Ataque con cuchillo en centro de París deja 7 heridos

PORTADA – Policías acordonan el área donde un sopechoso atacó a personas con un cuchillo, el lunes 10 de septiembre del 2018 en París. (AP Foto/Thibault Camus)

PARÍS, Francia (AP) — Un ataque con cuchillo en el centro de París dejó siete heridos el domingo por la noche, pero la policía dijo que no cree que se trate de terrorismo.

Entre los heridos hay dos turistas británicos, reportaron el periódico Le Parisien y el canal BFMTV.

Las autoridades intentan determinar si el agresor, que fue arrestado, es uno de los siete heridos. Le Parisien dijo que el atacante es afgano.

El ataque ocurrió cerca de un cine en el 19no distrito de París, dijo un funcionario de prensa de la policía en el turno nocturno. Carecía de información sobre la identidad de los heridos.

La procuraduría de París está manejando la investigación.

El sospechoso estaba armado con un cuchillo y una barra de metal, y primero atacó a tres personas afuera del cine, según los reportes.

Mundial 2018: Francia, campeona del mundo por 2da vez al vencer a Croacia

Paul Pogba, de la selección de Francia, festeja luego de anotar el tercer tanto de su equipo en la final de la Copa del Mundo ante Croacia, el domingo 15 de julio de 2018, en el estadio Luzhniki de Moscú (AP Foto/Martin Meissner)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — Francia conquistó su segunda Copa del Mundo al vencer el domingo 4-2 a Croacia en una final exuberante en goles, la aplicación del videoarbitraje y una invasión de cancha.

Más efectiva al acechar en el ataque que con abundancia de juego vistoso, los goles de Kylian Mbappé, Paul Pogba, Antoine Griezmann y el tanto en propia puerta de Mario Mandzukic sellaron el triunfo de Les Bleus en Moscú.

Francia se proclamó campeona por segunda ocasión tras hacerlo como anfitriona hace 20 años, cuando venció a Brasil con una gran actuación de Zinedine Zidane.

El capitán de aquella selección fue Didier Deschamps, el actual entrenador. Deschamps logró convertirse en el tercer hombre en ganar la copa como jugador y técnico, emulando al brasileño Mario Zagallo y al alemán Franz Beckenbauer.

Mandzukic e Ivan Perisic fueron los autores de los goles de Croacia, la nación más pequeña en población en disputar la final de un Mundial desde la consagración de Uruguay en Brasil 1950.

En su primera final en la máxima cita del fútbol, los croatas ejercieron un claro dominio ante un adversario que fue más calculador y prefirió esperar.

Francia se adelantó con el autogol de Mandzukic a los 18 tras desviar a su propia puerta un tiro libre cobrado por Griezmann, pero Perisic lo empató diez minutos después con un zurdazo.

A los 38, Griezmann restableció la ventaja francesa con un penal que fue señalado tras el primer uso del VAR en una final mundialista.

Luego que el arquero francés Hugo Lloris salvó a su equipo al manotear afuera un disparo de Ante Rebic tras el regreso del descanso, Les Bleus dieron los zarpazos finales mediantes las brillantes definiciones de Pogba y Mbappé, su ascendente estrella juvenil de 19 años, a los 59 y 65.

Poco antes, a los 52, cuatro personas irrumpieron en la cancha del estadio Luzhniki e interrumpieron la final. Pussy Riot, el grupo de activistas y música punk de Rusia, Pussy Riot, se atribuyó la responsabilidad por el incidente. Las cuatro personas ingresaron a la cancha de manera simultánea, ataviadas con lo que parecían uniformes policiales antiguos, y fueron derribadas por personal de seguridad.

Croacia encontró el descuento a los 69 mediante un garrafal error de Lloris en un intento de despeje y Mandzukic capitalizó.

Francia supo regular el resto del trámite para coronarse tras el sinsabor de perder la final de 2006 ante Italia, definida por penales y recordada más por la expulsión de Zidane tras darle un cabezazo a Marco Materazzi.

Ordenada, pragmática y, sobre todo, depredadora, Francia fue justa campeona con una talentosa generación de futbolistas — un plantel tasado sobre los 1,000 millones de dólares.

Croacia venía de remontar en sus tres partidos de la fase de eliminación directa, jugando alargues en todos e imponiéndose por penales en los primeros dos. Pero toda la calidad creativa de Modric y Rakitic pudo con la potencia francesa.

Fue el resultado previsible e inevitable para un Mundial que sin embargo se había caracterizado todo el último mes por los inesperados fiascos de las grandes potencias como Alemania, Argentina y España.

Mundial 2018: Francia, finalista por 3ra vez, tras vencer a Bélgica

El portero francés Hugo Lloris repele un disparo de Bélgica en la semifinal del Mundial en San Petersburgo, Rusia, el martes 10 de julio de 2018. (AP Foto/Dmitri Lovetsky)

Por LUIS RUIZ

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — ¿Déja vu? Parece que sí.

Con reminiscencias del título que conquistó hace 20 años y merced a un cabezazo letal de Samuel Umtiti en los albores del segundo tiempo, Francia hizo valer su jerarquía al sellar el pasaporte a la tercera final de su historia en la Copa del Mundo, al imponerse el martes 1-0 a Bélgica.

