Momentos que definieron la vida de John McCain

PORTADA – En imagen de archivo del 30 de enero de 2000, el senador John McCain, republicano por Arizona, y su esposa Cindy, celebra al final de una reunión con votantes en Peterborough, Nueva Hampshire. McCain, cuya carrera política de 35 años lo llevó al Congreso y a la candidatura presidencial republicana, murió el sábado 25 de agosto de 2018 después de padecer cáncer de cerebro durante más de un año. (AP Foto/Stephan Savoia, archivo)

LAURIE KELLMAN,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — John McCain sobrevivió muchas dificultades en su vida: fue capturado como prisionero de guerra, perdió unas elecciones presidenciales, se ganó la enemistad del actual presidente.

Aquí algunos momentos que definieron su vida:

PRISIONERO DE GUERRA

McCain se convirtió en figura pública a los 31 años de edad, cuando apareció en las pantallas de televisión como prisionero de guerra en Vietnam. Los norvietnamitas ofrecieron dejarlo en libertad antes que los otros prisioneros, pero él rechazó eso, exigiendo que los demás salgan también. Fue puesto en libertad finalmente en marzo de 1973.

EN EL CONGRESO

Fue elegido a la Cámara de Representantes por los republicanos de Arizona, en 1983. En 1986 fue elegido al Senado.

INVESTIGADO

McCain en 1987 fue investigado por el escándalo Keating. El empresario Charles Keating Jr. quería que McCain y otros legisladores hicieron algo para que el gobierno no examinara tanto a su firma de inversiones, la Lincoln Savings and Loan Association. Todos los legisladores negaron haber hecho nada ilegal. McCain fue exonerado de las acusaciones aunque se le amonestó por ejercer “juicio inapropiado”.

COMO SENADOR

Como senador, McCain fue activista en temas como las guerras, la seguridad nacional y los veteranos de guerra y llegó a ser titular de la Comisión de Servicios Armados de la cámara alta. Cooperó con un legislador demócrata para reformar las leyes que regulan el financiamiento de las campañas políticas.

SOBRE OBAMA

Cuando estaba en campaña contra Barack Obama en el 2008, una militante republicana en Lakeville, Minnesota se le acercó y denunció a Obama como “ese árabe”. Le contestó McCain: “No, señora. Es un hombre decente, de familia, un ciudadano con quien simplemente yo tengo diferencias en cuanto a temas fundamentales y de eso se trata esta campaña”.

Falleció John McCain, senador y excandidato presidencial

PORTADA – En esta imagen del 11 de julio de 2017, el senador republicano de Arizona, John McCain, llega al Capitolio en Washington. (AP Foto/Jacquelyn Martin, Archivo)

Por NANCY BENAC,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El senador John McCain, que enfrentó a sus captores en un campo de prisioneros de guerra en Vietnam y luego mantuvo su espíritu rebelde en una carrera política de 35 años que lo llevó al Congreso y a la candidatura presidencial republicana, murió el sábado después de padecer cáncer de cerebro durante más de un año. Tenía 81 años.

McCain fue una voz intrépida y franca hasta el final, inquebrantable en la defensa de los valores democráticos y sin vacilar en sus críticas al presidente Donald Trump, su correligionario republicano. Fue elegido seis veces senador por Arizona, pero fracasó en sus dos intentos por llegar a la Casa Blanca.

En 1967, su avión fue derribado cuando realizaba una misión de bombardeo sobre Vietnam del Norte. Gravemente herido, pasó más de cinco años como prisionero de guerra.

Fue elegido a la Cámara de Representantes en 1982 y al Senado en 1986. Impulsó reformas a las leyes de financiación de campaña y esfuerzos para descubrir la suerte de los desaparecidos en Vietnam.

Una búsqueda por la candidatura republicana en 2000 duró poco. Ocho años después, la ganó, pero sería luego superado ante el demócrata Barack Obama. En esa contienda eligió compañera de fórmula a una ignota gobernadora de Alaska, Sarah Palin, quien fue proyectada a los planos nacionales.

