre la atención de salud.

Demócratas hablan de posible impugnación de Trump

Demócratas hablan de posible impugnación de Trump

ARCHIVO - En esta foto del 28 de septiembre del 2018, el demócrata de mayor rango en la Comisión de Asuntos Judiciales de la Cámara de Representantes, Jerry Madler, habla con la prensa en el Capitolio. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Por HOPE YEN, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Influyentes legisladores demócratas están hablando de las posibilidades de un juicio político o incluso prisión para el presidente Donald Trump si se demuestra que hizo pagos ilegales a mujeres para comprar su silencio, añadiendo a las presiones sobre Trump por la investigación sobre Rusia y otros escándalos.

“Existe el prospecto muy real de que el día que Donald Trump deje el puesto, el Departamento de Justicia lo impute, de que sea el primer presidente en mucho tiempo en enfrentar el prospecto real de prisión”, dijo el representante Adam Schiff, que a partir de enero será el presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara Baja. “La cuestión del perdón pudiera existir más adelante cuando el próximo presidente tenga que decidir si perdona a Donald Trump”.

El representante demócrata Jerry Nadler, que presidirá la Comisión de Asuntos Judiciales, describió los detalles en documentos de los fiscales presentados el viernes en la causa contra el ex abogado personal de Trump, Michael Cohen, como evidencia de que Trump estuvo “en el centro de un fraude masivo”.

“Esos serían delitos merecedores de juicio político”, dijo Nadler.

En los documentos, los fiscales en Nueva York vincularon por primera vez a Trump con un delito federal de pagos ilegales para comprar el silencio de dos mujeres durante la campaña electoral del 2016. La oficina del fiscal especial Robert Mueller presentó además contactos no revelados previamente entre asociados cercanos de Trump e intermediarios rusos y sugirió que el Kremlin buscó temprano influir en Trump y su campaña republicana apelando a sus intereses políticos y de negocios.

Trump ha negado las acusaciones y compara la pesquisa con una “cacería de brujas”.

Nadler dijo que era demasiado pronto para saber si el Congreso iniciará un proceso de juicio político sobre la base de los pagos ilegales porque los legisladores tendrían que sopesar la gravedad del delito para justificar “anular” la elección del 2016. Nadler y otros legisladores dijeron el domingo que esperarían por detalles adicionales de la investigación de Mueller de interferencia rusa en las elecciones y posible coordinación con la campaña de Trump para determinar la extensión de las violaciones por Trump.

Mueller no ha dicho cuándo va a completar un reporte de sus conclusiones y no estaba claro si tal reporte sería entregado al Congreso. Ea decisión le correspondería al secretario de Justicia.

Campo de Trump contrató a inmigrantes sin documentación

El presidente Donald Trump observa desde su palco el viernes 14 de julio de 2017 el Abierto Femenil de Estados Unidos en Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey. (AP Foto/Carolyn Kaster)

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — Dos mujeres que realizaban labores de limpieza en uno de los campos de golf del presidente Donald Trump en Nueva Jersey estaban ilegalmente en el país al momento de su contratación, los supervisores estaban al tanto de ello y había más empleados que tampoco contaban con documentación legal, de acuerdo a un reporte del The New York Times publicado el jueves.

Según el diario, Victorina Morales y Sandra Díaz trabajaron durante años en la limpieza del campo de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey, a pesar de no contar con la documentación apropiada. Morales dijo que utilizó un carné de Seguro Social y tarjeta de residente permanente falsos.

Un comunicado de su abogado, Anibal Romero, señala que su supervisor también profería insultos raciales en contra de las mujeres y las amenazaba con deportarlas.

El reporte del Times señala que no hay evidencia de que la Organización Trump supiera que las mujeres no tenían la documentación legal, pero Morales y Díaz afirman que al menos dos supervisores estaban al tanto de su estatus y las ayudaron a no ser detectadas.

“Tenemos decenas de miles de empleados en todas nuestras propiedades y contamos con prácticas de contratación muy estrictas”, señaló la Organización Trump en un comunicado enviado por email. “Si algún empleado presentó documentación falsa con el fin de evadir la ley, será despedido de inmediato”.

Ambas mujeres describieron al diario que Trump era exigente pero amable. Morales, quien salió de Guatemala en 1999, dijo que en ocasiones Trump le daba propinas de 50 o 100 dólares.

Pero le relató al periódico que se sintió ofendida por los comentarios de Trump en los que se refiere a los inmigrantes que están ilegalmente en el país como delincuentes violentos. Tal vez envalentonado por esas declaraciones, Morales dijo que su supervisor comenzó a maltratar verbalmente de los empleados, llamándolos “estúpidos inmigrantes ilegales”.