En un saque de esquina ejecutado por Antoine Griezmann a los 51 minutos, Umtiti consiguió anticiparse a Marouane Fellaini, custodio del primer palo. El zaguero del Barcelona saltó y le remató en las narices al arquero Thibaut Courtois, quien simplemente levantó las manos en un intento infructuoso por impedir que el balón entrara a las redes.

“Estoy enormemente orgulloso”, expresó el jubiloso Umtiti en la cancha del estadio de San Petersburgo. “Trabajamos muy duro, unidos. Fui yo quien anotó pero todos hemos dado un gran partido”.

Y por enésima vez en este Mundial, una jugada a pelota detenida resultó crucial. Esta vez definió a un finalista, y Francia chocará el domingo por el título en Moscú con Inglaterra o Croacia, que se medían en la otra semifinal, este miércoles y también en la capital rusa.

“Fue una cuestión de detalles”, valoró el estratega de Bélgica, Roberto Martínez. “Desafortunadamente para nosotros, nos pegaron en una situación con pelota parada”.

El hecho de que Umtiti le haya ganado en el salto al centrocampista del Manchester United llamó más la atención por la diferencia de estatura entre ambos. El primero mide 1.83 metros y el segundo 1.94.

“Cuando uno no es tan alto como el rival, hay que tener determinación, voluntad para anotar, para colocarse frente al jugador y creo que eso es lo que me ha permitido anotar el gol, anticiparme bien y una buena ejecución del saque de esquina”, explicó Umtiti en la conferencia posterior al encuentro.

Además, después de tanto que se habló de la mina de talento del que dispone Francia adelante, fue un defensa el héroe. En 1998, tres zagueros franceses anotaron en el Mundial: Bixente Lizarazu, Laurent Blanc y Lillian Thuram. En una coincidencia auspiciosa, ahora han marcado Benjamin Pavard, Raphael Varane y Umtiti.

“Ha sido un defensa quien ha anotado el gol, y eso que hemos tenido mucho trabajo a la defensiva”, resaltó el técnico francés Didier Deschamps. “Me quito el sombrero ante mis jugadores y mi cuerpo técnico”.

Se le preguntó a Deschamps si percibe que los goles de los zagueros son un buen augurio.

“Todos tenemos un destino propio. Tratamos de que sea el más bello posible”, respondió “Hay similitudes, pero siempre tratamos de hacer comparaciones, correctas o no… Pero al final el mérito de esto será de los jugadores”.

Otro periodista inquirió si Deschamps había visto las imágenes de los festejos del triunfo en los Campos Elíseos, y si éstas le recordaban lo que vivió como seleccionado francés en 1998.

“Las vi y me trajeron excelentes recuerdos, pero en aquella ocasión habíamos ganado la final no en la semifinal”, dijo. “El partido más importante es el domingo. Nos hemos dado este privilegio de llegar a la final”.

En busca de instalar a los belgas en la primera final mundialista de su historia, el español Martínez tomó la arriesgada decisión de colocar de inicio una línea de tres defensores para enfrentar a uno de los equipos con más talentos individuales en este certamen. Y los Diablos Rojos generaron peligro en la primera mitad con dos disparos de Eden Hazard y un zurdazo de Toby Alderweireld desde las inmediaciones del área, que el arquero francés Hugo Lloris desvió de manera providencial con las dos manos.

Francia apostó más de inicio a la contra y amenazó con disparos de Griezmann y escapadas de Kylian Mbappé, la sensación francesa de 19 años.

El tanto francés no hizo sino radicalizar las respectivas estrategias. Abofeteados, los Diablos Rojos se lanzaron en forma desbocada en busca del empate. Les Bleus, se organizaron mejor atrás y apostaron a alguna transición rápida que les permitiera ampliar el marcador.

Pero quizás por la desesperación o tal vez por el cansancio que derivó de un encuentro disputado a un ritmo muy dinámico, las aproximaciones belgas fueron generando cada vez menos peligro.

“Es algo excepcional… estoy muy contento por mis jugadores, que son jóvenes pero tienen un gran carácter”, destacó Deschamps.

En la primera final de su historia, Francia se coronó como anfitriona en 1998, merced a una goleada por 3-0 sobre Brasil, en aquella noche en que Ronaldo perdió misteriosamente sus superpoderes. En Alemania 2006, sucumbió por penales ante Italia, tras el infame cabezazo que recibió Marco Materazzi y que significó la expulsión de Zinedine Zidane y su despedida de los mundiales.

Habrá por lo tanto cierto deseo de reivindicación en la selección francesa. Deschamps fue parte del plantel campeón en 1998, y ahora está a las puertas de dos logros significativos.

El primero es de índole individual. Podría ser apenas la tercera persona en coronarse en la Copa del Mundo como jugador y técnico, algo que sólo consiguieron Mario “Lobo” Zagallo con Brasil (1958 y 1962 jugando y 1970 dirigiendo), así como Franz Beckenbauer con Alemania (1974 y 1990). Además, Rudi Voller fue jugador y entrenador de Alemania en finales: ganó como delantero en 1990 y perdió como estratega en 2002.