Derrotado por amplio margen, McCain regresó al Senado resuelto a no permitir que lo definiera una campaña fallida en que se marchitaron sus laureles de rebelde. Siempre luchó enérgicamente por sus ideas y replicó con fuerza a sus detractores, Trump entre los primeros.

Ante la pregunta sobre cómo quería ser recordado, McCain respondió: “como alguien que hizo un gran aporte a la defensa de la nación”.

Un voto suyo hacia el final de su carrera, en 2017, pasará a la historia: Con su decisivo “no” a la derogación de la ley de Cuidado de Salud Asequible, McCain fue el insólito salvador de la mayor hazaña legislativa de Obama.

Fue la coronación de su carrera, ya que para entonces le había sido diagnosticado un agresivo cáncer cerebral. Poco después, regresó a Arizona a recibir tratamiento.

Lejos de pasar sus últimos meses en silencio, desde su hogar en Hidden Valley atacó con frecuencia a Trump. Se opuso a su designada para directora de la CIA debido a que había supervisado el empleo de tortura; fustigó al presidente por su actuación en una cumbre internacional en la que se malquistó con los aliados; calificó su política inmigratoria de tolerancia cero de “afrenta a la decencia del pueblo estadounidense” y denunció la cumbre Trump-Putin en Helsinki como un “error trágico” y “uno de los desempeños más vergonzosos de un presidente estadounidense que se recuerde”.

En octubre de 2017, McCain formuló una crítica furibunda a la política exterior de “Estados Unidos primero” _aunque sin nombrar a Trump_, calificándola de “nacionalismo mediocre y espurio tramado por personas que prefieren encontrar chivos emisarios en lugar de resolver problemas”.

Para sorpresa de muchos, respaldó la candidatura presidencial de Trump en el 2016 a pesar de que Trump se burló de él diciendo que “prefiero a la gente que no ha sido capturada”. McCain admitió que el comentario era ofensivo para veteranos de guerra, pero pidió “dejarlo pasar y seguir hacia adelante”.

Pero al final se distanció de Trump, cuando un mes antes de las elecciones surgió una grabación en que el candidato se ufana de poder manosear a la mujer que le plazca porque es famoso. McCain le retiró su respaldo y afirmó que escribiría en la papeleta el nombre de “algún republicano conservador que tenga la calificación para ser presidente”.

Para el momento en que McCain entregó su voto en contra de la propuesta de salud republicana, ya seis meses entrada la presidencia de Trump, los dos estaban abiertamente enfrentados. Trump fustigó abiertamente a McCain por ese voto, y McCain comentó que no le hacía caso a las declaraciones de Trump porque “ni vale la pena”.

El mundo político de EEUU expresa su solidaridad con McCain

WASHINGTON (AP) — Políticos estadounidenses de todas las tendencias expresaron su solidaridad con el senador John McCain, un veterano de batallas legislativas y héroe de la guerra de Vietnam que fue diagnosticado con un tumor cerebral.

“El senador John McCain siempre ha sido un gran luchador. Melania y yo le dedicaremos nuestros pensamientos y oraciones al senador McCain, a Cindy, y a toda su familia. Que se mejore pronto”, dijo el presidente Donald Trump.

Barack Obama, quien le ganó a McCain en las elecciones del 2008, dijo en un tuit: “John McCain es un héroe nacional y uno de los combatientes más valientes que he conocido. Ese cáncer no sabe con quién se metió. Dale duro, John”.

Dijo por su parte el ex presidente George H.W. Bush: “El Hanoi Hilton (la cárcel norvietnamita) no pudo quebrarle el espíritu a John McCain tantos años atrás, así que Barbara y yo sabemos, con toda confianza, que él y su familia encararán esta batalla, como toda su vida dedicada al servicio, con coraje y empeño”.

Añadió el ex mandatario Bill Clinton: “Como él mismo ha demostrado toda su vida, es mejor no apostar en contra de John McCain. Nuestros fervientes deseos para una pronta recuperación”.

Su hija, Meghan McCain, mandó un mensaje en Twitter revelando su ansiedad por el futuro. “El amor que le tengo a mi padre es infinito y como cualquier hija no puedo ni deseo vivir en un mundo sin él. Confío en que ese día está muy lejano”.