Dijo que ese mismo supervisor, al que el reporte no identifica por su nombre, le proporcionó los documentos falsificados.

Morales dijo al Times que sabía que podía ser despedida y deportada, pero que tenía que alzar la voz. Indicó que está solicitando asilo y analiza la posibilidad de presentar una demanda por maltrato laboral y discriminación.

Romero solicitó que las autoridades federales y estatales investiguen el asunto.

“Este ambiente tóxico fue diseñado para intimidar a estas mujeres, causándoles temor por su seguridad y la de sus familias”, dijo en un comunicado.

Trump ha solicitado medidas enérgicas contra los inmigrantes que están ilegalmente en el país. Además de querer construir un muro en la frontera con México, ha hecho un llamado a las compañías para que hagan una selección más cuidadosa de sus trabajadores.

Trump erra sobre costos de inmigración

En esta imagen del 16 de noviembre de 2016, un agente de la Patrulla Fronteriza camina junto a supuestos inmigrantes que fueron detenidos ingresando ilegalmente al país junto al Río Grande (Bravo) en Hidalgo, Texas. (AP Foto/Eric Gay, Archivo)

Por JILL COLVIN, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El presidente Donald Trump está difundiendo cifras erróneas al hablar sobre los costos de la inmigración indocumentada.

En su intento de presionar a los demócratas para que aprueben el financiamiento de su anhelado muro en la frontera sur, Trump asegura que el país pierde 250,000 millones de dólares anuales debido a la inmigración indocumentada, pero el martes aún se desconocía de dónde obtuvo Trump esa cifra, que es sumamente mayor a la de cálculos previos.

Su declaración:

TRUMP: “¿Podría alguien explicarle a los demócratas (necesitamos sus votos) que nuestro país pierde 250,000 millones de dólares al año a causa de la inmigración ilegal, sin incluir el terrible flujo de drogas? Seguridad fronteriza de máximo nivel, incluyendo el muro, son 25,000 millones. Se paga solo en dos meses. ¡Hagámoslo!”, tuiteó el martes.

LOS HECHOS: Las cifras presentadas por Trump dejaron perplejos incluso a algunos de sus partidarios.

“No estoy seguro de dónde sacó el presidente esas cifras”, dijo Dave Ray, presidente del grupo sin fines de lucro FAIR, Federation for American Immigration Reform, que está a favor de menores cifras migratorias.

Ni la Casa Blanca ni el Departamento de Seguridad Nacional respondieron el martes a preguntas sobre de dónde salió el estimado de 250,000 millones de dólares.

Por ejemplo, The Heritage Foundation calculó en 2013 que los hogares encabezados por migrantes que vivían indocumentados en Estados Unidos representan una carga fiscal neta de alrededor de 54,500 millones de dólares al año.

Trump mismo ha contradicho su propia cifra. Durante su campaña presidencial de 2016, Trump aseguró que la inmigración sin documentación le costaba al país más de 113,000 millones de dólares al año, menos de la mitad de la cantidad que tuiteó el martes.

Aparentemente el estimado se basa en un documento de FAIR, que difundió un reporte actualizado en 2017 que aseguraba que los contribuyentes “desembolsan aproximadamente 134,900 millones de dólares para cubrir los castos causados por la presencia de más de 12.5 millones de extranjeros indocumentados y por los alrededor de 4.2 millones de hijos con ciudadanía estadounidense de padres sin documentos” a nivel federal, estatal y local, con “una carga fiscal de alrededor de 8,075 dólares por cada miembro de una familia de extranjeros ilegales y un total de 115,894,597,664 dólares”.

La cifra de 116,000 millones de dólares incluía servicios como salud y educación, así como el gasto de agencias como el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas, menos los 19,000 millones de dólares provenientes de extranjeros que están sin documentos en el país, pero que pagan impuestos, según la conclusión del grupo.

Pero también incluyó en su conteo los costos relacionados con los hijos de esos inmigrantes, aun cuando son ciudadanos estadounidenses. El cálculo fue criticado por generalizar y tener otras importantes fallas en su metodología.

Michelle Mittelstadt, del Instituto de Política de Migración –una entidad apartidista–, dijo que las cifras de grupos activistas de ambos extremos del asunto tienen grandes errores “debido a que no ven el otro lado del espectro”.

