Tras golpear Florida, Michael carga contra sureste de EEUU

Tras golpear Florida, Michael carga contra sureste de EEUU

En la imagen, tomada el 10 de octubre de 2018, vista de los daños ocasionados por el paso del huraván Michael por Panama City, Florida. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por JAY REEVES y BRENDAN FARRINGTON,  Associated Press

PANAMA CITY, Florida — Las olas del huracán Michael anegaron calles y puertos y sus fuertes vientos arrancaron árboles y tejados. El huracán más potente registrado nunca en la franja del noroeste de Florida, una zona conocida como Panhandle, dejó un amplio reguero de destrucción y al menos dos fallecidos. Pero está lejos de terminar: el jueves cruzaba Georgia hacia las Carolinas, que siguen recuperándose de las épicas inundaciones provocadas por el huracán Florence.

En la imagen, vista de varios vagones de caja descarrilados tras el paso del huracán Michael, en Panama City, Florida, el 10 de octubre de 2018. (AP Foto/Gerald Herbert)

Casi un día después de tocar tierra en una costa con playas de arena blanca, aldeas de pescadores y bases militares, Michael perdió fuerza. El huracán de categoría 4 pasó a ser una tormenta tropical en la madrugada del jueves sobre el sur de Georgia y seguirá debilitándose durante la noche, aunque seguirá amenazando el sureste de Estados Unidos con intensas lluvias, fuertes vientos y posibles tornados.

Las autoridades dijeron que al menos dos personas perdieron la vida a consecuencia del huracán. Un hombre falleció luego de que un árbol cayó sobre una casa en Panhandle y, según la televisora WMAZ-TV, una niña de 11 años murió de forma similar en su casa en el suroeste de Georgia. Se espera que los equipos de búsqueda y rescate redoblen esfuerzos para llegar a las zonas más afectadas y comprobar si hay atrapados o heridos entre los escombros.

El vórtice de Michael se encontraba a unas 25 millas al este de Macon, en el centro de Georgia, a las 02:00 de la madrugada del jueves, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 60 mph y se dirigía hacia el noreste a 20 mph.

Con el amanecer del jueves, los residentes en el norte de Florida comenzarán a ser conscientes del alcance del desastre.

Los daños en Panama City, cerca de donde Michael tocó tierra el miércoles por la tarde, eran tan grandes que los árboles rotos y arrancados y las líneas eléctricas caídas estaban por todas partes. Los tejados salieron volando y las viviendas quedaron partidas por árboles caídos. Torcidas señales de tránsito estaban tiradas sobre el piso. Más de 380,000 viviendas y negocios se quedaron sin electricidad en el punto álgido del paso del huracán.

Huracán Michael toca tierra en Florida con fuertes vientos

Huracán Michael toca tierra en Florida con fuertes vientos

Krystal Day, de Homosassa, Florida, ayuda a trasladar un saco de arena al restaurante Old Port Cove, el 9 de octubre de 2018, en Ozello, Florida, antes de la llegada del huracán Michael. (AP Foto/Chris O'Meara)

Por JAY REEVES y BRENDAN FARRINGTON,  Associated Press

PANAMA CITY, Florida — Luego de ganar fuerza debido a un mar inusualmente cálido en el Golfo de México, el huracán Michael golpeó el miércoles el noroeste de Florida con vientos potencialmente catastróficos de 155 mph por hora, una de las tormentas más poderosas que haya tocado tierra en Estados Unidos continental.

Michael tocó tierra cerca de México Beach, una comunidad turística ubicada en la costa a la mitad de una franja de 200 millas en el noroeste de Florida con pocos habitantes, playas de arena blanca, localidades pesqueras y bases militares.

El huracán azotó la costa con vientos estruendosos, fuertes lluvias, ráfagas poderosas, fuertes olas, calles inundadas, árboles derribados, ramas y hojas caídas, y esparció escombros de edificios por todas partes. Se escucharon explosiones al parecer causadas por transformadores.

“La oportunidad de desalojar se ha terminado”, declaró el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos, Brock Long.

