Texas convertido en heladera por ola de frío

DALLAS, Texas (AP) — Una ola de frío está causando estragos en Texas, obligando a cancelar vuelos y dejando autopistas tan cubiertas de hielo que resultan intransitables. Las pistas en los aeropuertos también están cubiertas de hielo por lo cual cientos de vuelos han tenido que ser cancelados en Houston, San Antonio uy otras ciudades.

Nieve en el centro de Tyler, Texas, el martes 16 de enero de 2018. Se espera que la nieve de una tormenta de invierno se mantenga durante todo el día, ya que las temperaturas deberían mantenerse por debajo del punto de congelación. (Chelsea Purgahn/Tyler Morning Telegraph via AP)

La mañana del martes, la temperatura en Houston era de 21 grados Fahrenheit y la de San Antonio es de 30 grados Fahrenheit.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió una advertencia de tormenta invernal sobre la zona metropolitana de Houston el martes y alertó a los navegantes sobre intensos vientos en la región de la costa. Se prevé que partes del estado sufrirán lluvia helada y aguanieve.

La policía de Austin informó que las carreteras en la capital están cubiertas de hielo y varios condados abrieron centros de comando para que los cuerpos de rescate puedan coordinar sus actividades.

El frente frío también provocó nevadas en el norte de Texas, donde los fuertes vientos hicieron caer a las temperaturas por debajo del punto de congelación.

El sistema afectaba también a otros estados del sur: en Luisiana, Mississippi, Alabama y Georgia se han emitido advertencias climáticas y las nevadas densas en Luisiana obligaron a cerrar carreteras.

Varias escuelas de la región suspendieron clases.

Nevó en Luisiana, Mississippi y Alabama al martes por la mañana y se pronosticaba que pasaría lo mismo en Georgia en pocas horas.

“Le rogamos a la población: si no tienen que ir a trabajar, quédense en sus casa”, dijo Glenn Springfield, vocero del departamento policial en Ouachita, Luisiana.

El término “ciclón bomba” se viraliza en redes sociales

Por SETH BORENSTEIN

WASHINGTON (AP) — Cuando se trata del clima, es difícil oír algo más aterrador que un “ciclón bomba”.

Una mujer camina por la calle Maverick en Boston, el jueves 4 de enero de 2018, luego que una enorme tormenta invernal avanzó por la costa este de Estados Unidos. (AP Foto/Michael Dwyer)

Se trata de un término climatológico real que se ha aplicado a una enorme tormenta invernal formada en el océano en el litoral sureste de Estados Unidos.

Pero a pesar de sus intensos vientos y algo de nieve, no es tan explosivo como podría indicarlo su nombre.

Los meteorólogos llevan décadas utilizando la palabra “bomba” para ciertas tormentas, con base en una definición estricta, dijo Jason Furtado, profesor de meteorología de la Universidad de Oklahoma.

Después de que apareció el martes en una historia del Washington Post, el término adquirió vida propia en las redes sociales. Lo mismo ocurrió hace cuatro años con “vórtice polar”, otro vocablo que los meteorólogos usan desde hace tiempo pero que hasta entonces era poco conocido entre el público.

“Bombogénesis es el término técnico. Ciclón bomba es una versión abreviada, mejor para las redes sociales”, dijo el meteorólogo Ryan Maue de Weather.US.

“Los impactos reales no serán para nada los de una bomba”, afirmó Maue. “No hay nada que esté explotando o detonando”.

La intensidad de una tormenta se mide por la presión central: a menor presión, mayor fuerza. Se le considera “bombogenética” cuando su presión desciende con rapidez, al menos 24 milibares en 24 horas.

Esta tormenta ha generado nevadas poco comunes en el sureste, y también a lo largo de la Costa Este hasta Maine, todo ello con vientos casi huracanados.

Los ciclones bomba atraen aire de las regiones polares después de que se marchan. En este caso, ello significa la llegada de aire del Ártico sumamente frío debido a la ubicación del vórtice polar, señaló Furtado.

En todo el mundo se producen entre 40 y 50 ciclones bomba al año, pero la mayoría ocurren sobre el océano y nadie se percata, salvo los especialistas en el clima, indicó Maue.

“Usamos el término bomba”, afirmó Furtado. “Sabemos lo que significa, pero creo que se exagera un poco su significado”.

Población vulnerable en EEUU en peligro bajo ola de frío

Por DAVID SHARP

PORTLAND, Maine (AP) — Las autoridades en Estados Unidos imploraron el viernes a la población a cuidar de los más necesitados y vulnerables, como los ancianos y los que viven solos, en medio de una fuerte ola de frío que ha helado al norte y este del país.

