Facebook promocionara citas, lanzara lentes de realidad virtual a bajo costo

NUEVA YORK (EFE) – El máximo responsable de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció el martes las novedades de la firma en su conferencia anual de desarrolladores (F8), donde destacó una opción para que sus usuarios encuentren pareja y el lanzamiento de unas gafas de realidad virtual a bajo coste.

“Uno de cada tres matrimonios en Estados Unidos empiezan en línea”, destacó el empresario en el evento, que se celebra hasta el miércoles en San José (California) y se retransmite por internet. “Y no habíamos hecho ninguna opción para encontrar parejas”, razonó.

Aunque no especificó cuándo, “Dating” permitirá a los usuarios crear un perfil privado para tener citas, al estilo de populares aplicaciones como Tinder, con personas que no sean “amigas” y que coincidan en eventos o grupos de Facebook.

“Esto va a ser para construir relaciones reales a largo plazo, no solo aventuras”, apuntó Zuckerberg en un esperado discurso donde dejó clara la intención de la plataforma de “seguir construyendo” un mundo conectado a la vez que invierte en mejorar la privacidad.

Otra de las novedades destacadas por el fundador de Facebook fue el lanzamiento de las gafas Oculus Go en Estados Unidos por 199 dólares, un precio gracias al cual “mucha gente experimentará la realidad virtual y la presencia virtual por primera vez”.

Zuckerberg arrancó aplausos al anunciar que los asistentes de F8, unas 5,000 personas, se llevarían gratis el producto, que contiene mil aplicaciones y lleva las lentes de más alta calidad “instaladas por Oculus en un dispositivo hasta ahora”.

En cuanto al “software”, Zuckerberg comenzó con “Watch Party” para Facebook, donde aprovechó para reirse de sí mismo en medio del escrutinio al que está sometida la firma por el acceso no autorizado de una consultora política a los datos de unos 87 millones de usuarios.

“Digamos que tu amigo está testificando en el Congreso: puedes juntar a tus amigos y pueden reír o llorar juntos. Algunos de mis amigos lo hicieron, pero espero que no se repita pronto”, bromeó, mostrando esa opción para ver vídeos en grupo y comentarlos con su propia intervención ante los legisladores de EE.UU. el mes pasado.

Por otra parte, tanto en Instagram como en Whatsapp, aplicaciones que pertenecen a la red social, se podrán hacer videollamadas en grupo dentro de unos meses, sin que se conozca fecha concreta.

Además, Instagram estrenará un diseño en el apartado “Explorar” que organiza los contenidos por categorías, y habilitará efectos de realidad aumentada en su cámara, novedad que también llega a Messenger, una aplicación cuya apariencia va a ser “simplificada”.

Zuckerberg dedicó buena parte de su discurso de apertura, que siguieron unas 1.400 personas por internet, a la privacidad que está impulsando la firma tras su polémica con la consultora Cambridge Analytica, pero retó a los asistentes a “seguir construyendo”.

“Necesitamos diseñar tecnología para ayudar a acercar a las personas”, afirmó el empresario, quien advirtió a los desarrolladores: “Si no trabajamos en esto, el mundo no avanzará en esta dirección solo, y estamos aquí para eso”.

Facebook: Zuckerberg evidencia brecha generacional con legisladores

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg hace una pausa durante su comparecencia ante las comisiones de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes en el Capitolio, el miércoles 11 de abril de 2018. (AP Foto/Andrew Harnik)

Por MAE ANDERSON

NUEVA YORK (AP) — El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, enfrentó el martes y el miércoles interrogatorios por parte de diversas comisiones del Senado y de la Cámara de Representantes para abordar los problemas de privacidad que aquejan a la red social y la necesidad de más regulaciones para la plataforma.

Pero las audiencias en Washington terminaron mostrando a Zuckerberg como un hábil director general de una de las compañías más grandes del mundo, aunque quizá un poco rígido, así como el grado al que gran parte del Congreso parece estar desconectado de la tecnología y otros temas relevantes.

“En gran parte, hasta ahora, esta ha sido una victoria para Facebook y para Mark Zuckerberg, y una enorme confirmación de que (Washington) D.C. es ineficaz”, dijo Scott Galloway, profesor de mercadotecnia en la Universidad de Nueva York.

Las audiencias fueron una gran prueba para Zuckerberg. Facebook se enfrenta al escándalo de privacidad más grande en 14 años luego de que se dio a conocer que la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica hizo un mal uso de la información de hasta 87 millones de usuarios.

