Republicanos y demócratas buscan un acuerdo migratorio

Por ANDREW TAYLOR y JILL COLVIN

WASHINGTON (AP) — Senadores de ambos partidos iniciaron el miércoles la búsqueda de un acuerdo en materia migratoria, pero los líderes reconocen que el esfuerzo no será fácil y ya se estaban acusando mutuamente en caso de que el esfuerzo fracase.

Una treintena de senadores, repartidos entre republicanos y demócratas, planeaban reunirse el miércoles por la noche con la idea, según el legislador republicano John Cornyn, de “hacer que la gente piense en un marco de trabajo que en realidad funcione”.

Su objetivo es producir una iniciativa bipartidista que proteja de la deportación a los “dreamers”, como le llaman a cientos de miles de inmigrantes que llegaron de niños a Estados Unidos pero que no tienen permiso de residencia, y proveer millones de dólares en recursos para reforzar la seguridad fronteriza.

“No podemos permitir que nos bloqueen aquellos que son antiinmigrantes, aquellos que dan a los dreamers la esperanza de la ‘amnistía’. Porque entonces fracasaremos”, dijo el senador Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado.

Schumer habló unas 12 horas después de que el presidente Donald Trump lo responsabilizó de lo que suceda.

“El llorón Chuck Schumer entiende perfectamente, en especial después de esta humillante derrota, que si no hay Muro, no hay DACA”, tuiteó Trump el martes en la noche, en referencia al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia.

El DACA brinda protección temporal de la deportación y da permisos de trabajo a unos 700,000 jóvenes migrantes que llegaron de niños a Estados Unidos, ya sea porque sus padres entraron sin permiso al país o porque se quedaron una vez que expiraron sus visas.

El martes, Schumer dijo que retiraría una oferta de 25,000 millones de dólares para el muro fronterizo que desea Trump. Un colaborador del senador dijo que en realidad retiraron la oferta desde el domingo en la noche, después de que fue evidente que no habría compromiso rápido para proteger a los dreamers.

El legislador republicano Mitch McConnell dijo que si los senadores no logran un acuerdo para el 8 de febrero -que ambos lados ven complicado- él comenzará a abordar la iniciativa de inmigración en un debate que sea “justo para ambos lados”. Eso sugiere que ambos partidos podrían ofrecer enmiendas.

El 8 de febrero expira una ley que permitió reabrir el gobierno después de una parálisis de tres días que comenzó después de que los demócratas pidieron una decisión en el tema migratorio a cambio de autorizar financiamiento a las agencias federales.

EEUU se acerca a cierre de gobierno por división en Congreso

Por ANDREW TAYLOR y ALAN FRAM

WASHINGTON (AP) — La dividida Cámara de Representantes de Estados Unidos parecía encaminarse a un cierre gubernamental este fin de semana ante el enconado enfrentamiento bipartidista por las demandas demócratas de una solución a la disputada legislación que protege de la deportación a unos 700,000 migrantes jóvenes.

Los demócratas en el Senado notificaron que bloquearán un proyecto de ley de financiación gubernamental a cuatro semanas aprobado por la Cámara el jueves en la noche, buscando dar forma a una medida posterior pero exponiéndose a cargos si son responsables de un cierre del gobierno inminente.

Los republicanos, que controlan la enfrentada cámara, aceptaron la afrenta alegando que los demócratas estaban secuestrando al ejecutivo con sus peticiones de proteger a los conocidos como “dreamers”, migrantes jóvenes que fueron llevados al país de forma ilegal cuando eran niños.

ANDREW MARTÍNEZ

Por PATRICIA RUIZ (La Jornada Latina)

patriciaohio54@gmail.com

COLUMBUS,  Ohio  —  El pasado 24 de noviembre Andrew Martínez, latino y demócrata, anunció que proponía su nombre para lograr una posición dentro del concejo municipal de la ciudad de Columbus, escaño dejado por Zachary M. Klein quien pasa a ocupar el cargo de fiscal en la ciudad.

Andrew se ha preparado desde sus años de estudiante en las escuelas de Westland High School y Nexus Academy, en Columbus.

Sabe que en esta posición enfrentará desafíos; uno de estos es su juventud.

Andrew Martínez lanza su candidatura. (LJL/Patricia Ruiz).

