Mundial 2018: Cristiano falla penal, pero Portugal avanza a octavos

El delantero de Portugal Cristiano Ronaldo (derecha) remata ante el iraní Ramin Rezaeian en el partido por el Grupo B del Mundial en Saransk, Rusia, el lunes 25 de junio de 2018. (AP Foto/Pavel Golovkin)

Por BRETT MARTEL

SARANSK, Rusia (AP) — El primer desacierto de Cristiano Ronaldo en esta Copa del Mundo dejó a Portugal en un camino más espinoso.

Su fallo en el segundo tiempo del empate el lunes por 1-1 ante Irán privó a los campeones de Europa del primer lugar de su grupo y ahora deberán batirse con la entonada Uruguay. El duelo será el sábado en Sochi por los octavos de final.

“Lo más importante es que seguimos compitiendo”, afirmó el técnico de Portugal Fernando Santos. “Nos hemos batido contra un gran rival”.

Para variar, Cristiano no anotó para Portugal. El autor del gol luso fue Ricardo Quaresma. De titular por primera vez en Rusia, el veterano extremo de 34 años respondió con uno de los tantos más bonitos del torneo.

Quaresma disparó con el empeine izquierdo al ángulo del arquero de Irán Alí Beiranvand para poner en ventaja a los lusos. El primer gol mundialista de Quaresma le convirtió en el anotador más veterano en la historia de la selección en la máxima cita.

Su tanto se produjo en una noche en la que el penal ejecutado por Cristiano — quien anotó todos los tantos portugueses en el empate 3-3 con España y la victoria 1-0 a Marruecos — fue repelido por Beiranvand.

“Teníamos el partido amansado hasta el penal, y se nos escapó”, dijo Santos. “No fue perfecto, pero así es el fútbol. Ejecutamos nuestro plan y ahora hay que prepararse para enfrentar a Uruguay”.

“Uruguay tiene jugadores de alta calidad, todos excelentes, pero Portugal también tiene armas”, añadió Santos.

El estadio Morodovia Arena de Saransk fue escenario de un duelo de máxima tensión con dos penales sancionados mediante el sistema de revisión por video, uno de los cuales falló el astro del Real Madrid.

El árbitro paraguayo Enrique Cáceres recurrió al VAR en los descuentos por una supuesta mano de Cedric en el área de Portugal. El capitán Karim Ansarifard ejecutó al ángulo para empatar.

Irán tuvo otra ocasión para inclinar la balanza a su favor. En la agonía, Mehdi Taremi dilapidó el gol que le hubiera dado a Irán un triunfo histórico, ya que nunca ha sorteado la primera ronda en un Mundial.

Simultáneamente, en Kaliningrado, el gol de Iago Aspas en los descuentos le dio a España el empate 2-2 ante Marruecos. España, como primera de la zona, se las verá con la anfitriona Rusia el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú.

Ronaldo, quien no pasó una buena noche por una ruidosa manifestación de hinchas iraníes frente al hotel que alojaba a Portugal, desperdició un penal sancionado por Enrique Cáceres mediante el VAR tras una falta del zaguero Saeid Ezatolahi contra el delantero a los 52 minutos. El capitán luso ejecutó la pena con un derechazo al medio que contuvo Beiranvand.

Fue el 19no penal cobrado en Rusia, el cual marcó un nuevo récord para un Mundial.

La ejecución fallida puso fin a la racha goleadora de Cristiano en Rusia — cuatro goles en tres partidos — y lo equiparó la marca negativa de su competidor por el trono Lionel Messi, quien también malogró un penal para Argentina en el empate 1-1 ante Islandia.

Portugal tomó la iniciativa y apenas jugados dos minutos el propio Cristiano cruzó un derechazo que contuvo el arquero iraní. Desde entonces, cada avance luso ponía en evidencia la fragilidad defensiva del conjunto asiático. A los nueve Joao Mario ensayó un remate apenas por arriba tras un fallido despeje de Ezatolahi, que le valió un insulto y empujón del arquero iraní.

