La NFL regresará a México en el 2019

La NFL regresará a México en el 2019

Vista aérea del estadio Azteca, en la Ciudad de México, del 13 de noviembre del 2018. El partido que debían disputar el lunes 19 los Rams de Los Ángeles y los Chiefs de Kansas City en el Azteca fue trasladado a Los Ángeles por el mal estado del césped. (AP Foto/Christian Palma)

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — Una reunión en la capital mexicana entre el presidente electo Andrés Manuel López Obrador y el comisionado de la NFL Roger Goodell despejó el camino para que el año que viene haya un partido de la temporada regular de la liga de fútbol americano.

El encuentro se produjo después de que el duelo del lunes por la noche entre los Chiefs de Kansas City y los Rams de Los Ángeles tuviese que cambiar de sede por las malas condiciones del campo en el estadio Azteca.

A través de un comunicado, la NFL confirmó que el partido del próximo año se realizará en el mismo estadio Azteca, en fecha a ser dada a conocer más tarde.

México tiene firmado un acuerdo hasta el 2021 para albergar cada año un partido de temporada regular en el estadio Azteca pero tras la cancelación del encuentro que se llevaría a cabo el lunes existían dudas sobre la continuidad de la relación.

López Obrador tenía que dar el visto bueno al partido del próximo año porque el gobierno federal, a través de la Secretaría de Turismo, tiene que pagar 14.5 millones de dólares por cada partido que se realiza en el país.

Funcionarios del deporte del nuevo gobierno, que entra en funciones en diciembre, habían dicho que se analizaría la estrategia de pagar dinero para traer eventos deportivos al país. Además de la NFL, el gobierno invirtió unos 44 millones de dólares por realizar la carrera de Fórmula 1 de este año y hay un acuerdo firmado por un año más.

“La NFL y el presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador confirmaron hoy que el tercer juego del acuerdo existente firmado en 2016 se jugará en 2019 en el Estadio Azteca”, dice el comunicado de la NFL.

El acuerdo tiene el aval del Televisa, dueña del Azteca, según el comunicado.

Por la noche, el presidente del consejo de administración de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, publicó un comunicado en el que ofreció “una sincera disculpa, a título personal y a nombre de todos los que laboran en la administración del Estadio Azteca”.

“Reconozco que hubo una inexcusable mala gestión de los problemas en el pasto de la cancha, que pudieron haberse atendido con el tiempo para evitar el trago amargo de la suspensión del juego”, añadió el magnate mexicano.

Kaepernick firma con Nike pese a estar fuera de la NFL

PORTADA – En esta imagen de archivo, tomada el 25 de septiembre de 2016, el entonces jugador de los 49ers de San Francisco Colin Kaepernick se arrodilla durante el himno de Estados Unidos antes de un juego de la NFL entre su equipo y los Seahawks, en Seattle. (AP Foto/Ted S. Warren, archivo)

Por ROB MAADDI,  Associated Press

Colin Kaepernick tiene un nuevo acuerdo con Nike pese a que ya no juega en la NFL.

El abogado de Kaepernick, Mark Geragos, hizo el anuncio en Twitter señalando que el exquarterback de los 49ers de San Francisco es un “ícono americano” y reconoció la labor del también abogado Ben Meiselas para cerrar el trato. Kaepernick publicó un anuncio de la marca deportiva con una imagen de su cara y el mensaje: “Cree en algo, aunque signifique sacrificarlo todo #JustDoIt”.

Kaepernick ya tenía un acuerdo con Nike que estaba a punto de expirar, pero se renegoció y amplió varios años para convertirlo en una de las caras del 30mo aniversario de la campaña “Just Do It”, según una persona familiarizada con el tema, que habló con The Associated Press bajo condición de anonimato ya que la marca no anunció oficialmente el pacto.

Según la fuente, Nike utilizará la imagen de Kaepernick en varias plataformas, incluyendo vallas publicitarias y anuncios de televisión e internet. La marca creará también una línea de ropa para el deportista y contribuirá a su ONG “Know Your Rights”. El acuerdo sitúa a Kaepernick como una de las principales figuras de Nike en la NFL.