El fenómeno pasó rápidamente de una depresión tropical el fin de semana a una poderosa tormenta de categoría 4 la mañana del miércoles, pasando por categoría 2 menos de un día antes.

“He tenido que tomar antiácidos por lo nauseabundo que me siento hoy por la inminente catástrofe”, dijo en un tuit el científico del Centro Nacional de Huracanes, Eric Blake, en momentos en que la tormenta se volvía más aterradora porque ganaba fuerza debido al mar inusualmente cálido del Golfo de México con 84 grados Fahrenheit.

Fue emitida una orden de desalojo para más 375,000 personas en la costa del Golfo de México. Sin embargo, las autoridades de emergencia lamentaron que muchas personas ignoraron las advertencias y al parecer pensaron que podían resistir la tormenta.

Diane Farris, de 57 años, y su hijo caminaron a una escuela convertida en albergue cerca de su casa en Panama City para encontrar 1,100 personas en un espacio para la mitad de ese número. Ni ella ni su hijo tenían forma de comunicarse porque su único celular se mojó y dejó de funcionar.

“Me preocupo por mi hija y nieto. No sé dónde están”, afirmó la mujer mientras sollozaba.

Los vientos huracanados se extendían 45 millas del vórtice de Michael. Según los meteorólogos, las precipitaciones podrían llegar a un pie y la marejada ciclónica podría alcanzar los 14 pies.

Michael gana fuerza y se vuelve huracán categoría 2

Michael gana fuerza y se vuelve huracán categoría 2

Embarcaciones comerciales abandonan el muelle de Destin, en Destin, Florida, el 8 de octubre de 2018, antes de la llegada del huracán Michael. (Devon Ravine/Northwest Florida Daily News via AP)

Por JENNIFER KAY y GARY FINEOUT,  Associated Press

MIAMI, Florida — Michael se intensificó el martes sobre las cálidas aguas del Golfo de México y avanzaba como huracán de categoría 2, mientras crecen los temores de que siga ganando más fuerza antes de tocar tierra en Florida como meteoro de categoría 3 o más. Se emitieron órdenes de desalojo obligatorio mientras los habitantes de las playas se apresuraron a sellar sus casas justo antes de lo que podría ser un golpe devastador.

Un avión cazador de huracanes que ingresó al ojo de Michael mientras cruzaba la punta occidental de Cuba el lunes por la noche descubrió que sus vientos iban en aumento. Para las 8 de la mañana del martes, sus vientos máximos sostenidos habían alcanzado las 100 millas por hora y se pronosticó que se fortalezca aún más, con vientos de hasta 111 mph capaces de causar daños devastadores.

En conferencia de prensa la mañana del martes, el gobernador Rick Scott advirtió a los residentes a lo largo del noroeste de Florida que el “monstruoso huracán” estaba apenas a unas horas de llegar y que representaba riesgos mortales debido a sus vientos poderosos, marejada ciclónica y lluvias fuertes.

Su opositor en la contienda al Senado de Florida, Bill Nelson, dijo que un “muro de agua” podría generar una destrucción grave en el noroeste de Florida.

Al acercarse Michael, las autoridades emitieron órdenes de desalojo obligatorio la mañana del martes a unas 120,000 personas en la playa de Panama City y a lo largo de las partes bajas de la costa.

Los meteorólogos advirtieron que Michael podría dejar caer hasta un pie de lluvia en el oeste de Cuba, además de que podría provocar una precipitación similar en la zona del Panhandle de Florida, con todo e inundaciones repentinas y deslaves en zonas montañosas.

En Cuba, donde Michael se retiraba el martes, se podían apreciar en el occidente campos de cultivo inundados, carreteras cortadas y al menos media docena de casas rusticas destruídas en Pinar del Río, constató la AP en un recorrido.

Las autoridades cubanas reportaron unas 400 personas evacuadas en las zonas bajas, postes caídos y cortes de energía en el occidente de la isla. El presidente Miguel Díaz-Canel encabezó una reunión para evaluar los daños y no se habían reportado pérdidas de vidas.

