Willa se vuelve depresión tropical, deja lluvia en México

Willa se vuelve depresión tropical, deja lluvia en México

Una pareja y su perro, parados en la orilla antes de la llegada del huracán Willa, en Mazatlan, México, el 23 de octubre de 2018. (AP Foto/Marco Ugarte)

Por MARCO UGARTE,  Associated Press

MAZATLÁN, México — El huracán Willa se debilitó rápidamente a depresión tropical el miércoles, horas después de embestir pueblos pesqueros, centros turísticos y tierras de cultivo a lo largo de la costa mexicana del Pacífico como tormenta de categoría 3, aunque continuaban las lluvias torrenciales en el centro-occidente de México.

Willa empezó a perder fuerza por la noche tras pasar por la costa de Sinaloa con vientos de 120 millas por hora.

Las evaluaciones de daños fueron escasas durante la noche debido a la oscuridad y a las malas comunicaciones, pero las autoridades federales dijeron que algunas zonas quedaron sin suministro eléctrico y había reportes de daños en estructuras precarias con tejados de hojalata.

Antes de llegar a territorio continental cerca de Isla del Bosque el martes en la noche, la tormenta azotó las Islas Marías, un archipiélago situado a unas 60 millas de la costa que tiene una reserva natural y una prisión federal. Las autoridades declinaron explicar las medidas de seguridad que se tomaron en el penal citando motivos de seguridad, pero señalaron que su prioridad era la seguridad e integridad de las personas.

La tormenta perdía fuerza rápidamente sobre el norte de México al degradarse a depresión tropical antes del amanecer con vientos sostenidos máximos de 35 mph.

Su vórtice se encontraba 75 millas al este-noreste de Durango y se trasladaba al noreste a 25 mph. Se pronosticaba su disipación en las próximas horas, luego de descargar lluvias intensas.

Willa tocó tierra 50 millas al sureste de Mazatlán, un centro turístico con hoteles de lujo de medio millón de habitantes, entre ellos muchos estadounidenses y canadienses.

Aunque los hoteles, restaurantes y tiendas tenían las ventanas cubiertas por tablones, mucha gente se aventuró a la avenida costera a contemplar una puesta de sol espectacular cuando el huracán oscurecía el horizonte hacia el sur.

Las lluvias torrenciales comenzaron por la tarde, y agentes de emergencias dijeron que evacuaron a más de 4,250 personas de poblaciones costeras e instalaron 58 refugios en previsión de la tormenta. Se suspendieron las clases.

Huracán categoría 4 Willa se acerca a la costa de México

Huracán Willa amenaza a México con vientos fuertes

Residentes compran agua de beber antes del arribo del huracán Willa en Mazatlán, México, el lunes, 22 de octubre del 2018. (AP Foto/Marco Ugarte)

Por MARCO UGARTE,  Associated Press

MAZATLÁN, México — Las autoridades se apresuraban el martes a evacuar áreas bajas e instalar albergues mientras que el huracán Willa, con vientos de 130 millas por hora, se encaminaba a tocar tierra por la tarde en una franja de la costa mexicana del Pacífico poblada de centros turísticos, playas de surf y pueblos pesqueros.

Más al sur, funcionarios mexicanos reportaron el lunes por la noche 12 muertes relacionadas con los aguaceros de la tormenta tropical Vicente.

Willa alcanzó brevemente la categoría 5, pero entonces perdió algo de fuerza y volvió a la categoría 4. Pero el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en Miami, advirtió que la tormenta aún muy probablemente llevaría “marejadas, vientos y lluvias peligrosos para la vida” a partes del suroeste y el centro-oeste de México.

Trabajadores tapiaron ventanales en hoteles y las autoridades ordenaron el cierre de las escuelas en áreas bajas en las que pueblos y campos de cultivo yacen entre el mar y lagunas. Se decretó una “emergencia extraordinaria” para 19 municipios de los estados de Nayarit y Sinaloa, anunció la Secretaría de Gobernación.

Entre 7,000 y 8,000 personas eran evacuadas de las zonas bajas, principalmente en el estado de Sinaloa.

El huracán se acercaba a las Islas Marías, un archipiélago a 60 millas de la costa que incluye una reserva natural y una prisión federal. Los meteorólogos dijeron que la tormenta tocaría tierra por la tarde en un tramo de 140 millas desde Mazatlán hasta San Blas.

Si bien probablemente se debilitaría un poco, se pronosticaba que sería un poderoso huracán de categoría 3 al tocar tierra.