El pasado marzo, la NFL y Nike ampliaron su colaboración hasta 2028 por la que la firma proporciona los uniformes de los partidos y otras prendas.

La semana pasada, Kaepernick logró una victoria legal en su querella contra la NFL y sus 32 equipos cuando un juez negó la petición de la liga de rechazar la denuncia del quarterback de que los propietarios de los equipos conspiraron para dejarlo fuera de la competición por sus protestas sobre las injusticias sociales.

Kaepernick alega que los propietarios violaron el acuerdo colectivo alcanzado con los jugadores al ponerse de acuerdo para dejarlo fuera de los equipos. Su caso se basa en que los empresarios urdieron un complot en lugar de decidir individualmente sobre su contratación.

Su excompañero en los 49ers Eric Reid tiene pendiente una querella similar.

Hace dos temporadas, Kaepernick comenzó una serie de protestas entre los jugadores de la NFL. Se arrodilló durante el himno para protestar contra los abusos policiales y la desigualdad racial. Las protestas han crecido hasta convertirse en uno de los temas más polémicos de este deporte. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó a la liga a suspender o despedir a los jugadores que protestaran durante el himno.

En tanto, la liga y el gremio de jugadores aún no resuelven si los jugadores serán sancionados esta temporada si se arrodillan o si se manifiestan durante el himno nacional. Los dueños aprobaron una norma que establece que los jugadores deben estar de pie si se encuentran al costado de la cancha cuando se entone el himno, permitiéndoles quedarse en el vestuario si así lo desean.

NFL: Steelers destrozan a los Eagles, Patriots dominan, siguen las protestas

Por RUBÉN MATILLA, EFE 

HOUSTON, Texas – La pretemporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) comenzó con los Steelers de Pittsburgh como grandes protagonistas, al destrozar en su primer partido a los actuales campeones del Super Bowl, los Eagles de Filadelfia, en una jornada en la que los Patriots de Nueva Inglaterra se mostraron dominantes y continuaron las protestas al himno nacional.

Landry Jones y Josh Dobbs lanzaron pases de touchdown cada uno y los Steelers vencieron a domicilio a los Eagles, 31-14.

Los campeones defensores del Super Bowl dieron descanso a varios titulares, incluyendo los mariscales de campo Carson Wentz y Nick Foles. Nate Sudfeld lanzó un par de pases de anotación y dos interceptaciones.

Ben Roethlisberger y Antonio Brown tampoco jugaron para los Steelers y Le’Veon Bell aún no ha firmado su etiqueta franquicia.

Colt McCoy superó a Brian Hoyer en un duelo de mariscales de campo suplentes, mientras que Tom Brady y Alex Smith se mantuvieron en las laterales contando su dinero.

En el día en el que los Patriots supuestamente incorporaron más dinero al acuerdo de Brady con cinco millones de dólares en incentivos, el Jugador Más Valioso (MVP) reinante de la NFL se mantuvo al margen de la apertura de la temporada de exhibición de su equipo.

Lo mismo hizo su contraparte para Washington, Smith, quien fue traspasado a la capital de la nación durante la temporada baja y recibió una extensión por cuatro campañas y 94 millones de dólares.

En su lugar, McCoy completó 13 de 18 pases para 189 yardas y dos touchdowns al tiempo que Washington abrió una ventaja de 17-0 en la primera mitad.

Hoyer sufrió ante los titulares de Washington, pero condujo a Nueva Inglaterra a un par de anotaciones en la segunda mitad, incluyendo una escapada de Ralph Webb para anotación de 8 yardas seguido por una atrapada en la conversión de 2 puntos que dio a los Patriots su primera ventaja en camino a una victoria de 26-17.

Los Packers de Green Bay no tuvieron al mariscal de campo estelar Aaron Rodgers, pero al final vinieron de atrás y ganaron 31-17 a los Titans de Tennessee.

El mariscal de campo Marcus Mariota lució preciso orquestando un nuevo sistema ofensivo para los Titans.

El receptor abierto de los Packers, Davante Adams, necesitó apenas una serie para demostrar que estaba en forma de media campaña.