“Tengo la visión porque he trabajado con la comunidad muy cerca. Es posible que sorprenda mi acceso y resistencia pero son dos cualidades que espero traer al concejo para asumir el reto del cargo”, dijo a La Jornada Latina, Andrew Martínez.  

El joven aspira trabajar en y por la ciudad, impulsar la educación y la tecnología en ciencias, arte y matemáticas en las escuelas públicas, logrando estas metas con el apoyo de empresarios, corporaciones y a través de financiamiento o “por alianzas maravillosas  que he hecho con Apple, Microsoft, e IBM con quienes he tenido contacto, apoyando iniciativas anteriores. Me gustaría traer becas educativas adicionales a la ciudad para apoyar la educación STEAM, incorporar nuevas tecnologías que ayudarán a preparar a nuestra próxima generación para el futuro. Que los estudiantes se preparen para los cambios que llegan”.

Además, piensa establecer conexión entre la comunidad hispana y la ciudad, pues ha servido y participado en actos legislativos en el estado de Ohio y a nivel nacional.

“Me gustaría ser el puente, participar activamente en foros, reuniones comunitarias y compromisos como miembro del concejo, especialmente con las comunidades de inmigrantes en nuestra ciudad”.

Andrew Martínez en jornada con la comunidad en el lado oeste de la ciudad recogiendo ayuda para los damnificados de México. (LJL/Archivo)

Junto a esto, como miembro de la mesa directiva de la Cámara de Comercio Hispana de Columbus, trabaja para hacer la Unión de Crédito para hispanos, inmigrantes y refugiados y en, Denison University, con estudiantes de Comercio para avanzar en el desarrollo de empresarios jóvenes.

“Es tiempo que Columbus tenga representación hispana. Y la mejor forma es la económica. Cuando la economía crece y hace impacto, la comunidad va hacia adelante. Ahora Columbus tiene 3.8% de desempleo. Y aun teniendo trabajo, 21% de los residentes de la ciudad viven en pobreza, eso resulta porque los trabajos que llegan a la ciudad no ofrecen oportunidad para que los individuos puedan vivir felices y cómodos. Quiero traer oportunidades de trabajo”.

Otro frente, según declara Martínez, es el problema de opioides que ha inundado los barrios más pobres e infectado a la ciudad con crimen, muerte y tragedia.

“Ayudaría a implementar cursos educativos que permitan a los residentes ver los signos y las acciones que pueden tomar para evitar esta epidemia”.

Como empresario y activista es fundador de The People’s Network, una organización sin fines de lucro que ayudó con el desarrollo del “día sin inmigrantes” en Columbus, Ohio. Recientemente, viajó a Washington D.C. con corporaciones como General Motors para cabildear a miembros del congreso y de la Casa de Representantes para defender los derechos de los DREAMers.

“Estos jóvenes tienen muchas opciones y no son culpables por una decisión ajena a ellos. Aunque no sea elegido voy a seguir luchando y trabajando para ellos”, asegura Martínez.

De ser elegido Martínez, por los miembros del concejo, el 8 de enero de 2018, ocuparía el espacio dejado por Klein hasta el 2019, cuando nuevamente tendría que ser elegido por votación.

Republicanos exhortan a aprobar protección de inmigrantes

Por LUIS ALONSO LUGO (AP)

WASHINGTON — Una veintena de legisladores republicanos exhortaron al presidente de la cámara baja Paul Ryan el jueves a tomar medidas rápidamente para la protección de unos 800,000 jóvenes que fueron llevados a Estados Unidos sin autorización cuando eran niños.

Los legisladores dijeron que la medida para protegerlos de la deportación sería aprobada fácilmente por la cámara, ya que decenas de republicanos se sumarían a los demócratas en la votación.

Estos inmigrantes se encuentran en una situación incierta desde que el presidente Donald Trump anunció que anularía las protecciones temporarias otorgadas por el gobierno de Barack Obama y dio plazo al Congreso hasta marzo para hallar una solución.

Los demócratas quieren una solución, pero son minoría en ambas cámaras.

El apoyo de algunos republicanos, incluso representantes de distritos cuyas bancas estarán en juego el año próximo, indica un cambio político.

México: Candidatos independientes enfrentan obstáculos

Por MARK STEVENSON (Associated Press)

CIUDAD DE MÉXICO — Se suponía que la primera elección presidencial con candidatos independientes iba a ser un avance para el costoso y engorroso sistema electoral de México, dominado por partidos políticos tradicionales y sumamente impopulares.