Fueron varios minutos de acoso constante, pero Portugal estuvo poco fino en los metros finales hasta el gol de Quaresma. Justo cuando Irán había equilibrado el trámite y casi logra la ventaja con un cabezazo de Ezatolahi que atajó el arquero Ruí Patricio bien ubicado.

El penal atajado a Cristiano revitalizó a los dirigidos por su compatriota Carlos Queiroz.

Aunque Irán logró el empate con la intervención del VAR, Queiroz criticó la tecnología por la decisión de amonestar a Cristiano con una tarjeta amarilla en el tramo final del partido, luego que su codo impactó el rostro del zaguero iraní Morteza Pouraliganji.

“El codazo es roja en el reglamento”, aseguró Queiroz, subrayando que no hay excepciones para jugadores con el nombre de Cristiano o Lionel Messi. “Las decisiones que toman deben ser para todos. Todo el mundo está de acuerdo de que el VAR no funciona bien. Esa es la realidad. Son muchas las quejas”.

Irán completó su quinto Mundial — todos desde 1978 — pero sigue sin sortear la primera fase. Sus jugadores se desmoronaron en la cancha con el silbatazo final, mientras que los portugueses celebraron discretamente al sentir más alivio que otra cosa.

Mundial 2018: Costa y el VAR rescatan a España, que se impone 1-0 a Irán

El volante de España Andrés Iniesta (derecha) pugna por un balón con Omid Ebrahimi (centro) y Masoud Shojaei de Irán en el partido por el Grupo B del Mundial en Kazán, Rusia, el miércoles 20 de junio de 2018. (AP Foto/Manu Fernández)

Por JUAN ZAMORANO

KAZÁN, Rusia (AP) — El gol de Diego Costa, su tercero en lo que va de la Copa del Mundo, y la ayuda del videoarbitraje salvaron a España al imponerse el miércoles 1-0 ante Irán para quedar a las puertas de la siguiente fase en la Copa del Mundo.

Tensa toda la noche en Kazán, España vivió un verdadero suplico para perforar la férrea muralla que le montó Irán.

El delantero de España Diego Costa (derecha) tras marcar el primer gol con su compañero Isco en el partido el Grupo B del Mundial en Kazán, Rusia, el miércoles 20 de junio de 2018. (AP Foto/Frank Augstein)

El gol de Costa a los 54 minutos fue gestado tras una pincelada de pase de Andrés Iniesta hacia el atacante del Atlético Madrid. Con una dosis de suerte, Costa festejó el gol después que un contacto de la pelota con un defensor pegó en su pierna y la envió a la red.

Costa venía de anotar dos goles en el empate 3-3 contra Portugal en la apertura del Grupo B. La selección española quedó en igual situación que la portuguesa, que horas antes le ganó 1-0 a Marruecos con un tanto de Cristiano Ronaldo. Ambos quedaron al tope de la zona con cuatro unidades.

En un partido en que a España le faltaron suficientes luces para abrirse huecos en la telaraña defensiva iraní, no fue hasta poco después del complemento en que encontró la senda del gol gracias a una jugada de asociación liderada por Iniesta por el sector derecho.

Pero poco antes el capitán Sergio Ramos avisó con un potente remate que atajó en posición difícil el arquero Ali Beiranvand, cuando el equipo de Fernando Hierro se encimaban.

Después del tanto de Costa, una España tensa pareció bajar la guardia y se sucedieron contragolpes punzantes iraníes. En uno de ellos ocurrió la jugada en que Saeid Ezatolahi se hizo de un centro en el área y logró enganchar un tiro que reventó la red. Los iraníes festejaron lo que creyeron el empate parcial, pero el árbitro uruguayo Andrés Cunha buscó la ayuda del vídeo. El gol fue anulado por fuera de lugar.

Sobre los 80, Irán avisó de nuevo en un frentazo de Mehdi Taremi que pasó rayando el horizontal del arco defendido por David De Gea.