Ambos tuvieron inicio de pretemporada brillante antes que los Packers se distanciasen en el marcador y consiguiesen la victoria.

El mariscal de campo Patrick Mahomes completó cinco de siete pases para 33 yardas en dos series ofensivas durante la derrota 10-17 de los Chiefs de Kansas City ante los Texans de Houston.

Otro pasador, Deshaun Watson, de Houston, quien regresa de una grave lesión en 2017, también tuvo poca actividad. Lanzó solo un pase, el cual para anotación de cuatro yardas al receptor abierto Bruce Ellington.

Mahomes con el número 10 y Watson con el 12 fueron seleccionados en la primera ronda del sorteo universitario de la NFL para convertirse en “mariscales de campo franquicia”.

Varios jugadores notables estuvieron ausentes para ambos equipos por lo que en realidad no se pudo ver todo el potencial en su juego.

El mariscal de campo Ryan Tannehill completó pases en las primeras cuatro jugadas en su regreso de dos serias lesiones a la rodilla izquierda, iniciando una serie de 40 yardas que culminó con gol de campo fallado en su única acción del juego, y los Dolphins de Miami perdieron en su apertura de exhibición ante los Tampa Bay Buccaneers por 24-26.

Tannehill, viendo su primera acción desde diciembre del 2016, fue impreciso en sus últimos dos lanzamientos y finalizó con 4 completos de 6 intentos para 32 yardas.

El nuevo pateador de los Buccaneers, Chandler Catanzaro, convirtió un gol de campo de 26 yardas con 23 segundos por jugar para culminar una serie de 67 yardas y amarrar el triunfo.

El mariscal de campo titular Jameis Winston de Tampa Bay jugó en segundo periodo, pero está suspendido por los primeros tres encuentros de la temporada regular por violar la política de conducta personal de la NFL.

En otros resultados de la jornada, Cincinnati venció 30-17 a Chicago, Cleveland de visitante 10-20 a New York Giants, Carolina hizo lo propio por 23-28 a Buffalo, lo mismo que New Orleans (20-24) a Jacksonville, Baltimore derrotó 33-7 a Los Angeles Rams, Indianápolis a domicilio ganó 17-19 a Seattle y San Francisco vino de atrás y se impuso 24-21 a Dallas.

De nuevo se mantuvieron algunas protestas de jugadores que se arrodillaron en el suelo durante la interpretación del himno nacional y la NFL de inmediato dio a conocer un comunicado en el que recordaba que estaba em vigor la prohibición de hacer ese tipo de manifestación.

“No ha habido cambios en la política de la NFL con respecto al himno nacional”, expresó el portavoz de la liga, Brian McCarthy, en un comunicado emitido la noche del jueves. “El himno se seguirá reproduciendo antes de cada partido y se espera que todos los jugadores y no jugadores en el campo se pongan de pie durante la presentación de la bandera y la interpretación del himno. El personal que no desea hacerlo puede optar por permanecer en el vestuario”.

“Seguimos comprometidos con los jugadores para identificar soluciones y seguir avanzando en importantes problemas sociales que afectan a nuestras comunidades”, concluyó el comunicado, sin que se hablase de sanciones para los jugadores que protestaron.

Himno nacional, tema candente en reuniones de NFL

Por BARRY WILNER

ORLANDO, Florida (AP) — Las protestas durante el himno nacional serán un tema candente durante las reuniones de dueños de la NFL. Pero no debe esperarse todavía una decisión relevante.

A juzgar por los comentarios emitidos el domingo por Robert McNair, propietario de los Texans, y Christopher Johnson, dueño de los jets, el debate entre los 32 participantes podría desembocar en una confrontación.

McNair, quien el año pasado comparó a los jugadores que protestaban con reos que controlaban una prisión, insiste en que todos deben ponerse de pie para escuchar el himno nacional.

“Nuestro terreno de juego no es el lugar para manifestaciones políticas o religiosas”, sentenció McNair. “Es el sitio para jugar al fútbol” americano.

Johnson ha asumido de manera interina las funciones de su hermano Woody, quien es propietario de los Jets pero fue nombrado embajador ante el Reino Unido. Y el líder en funciones del equipo tiene una opinión distinta a la de McNair.

