Mayweather descarta pelea recién anunciada en Japón

Mayweather descarta pelea recién anunciada en Japón

El exboxeador Floyd Mayweather, izquierda, estrecha la mano del japonés experto en kickboxing Tenshin Nasukawa durante una conferencia de prensa en Tokio, el lunes 5 de noviembre de 2018. (Katsuya Miyagawa/Kyodo News via AP)

TOKIO, Japón (AP) — Floyd Mayweather Jr descartó una pelea recién anunciada contra el japonés Tenshin Nasukawa, experto en kickboxing, y afirmó que un grupo de promotores quiso sorprenderlo para realizar el combate en la noche de Año Nuevo.

ARCHIVO – Mayweather Enfrentará A Japonés En Artes Marciales Mixtas

“Primero que nada, quiero aclarar que yo, Floyd Mayweather, jamás acordé oficialmente una pelea con Tenshin Nasukawa”, señaló el boxeador.

Mayweather asistió el lunes a una conferencia de prensa en Tokio, en la que se anunció el combate del 31 de diciembre frente a Nasukawa, de 20 años.

“Una vez que llegué a la conferencia de prensa, mi equipo y yo fuimos sorprendidos absolutamente por la nueva dirección que este evento tomaba, y debimos ponerle un alto de inmediato”, publicó Mayweather en la red social Instagram. “Quiero disculparme sinceramente con mis fanáticos por la información engañosa que se anunció durante esta conferencia de prensa, y puedo asegurarles que yo también fui completamente sorprendido por los arreglos que se hacían sin mi consentimiento ni aprobación”.

Mayweather, de 41 años, tiene una foja de 50-0 en su carrera como boxeador. Jamás ha peleado profesionalmente bajo las reglas de las artes marciales mixtas.

Sin embargo, firmó un lucrativo convenio para enfrentar el año pasado, en un combate de boxeo, a Conor McGregor, astro de las artes marciales mixtas. Mayweather se impuso por nocaut en el décimo round.

La promotora japonesa, RZIN Fighting Federation, anunció la pelea Mayweather-Nasukawa el lunes, sin definir las reglas o categoría en que se llevaría a cabo.

Mayweather enfrentará a japonés en artes marciales mixtas

Mayweather enfrentará a japonés en artes marciales mixtas

El exboxeador Floyd Mayweather, izquierda, estrecha la mano del japonés experto en kickboxing Tenshin Nasukawa durante una conferencia de prensa en Tokio, el lunes 5 de noviembre de 2018. (Katsuya Miyagawa/Kyodo News via AP)

TOKIO, Japón (AP) — Floyd Mayweather planea enfrentarse al japonés experto en kickboxing Tenshin Nasukawa el 31 de diciembre en Saitama, al norte de Tokio.

Mayweather, de 41 años, tiene foja de 50-0 como boxeador, pero nunca ha sostenido un combate profesional bajo las reglas de las artes marciales mixtas, si bien el año pasado tuvo una lucrativa victoria sobre la estrella de MMA Conor McGregor.

La promotora japonesa RIZIN Fighting Federation anunció el lunes que las reglas y la categoría de peso para el combate no han sido establecidas.

“Aún tenemos trabajo por hacer”, declaró Nobuyuki Sakakibara, presidente de RIZIN.

En una conferencia de prensa en que también participó Mayweather, Nasukawa dijo que “probablemente sea el evento más importante de mi vida hasta ahora”.

El japonés de 20 años prometió poner fin al récord invicto de Mayweather.

“Nadie ha vencido a mi oponente antes, y yo quisiera ser el hombre que haga historia”, subrayó Nasukawa. “Mi pegada puede modificar la historia. Y se los demostraré”.

Mayweather permaneció sentado tranquilamente antes de elogiar a su joven rival.

“Creo que es joven, muy fuerte y muy rápido, e invicto, por lo que obviamente algo ha estado haciendo bien”, agregó el exboxeador estadounidense.

Las Vegas hará toda una fiesta con Mayweather-McGregor

LAS VEGAS, Nevada (AP) — Aunque no se han agotado los boletos para el espectáculo, Las Vegas hará toda una fiesta boxística con la pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Conor McGregor.