Algunos miembros del Congreso tienen estudios de informática y otras áreas técnicas, estaban bien familiarizados con el tema e interrogaron a Zuckerberg sobre cómo Facebook rastrea a las personas cuando no están activas en la plataforma y sobre qué cambios tendrá que hacer la red social para proteger los datos. Otros legisladores se enfocaron en preocupaciones como la censura y la parcialidad percibida en el sitio, así como en las políticas de privacidad para los menores de edad.

Sin embargo, muchos legisladores parecían no estar al tanto de los principios básicos de cómo funciona Facebook y realizaron muchas preguntas sencillas.

El miércoles, el representante republicano Gus Bilirakis, de Florida, cuestionó al director general sobre la eliminación de anuncios inapropiados de opiáceos del sitio. Pero también se emocionó al hablar de cuántas personas de su edad y mayores que él utilizan Facebook.

“Mis amigos, mis votantes, todos usamos Facebook”, indicó Bilirakis. “Es increíble para nosotros los mayores poder relacionarnos con nuestros familiares”.

Una parte del problema fue la estructura de las audiencias. Docenas de legisladores solo tuvieron cuatro o cinco minutos para interrogar a Zuckerberg. Así que hubo pocas preguntas duras de seguimiento.

Otro problema fue la edad. El promedio de edad de los senadores en la audiencia era de 62 años, y varios eran octogenarios. El martes, los senadores interrogaron a Zuckerberg con preguntas sobre la extensa política de privacidad de Facebook y su información, pero a menudo parecieron no tener idea de cómo dar continuidad a la plática de Zuckerberg sobre algoritmos y sistemas de inteligencia artificial.

Muchas de las respuestas de Zuckerberg ante el Congreso sirvieron como un curso intensivo para principiantes sobre Facebook, o de información básica sobre el modelo de negocios de la red social. El martes, el senador por Utah Orrin Hatch, de 84 años, que ya había senador por casi ocho años cuando Zuckerberg nació, preguntó cómo funcionaba el modelo de negocios de Facebook dado que la red social no cobra por su uso.

“Senador, tenemos publicidad”, explicó Zuckerberg y sonrió.

El director general volvió a sonreír cuando el senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, preguntó si Facebook era un monopolio.

“Ciertamente no parece de esa forma para mí”, respondió Zuckerberg.

El miércoles, el representante Joe Barton, de Texas, mostró de nuevo la diferencia de edad cuando sostuvo su teléfono y observó que había recibido una pregunta de uno de sus representados “por Facebook”.

“De hecho, yo uso Facebook”, agregó.

La poca profundidad de las preguntas “evidencia que la pericia tecnológica de los senadores no es mucha”, dijo Timothy Carone, profesor de negocios de Notre Dame.

Y ello le permitió a Zuckerberg repetir sus argumentos básicos: que Facebook no posee ni vende datos de los usuarios, que él y otros ejecutivos de su compañía no fueron suficientemente proactivos con Cambridge Analytica pero que han cambiado eso, y que usar inteligencia artificial en las elecciones para detener cuentas falsas es una prioridad.

No obstante, “el verdadero reto comienza ahora”, dijo Richard Levick, director general de la empresa de relaciones públicas Levick. “Todo mundo estará pendiente de lo que haga Facebook de ahora en adelante, y verá si cumple las promesas que hizo hoy”.

Zuckerberg sale ileso de su primer día de comparecencias

El director general de Facebook, Mark Zuckerberg, inicia dos días de audiencias ante el Congreso por un escándalo de privacidad que afecta a su empresa, el martes 10 de abril de 2018 en Washington. (AP Foto/Andrew Harnik)

Por MARY CLARE JALONICK, BARBARA ORTUTAY y DAVID HAMILTON

WASHINGTON (AP) — Asediado por la peor debacle en materia de privacidad de su compañía, el director general de Facebook, Mark Zuckerberg, libró el martes un interrogatorio a veces agresivo por parte de los legisladores, quienes lo acusaron de no proteger la información personal de millones de usuarios estadounidenses del intento de los rusos de interferir en las elecciones de Estados Unidos.

Durante unas cinco horas de interrogatorio en el Senado, Zuckerberg se disculpó varias veces por las fallas de Facebook, dio a conocer que su compañía está “colaborando” con el fiscal especial Robert Mueller en la pesquisa federal sobre la injerencia rusa y aseveró que está trabajando duro para cambiar sus propias operaciones, luego de que una empresa de análisis de datos recopiló información privada de millones de usuarios.