Además, Francia quedó a un paso de alcanzar a Uruguay y Argentina con dos títulos en su haber. Se sumaría así al exclusivo club de los multicampeones, al que pertenecen también Brasil (5), Italia (4) y Alemania (4).

Bélgica está lejos de esa cúpula y se quedó a la orilla de lo que hubiera sido un papel histórico. Disputó la segunda semifinal mundialista en su historia y cayó como le había ocurrido en México 1986 ante Argentina y un Diego Maradona en pleno esplendor.

Los belgas no ostentan un solo título de relevancia en sus vitrinas, y seguirán esperándolo pese a mostrar tal vez el fútbol más vistoso de este Mundial, en el que habían ganado todos sus partidos. Al menos podrían mejorar la ubicación que tuvieron en aquel Mundial de 1986, cuando la propia Francia los superó 4-2 en tiempo extra durante el partido por el tercer lugar. Buscarán ese tercer sitio en el duelo de consolación que se efectuará el sábado, también en San Petersburgo.

Mundial 2018: Francia supera 2-0 a Uruguay y avanza a semifinales

El delantero Antoine Griezmann anota el segundo gol de Francia ante Uruguay en el partido por los cuartos de final del Mundial en Nizhny Nóvgorod, Rusia, el viernes 6 de julio de 2018. (AP Foto/Ricardo Mazalan)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Un gol de cabeza de Raphael Varane y un error monumental del arquero Fernando Muslera dieron el viernes a Francia una victoria 2-0 sobre Uruguay y el pase a las semifinales de la Copa Mundial.

En LaJornadaLatina.com – FIFA multa a Suecia por utilizar ropa no autorizada

Raphael Varane, de la selección de F3ancia, salta para festejar su gol ante Uruguay en un encuentro de cuartos de final, disputado el viernes 6 de julio de 2018 en Nizhny Nóvgorod, Rusia, y correspondiente a la Copa del Mundo (AP Foto/Ricardo Mazalán)

Varane abrió la cuenta a los 40 minutos y Antoine Griezmann aumentó a los 61, cuando Muslera, que está en su tercer Mundial, se distrajo y dejó que se le escurriese un remate que no llevaba peligro.

Francia quedó así a la espera del ganador del choque entre Brasil y Bélgica, que jugaban más tarde en Kazán.

“No tenemos nada que reprocharnos”, declaró el capitán “celeste” Diego Godín. “Hicimos un Mundial espectacular. No se pudo, pero dejamos todo y nos vamos con la frente en alto. Solo tengo palabras de agradecimiento para mis compañeros”.

“Nos faltó jugar mejor que el rival. Nos superó, nos ganó bien. Hay que felicitarlo”, agregó el técnico Oscar Washington Tabárez.

Jugando sin el delantero Edinson Cavani, descartado por un problema en el gemelo izquierdo, Uruguay cedió la iniciativa a los franceses y plantó una muralla defensiva, con marcas escalonadas, que frustraron la mayoría de los ataques “bleus”.

El primer gol llegó en una jugada con pelota detenida, cuando Varane cabeceó un tiro libre de Griezmann, metiendo la pelota bajo, junto al segundo palo.

Tres minutos después, el arquero francés Hugo Lloris evitó el empate al atajar en forma espectacular un cabezazo de Martín Cáceres en una jugada calcada a la del gol francés. La pelota quedó cerca del arco y Diego Godín remató afuera.

Lloris ya se había lucido al tirarse hacia adelante y despejar un balón que no había podido despejar la zaga francesa, cuando Matías Vecino se aprestaba a rematar.

Kylian Mbappé se hizo notar con varias jugadas en las que desairó a sus marcadores, pero casi siempre lejos del área. Desaprovechó una buena ocasión a los 15 minutos, cuando su compañero Oliver Giroud le bajó un balón de cabeza y el jugador del Paris Saint-Germain cabeceó afuera desde cerca.

En el segundo tiempo se hizo amonestar por exagerar un roce con Christian Rodríguez.

La victoria francesa fue incuestionable. Manejó todo el partido con Paul Pogba y Ngolo Kanté bien parados en el mediocampo, la amenaza constante de Mbappé y un Griezmann muy activo. Griezmann, que le tiene un gran cariño a Uruguay por su contacto con muchos jugadores uruguayos, no festejó su gol.

“Un uruguayo me enseñó lo bueno y lo malo del fútbol”, expresó Griezmann aludiendo a Martín Lasarte, el técnico que lo hizo debutar en la primera división en Real Sociedad cuando tenía 18 años. “Siento gran respeto por Uruguay. Me pareció normal no celebrar”.

Tabárez trató de darle más fuerza ofensiva a Uruguay haciendo entrar al “Cebolla” Rodríguez, Jonathan Urretaviscaya y Maximiliano Gómez, pero los cambios no torcieron el rumbo del partido.

Uruguay: Francia es vulnerable, ya lo demostró Argentina

Antoine Griezmann (7) y Kylian Mbappé (10) festejan uno de los goles de la victoria de Francia sobre Perú en la Copa Mundial el jueves 21 de junio de 2018 en Ekaterimburgo, Rusia (AP Foto/David Vincent)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Todo el mundo habla del fenomenal Kylian Mbappé y de la victoria 4-3 de Francia sobre Argentina. Mientras espera saber si podrá contar con Edinson Cavani, Uruguay prefiere enfocarse en un par de lecciones dejadas por el duelo entre franceses y argentinos.