Enrique Moreno, alcalde de Escuinapa, un municipio de 60,000 habitantes en el camino de Willa, estimaba que debían ser evacuadas entre 6,000 y 7,000 personas, y subrayó la importancia de seguir las indicaciones de los equipos de rescate por la seguridad de todos, aunque la gente fuera reacia a dejar sus viviendas. Para atenderlos se han habilitado 14 albergues.

El martes por la mañana, el vórtice de Willa se encontraba 50 millas al suroeste de las Islas Marías y 150 millas al sur-suroeste de Mazatlán. Se desplazaba hacia el norte a 5 mph, pero se pronosticaba un giro hacia el noreste.

Willa se convierte en huracán de categoría 5 frente a México

Willa se convierte en huracán de categoría 5 frente a México

La imagen distribuida por NOAA el lunes 22 de octubre de 2018 muestra el huracán Willa en el Pacífico, en una trayectoria hacia la costa de México. (NOAA via AP)

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — El huracán Willa se ha convertido en una tormenta potencialmente catastrófica de categoría 5 en el océano Pacífico oriental y tiene un rumbo que pudiera llevarle a tocar tierra en un tramo de la costa mexicana entre Mazatlán y Puerto Vallarta en los próximos días.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, informó el lunes que se prevé que Willa se debilite un poco antes de tocar tierra el martes por la noche. Agregó que es muy probable que sea un huracán peligroso cuando impacte el territorio mexicano.

Los gobiernos de los estados de Sinaloa y Nayarit suspendieron las clases el lunes en la región costera de las entidades y comenzaron a acondicionar los albergues de emergencia antes de la llegada de la tormenta.

El centro dijo el lunes por la mañana que Willa podría “provocar una marejada ciclónica, vientos y tormentas letales en algunas partes del suroeste y centro-oeste de México a partir del martes”. Pronosticó que Willa se convertiría en un huracán de categoría 5 el lunes por la tarde, generando condiciones de marea peligrosas.

Una advertencia de huracán estaba en vigor para la costa de México entre San Blas y Mazatlán, incluidas las islas Marías, una reserva natural y prisión federal en la que Willa podría tener un impacto directo.

Advertencias de tormenta tropical fueron emitidas desde Playa Perula hasta San Blas y desde Mazatlán hasta Bahía Tempehuaya.

Willa tenía vientos máximos sostenidos de 160 mph el lunes por la mañana. Se ubicaba a unas 135 millas al sur-suroeste de Cabo Corrientes. Se movía al norte a 7 mph.

Sus vientos con fuerza de huracán se extendían 30 millas desde su ojo y los de tormenta tropical se alargaban hasta 90 millas.

El Centro de Huracanes indicó que es probable que Willa arroje de 6 a 12 pulgadas de lluvia en el oeste de los estados de Jalisco y Nayarit y el sur del de Sinaloa. Agregó que algunos lugares podrían recibir hasta 18 pulgadas. También advirtió del peligro de las inundaciones repentinas y aludes en las zonas montañosas.

Más al sur en el océano Pacífico, la tormenta tropical Vicente se debilitó, pero se pronosticaba que provocara fuertes lluvias e inundaciones en algunas partes del sur y suroeste de México.

Huracán Florence se intensifica a categoría 4; va hacia EEUU

PORTADA – Esta imagen de satélite proporcionada por la NOAA muestra al huracán Florence, tercero desde la derecha, en el océano Atlántico el domingo, 9 de septiembre del 2018. A la derecha aparece la tormenta tropical Helene, y el segundo desde la derecha es la tormenta tropical Isaac. (NOAA via AP)

Por JONATHAN DREW,  Associated Press

RALEIGH, Carolina del Norte — El huracán Florence se fortaleció el lunes a una tormenta de categoría 4 potencialmente catastrófica mientras se acerca a Carolina del Norte y del Sur, con vientos y agua que podrían causar caos en un amplio estrecho de la costa este de Estados Unidos en los próximos días, informaron meteorólogos.

Los primeros impactos de Florence ya se sentían en una isla de barrera, donde el nivel del mar llegó hasta una carretera costera. A las personas se les pidió estar preparadas para evacuar comunidades cercanas a la costa identificadas como vulnerables debido al incremento en el nivel del mar.

Al mediodía, Florence se intensificó a tormenta de categoría 4 al alcanzar vientos máximos sostenidos de 130 millas por hora. Su vórtice estaba a unas 1,230 millas al este-sureste de Cape Fear, Carolina del Norte y se dirigía hacia el oeste a 13 mph, informó el Centro Nacional de Huracanes. Su centro pasará por Bahamas y Bermudas el martes y el miércoles, y se acercará a la costa de Carolina del Sur o Carolina del Norte el jueves.