Los clubes nocturnos tienen registrada ya una larga lista de celebridades que visitarán sus instalaciones en la Ciudad del Pecado, entre ellos uno de los peleadores y apostadores de alto nivel. Varias figuras destacadas ya han reservado algunos de los alojamientos más lujosos de la ciudad. Hay bares que han creado para la ocasión cocteles con temas boxísticos.

La pelea del próximo sábado por la noche en la Arena T-Mobile será solo el eje de un fin de semana frenético, aunque en varios aspectos no será suficiente como para generar tantos ingresos como alguna pelea anterior de Mayweather.

“Va a ser un fin de semana alocado”, dijo Ryan Thompson, vicepresidente sénior y director regional de mercadotecnia de Caesars Entertainment, cuyos casinos-resorts Planet Hollywood, The Cromwell y Caesars Palace tienen apenas algunas habitaciones disponibles en Las Vegas Strip, una famosa franja de una avenida principal de la ciudad donde se encuentran la mayoría de los hoteles, casinos y complejos turísticos. “La energía durante ese fin de semana va a estar a la par de una víspera de Año Nuevo en la ciudad”.

Caesars y MGM Resorts International, dueño del lugar donde se efectuará la pelea, esperan que sus habitaciones se agoten a medida que se aproxima el fin de semana, pero a diferencia de la fuerte demanda creada por la pelea de Mayweather con Manny Pacquiao en mayo de 2015 en Las Vegas, esta vez todavía hay habitaciones de hotel disponibles.

El MGM Grand ya ha reducido tres veces los precios para el fin de semana. Ahora una estancia de dos noches cuesta 329 dólares por noche. Todavía se pueden encontrar habitaciones en varios hoteles de la Strip por 200 dólares o menos por noche.

Muchas celebridades y apostadores de alto nivel no necesitan preocuparse por los precios, pues como es costumbre serán consentidos con habitaciones de hotel y entradas gratuitas. Otros menos afortunados, pero con dinero de sobra, han reservado las habitaciones más lujosas en la Strip.

Las villas en el Caesars Palace (a partir de 25,000 dólares por noche) y en el Nobu Hotel del Caesars Palace (35,000 dólares por noche y en las que se han alojado celebridades como Jennifer López y Johnny Depp) ya están aportadas para el fin de semana.

Duelo verbal Mayweather-McGregor, un espectáculo gratuito

NUEVA YORK — Floyd Mayweather lanzó billetes de un dólar a la cara de Conor McGregor. El irlandés respondió blandiendo el nuevo disco de Jay Z en dirección a Mayweather, y citó parte de la letra de una canción de Biggie Smalls, con dedicatoria al boxeador.

¿Qué más hubo?

Los dos gladiadores ofrecieron, ante fanáticos que esperaron horas para presenciar una conferencia de prensa, media hora de palabras soeces y bromas pesadas sobre la apariencia del otro.

El irlandés Conor McGregor posa, y su imagen aparece en la pantalla gigante durante una conferencia de prensa para promover su próxima pelea ante Floyd Mayweather, el jueves 13 de julio de 2017 en Nueva York (AP Photo/Frank Franklin II)

El próximo combate entre ambos sobre un cuadrilátero de boxeo podría generar ganancias estratosféricas al ofrecerse mediante la televisión en la modalidad de “pago por ver”. Si se les hubiera ocurrido el “pago por vulgaridad”, bien podrían haberse embolsado ya algunos millones de dólares, incluso antes del pleito del próximo 26 de agosto.

Todos los dimes y diretes, junto con la actuación de un DJ y del rapero Doug E. Fresh encendieron el ánimo de 13,165 espectadores…. en una conferencia de prensa.

“Si esto es siquiera una conferencia de prensa, hay un poco de hostigamiento”, reconoció McGregor, quien cumple 29 años esta viernes.

El astro irlandés de las artes marciales mixtas caminó por la alfombra roja dentro del Barclays Center con pantalones que llevaban un estampado floral. No llevaba camisa, y complementó el atuendo con gafas oscuras y un abrigo de visón que compró por la mañana en la Quinta Avenida.

McGregor y Mayweather Jr podrían obtener ganancias cercanas a los 100 millones de dólares. Lo intentarán con esta fórmula: cobrar 100 dólares a los espectadores que quieran mirar la pelea entre ambos mediante la TV de alta definición.

Y aquéllos fanáticos que deseen entrar a la arena para presenciar el combate no podrán hacerlo por menos de 500 dólares, si tienen suerte de conseguir un boleto.