“Siento un respeto inmenso por los jugadores y sus esfuerzos”, manifestó Johnson. “Pienso que si otros equipos tuvieran esta misma postura, no habría tal problema en la NFL. No puedo hablar sobre la forma en que otras personas dirigen sus equipos, pero simplemente pienso que tratar de forzar a que los jugadores se callen es una idea fantásticamente mala”.

Aunque las protestas realizadas por los jugadores durante la campaña anterior serán uno de los tópicos principales en las reuniones, parece improbable que se llegue a un acuerdo para redactar una política de la liga acerca de esta conducta. Los propietarios se reunirán de nuevo en mayo, en Atlanta, y con tantos asuntos que atender en los próximos tres días, el tema del himno podría posponerse hasta entonces.

“No sé si habrá una votación o simplemente si surgirá una nueva política”, comentó el dueño de los Giants, John Mara. “Pienso que no podemos ir mucho más allá de la reunión de mayo antes de plantear algún tipo de resolución sobre esto”.

McNair y el dueño de los Cowboys, Jerry Jones, figuran entre los dueños que quieren prohibir cualquier protesta durante el himno. McNair recibió críticas de varios jugadores tras compararlos con los reos el año pasado.

“Vamos a lidiar con esto en una forma tal que creo que la gente entenderá que queremos que todos respeten nuestro país y nuestra bandera”, aseveró McNair el domingo.

Fallece Jackson, linebacker de los Colts, en accidente de tráfico

INDIANÁPOLIS, Indiana (EFE) –El linebacker de los Colts de Indianápolis, Edwin Jackson, murió el domingo luego de ser golpeado por un conductor que presuntamente conducía ebrio.

El accidente ocurrió en el costado de la Interestatal 70 en Indianápolis, donde residía el jugador de los Colts.

Jackson, de 26 años de edad, y otra persona, Jeffery Monroe, de 54, se detuvieron a lo largo de la I-70 cuando Monroe, que se cree conducía el auto como operador de viaje compartido, tuvo que bajar del auto para auxiliar a Jackson, que se sentía enfermo.

El conductor de una camioneta entró al carril de emergencia donde estaba el automóvil en el que viajaba Jackson y lo golpeó por la parte trasera.

Tanto Jackson como Monroe salieron despedidos del auto. Uno de los cuerpos quedó en el carril central de la I-70, de acuerdo a un comunicado de la Policía de Indiana.

El policía estatal Ty Mays, que se encontraba en el área, se acercó al lugar de los hechos al ver el accidente, y en el proceso de desaceleración de su auto, golpeó el cuerpo de la víctima que estaba en el carril central.

Monroe y Jackson fueron declarados muertos en el lugar de los hechos por la Oficina del Forense del Condado de Marion.

Alex Cabrera Gonsales, de 37 años, fue arrestado después de intentar huir a pie. Gonsales conducía sin licencia y se cree que estaba intoxicado, según la Policía.

“Nos rompe el corazón escuchar la noticia de la muerte de Edwin Jackson“, declararon los Colts en un comunicado.

Edwin era amado por todos en la organización de los Colts. Admiramos su personalidad extrovertida, su espíritu competitivo y su mentalidad trabajadora. Era muy respetado entre todos con quienes se cruzó y será extrañado en nuestro vestuario y en toda nuestra organización”, agregan.

En el mismo texto indican que “también sabemos que otra persona perdió la vida en el accidente, lo que aumenta nuestra tristeza. Estamos conmocionados y tristes por esta tragedia y nuestros pensamientos y oraciones están con las familias de ambos hombres durante esta difícil situación”.

El dueño de los Colts, Jim Irsay, también publicó un comunicado a través de Twitter en el que dice “Nuestros corazones y oraciones están con la familia de Edwin Jackson. Increíble hombre, respetado y querido por todos. Descansa en Paz, Edwin“.

Los Colts contrataron a Jackson a su equipo de prácticas en diciembre de 2015.

Jackson inició ocho de los 16 partidos en la temporada 2016, y se perdió toda la temporada pasada debido a una lesión”.