McCain fue diagnosticado con un tumor cerebral después de que los médicos le quitaran un coágulo arriba del ojo izquierdo la semana pasada, informó su oficina el miércoles en un comunicado.

El republicano de Arizona, de 80 años de edad, sufre de glioblastoma, un cáncer agresivo, de acuerdo a los médicos de la Clínica Mayo en Phoenix. El senador y su familia revisan el tratamiento a seguir, incluida una combinación de quimioterapia y radiación.

“El viernes 14 de julio, el senador John McCain se sometió a un procedimiento en la Clínica Mayo de Phoenix para removerle un coágulo localizado encima del ojo izquierdo. El examen subsecuente del tejido reveló que un tumor cerebral primario conocido como glioblastoma estaba relacionado al coágulo”, se detalló en el comunicado.

Cada año en Estados Unidos unas 20,000 personas son diagnosticadas con glioblastoma, un tipo de tumor cerebral particularmente agresivo. La Sociedad Oncológica Estadounidense calcula que los pacientes de más de 55 años tienen una tasa de 4% de posibilidades de sobrevivir cinco años.

El tumor entierra unas raíces similares a tentáculos en el tejido cerebral. Los pacientes tienen mejores posibilidades de sobrevivir cuando los cirujanos pueden retirar todo el tumor visible, como sucedió con el de McCain, de acuerdo con su oficina.

Sin embargo, ésa no es la cura: las células cancerosas que no son visibles tienden a mantenerse al acecho, un motivo por el que los doctores de McCain consideran aplicar tratamiento adicional que incluya quimioterapias y radiación.

El senador y presidente de la Comisión de Servicios Armados de la cámara alta ha estado recuperándose en su casa de Arizona. Su ausencia obligó al líder de la mayoría, Mitch McConnell, a postergar las acciones sobre la propuesta para revocar la ley de salud actual.

Diagnostican tumor cerebral al senador John McCain

WASHINGTON (AP) — El senador John McCain fue diagnosticado con un tumor cerebral después de que los médicos le quitaran un coágulo arriba del ojo izquierdo la semana pasada, informó su oficina el miércoles en un comunicado.

En esta imagen del 11 de julio de 2017, el senador republicano de Arizona, John McCain, llega al Capitolio en Washington. A McCain se le diagnosticó un tumor cerebral después de removerle un coágulo. (AP Foto/Jacquelyn Martin, Archivo)

El republicano de Arizona, de 80 años de edad, sufre de glioblastoma, un cáncer agresivo, de acuerdo a los médicos de la Clínica Mayo en Phoenix. El senador y su familia revisan el tratamiento a seguir, incluida una combinación de quimioterapia y radiación.

“El viernes 14 de julio, el senador John McCain se sometió a un procsedimiento en la Clínica Mayo de Phoenix para removerle un coágulo localizado encima del ojo izquierdo. El examen subsecuente del tejido reveló que un tumor cerebral primario conocido como glioblastoma estaba relacionado al coágulo”, se detalló en el comunicado.

Cada año en Estados Unidos unas 20,000 personas son diagnosticadas con glioblastoma, un tipo de tumor cerebral particularmente agresivo. La Sociedad Oncológica Estadounidense calcula que los pacientes de más de 55 años tienen una tasa de 4% de posibilidades de sobrevivir cinco años.

El tumor entierra unas raíces similares a tentáculos en el tejido cerebral. Los pacientes tienen mejores posibilidades de sobrevivir cuando los cirujanos pueden retirar todo el tumor visible, como sucedió con el de McCain, de acuerdo con su oficina.

Sin embargo, ésa no es la cura: las células cancerosas que no son visibles tienden a mantenerse al acecho, un motivo por el que los doctores de McCain consideran aplicar tratamiento adicional que incluya quimioterapias y radiación.

El senador y presidente de la Comisión de Servicios Armados de la cámara alta ha estado recuperándose en su casa de Arizona. Su ausencia obligó al líder de la mayoría, Mitch McConnell, a postergar las acciones sobre la propuesta para revocar la ley de salud actual.