Pero en Nueva York, donde una entrada para ver la comedia musical “Hamilton” cuesta lo que muchas personas pagan por el alquiler mensual de su vivienda, es posible todavía encontrar una ganga, incluso en el mundo del boxeo.

Los organizadores de la pelea han ofrecido a los interesados un precio increíble, más bien gratuito, por un espectáculo de una semana: la guerra de alardes y declaraciones entre Mayweather y McGregor.

Conor McGregor le lanza una bandera de irlanda a Floyd Mayweather durante un acto de promoción de su próxima pelea, el miércoles 12 de julio de 2017, en Toronto (Christopher Katsarov/The Canadian Press via AP)

No es un show para oídos castos. McGregor, el astro irlandés de las artes marciales mixtas, y Mayweather, el púgil que se retiró como monarca invicto y ha vuelto en busca de más millones, han recurrido a una amplia variedad de palabras soeces durante la gira promocional que hizo el jueves una escala en el Barclays.

Los fanáticos hicieron fila frente a la casa de los Nets de Brooklyn desde horas antes de que se permitiera el ingreso en el recinto. Algunos llevaban prendas con las siglas TMT (The Money Team o el equipo de “Money”, como se apoda con razón a Mayweather). Otros iban arropados en la bandera de Irlanda.

Unos y otros esperaron pacientes el comienzo de la batalla de insultos, a semanas de que ésta se convierta en un duelo a puñetazos.

Jon McFaul, de 28 años, ordenó uno de los boletos mediante internet en cuanto éstos estuvieron disponibles. McFaul y sus amigos se presentaron al mediodía, en busca de la oportunidad de ser los primeros en entrar por la puerta.

McFaul, seguidor de McGregor, dijo que mirará la pelea con sus amigos. Entre todos se dividirán el pago de 99.95 dólares para obtener la transmisión.

“Se está enfrentando lo mejor de dos mundos”, destacó. “Pero pienso que la conferencia de prensa va a ser mejor que la propia pelea”.

Los boletos se ofrecieron sin costo, y había unos cuantos en la taquilla unas cinco horas antes de la conferencia. Pero 30 minutos después, los empleados de seguridad ordenaron que los fanáticos que estaban en la fila se marcharan, al informar que las entradas se habían agotado.

A los seguidores decepcionados no les quedó otro remedio que mirar en internet el duelo de vulgaridades.

Otra opción era pagar. En el sitio de eBay se ofrecieron boletos de 50 dólares para la conferencia en Brooklyn. Para la última parada, en Londres, ya había entradas de 80 dólares.

“Vender boletos para una conferencia de prensa es algo sucio”, opinó el presidente de la UFC, Dana White. “No puedes vender entradas para esto”.

La gira concluye el viernes, con la visita a Londres. Será la cuarta conferencia y, en una de ésas, podría resultar que la promoción tenga más episodios que el combate mismo en la división superwelter. Muchos expertos consideran que Mayweather se llevará rápido la victoria.

Pero por ahora, el público encuentra que los desplantes de los dos gladiadores son tan entretenidos como cualquier puesta en escena de Broadway.

Candente inicio de la gira promocional Mayweather-McGregor

LOS ÁNGELES, California — Floyd Mayweather Jr. metió la mano a su mochila y sacó un cheque por 100 millones de dólares, para que los 11,000 fanáticos presentes pudieran verlo.

“Déjenme mostrarles cómo se ve un peleador de 100 millones de dólares”, alardeó.

Conor McGregor lo interrumpió desde su lugar detrás del podio: “Eso va para el recaudador de impuestos”.

“Estás en lo cierto. Yo soy Hacienda y te voy a gravar el trasero”, reviró Mayweather.

El invicto púgil y el campeón irlandés de la UFC lanzaron sus primeros golpes en una temporada en que abundarán los intercambios verbales antes del espectáculo pugilístico del año.

Mayweather y McGregor iniciaron el martes una gira promocional que abarcará cuatro ciudades en el Staples Center, frente a un animado público que disfrutó de la primera parada del circo en Hollywood. Ambos prometieron un nocaut, y tuvieron un prolongado duelo a gritos durante la segunda vez que posaron cara a cara. En el altercado tuvo que intervenir el presidente de la UFC, Dana White.