El senador John Thune, de Dakota del Sur, cuestiona al director general de Facebook, Mark Zuckerberg, durante su declaración ante las comisiones de Comercio y Justicia del Senado en el Capitolio, el martes 10 de abril de 2018. (AP Foto/Andrew Harnik)

Poco impresionado por sus palabras, el senador John Thune le dijo a Zuckerberg que su compañía tenía 14 años disculpándose por “decisiones desacertadas” relacionadas con la privacidad. “¿Por qué es diferente la disculpa de hoy?”, cuestionó Thune.

“Hemos cometido muchos errores en el manejo de la compañía”, respondió Zuckerberg, y Facebook debe trabajar más duro para garantizar que las herramientas que crea sean usadas de maneras “correctas y provechosas”.

La controversia ha dado pie a una avalancha de publicidad negativa y ha provocado el desplome de las acciones de su compañía, pero Zuckerberg parecía tener algo de éxito debido a que las acciones de Facebook subieron 4.5% el martes, la mayor ganancia en dos años.

En resumen, salió en gran medida ileso de su primer día de comparecencia en el Congreso. Zuckerberg, de 33 años, se enfrentará a los interrogadores de la Cámara de Representantes el miércoles.

El fundador de la red social más conocida del mundo compareció vestido con un traje y corbata, dejando de lado la camiseta que lo caracteriza. Aun así, su juventud proyectó un profundo contraste con sus inquisidores, de mayor edad y cabello cano, en el Senado.

Además, la enorme complejidad de la red social que Zuckerberg creó a veces venció los intentos de los legisladores de presionarlo sobre fallos específicos de Facebook y cómo solucionarlos.

Hay muchas cosas en juego tanto para Zuckerberg como para su compañía. Facebook ha enfrentado su falla más grave de privacidad luego de que se dio a conocer el mes pasado que la empresa de análisis de datos Cambridge Analytica, vinculada con la campaña presidencial de Trump de 2016, recopiló indebidamente información de unos 87 millones de usuarios de la red social. Zuckerberg ha ofrecido disculpas durante gran parte de las últimas dos semanas y también lo hizo en su comparecencia del martes.

Fotos de tamaño natural del jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, son exhibidas en el jardín del Capitolio en Washington, martes 10 de abril de 2018, a la espera de la comparecencia de Zuckerberg ante comisiones del Senado. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Aunque se mostró nervioso en algunas ocasiones, pareció ganar confianza conforme transcurría el día. Zuckerberg, una icónica figura como empresario multimillonario que cambió la forma en la que las personas de todo el mundo se relacionan entre sí, evocó varias veces al dormitorio de la Universidad de Harvard, donde dijo que Facebook cobró vida.

En ocasiones demostró mucho temple. Después de preguntas agresivas sobre el supuesto sesgo político de Facebook por parte del senador Ted Cruz, por ejemplo, Zuckerberg sonreía.

“Eso estuvo muy bien”, dijo tras el diálogo que mantuvo con Cruz.

Sus respuestas cuidadosas pero a menudo directas, impregnadas de los detalles a veces oscuros de las funciones subyacentes de Facebook, repelieron la interrogación agresiva.

Cuando la situación se puso difícil, Zuckerberg recurrió a que “nuestro equipo debería dar seguimiento a eso con usted, senador”.

Como resultado, encontró relativamente fácil regresar a temas familiares como que Facebook cometió errores, que él y sus ejecutivos lo lamentan, y que están trabajando muy duro para corregir los problemas y salvaguardar los datos de los usuarios.

En cuanto a la pesquisa federal sobre la injerencia rusa que ha acaparado la mayor parte de la atención de Washington por meses, Zuckerberg dijo que no ha sido interrogado personalmente por el equipo de Mueller, pero “sé que estamos colaborando con ellos”. No proporcionó más detalles, argumentando inquietudes sobre las reglas de confidencialidad de la pesquisa.

A principios del año, Mueller acusó a 13 individuos rusos y a tres compañías rusas de ser parte de un plan para interferir en los comicios presidenciales de 2016 a través de una campaña de propaganda que incluía la compra de anuncios en línea usando sobrenombres estadounidenses y haciendo política en suelo estadounidense. Parte de la publicidad rusa estaba en Facebook.

Gran parte de la campaña estaba dirigida a desacreditar a la candidata demócrata Hillary Clinton y por consiguiente a ayudar al entonces candidato republicano Donald Trump, o simplemente a motivar la división y menoscabar la fe en el sistema de Estados Unidos.

