‘Canelo’ vence a Golovkin por apretada decisión

PORTADA – Canelo Álvarez celebra tras vencer a Guenadi Golovkin por decisión mayoritaria en la disputa del cetro mundial de los medianos el sábado, 15 de septiembre del 2018, en La Vegas. (AP Foto/Isaac Brekken)

Por TIM DAHLBERG,  Associated Press

LAS VEGAS, Nevada — Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin libraron 24 asaltos de cerrado combate, en los que parecía imposible determinar quién había sacado la mejor parte.

Pero el sábado, cuando los jueces dieron a conocer sus tarjetas, coronaron a un nuevo monarca mundial de los medianos.

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez propina un puñetazo al kazajo Gennady Golovkin, durante el combate por el cetro de los medianos realizado el sábado 15 de septiembre de 2018 en Las Vegas (Steve Marcus/Las Vegas Sun via AP)

El mexicano Álvarez se proclamó campeón en la categoría de las 160 libras, al vencer a Gennady Golovkin por el más estrecho de los márgenes.

Álvarez se anotó una decisión dividida sobre Golovkin, en una animada pelea que fue casi tan apretada como el empate ambos hace dos años. Y el kazajo Golovkin sufrió así su primera derrota como profesional, pese a arreciar su ataque en los últimos episodios.

No hubo derribos, pero la acción fue constante. Ambos peleadores batallaron hasta el último campanazo ante una entusiasta muchedumbre en Las Vegas.

Dos jueces le dieron la victoria a Álvarez por 115-113, mientras que el tercero vio un empate 114-114. La tarjeta de The Associated Press dio 114-114.

“Él es un gran peleador, pero yo soy un gran peleador y lo mostré esta noche”, dijo Álvarez.

Los dos púgiles intercambiaron los papeles que habían desempeñado en la primera contienda., Golovkin trató de contraatacar y el mexicano avanzó durante casi todo el combate.

Los dos acertaron fuertes golpes a la cabeza y Golovkin controló algunos asaltos con su jab. Pero ningún contrincante estuvo en peligro de caer a la lona, en la revancha de una pelea que había dejado insatisfechos a los dos. Esta vez, Golovkin fue el único molesto y dejó el cuadrilátero sin hablar con nadie.

“No puedo quejarme, para eso tenemos a los jueces”, dijo Abel Sánchez, entrenador de Golovkin.

Más tarde, Golovkin mostró la misma actitud de Sánchez.

“No voy a decir quién ganó esta noche, porque la victoria le pertenece a ‘Canelo’, de acuerdo con los jueces”, indicó en los vestuarios el púgil destronado. “Creo que ésta fue una muy buena pelea para los fanáticos, muy emocionante. Creo que yo peleé mejor que él”.

Las estadísticas muestran una pelea apretada, aunque favorecieron a Golovkin ligeramente. De acuerdo con las estadísticas, Golovkin acertó 234 de 879 golpes, mientras que Álvarez acertó 203 de 622.

Casi inmediatamente se habló de una tercera confrontación entre dos medianos que ahora se conocen bien.

“Si la gente quiere que lo hagamos de nuevo, lo hacemos de nuevo”, dijo Álvarez. “Por ahora voy a disfrutar con mi familia”.

Álvarez pareció tomar el control del combate en los asaltos intermedios, pero Golvkin apretó el paso hacia al final, para hacer las cosas lo más apretadas. Golovkin acertó varios golpes fuertes para arrancar el 12mo asalto, pero aun así lo perdió en dos tarjetas.

Ambos boxeadores terminaron cortados. El mexicano presentaba una herida sobre el ojo izquierdo y el kazajo sangraba sobre el párpado derecho.

Fue la primera derrota en 40 combates para Golovkin, el poderoso pegador que retuvo porciones del título mediano por siete años. Y se produce a manos de Álvarez, una estrella mexicana cuyo resultado positivo de clembuterol en abril forzó a aplazar la revancha.

Los dos fieros rivales ofrecieron otro emotivo espectáculo ante una entusiasta multitud de 21.965 espectadores, que atestaron la arena en anticipación de la mayor pelea del año.

Y durante la noche en que los mexicanos festejan la independencia, la mayoría de la muchedumbre estaba a favor de Álvarez, que pareció controlar el ritmo de la pelea pese a recibir varios golpes duros a la cabeza.