Los festejos del Super Bowl llenan las calles de Filadelfia

Por DAVE ZEITLIN

FILADELFIA, Pensilvania (AP) — La lluvia y el granizo que cayeron sobre Filadelfia buena parte del día remitieron justo cuando, en toda la ciudad, la gente empezó a salir de bares de deportes, apartamentos y casas.

Todos tenían un destino: la calle Broad.

Era una celebración que llevaban esperando 58 años.

El domingo por la noche, mientras Nick Foles lideraba a los Eagles de Filadelfia a una inesperada victoria en el Super Bowl sobre los Patriots de Nueva Inglaterra en Minneapolis, la escena en su ciudad, a más de 1,000 millas de distancia, era de júbilo y caos.

Se lanzaron fuegos artificiales. Los conductores hacían sonar sus bocinas. Jóvenes y mayores acudían a la calle Broad, el emblemático escenario donde pronto se celebrará un desfile para conmemorar el primer título de deporte profesional que gana la ciudad desde que los Filis ganaron la Serie Mundial en 2008.

“La ciudad se lo merecía”, dijo Lou Potel, de 66 años, que celebró una fiesta en su casa junto a la calle Broad antes de sumarse a la fiesta mucho mayor al aire libre. “Es una gran ciudad, y ahora tenemos un Super Bowl para acompañar”.

Como muchos otros aficionados, el amor de Potel por los Eagles ha pasado de generación en generación. Él fue con su hijo a ver el partido la última vez que los Eagles disputaron el Super Bowl, en 2004, y dijo que ver con su hijo la victoria del domingo “lo compensó”.

Dustin Seidman, de 42 años, y su esposa, Staci, de 41, decidieron llevar a su hijo de 10 años y su hija de 8 a las celebraciones en la calle, a pesar de los aficionados borrachos que arrojaban cerveza y trepaban a camiones de basura, postes y marquesinas.

Imágenes difundidas en medios sociales mostraron cómo se derrumbaba el toldo ante la entrada del Hotel Ritz-Carlton con más de una docena de personas sobre él, aunque no estaba claro si había heridos.

Había muchos otros niños pequeños en la calle Broad, y los padres trataban de mover los carros de bebé entre la gente y los coches. Un joven pasó en una motocicleta con un casco de los Eagles.

“No podíamos perdernos esto”, dijo Dustin Seidman. “Es una experiencia única en la vida”.

Rick Campitelli, de 63 años y que había ido a la ciudad para ver el partido con su hijo, dijo que hubiera deseado que su suegro hubiera vivido suficiente para ver ese momento.

“Esto es lo más grande”, dijo Campitelli, vestido con la camiseta de Wilbert Montgomery, exjugador de los Eagles al que una vez vendió un seguro. “Confiaba en que lo lograran antes de que yo muriera, y lo lograron”.

La escena en Boston era mucho más sombría. En el Banshee Bar, los aficionados trataban de asimilar una derrota poco habitual para Tom Brady. Algunos, sin embargo, se lo tomaban con calma.

“No tengo nada de lo que quejarme”, dijo Bill Crowley, vecino de Boston. “Es la mayor dinastía en la historia de la NFL y la derrota de esta noche no cambia eso”.

“Volverán”, añadió Conor Hobert. “Al 100%, volverán”.

Sam Murphy, de 40 años, hizo el viaje de Boston a Filadelfia el domingo por la mañana y tenía previsto volver a tomar un avión para llegar a trabajar el lunes. Este veterano aficionado de los Eagles, que vive en Boston, bromeó sobre que no podía estar a 100 millas de su casa.

Al fondo de un bar abarrotado, Murphy bebía Newbolds en honor de su suegro, Ron Skubecz, que amaba esa cerveza. Skubecz, seguidor acérrimo de los Eagles, murió hace apenas tres semanas, lo que hacía la victoria aún más emotiva para Murphy.

“Esta es ‘Fili’ en su mejor momento”, dijo Murphy mientras caminaba con un amigo hacia la fiesta en Broad. “Este equipo es de lo que trata ‘Fili’”.