Por otra parte, Isaac –que podría golpear las islas del Caribe– es el quinto huracán con nombre de la temporada del 2018 en el Atlántico, agregó el centro. Después de Isaac viene Helene, mucho más lejos en el mismo océano.

Las autoridades no están dejando nada al azar y los gobernadores de las Carolinas y Virginia declararon de antemano estados de emergencia.

Se piensa que Florence pudiera demorar su avance o incluso permanecer en la costa o muy cerca, desplazando masivas cantidades de agua de mar. Algunos modelos meteorológicos prevén hasta 24 pulgadas de lluvia en algunos sitios, causando devastadores inundaciones. Los meteorólogos advirtieron además del peligro de fuertes marejadas y vientos dañinos.

Barcos de la Marina en la costa de Virginia se aprestan a desviarse de la ruta del fuerte huracán, una universidad de Carolina del Norte canceló clases y muchas personas comenzaron a juntar maderas, agua y otros abastecimientos aun cuando Florence estaba lejos, al sureste de Bermudas.

Las banderas rojas ya han estado colocadas en playas, advirtiéndoles a las personas que no entren al agua. Los residentes de apresuraron a preparar sus suministros de emergencias, trazar rutas de escape, llenar sacos de arena y proteger sus viviendas.

En Charleston, en la costa de Carolina del Sur, las autoridades municipales les ofrecieron sacos de arena a los residentes. La alcaldesa de Myrtle Beach Brenda Bethune llamó a la gente de proteger sus viviendas, pero dijo que era aún demasiado pronto para saber si habría evacuaciones.

Las tiendas y ferreterías en Myrtle Beach estaban atareadas con ventas de agua embotellada, generadores y tablas de madera.

En Carolina del Norte, las autoridades estaban alistando buldócer y sierras.

Gordon gana fuerza, llegaría al golfo de EEUU como huracán

PORTADA – En esta imagen, tomada por el satélite GOES-16 de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos el 3 de septiembre de 2018, la tormenta tropical Gordon se cierne sobre el sur de Florida. (NOAA vía AP)

Por JENNIFER KAY,  Associated Press

MIAMI BEACH, Florida — Los habitantes de las costas desde Florida hasta Louisiana se preparaban para un diluvio a medida que la tormenta tropical Gordon se fortalecía y podría tocar tierra como huracán el martes por la noche.

Los dueños de botes buscaban puertos seguros, los automovilistas abandonaban las islas y los propietarios de viviendas contemplaban jardines que podrían quedar sumergidos bajo el agua salada. Muchas escuelas suspendieron las clases y en todas las playas ondeaban las banderas rojas a medida que creía el oleaje.

Las autoridades activaron una alerta por huracán para la zona comprendida entre la desembocadura del Río Pearl, en Mississippi, y la frontera entre los estados de Alabama y Florida. En varias partes de los estados del golfo se esperan hasta 8 pulgadas de lluvia hasta el jueves en la noche.

El vórtice del meteoro estaba a 230 millas al este-suroeste de la desembocadura del río Mississippi, según la previsión disponible el martes por la mañana. Los vientos máximos sostenidos de Gordon alcanzaban las 65 mph.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, apuntó que el meteoro podría provocar una marejada ciclónica “potencialmente mortal” en partes de la costa del golfo. Se activó un aviso por fuerte oleaje para la zona entre Shell Beach, en Louisiana, y Dauphin Island, en Alabama, que señaló que podrían producirse inundaciones peligrosas. La región podría sufrir crecidas de entre 3 y 5 pies.

El gobernador de Louisiana, John Bel Edwards, declaró el estado de emergencia el lunes y dijo que se movilizarán 200 soldados de la Guardia Nacional al sureste del estado.

El alcalde de Grand Isle, David Campardelle, exhortó a evacuar voluntariamente la isla. Señaló que tramos de la Ruta 1, la única que conecta la isla con tierra firme, estaban en reparación y que esto podría causar “problemas graves” a quienes intentaban evacuar.

“El que se va, debe hacerlo antes de que se inunde la ruta”, añadió.

Gordon se formó cerca de los Cayos de Florida el lunes temprano y descargó fuertes lluvias y vientos en la parte sur del estado antes de desplazarse al Golfo de México.

La ruta pronosticada del meteoro torció levemente hacia el este el lunes por la noche, lo que significa que Louisiana queda fuera de la zona abarcada por la advertencia de huracán. Pero el sur del estado todavía está advertido de tormenta tropical y el camino de la tormenta podría desplazarse hacia el oeste, dijo Edwards.