Los expertos advirtieron sobre los peligros de la hipotermia y la congelación de cara al frente de aire gélido que viene desde el centro hasta el noreste de Estados Unidos. En Watertown, en el estado de Nueva York, las temperaturas descendieron a 32 grados Fahrenheit bajo cero y apenas subieron a 7 Fahrenheit bajo cero el viernes por la mañana.

En Cincinnati las autoridades establecieron puestos públicos de calefacción. Un hotel de Boston, Pine Street Inn, despachó una camioneta con personal de auxilio para recoger a desamparados, pero algunos prefirieron quedarse en la calle.

Segundo Rivera y Sean Stuart le dijeron al diario Boston Herald que no querían pasar la noche en un albergue.

“Hemos vivido en las calles tanto tiempo que honestamente, es más cómodo para nosotros”, dijo Rivera.

Una vocera del albergue dijo que a las personas que no quieren dormir allí se les da cobijas, abrigos y bebidas calientes, y se les informa sobre el peligro de quedar a la intemperie.

El Departamento de Asistencia a Ancianos de Ohio advirtió que la gente de edad avanzada está en peligro particular en condiciones de intenso frío, ya sea por efectos secundarios de sus medicinas o por el riesgo de caerse. El departamento llamó a la ciudadanía a llamar a sus familiares, amigos y vecinos para asegurarse de que estén bien. Grupos defensores de los animales también le recordaron a la población de cuidar a sus mascotas.

El jueves, las temperaturas descendieron a niveles sin precedente desde Arkansas hasta Maine y se prevé que se mantendrán así todo el fin de semana y la semana entrante también, afectando incluso a Texas y Florida.

En Nueva Hampshire, la temperatura bajó a 34 Fahrenheit bajo cero en Mount Washington, la montaña más alta de Estados Unidos.

En el centro del país, las temperaturas en Minneapolis no pasarán de 0 Fahrenheit y no pasarán de los 20 Fahrenheit bajo cero en Nueva York cuando se celebre la llegada del Año Nuevo en Times Square.

Se emitió una advertencia de tormenta invernal en Montana, donde se espera una densa nevada y temperaturas gélidas.

“La gente cree que está preparada para el clima frío, pero esto les dará una idea de la realidad”, dijo el meteorólogo Dan Borsum en Billings.

Ola de frío agobia a gran parte de EEUU

ERIE, Pensilvania (AP) — Una tenaz ola de frío está agobiando al norte de Estados Unidos y no cederá en los próximos días, llevando a las autoridades a advertir a la población sobre el peligro de congelación si no se abrigan.

La temperatura en International Falls, Minnesota, descendió a 37 grados Fahrenheit bajo cero, rompiendo su récord anterior de 32 bajo cero Fahrenheit, reportó el Servicio Meteorológico Nacional.

Hibbing, Minnesota llegó a 28 grados bajo cero Fahrenheit, superando los 27 grados Fahrenheit bajo cero experimentados en 1964.

Las autoridades en el noreste de Estados Unidos imploraron a la ciudadanía a que tome medidas de precaución. Las temperaturas en esa región no pasarán de los 20 grados Fahrenheit todo el resto de esta semana y la próxima, y el viento hará que el frío se sienta aun más.

La población de Erie, Pensilvania, trataba de retornar a la normalidad tras una tormenta invernal que arrojó 34 pulgadas de nieve el día de Navidad y otras 26.5 pulgadas el martes. En total, la ciudad se cubrió con más de 65 pulgadas de nieve en pocos días.

El origen del clima adverso es una corriente de viento sobre el Lago Erie que condensó humedad, generó nieve y chocó con una corriente contraria, dijo Zach Sefcovic, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional basado en Cleveland.

Sabrina Ram manejó desde Washington hasta Erie la Nochebuena para visitar a sus padres justo cuando comenzaba la nevada. Al día siguiente, ella y su padre pasaron horas paleando la nieve.

“En Washington esto hubiera paralizado la ciudad por semanas, pero aquí las cosas comienzan a volver a la normalidad”, comentó la joven.

En el estado de Nueva York, las comunidades a orillas de Lago Ontario, como Redfield y Boylston, vieron 5 pies de nieve.

Sin embargo, las autoridades mencionaban que por lo menos la tormenta vino en un momento propicio, pues al ser Navidad, mucha gente se estaba quedando en sus casas, permitiendo a las cuadrillas municipales despejar la nieve de las vías.

Para el miércoles, las calles de Erie estaban en su mayoría despejadas y habían disminuido las llamadas a los servicios de emergencia, dijo la ejecutiva local Kathy Dahlkemper.

“Estamos acostumbrados a las nevadas aquí en Erie, pero esto no tiene precedente”, comentó Dahlkemper.