Foto tomada el 19 de octubre del 2017 de María de Jesús Patricio, candidata presidencial por el Congreso Indígena Nacional, haciendo campaña en una zona de influencia zapatista en Oventic, en el estado de Chiapas, México.

Pero a los candidatos independientes se les está obligando a usar una aplicación de celular para juntar 866,000 firmas que necesitan para que sus nombres sean incluidos en la boleta electoral, a pesar de que en México la recepción telefónica no llega a todas partes y una minoría puede comprarse un smartphone.

Candidatos independientes de todo el espectro político dicen que la aplicación es en el mejor de los casos defectuosa, y en el peor, discriminatoria y racista.

Los partidos que ya cuentan con registro aparecen en las papeletas automáticamente y se supone que sus gastos son pagados completamente por fondos de contribuyentes. El Instituto Nacional Electoral, que diseñó la aplicación, gastará 1,300 millones de dólares en las elecciones presidenciales del 1 de julio, además de otras contiendas en el año siguiente.

Críticos dicen que el INE está alejado de la realidad, en su burbuja y solo sirve a los grandes intereses políticos.

La app está diseñada para que la persona pueda tomar una foto de su credencial para votar y la envíe, junto con los demás datos, a la base de datos del INE. Pero es tan defectuoso que Margarita Zavala, candidata independiente y esposa del expresidente Felipe Calderón, publicó un video en que burlonamente hace como que enseña a la gente cómo usarla.

“Te voy a enseñar en dos sencillos pasos como registrar una firma”, dice Zavala en el video, pero tras varios intentos fallidos y mensajes de error, se da por vencida: “Bueno luego te lo explico porque todavía no jala (funciona) bien la aplicación”.

Y eso fue grabado en una terraza en la Ciudad de México. Imagínese si estuviera en las aisladas montañas de Chiapas, donde muchas viviendas todavía usan velas para la iluminación y queman leñas para calefacción.

Eso es lo que le molesta a María de Jesús Patricio, mejor conocida por su apodo, MariChuy, la primera candidata indígena independiente.

Es grande al apoyo a MariChuy entre los militantes zapatistas de Chiapas, que en 1994 protagonizaron un breve alzamiento en defensa de los derechos de los indígenas. Muchas de las comunidades locales no tienen siquiera líneas fijas de telefonía, ni hablar de celular.

“En el mejor de los casos, se habría diseñado un proceso pensando en un país que no es México. Realizable, quizá, en países como Suiza o Suecia”, opinó un grupo partidario de MariChuy en un comunicado el martes.

El instituto electoral dice que la app busca evitar el fraude electoral, situaciones en elecciones pasadas donde candidatos registraban a votantes muertos o inscribían a una persona varias veces. Pero la aplicación requiere una conexión inalámbrica de alta velocidad y funciona sólo en los modelos más modernos de smartphones.

El INE dice que le ha permitido a las campañas recaudar firmas en papel, como se hacía antes en elecciones locales, en un 5% de las comunidades rurales, en las zonas más pobres del país.

Pero cada campaña ha tenido que presentar una solicitud separada para que se le permita usar formularios de papel, y todo el mundo en México sabe que la cobertura de la telefonía celular es defectuosa en mucho más que el 5% del territorio. Hasta la empresa de telefonía celular más extensa del país no promete cubrir la totalidad del territorio nacional. La campaña de MariChuy calculó que un smartphone promedio compatible con la aplicación del INE cuesta el equivalente del triple del salario mínimo mensual.

Una candidata indígena recaba un sorpresivo apoyo en México

Articulo por EDUARDO VERDUGO (Associated Press)

OVENTIC, México — Así funciona una campaña de base en México, un país donde la política ha estado siempre dominada por candidatos corruptos con abultadas chequeras.

En esta imagen, tomada el 15 de octubre de 2017, la candidata del Congreso Nacional Indígena a la presidencia de México, María de Jesús Patricio, hace campaña flanqueada por dos indígenas con la cara cubierta en el feudo zapatista de Morelia, en el estado de Chiapas, en el sur de México. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

En primer lugar, casi nadie llama a María de Jesús Patricio por su nombre. Todo el mundo conoce a esta mujer nahua por su apodo, Marichuy.