Hawai se prepara para llegada del huracán Lane, categoría 5

PORTADA – Habitantes acumulan víveres ante la inminente llegada del huracán Lane en Lihue, en la isla de Kauai, Hawai, el 21 de agosto del 2018. (Dennis Fujimoto/The Garden Island via AP)

Por JENNIFER SINCO KELLEHER,  Associated Press

HONOLULU, Hawai — Los habitantes de Hawai se apresuraban el miércoles a conseguir víveres y artículos de primera necesidad ante la inminente llegada del potente huracán Lane. Los meteorólogos vaticinan fuertes lluvias, inundaciones y potentes olas.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que el huracán tiene ya categoría 5, es decir, es capaz de causar daños catastróficos con vientos de por lo menos 157 millas por hora. El miércoles poco antes de las 5:30 de la mañana, el huracán estaba a unas 320 millas al sudeste de Hilo.

La agencia emitió alertas de huracán para la isla de Hawai y Maui, y una advertencia para Oahu y otras islas más pequeñas, lo que implica que se avecinan fuertes vientos, torrenciales aguaceros y elevado oleaje.

“Se pronostica que el huracán Lane se acercará peligrosamente a las principales islas hawaianas en los próximos días, con vientos potencialmente devastadores e inundaciones masivas provenientes de la fuerte precipitación”, dijo la agencia.

La tormenta ha estado virando hacia occidente pero ahora parece estar dirigiéndose hacia el noroeste, hacia Hawai. Hay cierta incertidumbre sobre si el huracán se trasladará más hacia el norte o más hacia el sur, dijo el meteorólogo Gavin Shigesato.

“Es muy temprano como para saber con certeza cuál de la islas hawaianas serán directamente impactadas por Lane”, dijo la agencia.

Sin embargo, añadió que lo más probable es que el huracán pase justo por encima o muy cerca de las islas entre jueves y sábado. Aun si el ojo del huracán no pasa precisamente sobre tierra, las islas se verán abofeteadas por los feroces vientos y las lluvias.

Las escuelas públicas cerraron como medida de precaución, y el gobernador David Ige permitió a los empleados públicos no ir a trabajar de miércoles a viernes, a excepción de los que trabajan en situaciones de emergencia, en hospitales o en prisiones.

Muchos habitantes compararon la situación con una ocurrida en 1992.

“Muchos aquí recuerdan lo que pasó con el huracán Iniki”, dijo Mike Miranda, quien tenía 12 años cuando Iniki causó estragos en la isla. “Hay mucha gente que está comparando a Iniki con Lane”.

Recordó que Iniki llegó súbitamente.

“Recuerdo que cayó muy poca lluvia, pero el viento era lo más fuerte que había visto en mi vida, haciendo los ruidos más aterradores que jamás había escuchado”, añadió.

Tormenta tropical frente a costa mexicana se volverá huracán

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — La tormenta tropical Lane, que el jueves avanzaba hacia el oeste a través del Pacífico frente a la costa mexicana, se volverá huracán.

El Centro Nacional de Huracanes dijo por la mañana que Lane llevaba vientos de 50 mph y pronosticó que se volverá huracán para el sábado. Su ojo estaba centrado 1,370 millas al suroeste del extremo de la península de Baja California y se dirigía hacia el oeste a 12 mph.

En tanto, la tormenta subtropical Ernesto cruzaba el Atlántico hacia Irlanda y el Reino Unido.

Ernesto traía vientos sostenidos máximos de 40 mph. Tenía su centro a 605 millas al sureste del cabo Race, Terranova, Canadá y se desplazaba al norte-noreste a 13 mph. Los meteorólogos dijeron que se unirá con una zona frontal cerca de Irlanda y el Reino Unido el sábado.

Huracán John avanza por la costa occidental de México

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — El huracán John avanzaba el miércoles por el Pacífico hacia el noroeste, de manera paralela a la costa occidental de México, y se esperaba que provoque marejadas intensas y lluvias en el sur de la península de Baja California aunque su vórtice se mantendrá lejos de tierra firme.

Otra tormenta tropical estaba mar adentro en el océano Pacífico y una tormenta subtropical se formó en el norte del Atlántico, aunque ninguna de ellas suponía una amenaza en las costas.

John tenía vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora a última hora del martes, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Avanzaba hacia el noroeste, en paralelo a Baja California, y se prevé que vire hacia el interior del Pacífico más tarde en la semana. Los meteorólogos descartaron que vaya a convertirse en un huracán de categoría 3 o mayor.

Su vórtice estaba a unas 215 millas al suroeste del extremo sur de la península de Baja California y se desplazaba hacia el noroeste a 12 mph, una trayectoria que lo mantendría en el mar.