Eagles ganan el Super Bowl por 1ra vez en la historia

Por BARRY WILNER

MINNEAPOLIS, Minnesota (AP) — Cuando sus fanáticos comenzaron a corear el himno del equipo y su dueño levantó el Trofeo Vince Lombardi, los Eagles respiraron finalmente con tranquilidad. Y tal vez sólo entonces creyeron lo que había sucedido.

Filadelfia había vencido a la dinastía de Tom Brady y de los Patriots en un Super Bowl de ataques tan vertiginosos y prolíficos que impusieron un récord.

Zach Ertz, tight end de los Eagles de Filadelfia, anota un touchdown en el Super Bowl LII ante los Patriots de Nueva Inglaterra, el domingo 4 de febrero de 2018 (AP Foto/Eric Gay)

Nick Foles lanzó un pase para que Zach Ertz anotara el touchdown de la ventaja a 2:21 minutos del final, y los Eagles vencieron sorpresivamente el domingo 41-33 a Nueva Inglaterra, con lo que ganaron el Super Bowl por primera vez en la historia.

“Hemos jugado este deporte desde que éramos niños y soñábamos con este momento”, dijo Foles, nombrado el Jugador Más Valioso del encuentro. “Hay muchos niños que vieron el partido, que sueñan con este momento y que lo vivirán algún día”.

Foles, quien debió tomar las riendas del ataque en diciembre tras la grave lesión de rodilla que sufrió el titular Carson Wentz, le puso final feliz a su cuento de hadas. Los Eagles hicieron lo propio, con un repunte desde el último lugar de su división hasta la conquista del Trofeo Vince Lombardi.

La campaña anterior, Filadelfia tuvo una foja de 7-9. Ahora, es monarca de la NFL, algo que no conseguía desde 1960, cuando no existía el Super Bowl.

“Si hay una parada para definir esto es ‘todo’. Esto significa todo para los fanáticos de los Eagles en todo el mundo. Y a ellos se lo dedicamos”, comentó el dueño del equipo Jeffrey Lurie.

Jamás dos rivales en un encuentro habían acumulado tantas yardas en forma combinada. Paradójicamente, el duelo se definió con una jugada defensiva, cuando Brandon Gaham despojó del balón a Tom Brady. Derek Barnett lo recuperó con 2:09 minutos por jugar, lo que dejó listo el escenario para un gol de campo de Jake Elliott, que estiró la diferencia a ocho puntos.

Tom Brady y los Pats, que un año atrás habían logrado una remontada sin precedente ante los Falcons de Atlanta, revirtieron esta vez un déficit de 12 puntos, pero no pudieron coronar la proeza. Intentaron una última ofensiva, buscando el touchdown y la conversión para obligar a lo que hubiera sido la segunda prórroga seguida en un Super Bowl, pero todo terminó con un pase incompleto que Brady lanzó a la desesperada hacia la zona de anotación

Cuando parecía que Filadelfia se derrumbaría tras quedar abajo en el marcador, Foles encabezó una ofensiva de 75 yardas y 14 jugadas. Su envío a Ertz representó un avance de 11 yardas, culminado por una zambullida del tight end a la zona de anotación.

Fue necesario consultar largamente la decisión, para determinar que Ertz no perdió el balón sino hasta que éste había rebasado los límites de la zona prometida.

“Si hubieran revertido esa decisión, no sé qué habría pasado en la ciudad de Filadelfia”, manifestó Ertz. “Pero me alegro de que no lo hayan anulado”.

Nick Foles, de los Eagles de Filadelfia, levanta el Trofeo Vince Lombardi, luego de ganar el Super Bowl LII ante los Patriots de Nueva Inglaterra, el domingo 4 de febrero de 2018 (AP Foto/Chris O’Meara)

En resumen, Foles lideró un ataque al estilo de los muchos que ha conseguido Brady, cinco veces monarca del Super Bowl y nombrado la víspera el Jugador Más Valioso de la NFL.

“Me sentía tranquilo. Quiero decir que he tenido a un gran grupo de compañeros y entrenadores”, recalcó Foles. “Nos sentíamos confiados en el comienzo del partido, y simplemente jugamos con todo al fútbol” americano.