Zuckerberg dijo que Facebook había sido inducido a creer que Cambridge Analytica había eliminado la información de los usuarios de Facebook que había recopilado, y destacó que había sido un “claro error”. Indicó que Facebook había considerado que la recolección de datos era un “caso cerrado” porque pensó que la información había sido desechada.

Zuckerberg comparece ante el Congreso de EEUU

Fotos de tamaño natural del jefe de Facebook, Mark Zuckerberg, son exhibidas en el jardín del Capitolio en Washington, martes 10 de abril de 2018, a la espera de la comparecencia de Zuckerberg ante comisiones del Senado. (AP Foto/Carolyn Kaster)

Por MARY CLARE JALONICK y BARBARA ORTUTAY

WASHINGTON (AP) — Después de asegurar en privado a los senadores que su empresa hará las cosas mejor, el jefe de Facebook, Mark Zuckerberg inicia dos días de audiencias ante el Congreso estadounidense que serán muy públicas, y posiblemente un punto de inflexión para la enorme red social creada por él.

Zuckerberg mantuvo reuniones a puertas cerradas con los senadores el lunes, anticipando la oferta pública de disculpas al Congreso tras la revelación de que Cambridge Analytica, una firma de recolección de datos vinculada con la campaña presidencial de Donald Trump, reunió información personal de 87 millones de usuarios para tratar de afectar las elecciones.

Ya ha ofrecido varias veces disculpas a los usuarios y el público en general, pero es la primera vez que comparece ante el Congreso. Zuckerberg declarará en las próximas horas ante las comisiones de Energía y Comercio del Senado y ante un comité de la Cámara de Representantes el miércoles.

En las audiencias, tratará no solo de recuperar la confianza del público en su empresa sino de evitar las regulaciones federales insinuadas por algunos legisladores. En declaraciones escritas difundidas el lunes por la comisión de Energía y Comercio de la cámara, que se prevé leerá el miércoles. Zuckerberg ofrece disculpas por las noticias falsas, el discurso racista, la falta de privacidad y la interferencia rusa en las elecciones de 2016 a través de las redes sociales.

“No tuvimos una visión suficientemente amplia de nuestra responsabilidad y ese fue un gran error”, dice en las declaraciones. “El error fue mío y lo lamento. Yo inicié Facebook, lo dirijo y soy responsable de lo que sucede aquí”.

Después de resistir pedidos anteriores de ir a declarar, Zuckerberg aceptó concurrir al capitolio al aparecer informes, confirmados por la empresa, de que Cambridge Analytica recolectó datos de usuarios de Facebook. En las declaraciones, Zuckerberg dijo que su compañía tiene la responsabilidad de asegurar que no se repita lo sucedido con Cambridge Analytica.

Se prevé que habrá preguntas también sobre el uso de redes sociales por Rusia durante las elecciones de 2016, lo que es tema de varias investigaciones del Congreso y del fiscal especial Robert Mueller.

Escándalo de Facebook afectó a más de los que se creía

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Facebook anunció el miércoles que millones de personas más de las que se creía, podrían haber quedado expuestas por el escándalo de privacidad de Cambridge Analytica y agregó que restringiría los datos de usuarios a los que terceros pueden tener acceso.

En tanto, funcionarios legislativos dijeron que Mark Zuckerberg, director general de la red social, deberá comparecer ante el Congreso la próxima semana, y Facebook anunció una nueva política de privacidad que intenta dar una explicación más clara de los datos que recolecta sobre los usuarios, aunque no cambia lo que recolecta y comparte.

Facebook se enfrenta a su peor escándalo de privacidad en años, luego de que Cambridge Analytica, una firma de análisis de datos afiliada a Donald Trump, usó información obtenidos de forma indebida de millones de usuarios para influenciar las elecciones. Facebook dijo el miércoles que se pudieron haber obtenido datos de hasta 87 millones de personas, comparados con los 50 millones que se mencionaron inicialmente.

Este lunes, todos los usuarios de Facebook recibirán una notificación en su muro con un vínculo a las aplicaciones que utilizaron y qué información han compartido con esas apps. Tendrán la oportunidad de borrar las apps que no quieran. Los usuarios cuyos datos fueron compartidos con Cambridge Analytica, serán avisados. Facebook indicó que la mayoría de ellos están en Estados Unidos.

Ahora que el acceso a datos por parte de terceros está bajo escrutinio, Facebook mencionó varios cambios para fortalecer sus políticas.