La primera: Argentina demostró que Francia es vulnerable. La segunda: Mbappé podría llevarse una sorpresa si piensa que encontrará las mismas facilidades que le dieron los argentinos.

Los hermanos rioplatenses dejaron muchas enseñanzas útiles a Uruguay de cara a su compromiso del viernes con Francia por los cuartos de final de la Copa del Mundo. La más relevante es el hecho de que Argentina, con un equipo carente de identidad y de jugadores de talento capaces de aprovechar las cualidades de Lionel Messi, llegó a estar 2-1 arriba después de ir perdiendo 1-0.

El marcador final tal vez no refleje la superioridad de los franceses en un encuentro en el que Mbappé, con sus escasos 19 años, se confirmó como la nueva luminaria del fútbol mundial, capaz de disputarle la condición de número uno a Neymar cuando el paso de los años baje a Messi y Cristiano Ronaldo del pedestal que ocupan desde hace una década.

Pero mostró las dos caras de Francia, cuyo rendimiento ha sido desparejo. En un Mundial en el que incluso los grandes parecen más preocupados en no perder que en buscar sin complejos la victoria, muchos le echan en cara el técnico Didier Deschamps no ser lo suficientemente osado y elaborar tácticas conservadoras que no explotan al máximo las aptitudes de Mbappé y de su compañero de ataque Antoine Griezmann.

Temprano se hizo evidente que los franceses podían penetrar la defensa argentina casi a voluntad. Deschamps, sin embargo, no se propuso desbordar al rival y mantuvo una actitud cautelosa después de anotar el primer gol.

Cuando Argentina dio vuelta al marcador, Francia pisó el acelerador y decidió el juego con tres tantos en once minutos.

Uruguay, en todo caso, está convencido de que tiene herramientas para frenar a los franceses.

“Contra Argentina, sus jugadores claves tuvieron un partido muy bueno, pero si algo tenemos nosotros es que sabemos limitar las virtudes de los otros equipos”, afirmó el uruguayo Nahitan Nández esta semana en la concentración celeste.

“Vamos a hacer lo que venimos haciendo hasta ahora. Tratar de estar compactos, de hacer nuestro juego, de defender todos juntos como lo venimos haciendo”, acotó su compañero Rodrigo Betancur.

Nández y Betancur son dos de las caras nuevas que han revitalizado una selección “charrúa” que incluye a nueve jugadores que disputan su tercer Mundial, incluidos cinco titulares: el arquero Fernando Muslera, el lateral Martín Cáceres, el central Diego Godín y la dupla goleadora de Luis Suárez y Cavani.

La experiencia podría resultar un factor, sobre todo teniendo en cuenta que, en su debut, Francia alineó a cinco jugadores que jamás habían estado en la cita máxima del fútbol.

Uruguay dispone de un andamiaje defensivo muy difícil de vulnerar que gira en torno a la seguridad de sus dos zagueros centrales, Godín y José María Giménez, compañeros en Atlético de Madrid. Arriba tiene a delanteros de la talla de Suárez y Cavani. Además es letal en jugadas con pelota detenida.

El gran interrogante es si podrá contar con Cavani, autor de tres tantos en lo que va del Mundial, incluidos los dos en la victoria 2-1 de octavos de final sobre Portugal. El atacante del París Saint-Germain sufrió un edema en el gemelo izquierdo en ese partido y está tratando de acelerar una recuperación que generalmente toma como mínimo una semana.

Juegue o no Cavani, Deschamps anticipa un partido mucho más difícil que el de Argentina.

“Uruguay es muy distinto. Muy organizado en defensa. No le anotan. Pero también saben cómo atacar y son muy buenos de contragolpe”, declaró Deschamps. “Pasan de la defensa al ataque muy rápido y es un rival que aprovecha pelota parada. Cinco de sus siete goles fueron en jugadas con pelota parada”.

“No podemos darles tiros libres ni nada cerca del área”, agregó el arquero Hugo Lloris, capitán del equipo.

Uno que no siente la falta de experiencia es Mbappé, quien muestra el aplomo de un veterano y una soltura envidiable.

Mbappé marcó dos goles ante Argentina y es apenas el segundo adolescente que se apunta un doblete en un partido de la Copa Mundial. El único que lo había hecho hasta ahora había sido Pelé, que tenía 17 años en 1958 cuando anotó dos tantos en un encuentro y tres en otro.

“Seamos serios, Pelé está en otra categoría”, dijo Mbappé cuando empezaron las comparaciones con “o rei”.

Mbappé eclipsa a Messi y pone a Francia en cuartos

El delantero de Argentina Lionel Messi reacciona durante el partido ante Francia por los octavos de final del Mundial en Kazán, Rusia, el sábado 30 de junio de 2018. (AP Foto/Ricardo Mazalán)

Por JUAN ZAMORANO

KAZÁN, Rusia (AP) — Kylian Mbappé eclipsó a Lionel Messi con una actuación memorable y tres goles para que Francia despachara 4-3 a Argentina en los octavos de final del Mundial de Rusia.