“Realizar un análisis riguroso que capte por completo los costos y contribuciones económicas y arroje un impacto fiscal neto es sumamente complicado, porque es mucho más sencillo evaluar la cuestión de costos, particularmente la atención médica y educación no compensadas, de lo que es captar toda la actividad económica que generan los inmigrantes sin autorización”, dijo Mittelstadt en un corre electrónico en el que resaltó “sus papeles no solo como trabajadores y contribuyentes, sino también como consumidores”.

El Pew Research Center, una organización apartidista, también difundió la semana pasada nuevos estimados de que en 2016 había 10.7 millones de inmigrantes viviendo sin autorización en Estados Unidos, una reducción respecto a su punto más alto de 12.2 millones de personas en 2007, un total que sería menor a las proyecciones de grupos como FAIR.

Trump sigue presionando para muro fronterizo

Trump sigue presionando para muro fronterizo

El presidente Donald Trump en una fotografía de archivo del lunes 26 de noviembre de 2018, en Biloxi, Mississippi, durante un acto proselitista en apoyo a la senadora Cindy Hyde-Smith. (AP Foto/Alex Brandon)

Por CATHERINE LUCEY y LISA MASCARO, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El presidente estadounidense Donald Trump mantuvo la presión el lunes sobre los congresistas demócratas para que aprueben el financiamiento de su prometido muro en la frontera con México, al tiempo que la legislatura mostraba indicios de querer aprobar una medida de emergencia para evitar un cierre parcial del gobierno.

Los demócratas tienen escaso interés en darle a Trump los 5,000 millones de dólares que quiere para la frontera y algunos republicanos vacilan en gastar más de los 1,600 millones ya asignados, pero el presidente ha indicado que quiere pelear por esos fondos, uno de los gastos más fuertes del Congreso dirigido por los republicanos antes de que asuma la mayoría demócrata el 1 de enero.

Trump tuiteó el lunes: “Nos ahorraríamos Miles de Millones de Dólares si los Demócratas nos dieran los votos para construir el Muro”. No ofreció evidencia de cómo se crearían tales ahorros y volvió a amenazar con cerrar “toda la Frontera en el Sur si es necesario”.

El presidente invitó a los dos principales dirigentes demócratas, el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi, a una reunión en la Casa Blanca el martes, pero ésta podría ser aplazada.

Parecía posible que el 7 de diciembre se diera un cierre parcial del gobierno federal, pero Trump dijo a los reporteros el sábado a bordo del avión presidencial que estaría dispuesto a firmar una extensión de fondos por dos semanas para permitir las ceremonias de estado en honor del difunto expresidente George H.W. Bush, que falleció el viernes.

Trump se preparaba para un enfrentamiento decisivo con el Congreso, en sus intentos por conseguir miles de millones de dólares para el muro.

El sábado dijo a los periodistas a bordo del avión presidencial que estaba dispuesto a firmar una iniciativa que extendería los fondos del gobierno por dos semanas a fin de brindarle un funeral de Estado al expresidente George H.W. Bush, quien falleció el viernes.

“Sin duda lo estudiaría y probablemente lo firmaría”, dijo. La Casa Blanca prevé que será de entre siete y 14 días, dijo un funcionario que no estaba autorizado a hablar públicamente.

No obstante, los demócratas prefieren una extensión de una semana a medida que continúan las conversaciones. Schumer ha insinuado que podría haber unos 3,000 millones para el muro: los 1,600 ya asignados más 1,300 millones de este año fiscal que el gobierno no ha gastado y ha dicho que el país no debería tener que soportar un cierre del gobierno debido al “berrinche de Trump”.

Al Congreso le restan apenas dos semanas de sesiones con una larga lista de tareas pendientes antes del receso de Navidad y Año Nuevo.

Tiene en estudio un enorme proyecto de reforma de la justicia penal y las sentencias, un proyecto de ley agraria que es prioritario para el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, y otros asuntos.

McConnell dijo a la prensa en Louisville el sábado que corresponde a Trump “lograr un acuerdo con los demócratas”. Añadió: “creo que ése es el camino para conseguir la firma y evitar el cierre del gobierno”.

La mayor parte del gobierno federal tiene sus fondos para el año fiscal que finaliza el 30 de septiembre de 2019, pero está trabado en cuanto a los fondos para el muro y algunas agencias federales. Las asignaciones federales para éstas finalizan el viernes a medianoche.