A lo largo de la evolución de Facebook, desde una red cerrada limitada a la Universidad de Harvard y sin publicidad, hasta una empresa gigantesca con ingresos por publicidad de 40,000 millones de dólares y enormes subsidiarias como Instagram y WhatsApp, sus criterios de privacidad han cambiado una y otra vez.

Según sus detractores, en cada ocasión los cambios significaron menos protección para el usuario en pro de una mayor apertura. Por otro lado, la presión regulatoria y de los usuarios en ocasiones ha obligado a Facebook a apartarse de la recolección y uso de datos y explicarse en lenguaje llano, a diferencia del pesado lenguaje leguleyo que emplean muchas otras empresas de internet.

Algunos cambios del miércoles: Facebook ha agregado una sección para explicar que recolecta la información de contacto de los usuarios si éstos optan por “cargar, sincronizar o importar” esto al servicio. Esto puede incluir sus listas de contactos telefónicos, registros de llamadas y archivos de textos. La nueva norma dice que Facebook puede usar esta información para ayudarte “a ti y a otros a encontrar gente que quizá conozcas”.

La red aclara que las leyes locales pueden afectar lo que haga con información “delicada”, como la raza, etnicidad, salud, ideas políticas y afiliación sindical del usuario. Ésta y otra información “podría estar sujeta a protecciones especiales bajo las leyes de tu país”, dice, pero significa que la empresa difícilmente aplicará protecciones más estrictas a países con leyes de privacidad más laxas, como Estados Unidos. Facebook siempre ha tenido diferencias regionales en sus normas y el nuevo documento lo aclara.

La nueva norma también aclara que WhatsApp e Instagram son parte de Facebook y están sujetos a la misma norma de privacidad que la empresa matriz. La norma anterior no los mencionaba. Si bien WhatsApp aún no muestra publicidad, Instagram sí lo hace y la nueva política de consolidación podría ser una señal de lo que sucederá en WhatsApp.

Zuckerberg se disculpa por “grave violación a la confianza”

Por BARBARA ORTUTAY, DANICA KIRKA y GREGORY KATZ

NUEVA YORK (AP) — Después de cinco días de silencio, el director general de Facebook Mark Zuckerberg se disculpó el miércoles por una “grave violación a la confianza”, reconoció errores y delineó pasos para proteger la información de los usuarios tras un escándalo sobre privacidad que involucra a una empresa de análisis de datos vinculada con Donald Trump.

“Realmente lamento mucho que ocurriera eso”, dijo Zuckerberg sobre el escándalo que involucra a la empresa Cambridge Analytica. La red social tiene la “responsabilidad” de proteger los datos de sus usuarios, afirmó en una entrevista con la cadena CNN. Si falla en eso, señaló, “no merecemos tener la oportunidad de servir a la gente”.

Ofreció sus disculpas en la televisión por cable unas horas después de que reconoció los errores de su compañía en una publicación en Facebook, pero sin pedir perdón.

Zuckerberg y la segunda al mando de la empresa, Sheryl Sandberg, habían estado en silencio desde que se dio a conocer el viernes que Cambridge Analytica habría utilizado información obtenida indebidamente de casi 50 millones de usuarios de Facebook para tratar de influenciar elecciones. Entre los clientes de Cambridge figura la campaña presidencial de Trump.

Las acciones de Facebook han caído cerca de 8% desde que se dio a conocer la noticia, lo que representa una pérdida de alrededor 46,000 millones de dólares en el valor de mercado de la compañía.

Incluso antes de que estallara el escándalo, Facebook ha dado los pasos más importantes para evitar que vuelva a ocurrir, afirmó Zuckerberg. Por ejemplo, en 2014 redujo el acceso que tenían aplicaciones externas para utilizar la información de los usuarios. Sin embargo, algunas de las medidas no se implementaron hasta un año después, lo que permitió que Cambridge accediera a la información en ese lapso.

Zuckerberg reconoció que hay más por hacer.

En un mensaje publicado el miércoles en la red social, el directivo dijo que vetará a los desarrolladores que no acepten una auditoría. El desarrollador de una aplicación ya no tendrá acceso a la información de la gente que no ha utilizado esa aplicación en tres meses. Además, en general, la información estará limitada al nombre, la fotografía de perfil y el correo electrónico del usuario, a menos que el desarrollador firme un contrato con Facebook y obtenga la aprobación del usuario.

En un mensaje aparte, Facebook indicó que informará a la gente cuya información haya tenido un mal uso. La red social se enteró por primera vez de esta violación a la privacidad hace más de dos años, pero no lo había mencionado en público hasta el viernes.