En el duelo de ataques vertiginosos, sacó la mejor parte un quarterback sustituto, que quedará inmortalizado en Filadelfia tras lanzar para 373 yardas y tres anotaciones. Por si fuera poco, atrapó un pase de anotación en una jugada sorpresa y en cuarta oportunidad.

Nueva Inglaterra parecía en cambio lista para obtener su sexto cetro en el gran partido. Brady, en su octavo Super Bowl igual que el entrenador Bill Belichick, pasó para 505 yardas, un récord de estos partidos, y completó tres envíos de anotación, incluido uno de cuatro yardas a Rob Gronkowski, que empató el duelo.

Stephen Gostkowski convirtió el punto extra para que Nueva Inglaterra tomara la ventaja por primera vez en el duelo, por 33-32.

Pero luego vino la serie consagratoria de Foles. Y los Eagles no temblaron, como lo hicieron los Falcons un año atrás.

Las 1,151 yardas combinadas fueron la mayor cifra en un partido de la NFL durante la era moderna. Las 505 de Brady representaron la cantidad más alta en cualquier partido de playoffs.

El duelo ofensivo fue tan enloquecido que incluso Foles atrapó un pase de anotación. Brady estuvo cerca de hacer una recepción, pero un pase de Danny Amendola se le escurrió entre los dedos.

Pats, otra vez favoritos de casas de apuestas en Super Bowl

Por BARRY WILNER

BLOOMINGTON, Minnesota (AP) — Los estadounidenses adoran las historias de remontadas, ésas en que un grupo de jóvenes desconocidos realiza grandes jugadas, se sobrepone a una serie de problemas y consigue un triunfo inesperado y colosal en los últimos instantes.

Unos protagonistas idóneos de ese guion cinematográfico podrían ser los Eagles de Filadelfia, si ganan el Super Bowl el domingo.

Pero los encargados de las apuestas no son sentimentalistas, y consideran, otra vez, que los Patriots de Nueva Inglaterra son favoritos para coronarse, por cuatro puntos y medio.

Habría que darle posibilidades a Filadelfia. Tiene una posibilidad en su historia de coronarse en la NFL, algo que no consigue desde 1960, y de ganar lo que sería el primer Trofeo Vince Lombardi en la historia de la franquicia.

¿Lo logrará?

El equipo dirigido por Doug Pederson ha mostrado la resistencia propia de un campeón, tras perder a jugadores clave como el quarterback Carson Wentz, candidato al premio al Jugador Más Valioso; al tackle izquierdo Jason Peters; al linebacker Jordan Hicks, y al corredor Darren Sproles, todos por lesiones.

“Tienen la mentalidad de que el siguiente jugador debe dar un paso al frente”, destacó Pederson. “Esto significa también que hay algunos veteranos que mantienen el orden, y hay un buen personal de coaches. Creo que esto es un testimonio de los jugadores y de todos los involucrados, acerca de que pueden hacer que todo siga en marcha pese a enfrentar la adversidad”.

Filadelfia no ha permitido un solo punto en la segunda mitad de un partido en estos playoffs. Anotó 31 ante la mejor defensiva de la liga para aplastar a Minnesota en la final de la Conferencia Nacional.

Su quarterback suplente Nick Foles ha lucido incluso espectacular en playoffs.

Pero los Patriots son quizás el equipo con más recursos deportivos en el mundo. Realizan grandes jugadas, no sólo gracias al brazo de su quarterback Tom Brady, sino con una defensiva que apenas recientemente adquirió el nivel que todos esperaban.

Además, tienen experiencia en los grandes partidos. Treinta y un jugadores de los que conquistaron el título el año pasado siguen en el equipo.

Nueva Inglaterra suele disputar Super Bowls que se deciden por un apretado margen. Pero tiene a Brady, y eso hace que el pronóstico de The Associated Press para este Super Bowl sea: Patriots 24, Eagles 23.

Grupo pide a Justin Timberlake mantener el decoro

NUEVA YORK (AP) — Un grupo de observadores de contenidos en la televisión ha pedido educadamente a Justin Timberlake que mantenga su espectáculo de medio tiempo en el Super Bowl “seguro para los niños que lo ven”.