Mar adentro en el Pacífico, la tormenta tropical Kristy tenía vientos sostenidos de 45 mph y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a 8 mph. El centro del meteoro estaba a unas 1,395 millas al oeste-suroeste del extremo sur de la península de Baja California.

Según el Centro de Huracanes, Kristy podría ganar fuerza en los próximos días.

Por su parte, la tormenta subtropical Debby se formó en el norte del Atlántico, pero se prevé que durará poco.

Debby tenía vientos máximos sostenidos de casi 45 mph y el Centro de Huracanes apuntó que se disipará en unos días sin que represente peligro grave en tierra. Su centro se ubicaba a 1,150 millas al oeste de las Azores y se desplazaba hacia el norte a casi 12 mph.

Huracán y dos tormentas tropicales avanzan por el Pacífico

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — Un huracán y dos tormentas tropicales avanzaban el martes frente a la costa mexicana del Pacífico, elevando la amenaza de oleaje fuerte y lluvias en la zona, aunque no se esperaba que el vórtice toque tierra.

John podría convertirse en un huracán grande durante su avance hacia el noroeste, en paralelo a la costa mexicana. Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, es probable que alcance la categoría 3 antes de empezar a debilitarse y dirigirse mar adentro, tras avanzar al oeste de la península de Baja California más tarde en la semana. Aun así se prevé que provoque fuerte oleaje en la península.

La tormenta tropical Ileana estaba más cerca de la costa, pero se espera que pierda fuerza gradualmente hasta disiparse el martes en la noche por los efectos del huracán John. Las autoridades mexicanas cancelaron los avisos por tormenta tropical, pero los meteorólogos prevén que todavía podría provocar oleaje fuerte y lluvias en las costas del occidente-centro de México.

El ojo de John estaba a unas 310 millas al sur del extremo sur de Baja California a última hora del lunes. El meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora y se movía en dirección noroeste a 9 millas por hora.

Ileana estaba a unas 170 millas al sur-sureste de la ciudad portuaria de Manzanillo, con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora y se movía hacia el noroeste a 23 millas por hora.

Más adentro en altamar, se formó la nueva tormenta Kristy, con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora y podría convertirse en huracán. Su vórtice estaba a unas 1,155 millas al oeste-suroeste de la punta sur de Baja California y avanzaba a 12 millas por hora.

Temporada de huracanes en Atlántico será activa este año

ARCHIVO – En esta foto del 26 de septiembre del 2017, vecinos están sentados en sofás donde antes estaban sus casas, que quedaron destruidas por el huracán María en Yabucoa, Puerto Rico. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por JENNIFER KAY

MIAMI, Florida (AP) — La temporada de huracanes en el Atlántico este año será activa, con hasta 16 tormentas y nueve huracanes, indicaron el jueves meteorólogos estadounidenses, el mismo día del anuncio de que aumentan las probabilidades de que se esté formando en el Golfo de México el primer sistema climático tropical de la temporada.

La Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA) pronostica que entre uno y cuatro huracanes serán de “gran magnitud”, con vientos de por lo menos 111 millas por hora.

Si ese pronóstico se cumple, sería una temporada casi normal o ligeramente por encima. En promedio, una temporada de huracanes produce 12 tormentas nombradas, de las cuales seis se convierten en huracanes y de ellos tres son de gran intensidad.

“No hay indicios climáticos Fuertes de que vaya a ser extremamente activo como el año pasado, o extremamente débil”, dijo Gerry Bell, del Centro de Predicciones del NOAA.

A corto plazo, el Centro de Huracanes dijo el jueves que una masa de baja presión en el Caribe occidental se estaba volviendo más definida y muy probablemente se volverá una depresión subtropical o tropical para el final del sábado.

El sistema está actualmente frente a la Península de Yucatán y se espera que se desplace al norte. Fuertes lluvias eran probables en el occidente de Cuba, gran parte de Florida y la parte norte de la costa del Golfo de México a inicios de la próxima semana.

En Florida, el gobernador instruyó a las autoridades estatales preparar una respuesta ante posibles inundaciones para ayudar a residentes en caso de aguaceros intensos.

Los meteorólogos esperan que este año tenga el tipo de condiciones atmosféricas y oceánicas que han estado produciendo temporadas de huracanes más fuertes desde 1995.

La NOAA pronosticó que la temporada del 2017 superaría la media y acertó: fue el año de los huracanes Harvey, Irma y María, que causaron estragos en Texas, Florida, Puerto Rico y el Caribe. En total hubo 17 tormentas nombradas el año pasado, de las cuales 10 fueron huracanes.

La temporada de huracanes en el Atlántico oficialmente comienza el 1 de junio y dura seis meses.