El papa dice que el divorcio se ha convertido “en una moda”

CIUDAD DEL VATICANO (EFE) – El papa Francisco afirmó que el divorcio se ha convertido “en una moda” cuando lo ideal para las familias es “la unidad”, durante la audiencia general celebrada en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

“Es una moda, también en las revistas leemos que este se ha divorciado…, pero, por favor, esto es algo feo. Yo respeto todo, pero el ideal no es el divorcio, la separación, la destrucción de la familia. El ideal de la familia es la unidad”, afirmó.

Francisco dedicó la audiencia a recordar el viaje que hizo a Irlanda este fin de semana para participar en el Encuentro Mundial de las Familias.

“Las dificultades y problemas que las familias atraviesan no pueden minar la importancia de la institución familiar para la sociedad, para la humanidad o poner en discusión la necesidad humana fundamental del amor duradero”, subrayó.

También destacó que “el amor vivido en el matrimonio es un don de Dios, que debe cultivarse cada día con el diálogo, con el tiempo que pasan juntos, con la ternura”.

Y recalcó la importancia también de “la comunicación entre las generaciones y el rol de los abuelos en consolidar los lazos familiares y en la transmisión de la fe”.

Procuradores demócratas piden fin a separación de familias

En esta fotografía proporcionada por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, personas que han sido detenidas por intentar entrar al país sin autorización, están sentadas en una de las jaulas en el centro de McAllen, Texas, el domingo 17 de junio de 2018. (U.S. Customs and Border Protection’s Rio Grande Valley Sector vía AP)

Por SUSAN MONTOYA BRYAN

ALBUQUERQUE, Nuevo México (AP) — Una coalición de secretarios estatales de justicia demócratas pidió el martes que el gobierno de Donald Trump ponga fin a la política de “tolerancia cero” que ha provocado la separación de padres e hijos en la frontera de México con Estados Unidos.

No se pierdan: Separación de familias migrantes influirá en elecciones EEUU

Liderados por el procurador de Nuevo México, Héctor Balderas, 21 funcionarios estatales desde California hasta Massachusetts enviaron una carta al secretario de Justicia Jeff Sessions y la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen.

La carta plantea inquietudes sobre las violaciones de los derechos de los niños y los principios constitucionales del debido proceso y la protección igualitaria.

“El Departamento de Justicia de Estados Unidos desatiende sus obligaciones legales y morales en aras de una agenda política a expensas de los niños y de los esfuerzos de las policías estatales para combatir delitos como el tráfico de seres humanos, el tráfico de drogas y la violencia de pandillas que operan por encima de las fronteras internacionales”, dijo Balderas en un comunicado.

Los secretarios se suman a un coro de líderes religiosos y legisladores de ambos partidos que califican las separaciones de inhumanas.

No se pierdan: Grabación de niños migrantes causa angustia en EEUU

Casi 2,000 menores han sido separados de sus familias desde que Sessions anunció la medida en abril. Si una persona no arriba a un puesto de ingreso para solicitar asilo, se considera que el cruce es ilegal y la persona es procesada penalmente aunque no tenga antecedentes criminales.

Una vez que los adultos son detenidos y procesados, se llevan a los menores que están con ellos.

Funcionarios federales dicen que los niños están bien cuidados y que el gobierno los aloja en centros de detención correctamente instalados. Dicen que las separaciones se deben a deficiencias de la ley, pero que no se dejará en libertad a los inmigrantes que arroban ilegalmente.

Los secretarios de justicia sostienen en su carta que las leyes estatales, federales e internacionales protegen los intereses de los niños, y que cualquier proceso debe atender prioritariamente a esos intereses.

Los únicos secretarios de estados fronterizos con México que firmaron la carta son Balderas y Xavier Becerra, de California. Ambos son fuertes críticos de Trump y se han pronunciado con frecuencia sobre temas de inmigración.