Los primeros minutos fueron un monólogo de España que merodeó el área rival desde el vamos pero sin poder superar la poblada zona defensiva de los iraníes, que solo lanzaron algunos contragolpes.

A la media hora, Costa conectó un remate de media vuelta que pasó por encima del travesaño. Iniesta disparó un tiro libre que fue a dar a las manos de Beiranvand, en las dos llegadas más destacables de los dirigidos por Fernando Hierro.

Irán venía de ganarle 1-0 con un tanto en los descuentos a Marruecos. Fue el segundo partido de los españoles después de pasar la tormenta tras el despido de su técnico Julen Lopetegui poco antes de su estreno en Rusia.

Hierro, el director deportivo de España que reemplazó de urgencia a Lopetegui, pudo festejar su primera victoria como seleccionador.

Copa del Mundo: Autogol agónico da triunfo a Irán sobre Marruecos

Mehdi Benatia, de la selección de Marruecos, forcejea con Vahid Amiri, de Irán, durante el partido del Mundial realizado el viernes 15 de junio de 2018 (AP Foto/Darko Vojionovic)

Por LUIS RUIZ

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Un autogol de Aziz Bouhaddouz en los descuentos acabó como la fiel de la balanza de un rocoso encuentro que Irán le ganó el viernes 1-0 a Marruecos, para sumar tres valiosos puntos en el Grupo B del Mundial.

Bouhaddouz, quien ingresó como suplente a los 77 minutos, se lanzó de forma temeraria en busca de alejar de su arco un centro en el quinto minuto de la reposición en San Petersburgo. En vez de conjurar el riesgo, terminó enviando el balón a su arco para un gol totalmente

La selección marroquí, que acaso mereció un poco más por haber mostrado mayor vocación ofensiva en los albores, tuvo apenas tiempo de enviar un tiro a las manos del portero Alí Beiranvand, antes de que el silbatazo final desatara el jubiloso festejo de los iraníes y el llanto de los magrebíes, incrédulos de la forma en que dejaron ir el punto.

Merced al primer triunfo de una selección asiática en el Mundial desde 2010, Irán llegó a tres unidades, que lo colocan provisionalmente en la cima de la llave, a la espera de lo que hagan por la noche una España en crisis y el Portugal de Cristiano Ronaldo, que abrían su actividad en Sochi. Japón y Corea del Sur consiguieron triunfos durante aquella cita en Sudáfrica.

Fue asimismo el segundo triunfo de Irán en una Copa del Mundo _el anterior se remontaba a Francia 1998, ante Estados Unidos_ menudo botín para un equipo que pasó angustia en los primeros minutos del duelo.

Los iraníes perdieron una decena de balones en ese lapso, y Marruecos se aproximó en varias ocasiones, la más peligrosa en una serie de rebotes dentro del área, que increíblemente no derivaron en gol a los 19 minutos. En el último intento de esa melé, Mehdi Benatia, el zaguero de la Juventus, tuvo a merced el arco iraní y malogró su tiro, estrellado en el arquero Ail Beiravand, quien lucía ya vencido.

De a poco, Irán fue atreviéndose más al contraataque, y tuvo a los 42 minutos una opción clara. Sardar Azmoun entró con ventaja al área pero su disparo fue desviado con una pierna por el arquero Monir El Kajoui.

El duelo entró en un marasmo posterior, apenas con un tiro a puerta en el complemento. Los 90 minutos estaban cumplidos, pero vino un largo descuento, resultado de más de una treintena de faltas durante el cotejo, una de las cuales derivó en un altercado que no pasó a mayores entre los ocupantes de ambos banquillos.

Parecía que esa fricción sería lo único para recordar del duelo, así como el cartel de protesta que un grupo de hinchas izó en el graderío, para exigir que se permita a las mujeres de Irán puedan entrar a los estadios.

Pero llegó entonces una falta cerca de la banda izquierda. Ehsan Haji Safi cobró con centro al área, y Bouhaddouz se lanzó prácticamente en plancha, para vencer a su compañero El Kajoui.