El delantero de 19 años fue el ideólogo y ejecutor del dominio francés sobre una Albiceleste que volvió a demostrar falta de juego colectivo y a la que esta vez ni Messi pudo rescatar de su naufragio en la Arena de Kazán.

Para Messi, la espera por el único título grande a nivel de selecciones que le falta sigue. Con 31 años, queda abierta la interrogante. ¿Jugó su último Mundial? ¿Llegará a Catar 2022?

Francia había tomado la ventaja a los 13 minutos con un penal del delantero Antoine Griezmann, sancionado por una falta del defensor Marcos Rojo sobre Mbappé. El atacante corrió como una gacela en un contragolpe iniciado por una pelota que perdió Ever Banega en campo francés.

Pero un zurdazo de media distancia de Ángel Di María le dio a Argentina el empate provisorio 1-1 a los 41 minutos.

En Argentina la novedad táctica fue la posición de Messi como “falso nueve” con el ingreso de Cristian Pavón, un delantero por afuera, por Gonzalo Higuaín respecto al once que le ganó a Nigeria en el cierre de la primera ronda.

A los tres minutos de iniciado el segundo período, Argentina ganó un tiro libre desde la izquierda. Banega ejecutó pasado, hubo un despeje y el balón le quedó servido a Messi en el borde del área. El capitán albiceleste la acomodó ante la pasividad de Balise Matuidi y lanzó el zurdazo que se desvió en Mercado al gol.

Pero Francia leyó que la clave del partido estaba por el costado izquierdo de Argentina, por donde el lateral Lucas Hernández se volvió invisible en cada avance para Nicolás Tagliafico y Pavón.

A los 57, Hernández tiró un centro largo para el otro lateral Benjamín Pavard, que de primera lanzó un derechazo cruzado que se le clavó en el ángulo a Armani. Fue el primer gol en la selección para el defensor del Stuttgart alemán.

Argentina cayó en la misma trampa en el segundo de Mbappé. Hernández otra vez por izquierda, centro, que tomó Matuidi. La pelota rebotó en Nicolás Otamendi y le quedó servida a Mbappé. La figura del partido apuntó cruzado de zurda y Armani no pudo contener con las manos.

Con la Albcieleste entregada, Oliver Giroud cedió el balón a su compañero de ataque Mbappe, que cerró su actuación con zurdazo a la carrera. La figura del partido suma cuatro goles en el Mundial.

En tiempo de descuento, Sergio Agüero achicó el marcador de cabeza. No bastó para evitar la eliminación de la selección que perdió la final del pasado Mundial y también en las definiciones de las últimas dos Copas América.

Francia jugará en cuartos de final ante el ganador del duelo entre Portugal y Uruguay más tarde en Sochi.

Mundial 2018: Francia y Dinamarca firman el primer 0-0 del Mundial

El delantero de Francia Antoine Griezmann (centro) remata en el partido contra Dinamarca por el Grupo C del Mundial en el estadio Luzhniki en Moscú, el martes 26 de junio de 2018. (AP Foto/David Vincent)

Por GRAHAM DUNBAR

MOSCÚ, Rusia (AP) — Un tácito pacto de no agresión entre Francia y Dinamarca generó el martes el primer empate sin goles de la Copa del Mundo y un coro de abucheos del público ruso.

Tanto Francia como Dinamarca se citaron en el estadio Luzhniki de Moscú sin mayor urgencia y ofrecieron una anodina exhibición, tal vez el partido más flojo de toda la primera fase de Rusia 2018

El 0-0 certificó que Francia, clasificada a los octavos de final de antemano, quedara como primera del Grupo C y que Dinamarca avanzara como segunda.

La igualdad determinaba ese orden de posiciones, pese a que la victoria de Perú por 2-0 ante Australia en un partido jugado a la misma hora en Sochi confirmaba el pase de los daneses incluso con una derrota.

Los franceses se tomaron el compromiso para dosificar fuerzas con miras a la siguiente etapa. El técnico Didier Deschamps dio descanso a seis titulares y Les Bleus casi que ni inquietaron al arquero danés Kasper Schmeichel hasta que el suplente Nabil Fekir probó con un par de remates lejanos.

Gran parte de la concurrencia de 78,011 aficionados en el Luzhniki, escenario el proximo 15 de julio, se la pasó abucheando un recital de pases imprecisos y juego a media máquina. Dinamarca se conformó con defender su punto, obviamente al tanto que Australia perdía.

La estadística reflejará lo siguiente: Francia y Dinamarca avanzaron invictos.

En octavos, Francia se topará con el segundo del Grupo D, que saldría entre Argentina, Nigeria e Islandia. Esa llave se definía más tarde.

Mundial 2018: Francia termina con sueño mundialista de Perú

Kylian Mbappe, (10), de la selección de Francia, festeja con s u compañero Antoine Griezmann tras anotar ante Perú en un partido del Mundial realizado el jueves 21 de junio de 2018 en Ekaterimburgo, Rusia (AP Foto/David Vincent)

EKATERIMBURGO, Rusia (AP) — El sueño mundialista de Perú esperó 36 años y se esfumó en apenas cinco días.

