Pedirán pena de muerte para autor de masacre en Florida

Por CURT ANDERSON

MIAMI, Florida (AP) — El joven acusado de matar el mes pasado a 17 personas en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Florida enfrentará la pena de muerte, anunciaron los fiscales el martes.

Nikolas Cruz, de 19 años, escuchará los 34 cargos formales de los que se le acusa el miércoles, incluso 17 cargos por asesinato premeditado. Sus abogados han dicho que él se declarará culpable si los fiscales no piden la pena de muerte para el responsable de la masacre del 14 de febrero.

La oficina del fiscal estatal Michael Satz presentó el martes su aviso oficial sobre sus intenciones de pedir la pena capital, lo cual no necesariamente significa que no llegarán antes a un acuerdo con la defensa. La otra opción para Cruz es cadena perpetua sin posibilidad de fianza.

Howard Finkelstein, defensor público del condado de Broward y cuya oficina representa a Cruz, dijo que hay muchos indicios de que el acusado estaba mentalmente inestable y era potencialmente violento y que la pena de muerte podría ser demasiado. Finkelstein dijo que Cruz posiblemente se declare culpable si los fiscales no piden la pena capital.

La oficina de Finkelstein no ha respondido a una solicitud para hacer declaraciones sobre el caso.

Mientras tanto, un estudiante de origen venezolano reconocido por salvar la vida de 20 estudiantes cuando trató de cerrar la puerta del salón de clases durante el ataque, está mejorando en el hospital. Anthony Borges, de 15 años, recibió cinco disparos. Semanas después del tiroteo, tuvo una infección intestinal grave y después de algunas cirugías su estado ha mejorado, informaron el hospital y su abogado.

Su área intestinal ya se cerró y puede respirar por sí mismo, sin ayuda artificial, dijo su abogado Alex Arreaza.

La familia de Borges avisó hace días que demandarán a las autoridades de Florida para poder cubrir los gastos de su recuperación.

Florida: rodeados de policía, estudiantes regresan a escuela

Por KELLI KENNEDY, TERRY SPENCER y ROBERT RAY

PARKLAND, Florida (AP) — Medio centenar de policías uniformados entraron a la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas el miércoles por la mañana al reanudarse las clases dos semanas después de la masacre de 17 personas por un exalumno armado con un fusil de asalto.

Voluntarios cuelgan carteles en el perímetro de la escuela secundaria Marjory Stoneman en Parkland, Florida, miércoles 28 de febrero de 2018, en el regreso a clases tras la masacre de 17 personas dos semanas antes. (Susan Stocker/South Florida Sun-Sentinel via AP)

También había terapeutas presentes para “brindar mucho amor, mucha comprensión” y “facilitar” el regreso de los estudiantes a su rutina escolar, dijo el superintendente de educación del condado de Broward, Robert Runcie.

Decenas de camiones y otros vehículos de la televisión rodeaban la escuela, mientras alumnos, padres y empleados pasaban por dispositivos de seguridad.

Un cartel en la entrada daba la bienvenida a los “Eagles”, y el camino de entrada a los terrenos de la escuela estaba bordeado de flores, fotos y otros objetos en recuerdo de las víctimas. Algunos alumnos regresaron a pesar de haber sufrido heridas, pero aún los que resultaron físicamente ilesos hablaban de heridas emocionales.

Los alumnos regresan tras dos semanas agitadas de activismo que ha dado nuevo impulso al debate sobre las armas y la seguridad escolar. Charlotte Dixon, alumna de segundo año, dijo que el regreso resulta difícil para algunos, pero que se sienten alentados por la repercusión que han tenido sus movilizaciones.

“Me alegro que la gente de un paso al frente y se pronuncie… porque esto no debería volver a suceder jamás”, dijo.

El martes, parientes de las víctimas brindaron declaraciones emotivas en la capital de Florida durante una audiencia legislativa sobre un proyecto de ley que elevaría la edad mínima para adquirir armas largas de 18 a 21 años. También crearía un programa de capacitación a docentes para portar armas en el aula si lo aprueba el distrito escolar. El superintendente de escuelas se ha pronunciado enérgicamente contra esa disposición.

El voto en comisión que aprobó el proyecto el martes siguió a más de cuatro horas de discusiones con los padres de algunos de los 17 muertos y casi dos semanas de activismo por los estudiantes a través de las redes sociales y los debates televisados.