Tras la desazón, a Marruecos le espera un reto ante Portugal, el miércoles en Moscú. Irán se mide a España ese mismo día en Kazán.

Rescatistas buscan entre restos del sismo en Irán e Irak

Por NASSER KARIMI y MOHAMMAD NASIRI

SARPOL-E-ZAHAB, Irán (AP) — Los rescatistas utilizaban azadas y equipamiento pesado para excavar el martes entre los escombros de edificios derribados por un potente terremoto en la frontera entre Irán e Irak. Había mujeres llorando y rezando mientras los trabajadores encontraban nuevos cuerpos.

En esta imagen proporcionada por la Agencia de Noticias de Estudiantes Iraníes, ISNA, un auto aplastado por escombros tras un sismo en la ciudad de Sarpol-e-Zahab, en el oeste de Irán, el lunes 13 de noviembre de 2017. (Pouria Pakizeh/ISNA via AP)

La macabra tarea comenzó de nuevo al amanecer en la ciudad kurda de Sarpol-e-Zahab, en la provincia occidental iraní de Kermanshah, que parecía ser la más afectada por el temblor de magnitud 7.3 del domingo por la noche. La cifra de muertos en Irán subió el martes a 530 personas, según la agencia estatal de noticias.

Rescatistas y vecinos buscaban entre los escombros de bloques de apartamentos y utilizaban mantas pesadas para trasladar los cadáveres.

El hospital en Sarpol-e-Zahab sufrió graves daños y el Ejército estableció hospitales de campo, aunque muchos de los heridos fueron trasladados a otras ciudades como Teherán.

El temblor también afectó a un recinto militar en la ciudad fronteriza, donde murieron varios soldados, según reportes.

El presidente de Irán, Hasán Ruhani, visitó el martes la provincia de Kermanshah para ver los daños por sí mismo y ofrecer su apoyo a los afectados.

“Esto dolió a todos los iraníes”, dijo Ruhani, según un comunicado en el sitio web de la presidencia. “Representando a la nación de Irán, ofrezco mis condolencias a la gente de Kermanshah y les digo que todos nosotros estamos con Kermanshah”.

El ministro iraní de Exteriores, Javad Zarif, dio las gracias en Twitter a los países extranjeros que habían ofrecido ayuda, aunque señaló que “por ahora, podemos gestionarlo con nuestro propios recursos”.

El temblor dejó 530 muertos y 7,460 heridos, según medios estatales. La mayoría de las lesiones eran leves y menos de mil personas seguían hospitalizadas, indicó en la televisión estatal el portavoz de la agencia iraní de gestión de crisis, Behnam Saeedi.

En Irak se registraron siete muertes y 535 personas sufrieron heridas, todas en la región semiautónoma kurda al norte del país, según el Ministerio del Interior.

La diferencia en la cifra de víctimas provocó preguntas en Irán, especialmente porque gran parte de la ciudad era nueva. Muchos de los edificios más afectados en Sarpol-e-Zahab formaban parte de proyectos construidos durante el mandato del expresidente Mahmud Ahmadineyad, aunque otros se completaron y entregaron a los vecinos durante la presidencia de Ruhani.

Ruhani prometió el martes que su gobierno investigará por qué los edificios construidos en el programa estatal sufrieron tantos daños.

“El gobierno desde luego dará seguimiento a estos asuntos e identificará a los culpables”, según un reporte de la agencia oficial IRNA.

El plan urbanístico, llamado Mehr o “bondad” en Farsi, incluyó la construcción de 2 millones de viviendas en Irán, incluidos varios centenares en Sarpol-e-Zahab. Muchos advirtieron en su día que la baja calidad de la construcción podría ser problemática.

Irán se encuentra sobre varias fallas tectónicas importantes y suele sufrir temblores casi diarios. En 2003, un terremoto de magnitud 6.6 allanó la ciudad histórica de Bam, matando a 26,000 personas. En 2012, otro sismo mató a 300 personas.