La compañía dijo que estaba “desarrollando una forma” para que la gente sepa si su información fue revisada por “This Is Your Digital Life”, una aplicación para obtener un perfil psicológico que el investigador Aleksandr Kogan creó y para la cual pagó a cerca de 270,000 personas para que participaran en ella.

Posteriormente, Cambridge Analytica obtuvo, a través de la aplicación, la información de alrededor de 50 millones de usuarios de Facebook, debido a que la aplicación también recolectó datos sobre los amigos de los usuarios, incluidos algunos que nunca la descargaron ni dieron su consentimiento explícito.

Chris Wylie, cofundador de Cambridge que renunció en 2014, ha dicho que uno de los objetivos de la empresa era influenciar las percepciones de la gente al inyectar contenido, parte de él engañoso o falso, a su alrededor. No está claro si Facebook podría decirles a los usuarios si habían visto dicho contenido.

Cambridge ha culpado a Kogan, a quien la empresa describió como proveedor. Este se describió como un chivo expiatorio.

Kogan, un investigador de psicología en la Universidad de Cambridge, comentó a la BBC que tanto Facebook como Cambridge Analytica han intentado culparlo a él, incluso cuando la empresa le aseguró que todo lo que hizo era legal.

“Uno de los grandes errores que cometí aquí fue que simplemente no hice suficientes preguntas”, señaló. “Nunca había realizado un proyecto comercial. Realmente no tenía ninguna razón para dudar de su sinceridad. Ciertamente eso es algo que lamento mucho ahora”.

Dijo que la firma pagó unos 800,000 dólares por el trabajo, pero que el dinero se les entregó a los que participaron en el sondeo.

“Mi motivación era recabar una base de datos sobre la que pudiera investigar”, afirmó. “Nunca he obtenido ningún tipo de ganancia económica a partir de esto”.

David Carroll, profesor de la Escuela de Diseño Parsons en Nueva York que demandó a Cambridge Analytica en Gran Bretaña, dijo que no está satisfecho con la respuesta de Zuckerberg, pero reconoció que “esto es sólo el principio”.

Carroll demandó a Cambridge para recuperar datos sobre él que la firma había obtenido.

Mark Zuckerberg urge al Congreso salvar DACA

LOS ÁNGELES, California (EFE) –El creador de Facebook, Mark Zuckerberg, publicó hoy un alegato en su red social en el que urge al Congreso de EE.UU. a salvar el programa migratorio DACA y dar un estatus legal permanente a miles de jóvenes indocumentados.

Zuckerberg, seguido en la red social por más de 100 millones de usuarios, pidió a los estadounidenses que tomen cartas en el asunto y se comuniquen con sus representantes en el Congreso para hacerles llegar su preocupación al respecto.

“Los ‘dreamers’ (“soñadores”, jóvenes indocumentados que llegaron al país siendo niños) son miembros de nuestras comunidades y hay 800,000 que viven con miedo y sin posibilidad de planear su futuro”, indicó el empresario.

“Profesores con DACA no saben si se les permitirá enseñar dentro de unos meses, pero de alguna manera esperamos que se encarguen de nuestros hijos. Empleados de servicios de emergencia con DACA no saben si se podrán quedar aquí, pero trabajaron de sol a sol salvando vidas tras los huracanes de Texas y Florida”, apuntó.

Para Zuckerberg, solventar la situación de los “soñadores” es “una pregunta básica acerca de si nuestro Gobierno funciona”.

“¿Puede el Congreso unirse y encontrar un camino adelante, o lo dejaremos escapar forzando a casi un millón de personas a dejar sus trabajos y el país?”, se preguntó el fundador de Facebook.

Hace escasos días, Zuckerberg ya unió su voz a la de varias decenas de miembros destacados de compañías tecnológicas que solicitaban al Congreso aprobar un proyecto de ley que proteja a los “soñadores”, en una iniciativa legislativa que calificaron de “imperativo moral”.

En septiembre del año pasado, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el fin de DACA, pero pidió al Congreso que buscara una solución legislativa antes del próximo 5 de marzo.

Una vez que venza esa fecha, los “soñadores” podrían ser deportados.

Recientemente, el Gobierno de Trump se ha visto obligado a reanudar la renovación de las solicitudes de DACA por orden judicial, y precisamente el pasado fin de semana los Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de Estados Unidos anunciaron la aceptación de solicitudes para aquellos que hubieran gozado ya de sus beneficios con anterioridad.