Trump confunde a Canadá con EEUU al hablar de inmigración

Trump confunde a Canadá con EEUU al hablar de inmigración

Donald Trump habla con periodistas en su casa de Mar-A-Lago en Palm Beach, Florida, el 22 de noviembre del 2018. El presidente dio información errónea al reproducir un tuit sobre la inmigración. (AP Photo/Susan Walsh)

Por CALVIN WOODWARD, Associated Press

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump dio datos erróneos al reproducir un tuit según el cual las personas que están ilegalmente en Estados Unidos reciben más asistencia del gobierno que lo que el norteamericano promedio cobra por el Seguro Social.

Todo lo que decía un tuit que reprodujo Trump el martes, enviándolo a sus 56 millones de seguidores, estuvo equivocado.

Y en un tuit propio, ofreció un panorama extremadamente simplista de la industria automovilística al decir que las plantas que General Motors piensa cerrar seguirían funcionando si los autos extranjeros tuviesen que pagar más impuestos en Estados Unidos.

___

INMIGRACIÓN

RETUIT DE TRUMP: “Los ilegales pueden cobrar hasta 3,874 dólares al mes de un programa de Asistencia Federal. Nuestros cheques del seguro social promedian 1,200 dólares al mes. RT (retuitee) si está de acuerdo: Si no naciste en Estados Unidos, deberías recibir 0 dólares de asistencia”.

LOS HECHOS: Se equivocó de país, se equivocó con los números y se equivocó con la descripción del status legal de los receptores. Además, los inmigrantes que están en el país ilegalmente no pueden recibir beneficios del gobierno federal, por más de que paguen impuestos, y los que están legalmente representan un porcentaje menor de los que reciben beneficios públicos.

La cifra de 3,874 dólares alude a un pago hecho en Canadá, no en Estados Unidos, a una familia que había sido admitida legalmente, como refugiada. Fue un pago único para facilitar la reubicación de la familia en el marco de un programa de refugiados de Canadá, no un beneficio mensual a ser cobrado a perpetuidad, según comprobó el portal Snopes al restar mérito a una publicación de hace un año en Facebook que dio un panorama equivocado de la política canadiense. Un documento mencionado en la publicación de Facebook mostraba la asistencia para comida, transporte y otras necesidades básicas de una familia de cinco personas.

Aparte de confundir a Canadá con Estados Unidos, el tuit distribuido por el presidente da una cifra equivocada de los pagos promedio del Seguro Social, que son de 1,419 dólares mensuales, no los 1,200 que mencionó Trump.

En términos generales, los inmigrantes de bajos recursos que no son ciudadanos de Estados Unidos apelan al seguro médico Medicaid y otros beneficios como ayuda con la comida, dinero en efectivo e ingresos suplementarios menos que los adultos nacidos en Estados Unidos, de acuerdo con un análisis de la información del censo que hizo la Associated Press. Los inmigrantes que no son ciudadanos representan apenas el 6.5% de las personas que reciben Medicaid, por ejemplo.

A pesar de eso, el gobierno quiere reformular las reglas para los inmigrantes para restringir aún más quiénes pueden recibir beneficios y por cuánto tiempo.

___

GM

TRUMP: “La razón por la que las camionetas son tan buen negocio en Estados Unidos es que, por muchos años, se ha cobrado una tarifa del 25% a las camionetas que ingresan a nuestro país. Si tuviésemos lo mismo con los automóviles que ingresan, se construirían muchos más aquí… y GM no estaría cerrando sus plantas en Ohio, Michigan y Maryland”.

LOS HECHOS: Es un poco exagerado decir que las plantas de General Motors no cerrarían si los autos extranjeros tuviesen que pagar más impuestos a las importaciones. Las tarifas serían, efectivamente, un incentivo para construir más vehículos en el país, pero el problema de fondo es que la gente ya no compra automóviles como antes. Prefieren las camionetas y las pickups.

Las tarifas del 25% sobre las pickups importadas fueron instauradas hace años para proteger a las tres grandes empresas automotrices nacionales. No se aplican a los camiones importados de Canadá y México en estos momentos. Es así que GM construye pickups en México y las exporta a Estados Unidos sin tener que pagar la tarifa. Fiat Chrysler también construye pickups RAM en México, pero planea trasladar esa operación a Estados Unidos el año que viene.

Las casas japonesas, sobre todo Toyota y Nissan, tienen en Estados Unidos plantas que construyen casi la totalidad de las pickups que venden aquí. Honda trasladó su producción de Canadá a Alabama.

En otras palabras, hay razones para decir que las tarifas inciden, pero el tema no es tan sencillo.

Hace seis años, los automóviles representaban el 49% de los vehículos vendidos en Estados Unidos y las camionetas y pickups el 51%. Hasta octubre de este año, la relación era camionetas y pickups 68%, automóviles 32%. GM quiere cerrar plantas que producen vehículos que no se venden bien.