La Blanquirroja quedó eliminada del Mundial de Rusia con la derrota 1-0 ante Francia el jueves, en su segunda presentación del torneo sin anotar goles. Había caído 1-0 el sábado contra Dinamarca.

“No hay nada para reprochar a los muchachos”, dijo el técnico de Perú, el argentino Ricardo Gareca. “En cuanto a la imagen que dejo Perú creo que fue satisfecha”.

Kylian Mbappé (izquierda) festeja con Antoine Griezmann tras anotar el primer gol de Francia ante Perú en el partido por el Grupo C del Mundial en Ekaterimburgo, Rusia, el jueves 21 de junio de 2018. (AP Foto/David Vincent)

Kylian Mbappé anotó el gol con el que Francia aseguró su pase a los octavos de final al quedar con el ideal de seis puntos en el Grupo C. Mbappé, de 19 años y 183 días, se convirtió en el jugador francés más joven de la historia en marcar en un Mundial. La marca la tenía David Trezeguet, con 20 años.

Mbappé aprovechó un rebote un defensor peruano tras un zurdazo cruzado del veterano Olivier Giroud a los 34 minutos en la Arena de Ekaterimburgo, cuyas tribunas estuvieron dominadas por más de 10.000 hinchas peruanos que alentaron a su seleccionado durante los 90 minutos.

Al igual que el debut ante los daneses, Perú pecó por su falta de puntería.

“En los dos partidos tuvimos como diez ocasiones claras de gol. En un Mundial no se tienen demasiadas oportunidades”, lamentó Gareca. “Esta es una experiencia que debemos capitalizar como equipo. Es útil competir en este nivel para saber dónde estamos y qué necesitamos”.

Previo al gol francés, la mejor ocasión fue de Perú, en los pies de su capitán Paolo Guerrero, el máximo artillero en la historia de la selección de su país y que jugó desde el arranque por primera vez en el Mundial.

El delantero, habilitado para disputar el Mundial por orden de una jueza que dejó en suspenso su sanción de 14 meses por dopaje, recibió en el área, le ganó la posición a Samuel Umtiti y definió cruzado de zurda. El arquero francés Hugo Lloris, en su partido número 100 con la selección, salvó el gol con los pies.

Un hincha de Perú llora al final del partido que su selección perdió 1-0 ante Francia por el Grupo C del Mundial en Ekaterimburgo, Rusia, el jueves 21 de junio de 2018. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

Pese a que en la previa se perfilaba como una de las selecciones favoritas por su temible delantera, Francia por ahora tiene más suerte que acierto.

“El equipo aún no se desatado”, señaló el técnico francés Didier Deschamps.

Antes del gol del delantero del PSG, Antoine Griezmann tuvo el primer mano a mano ante el guardameta peruano Pedro Gallese, pero remató afuera. Un minuto después Paul Pogba desenfundó un fortísimo derechazo que salvó otra vez Gallese. En la jugada siguiente, el defensor Raphael Varane cabeceó apenas desviado.

Gallese despejó con los pies otro duelo cara a cara con Griezmann a los 16.

El ingreso de Jefferson Farfán en el complemento le dio mayor intensidad ofensiva al equipo sudamericano, que estuvo a tiro del empare con un disparo de larga distancia de Pedro Aquino que dio en el vértice del ángulo.

“Sufrimos en la segunda parte”, reconoció Deschamps. “Pasamos apuros en la salida con el balón y cuando lo recuperamos no podíamos retenerlo. Pero fue igual con Perú”.

En el ocaso del partido, Guerrero tuvo un tiro libre ideal pero lo ejecutó débil a las manos del arquero.

Más temprano, Dinamarca y Australia empataron 1-1 por la misma zona.

En la última fecha, el próximo martes, Francia se medirá con Dinamarca, ocupante del segundo puesto del grupo con cuatro unidades. Australia, tercero con un punto, se medirá con Perú.

“Vamos hacer lo imposible en el último partido para ganar y celebrarlo con nuestra gente”, prometió Gareca.

Copa del Mundo: El VAR decide para Francia al vencer 2-1 a Australia

El arquero de Australia Mathew Ryan observa el balón rematado por el volante de Francia Paul Pogba para el segundo gol de los franceses en la victoria 2-1 en el partido del Grupo C del Mundial en Kazán, Rusia, el sábado 16 de junio de 2018. (AP Foto/Darko Bandic)

Por JUAN ZAMORANO

KAZÁN, Rusia (AP) — El videoarbitraje funciona y fue determinante para el debut triunfal de Francia en la Copa del Mundo.

Ambos goles de Antoine Griezmann y Paul Pogba contaron con la intervención de la tecnología que se estrena en un Mundial, decantando el sábado la victoria 2-1 sobre Australia por el Grupo C.

Francia salió beneficiada con un penal provocado y ejecutado por Griezmann a los 58 minutos. La pena máxima fue señalada luego que el árbitro uruguayo Andrés Cunha se enfiló a un costado de la cancha para observar la repetición de la falta cometida al ariete francés.

Pogba rubricó el tanto de la victoria a los 81 minutos, y videoasistencia arbitral (VAR, por sus siglas en inglés) determinó que el balón había traspasado la raya tras rebotar en el travesaño.

El capitán australiano Mile Jedinak niveló transitoriamente para Australia al convertir un penal a los 62 tras una mano en el área del zaguero francés Samuel Umtiti.