Las agencias de manejo de desastres de El Salvador, Honduras y Nicaragua reportaron 13 decesos por la caída de tejados y por las crecidas que arrastraron a algunas personas.

Seis personas fallecieron en Honduras, cuatro en Nicaragua y tres en El Salvador. Las autoridades buscan a un niño arrastrado por un río en Guatemala. La mayoría de las precipitaciones se atribuyeron a un sistema de bajas presiones en la costa del Pacífico de El Salvador. La presencia del huracán Michael en el Caribe podría haber contribuido.

Scott declaró estado de emergencia en 35 condados de Florida, activó a cientos de miembros de la Guardia Nacional de Florida y se dejaron de cobrar las cuotas en las autopistas para motivar los desalojos.

El gobernador también pidió a los empleados en hospitales y albergues del norte de Florida que hagan todo lo posible por la seguridad de los adultos mayores y los enfermos. “Si eres responsable de un paciente, eres responsable del paciente. Cuídenlos”, dijo.

Florida se prepara para el “monstruoso” huracán Michael

Florida se prepara para el “monstruoso” huracán Michael

Haskel Johnson, Daniel Tippett, Jennifer Tippett y Nobuko Johnson llenan sacos de arena en Lynn Haven, Florida, el lunes 8 de octubre de 2018, previo a que el huracán Michael toque tierra en el estado. (Patti Blake /News Herald via AP)

Por JENNIFER KAY y GARY FINEOUT,  Associated Press

MIAMI, Florida — Los residentes del noroeste de Florida llenaban el lunes sacos de arena, tapiaban sus ventanas y amarraban sus botes en los muelles como preparativos para la llegada del huracán Michael, que los meteorólogos han advertido podría azotar la costa estadounidense del Golfo de México como un peligroso huracán de categoría 3 en los próximos días.

Bobby Smith coloca tablas en su tienda ubicada en Panama City, Florida, el lunes 8 de octubre de 2018, previo a que el huracán Michael toque tierra. (Patti Blake/News Herald via AP)
Alimentado por las cálidas aguas tropicales, Michael seguía fortaleciéndose y podría alcanzar la categoría 3 de huracán con vientos de hasta 111 millas por hora antes de tocar tierra el miércoles en el noroeste de Florida, advirtieron los meteorólogos.

Hacia las 11 de la noche del lunes, el meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 90 mph y avanzaba con dirección norte a 12 mph.

El vórtice se ubicada a unas 450 millas al sur de Apalachicola, Florida. Sus vientos con fuerza de huracán se extendían por 35 millas desde el ojo de la tormenta y los vientos con fuerza de tormenta tropical cubrían un radio de 175 millas.

El gobernador de Florida Rick Scott describió a Michael como un “huracán monstruoso” con vientos, marejadas ciclónicas y fuertes lluvias potencialmente devastadoras.

Declaró una emergencia de estado para 35 condados de Florida desde la región conocida como Panhandle hasta Tampa Bay. Activó a cientos de miembros de la Guardia Costera y suspendió los peajes para facilitar la evacuación de aquellos que viven cerca de la costa.

En la pequeña ciudad de Apalachicola, el alcalde Van Johnson Jr. dijo que los 2,300 residentes se preparan frenéticamente para un fuerte azote.

“Estamos observando una tormenta importante con un impacto importante, posiblemente el más grande que he visto en mis 59 años de vida”, dijo el alcalde de la ciudad ubicada en la costa de la Bahía Apalachicola, una entrada al Golfo de México famosa por producir alrededor del 90% de las ostras de Florida.

Para el atardecer del lunes había filas en las gasolineras y en los supermercados debido a que la gente buscaba suministros de emergencia. Se emitieron órdenes de evacuación obligatorias para los residentes de las islas barrera, para los que vivan en casas rodantes y en zonas costeras de baja altitud en el Golfo, y en los condados de Wakulla y Bay.

Algunas partes de Florida podrían tener hasta 12 pies de elevación en el nivel del mar, además de que Michael también podría arrojar hasta un pie de lluvia sobre las comunidades del noroeste de Florida a medida que avance sobre tierra firme, señalaron los meteorólogos.