Trump y republicanos discuten fondos para muro fronterizo

El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, habla con los reporteros en el Capitolio, en Washington, el martes 27 de noviembre de 2018. (AP Foto/Susan Walsh)

Por MATTHEW DALY, Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Con la posibilidad de un cierre parcial del gobierno en tan solo 10 días, el presidente Donald Trump se reunió con los líderes republicanos el martes para discutir a fondo un proyecto de presupuesto que incluya financiamiento para el muro en la frontera con México propuesto por el mandatario.

Trump quiere 5,000 millones de dólares para el muro fronterizo y ha dicho que sería un “buen momento” para un cierre de gobierno si no recibe el financiamiento que quiere. El muro fue una pieza central de su campaña de 2016.

Los republicanos de la Cámara de Representantes aprobaron los 5,000 millones de dólares para el muro en una comisión importante, pero un proyecto de ley bipartidista en el Senado asignó únicamente 1,600 millones de dólares para la frontera.

El líder de la mayoría en la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, describió la reunión del martes en la Casa Blanca como “muy productiva” y dijo que Trump “es muy firme en cuanto a dónde quiere dirigirse y con lo que necesita para tener una frontera segura”.

Trump dice que es “hora de actuar” para construir muro

El presidente Donald Trump levanta un pulgar mientras cena el Día de Acción de Gracias en su propiedad Mar-a-Lago en Palm Beach, Florida, el jueves 22 de noviembre de 2018. (AP Foto/Susan Walsh)

Por JILL COLVIN

PALM BEACH, Florida (AP) — El presidente Donald Trump retomó el viernes el tema de la frontera de Estados Unidos con México, tuiteando que los demócratas y republicanos “DEBEN unirse, finalmente, con un gran paquete de Seguridad Fronteriza, que incluye financiamiento para el Muro”.

“Es hora de actuar”, agregó, aunque a la idea se oponen muchos demócratas, quienes recientemente obtuvieron la mayoría en la Cámara de Representantes.

Trump tuiteó desde su campo de golf en West Palm Beach, Florida, que amaneció soleado.

El mandatario también pidió al Congreso aprobar una reforma a la ley de justicia penal. Dijo que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el líder demócrata Chuck Schumer “tienen una verdadera oportunidad para hacer algo muy necesario en nuestro país”.

Sin embargo, el tuit de Trump contenía un error, pues en lugar de mencionar la cuenta oficial del senador usó la cuenta de un seguidor de Schumer.

El jueves, en pleno feriado del Día de Acción de Gracias, Trump amenazó con cerrar la frontera entre México y Estados Unidos durante un periodo no especificado si su gobierno determina que su aliado del sur ha perdido el “control” de su lado.

El mandatario agregó que autorizó a los miles de soldados que envió a la frontera antes de las elecciones intermedias del 6 de noviembre que utilicen fuerza letal contra los migrantes “si tienen que hacerlo”.

La amenaza de Trump acerca de la frontera llegó días después de que un juez federal suspendió la política de asilo de la administración. Bajo esa nueva política, Trump declaró que nadie puede solicitar asilo a menos que lo haga en un punto de ingreso oficial. Algunos puertos fronterizos ya enfrentan mucha acumulación y la gente debe esperar semanas.

El gobierno cerró la garita de San Ysidro, en California, durante varias horas el lunes en la mañana para reforzar la seguridad debido al inminente arribo de una caravana de migrantes. La mayoría de los carriles reabrieron antes de la hora pico.

Sobre los migrantes que acampan en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, después de viajar en caravana desde Centroamérica para llegar a Estados Unidos, Trump dijo que hay “una situación muy mala” en esa ciudad. “Si vemos que es incontrolable”, entonces “cerraremos la entrada al país durante un periodo hasta que logremos controlarla. Toda la frontera”.

En ese caso sería un gran golpe para México porque sería incapaz de enviar automóviles a Estados Unidos, aseveró.

Trump hizo estas y otras declaraciones en una sesión de preguntas y respuestas con reporteros desde su club de golf en Florida donde _vía conferencia telefónica_ envió buenos deseos a los militares estadounidenses que están de servicio en todo el mundo. Trump también visitó una estación de la Guardia Costera y cenó en su club de Mar-a-Lago.

En la charla con los reporteros, Trump cambiaba de un tema a otro, desde la frontera hasta su disputa con el presidente de la Corte Suprema, el juez John Roberts y desde las relaciones con China, hasta un posible cambio en su gabinete y defender al secretario de Justicia interino Matthew Whitaker.