Aunque Golovkin tenía reputación de noqueador, jamás pareció hacer daño serio al “Canelo”, quien atribuyó el triunfo a una buena planificación de la pelea.

“Mostré con hechos que yo era el ganador”, dijo. “Él fue quien retrocedió. Fue una victoria clara”.

En los días previos a la pelea, Álvarez dijo que se iba a dormir cada noche visualizando un nocaut. Pareció buscar que el sueño se volviera realidad, con puñetazos que dejaron ligeramente tambaleante a Golovkin, pero sin ponerlo en algún apuro serio.

Álvarez tenía garantizados 5 millones de dólares, contra 4 millones de Golovkin. Sin embargo, se espera que ambos púgiles ganen mucho más, por concepto de la bolsa generada por la transmisión televisiva en la modalidad de “pago por ver”.

Canelo renuncia a la revancha contra Golovkin

LOS ANGELES, California (AP) — La revancha entre Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin, que se preveía fuera el combate del año, fue cancelada.

En esta imagen del 15 de septiembre de 2017, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin posan durante la ceremonia de pesaje en Las Vegas. (AP Foto/John Locher, Archivo)

El mexicano Álvarez desistió a la pelea del próximo mes por el cetro mediano contra Golovkin, dos meses después de dar positivo por una sustancia prohibida.

“Soy un peleador limpio, que nunca ha ingerido una sustancia ilícita porque respeto mi deporte y respeto lo que he hecho en mi carrera”, dijo Álvarez en una conferencia telefónica. “Soy un peleador limpio. Estoy tranquilo y con la frente en alto”.

La pelea del 5 de mayo en Las Vegas hubiera sido la revancha del empate que protagonizaron el pasado septiembre. Pero el 5 de marzo, la empresa promotora de Álvarez, Golden Boy Promotions, anunció que el mexicano arrojó positivo dos veces por clembuterol en febrero. Atribuyeron el positivo al consumo de carne contaminada, y Álvarez aceptó someterse a controles sorpresa.

Era poco probable que la Comisión Atlética del Estado de Nevada hubiera dado al aval al combate tras suspender provisionalmente a Álvarez, quien se expone a una sanción más severa.

Álvarez debe comparecer ante una audiencia de la comisión el 18 de abril para responder a los dos positivos.

El presidente de Golden Boy, Eric Gómez, dijo el martes que los promotores le indicaron a Álvarez que lo más seguro era que no iba a recibir el visto bueno para pelear el 5 de mayo.

Álvarez indicó que acatará lo que decida la comisión.

“La pelea, la revancha tendrá que esperar y estoy decepcionado y triste porque me he estado preparando para esta pelea muy dura, para demostrar que soy el mejor peso medio del mundo”, declaró Álvarez.

Golovkin espera enfrentar a un rival distinto el 5 de mayo en la T-Mobile Arena, pero no será un evento de la magnitud de lo que hubiera sido la revancha con Álvarez.

“Espero con ansias volver a Las Vegas para mi 20ma defensa del título y encabezar mi primera cartelera del Cinco de Mayo”, dijo Golovkin en un comunicado. “Es momento de menos drama y más pelea”.

Es posible que ambos púgiles se enfrenten más adelante en el año, dependiendo de las sanciones que reciba el peleador mexicano.

El kazajo Golovkin expresó públicamente sus deudas de que la carne contaminada haya provocado el resultado positivo de su rival.

“¿Otra vez con la carne mexicana? Vamos”, dijo Golovkin el mes pasado. Ya les dije, no es la carne mexicana. Es el Canelo. Es su equipo, su promotora. Canelo está haciendo trampa. Utilizan estas sustancias y todo el mundo intenta pretender que no es el caso”.

El primer combate fue memorable. Intercambiaron fuertes golpes durante 12 asaltos y ambos creyeron que ganarían. La tarjeta de uno de los jueces, sin embargo, fue muy extraña.

Un conteo de 118-110 a favor de Álvarez por parte de la jueza Adalaide Byrd, quien vio a Golovkin ganar tan solo dos rounds. Otra de las tarjetas fue a favor del kazajo por 115-113, mientras que la tercera fue 114-114. The Associated Press contabilizó 114-114.

Un combate tan disputado ameritaba una revancha. Y la pelea el 5 de mayo había causado gran expectativa.

Ahora deberá esperar.

En tanto, los promotores de Golovkin buscarán un nuevo rival para su peleador, quien es dueño de los cetros de la AMB, CMB, FIB y OMB.