“No ha sido fácil, pero ganar el primera era fundamental”, declaró el técnico de Francia Didier Deschamps. “Se nos complicó contra un equipo que fue muy tenaz. Cuesta explicar todo lo ocurrido. Nos faltó manejar los ritmos, ser un poco más intensos”.

Francia resolvió un partido que no se le hizo fácil en la primera mitad, en que solo exhibió algunos chispazos en los primeros minutos: Mbappé, que se juntó adelante con Ousmane Dembélé y Griezmann exigieron al arquero Ryan. Los franceses llevaron la manija en el primer cuarto de hora, aunque a partir de allí su juego se fue diluyendo.

Australia fue de a poco tomando el hilo para equilibrar el partido y llevar peligro en algunas jugadas con pelota detenida en una tarde soleada en el Estadio Arena Kazán. De hecho, la principal ocasión de gol la generó Australia en un tiro libre de Aaron Mooy que fue desviado por Corentin Tilosso. El volante francés casi incrustó el balón en propia meta, pero el arquero Hugo Lloris reaccionó a tiempo para manotear el balón afuera.

Luego de apuntar al arco cuatro veces en los primeros ocho minutos, Les Bleus no volvieron a rematar a puerta durante el resto del primer tiempo.

“Estoy orgulloso y decepcionado”, dijo Bert van Marwijk, el técnico holandés de Australia. “Solo puedo elogiar a mis jugadores. Fueron varios los pasajes del partido en los que Francia no sabía qué hacer. Merecimos por lo menos un empate.

Griezmann abrió el marcador tras la entrada por detrás que le hizo Joshua Risdon. Tras consultar las imágenes de la acción, el uruguayCunha apuntó al manchón de penal y el delantero del Atlético de Madrid batió a Mathew Ryan, disparando hacia la izquierda del arquero australiano.

Apenas cuatro minutos después, Umtiti despejó con el puño un centro rival y Cunha pitó el penal que el capitán Jedinak cristalizó de manera pasmosa.

Cuando parecía que el partido se iba en tablas, apareció Pogba en el área para rematar una pelota que pegó en un defensor, pellizco en el travesaño y entró.

Francia sumó sus tres primeros puntos en la apertura del Grupo C, que completan Francia y Perú, que se enfrentaban más tarde en Saransk.

“A todos nos está costando, aparte del primer partido de los rusos contra Arabia Saudí”, dijo Deschamps, aludiendo a la victoria de los anfitriones por 5-0 en el partido inaugural. “Cumplimos con el deber. Pero podemos mejorar, hacerlo mucho mejor”.

Anthony Bourdain es hallado muerto en Francia

ARCHIVO – Foto de archivo, 11 de septiembre de 2016, del chef Anthony Bourdain al recibir un premio por su serie “Anthony Bourdain: Parts Unknown” en Los Angeles. Anthony Bourdain, estrella de programas gastronómicos de CNN, fue hallado muerto el viernes 8 de junio de 2018 en Francia, informó el canal. Tenía 61 años. (Foto de Richard Shotwell/Invision/AP, File)

Por ANGELA CHARLTON

PARÍS, Francia (AP) — El astro de la TV estadounidense y crítico gastronómico Anthony Bourdain fue hallado muerto en su cuarto de hotel en Francia, donde trabajaba en su serie sobre las tradiciones culinarias alrededor del mundo. Tenía 61 años.

CNN dijo en un comunicado que Bourdain fue encontrado el viernes por la mañana por su amigo y colega Eric Ripert en la ciudad francesa de Estrasburgo. Dijo que se trató de suicidio.

En esta foto del 11 de septiembre del 2016, Anthony Bourdain llega a la ceremonia de los premios Emmy a las Artes Creativas en el Teatro Microsoft en Los Angeles. (Foto por Richard Shotwell/Invision/AP, Archivo)

Bourdain adquirió el estatus de celebridad en el 2000 tras la publicación de su libro “Kitchen Confidential: Adventures in the Culinary Underbelly”, publicado en español con el título “Confesiones de un chef (Kitchen Confidential)”. Aunque estaba dirigido a cocineros profesionales, el libro se convirtió en un gran best seller.

Bourdain alcanzó gran fama gracias a su serie en CNN “Parts Unknown”, y estaba filmando un nuevo capítulo cuando lo encontraron muerto, según la cadena.

El director ejecutivo de CNN, Jeff Zucker, envió una nota a su personal diciendo que las circunstancias del deceso aún eran inciertas, pero que “sí sabemos que Tony se suicidó”.

“Tony era un talento excepcional. Un narrador. Un escritor dotado. Un trotamundos. Un aventurero. Trajo algo a CNN que nadie había traído antes”, expresó Zucker en la carta. “Este es un día muy, muy triste”.

La policía de Estrasburgo, los servicios de emergencia y las autoridades regionales dijeron no tener información, y su asistente Laurie Woolever se negó a hacer declaraciones.

Chefs, admiradores y el presidente estadounidense Donald Trump declararon su estupor y tristeza.

“Quiero brindarle a su familia mis condolencias más sentidas”, dijo Trump.