“Yo voy a pelear, y él a boxear”, dijo McGregor. “Se trata de dos hombres en lo más alto que competirán entre sí. Es el encuentro de dos mundos. Es motivo suficiente de por qué las cosas son así”.

Con excepción de los aficionados más ingenuos, todos se dan cuenta de que la promoción del combate podría ser mucho más interesante que el histórico duelo pactado a 154 libras el próximo 26 de agosto en Las Vegas.

McGregor y Mayweather mostraron astucia para intercambiar insultos y se vanagloriaron usando numerosas palabras soeces, lo que demostró por qué esta pelea de boxeo debe ser un espectáculo único, al menos antes del campanazo inicial.

“Él se ve bien para un peleador de siete u ocho cifras, pero yo valgo nueve”, dijo Mayweather. “Este tipo ganó tres millones de dólares en su última pelea, pero sabemos que eso es lo que gano por entrenar”.

Mayweather, de 40 años, fue seducido para salir de su más reciente retiro por la enorme paga que recibirá por este combate único. Si alguien quiere ver el pleito por TV de alta definición, tendrá que desembolsar 99.95 dólares en pago por ver, mientras que las entradas para el T-Mobile Arena van de los 500 a los 10,a000 dólares… y no hay muchos asientos de 500 dólares.

En un traje sastre, en el que las franjas eran pequeñas letras que formaban un insulto, McGregor no ocultó su regocijo ante la posibilidad de obtener una enorme recompensa financiera por ver lo que pueden hacer sus pesados puños en contra de las afamadas habilidades defensivas de Mayweather durante este experimento entre dos disciplinas.

Las palabras de McGregor fueron mucho más personales que las de Mayweather, tocando temas desde los aparentes problemas fiscales del boxeador, hasta su atuendo. McGregor también se arriesgó a cruzar la raya cuando gritó: “¡Baila para mí, chico. Baila para mí, hijo!” durante un intercambio con su rival.

“Está… en ropa deportiva”, se mofó McGregor mientras veía a Mayweather. “Ya ni siquiera puede pagar un traje. El Rolls en el que llegó es 2012. Lo voy a noquear en los primeros cuatro asaltos, subrayen mis palabras”.

McGregor firma contrato para pelear con Mayweather

LAS VEGAS (AP) — Conor McGregor logró un acuerdo con la UFC que allana el camino para una pelea contra Floyd Mayweather Jr.

El presidente de la UFC, Dana White, dijo que tiene un pacto con McGregor, la máxima estrella de las artes marciales mixtas y campeón del peso ligero, y ahora empezará a negociar con el retirado Mayweather para la que podría ser una de las peleas más lucrativas en la historia.

“No estoy diciendo que sucederá, pero ya pacté con una de las partes. Ahora hay que negociar con la otra”, dijo White.

McGregor confirmó la firma del contrato para la pelea de boxeo en un comunicado a Themaclife.com.

“La primera y más importante parte de este contrato histórico ya fue firmada”, dijo McGregor. “Felicitaciones a todas las partes involucradas. Ahora esperamos por la firma de Al Haymon y de su boxeador en los próximos días2.

White y McGregor no dieron detalles sobre el acuerdo.

“Si logramos un acuerdo con Haymon y Mayweather, la pelea será una realidad”, dijo White.

Mayweather estuvo esta semana en Londres y dijo a periodistas que saldría de su retiro de casi dos años para la que podría ser la pelea más lucrativa en la historia. La pelea de Mayweather contra Manny Pacquiao en 2015 vendió 4,4 millones de suscripciones en pague por ver, y McGregor es el peleador más popular en las artes marciales mixtas.

“Sólo hay una pelea que tiene sentido desde el punto de vista empresarial”, indicó Mayweather. “Saldría del retiro porque soy un hombre de negocios, y quiero dar al mundo lo que quieren ver. McGregor es un peleador. Yo soy un peleador. Esto es lo que quieren ver los fanáticos del boxeo y de las artes marciales mixtas”.

Mayweather, de 40 años, se retiró en 2015 invicto en 49 peleas. Ha dicho que la pelea sería en 147 o 150 libras, y transmitida por el canal Showtime. McGregor, de 28 años, no ha peleado desde que derrotó a Eddie Alvarez en UFC 205 en noviembre del año pasado.