ARCHIVO – Justin Timberlake durante su presentación en la 49a entrega anual de los premios CMA en Nashville, Tennessee en una fotografía del 4 de noviembre de 2015. (Foto Chris Pizzello/Invision/AP, archivo)

En una carta abierta para el artista, emitida el martes, el Consejo Televisivo de Padres de Familia dijo que espera que no se repita lo ocurrido en 2004 cuando Timberlake retiró parte del vestuario de Janet Jackson dejando expuesta parte del pecho de la cantante.

El grupo escribió que espera que Timberlake mantenga el espectáculo “amigable y seguro” para los niños que lo ven, especialmente porque algunos tratarán de imitarlo.

Timberlake ha asegurado a los espectadores que “eso no ocurrirá esta vez”.

El famoso error de vestuario hizo que CBS tuviera que pagar una multa de 550,000 dólares a la Comisión Federal de Comunicación que fue anulada después.

El consejo de padres dijo que para el domingo quiere “un espectáculo de medio tiempo positivo, inspirador y entretenido”.

Snoop Dogg, J.Lo, Pink y Cardi B en la semana de Super Bowl

Por MESFIN FEKADU

NUEVA YORK (AP) — Snoop Dogg celebrará la semana del Super Bowl con dos de sus cosas favoritas, oración y mujeres, cuando encabece el concierto anual de góspel de BET y la fiesta de Playboy previo al gran partido.

En esta foto del 6 de enero del 2018, Snoop Dogg actúa con las porristas de los Rams de Los Angeles durante el medo tiempo de un partido de la NFL contra los Falcons de Atlanta en Los Angeles. (AP Foto/Mark J. Terrill, Archivo)

La ajetreada semana también incluirá actuaciones de Jennifer López, Pink, Cardi B y the Chainsmokers. El Super Bowl 52 será este domingo en el estadio U.S. Bank en Minnesota, donde los Eagles de Filadelfia se medirán con los Patriots de New England.

La estrella más grande de la noche, sin embargo, será Justin Timberlake. Antes de que encabece el espectáculo del medio tiempo, el cantante ofrecerá una fiesta el jueves en Paisley Park, donde los asistentes podrán escuchar la música de su nuevo álbum, “Man of the Woods”, que sale a la venta el viernes.

Pink también tiene dos compromisos: cantará el himno nacional estadounidense antes del gran juego, y dará un concierto el viernes por la noche en Nomadic Live!, en The Armory.

Los eventos del viernes incluyen una fiesta de la revista Rolling Stone con Migos, 21 Savage y T-Pain; Ellie Goulding y Kygo en Mystic Lake; y a la actriz de “Insecure” nominada al Globo de Oro Issa Rae en la tercera conferencia para mujeres jóvenes de la NFL “In the Huddle”.

Pink interpreta “Wild Hearts Can’t Be Broken” en la 60a entrega anual de los premios Grammy, el domingo 28 de enero del 2018 en el Madison Square Gard (Foto Matt Sayles/Invision/AP)

Yvonne Orji, coestelar de Rae en “Insecure”, fungirá como coanfitriona del concierto góspel de BET junto al pastor John Gray el jueves, donde actuarán Faith Evans, Sheila E., Donnie McClurkin, Erica Campbell y Tye Tribbett. El jueves también será el EA Sports Bowl con Imagine Dragons, Machine Gun Kelly y Mura Masa en The Armory, mientras que The Chainsmokers tocará en Mystic Lake.

López encabezará el concierto Super Saturday Night de DirecTV, un espectáculo en el cual Taylor Swift actuó el año pasado. Maxim ofrecerá una fiesta el sábado con Cardi B y Post Malone, mientras que la Dave Matthews Band y Florida Georgia Line darán un concierto esa noche. El mismo día que Snoop Dogg será el DJ de la fiesta de Super Bowl de Playboy (también presentará el viernes su nuevo programa de Netflix, “Coach Snoop”).

Kelly Clarkson y Sheila E. darán conciertos antes del Super Bowl el domingo, mientras que Diddy, DJ Khaled, French Montana, Cardi B, G-Eazy y Busta Rhymes se presentarán en la primera fiesta anual Players Ball Extravaganza después del partido.