En esta foto del 2 de noviembre del 2016, Anthony Bourdain participa en la serie de oradores BUILD para hablar de la serie online “Raw Craft” en los estudios de AOL, en Nueva York. (Foto por Andy Kropa/Invision/AP, Archivo)

Jamie Oliver escribió en Instagram que Bourdain “realmente rompió el molde… deja a chefs y admiradores alrededor del mundo con un enorme hueco gastronómico que simplemente no puede llenarse”. El chef Yotam Ottolenghi tuiteó, “¡Estremecedor y triste!”, y Nigella Lawson que estaba “desconsolada”.

“La excepcional narrativa de Bourdain hicieron de este otrora comensal mañoso y miedoso uno muy valiente que quiere probarlo todo y siempre estaré agradecido por él y los mundos que abrió”, tuiteó Lin-Manuel Miranda.

Las personalidades de la TV estadounidense Megyn Kelly y Stacy London expresaron sus condolencias y exhortaron a quienes necesiten ayuda a usar las líneas telefónicas gratuitas para la prevención del suicidio.

La muerte de Bourdain se produjo tres días después de que la diseñadora de modas Kate Spade se suicidara en su apartamento en Nueva York. El esposo y socio de Spade dijo que la creativa y empresaria de 55 años sufrió de depresión y ansiedad por muchos años.

“Parts Unknown” parecía una extraña elección para CNN cuando se inició en 2013: diario de viaje, lección de historia, declaración de amor a la cocina exótica. Cada capítulo era una aventura. No se había visto nada parecido en una cadena tan formal, y el éxito fue inmediato.

Era una mezcla de rudeza, fantasía y sentido de la aventura, característica de la música de rock ‘n’ roll que amaba.

“Constantemente nos preguntamos, ante todo, cuál es el mayor desastre que podemos hacer la semana próxima”, dijo en una entrevista con The Associated Press en 2014.

Además de comidas, un capítulo sobre Japón en la primera temporada de la serie incluyó un extraño espectáculo con robots y mujeres semidesnudas, una visita a una banda de death metal y una comida con una mujer miembro de la comunidad sadomasoquista de la ciudad.

En 2016, Bourdain se sentó a comer bun cha en Hanoi, Vietnam, con el presidente Barack Obama.

Bourdain era reacio a analizar el porqué del éxito de su serie.

“Si uno piensa en quién es la audiencia y cuáles podrían ser sus expectativas, creo que ese es el camino a la mala calidad y la mediocridad”, dijo a la AP. “Uno sale y muestra la mejor historia posible de la mejor manera que puede. Si a ti te resulta interesante, con suerte les interesará a otros. La televisión hecha de cualquier otra manera es proxenetismo”.

Bourdain nació en Nueva York y creció en Leonia, Nueva Jersey. Escribió que su amor por la comida comenzó de joven durante unas vacaciones con su familia en Francia, donde comió su primera ostra. Era franco sobre sus problemas personales; decía que su consumo de drogas lo llevó a desertar el Vassar College después de dos años.

Comenzó a trabajar en restaurantes y así llegó al Instituto Culinario de Estados Unidos, de donde se graduó en 1978. La Brasserie Les Halles lo contrató como jefe de cocina en Nueva York en 1998.

En el prefacio de la más reciente edición de “Kitchen Confidential”, Bourdain expresó su estupor ante el éxito de su libro, que escribió levantándose a las 5 de la mañana para pasar un par de horas en la computadora antes de aparecer en la estación de salteado para el almuerzo.

Dijo que nunca pretendió desenmascarar o “arrancarle la tapa al negocio de los restaurantes”. Le gustaba el negocio como estaba.

“Lo que me dispuse a hacer fue escribir un libro que mis colegas cocineros hallaran entretenido y real”, dijo. “Quería que sonara tal como hablo yo digamos … a las diez un sábado por la noche, tras una cena ajetreada, yo y unos pocos cocineros reunidos en la cocina, bajándonos unas cuantas cervezas y charlando”.

Bourdain dijo que de verdad no tenía idea de que alguien fuera del mundo culinario prestaría siquiera atención a sus comentarios.

“La nueva cultura del chef celebridad es un fenómeno notable y verdaderamente fastidioso. Aunque no ha sido más que bueno para el negocio — y para mí personalmente — muchos de nosotros no podemos evitar reírnos disimuladamente de eso”, escribió. “De todas las profesiones, después de todo, pocas personas están menos capacitadas para ser arrojadas repentinamente a la luz pública que los chefs”.

La introducción de Bourdain a “Kitchen Confidential: Insider’s Edition” fue manuscrita por él en letras de imprenta, lo que lo hizo personal de inmediato.

Escribió sobre la dificultad de las largas jornadas de trabajo duro y mala paga, y dijo que uno de los beneficios indirectos de su éxito era su capacidad para pagar la renta. Pero había algo más que una sensación de nostalgia por los tiempos pasados.

CNN está transmitiendo actualmente la 11ma temporada de “Parts Unknown”, y Bourdain se encontraba en Francia grabando un episodio para la 12ma temporada. CNN dijo que no ha decidido aún si procederá con la actual temporada.

Bourdain se divorció dos veces y tiene una hija de su segundo matrimonio. Los arreglos funerarios no se conocieron de inmediato.