Nunca se ha vestido con traje o tacones, pero siempre aparece en público con una blusa con bordados indígenas y pantalones o falda. No cuenta con una maquinaria política detrás, a menos que cuente el ejército de rebeldes zapatistas enmascarados que han prometido respaldarla en su estado, Chiapas, al sur del país. Es improbable que gane la presidencia de México, o que entre siquiera en la boleta electoral, pero su campaña ha generado un entusiasmo inusual.

Seguidores de docenas de grupos de tendencia izquierdista en la Ciudad de México organizan encuentros en cafés y pequeños conciertos y recorren los vecindarios en su titánica batalla de inscribir a 866,000 votantes antes del 12 de febrero para que pueda entrar en la lista de aspirantes a la presidencia en los comicios de julio como candidata independiente.

En la primera semana de recolección de firmas, Margarita Zavala, esposa del expresidente Felipe Calderón y una figura política reconocida por derecho propio, logró el mayor número de apoyos, con 13,033 rúbricas. Pero la sorpresa estaba en el segundo puesto: Patricio, que no tiene un equipo detrás y era una desconocida hasta su nombramiento como candidata del Congreso Nacional Indígena el pasado mayo, que reunió 4,734 firmas. Fue una cifra mayor a la obtenida por un importante gobernador estatal, un exlegislador y otros 44 políticos que intentan entrar en la lista definitiva.

Y además, según sus partidarios, está en inferioridad de condiciones porque las autoridades electorales emplean una aplicación de telefonía para registrar las firmas, lo que hace muy difícil o incluso imposible la participación de muchas personas pobres en regiones indígenas remotas con una recepción celular muy mala.

En esta imagen, tomada el 14 de octubre de 2017, miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a caballo escoltan a la candidata del Congreso Nacional Indígena a la presidencia de México, María de Jesús Patricio, en uno de los feudos del grupo, Guadalupe Tepeyac, en el estado de Chiapas, en el sur de México. (AP Foto/Eduardo Verdugo)

A Patricio ni siquiera se le llama candidata. Siempre se refieren a ella como “la portavoz” del Consejo Indígena de Gobierno, una escisión de los zapatistas, que protagonizaron una breve revuelta armada en 1994 pidiendo más derechos para los pueblos nativos, y otros grupos activistas. México tiene alrededor de seis millones de hablantes de lenguas indígenas y se considera que cerca de cuatro millones de personas más forman parte del colectivo por sus comunidades o familias.

Muchos de los indígenas empobrecidos y sin voz de México ven a Patricio como una vía para tener su propia representación política en un país donde durante años se ha votado en bloques, controlados por líderes locales que negocian su respaldo a la formación gobernante. Los zapatistas pidieron a sus seguidores que no participaran en la política electoral en 2006-algo que podría haber costado la presidencia al candidato de izquierdas en esa contienda-pero ahora parecen haber cambiado de idea. Patricio sería la primera candidata en presentarse formalmente en el nombre de los pueblos indígenas.

“Nosotros no buscamos el poder”, dijo Lucía Guzmán Gómez, una activista de Chiapas que participó en la campaña de Patricio en el estado. “Buscamos un espacio para participar como seres humanos, como indígenas”.

Algunos críticos sostienen que el sistema de candidatos independientes, que se estrena en esta cita con las urnas, terminará beneficiando al partido en el poder al fragmentar el voto opositor. El gobernante Partido Revolucionario Institucional no ha conseguido el 50% de los votos en una elección en al menos tres décadas y ha dependiendo de una oposición dividida.

Sin embargo, miles de miembros de la milicia zapatistas y seguidores acuden a animar a Patricio en sus actos de campaña en Chiapas.

Pero no es solo el respaldo de los indígenas lo que busca.

“Es el momento de voltear a ver a nuestras comunidades, voltear a ver a nuestros hermanos”, dijo Patricio en un mítin en el bastión zapatista de Guadalupe Tepeyac, Chiapas, en octubre. “Lo que estamos sufriendo nosotros también lo están sufriendo ellos, aunque sean de otro color, aunque piensan de otra manera de lo que pensamos”.

“Tenemos que unir estos dolores que tenemos”, señaló la aspirante, una sanadora tradicional del estado de Jalisco, en el oeste del país. “Tenemos que unirnos con las personas de la sociedad civil, que viven en la ciudad y que también están sufriendo”.

Sus discursos de campaña están en contra del sistema capitalista, en línea con la plataforma del consejo indígena, que pide un gobierno “anticapitalista y honesto”. “No buscamos administrar el poder, buscamos desmantelarlo”, explica el grupo.