EEUU: Medicare se quedará sin dinero antes de los previsto

Por RICARDO ALONSO-ZALDIVAR y ANDREW TAYLOR

WASHINGTON, D.C. (AP) — El Medicare se quedará sin dinero más pronto de lo que se había previsto anteriormente, y los problemas financieros del Seguro Social no pueden ser pasados por alto por siempre, dijo el martes el gobierno en una valoración de programas que resultan vitales para la clase media.

Los administradores del programa dijeron en un informe que el Medicare será insolvente en el año 2026, tres años antes de lo pronosticado la vez anterior. Su gigantesco fondo fiduciario para atención hospitalaria no estará en condiciones de cubrir las facturas médicas previstas para ese entonces.

Según el informe, el Seguro Social será insolvente en 2034, sin cambios respecto de la proyección del año pasado.

La advertencia sirve de recordatorio de los principales problemas que se han dejado languidecer mientras Washington se sumerge cada vez más en una pugna partidista.

Más de 62 millones de jubilados, trabajadores discapacitados, cónyuges y niños beneficiarios reciben prestaciones del Seguro Social. El pago mensual promedio es de 1,294 dólares para los beneficiarios. El Medicare provee seguro médico a unas 60 millones de personas, la mayoría de al menos 65 años.

A ambos programas en conjunto se les acredita una fuerte reducción de la pobreza entre gente mayor y un aumento en la esperanza de vida de los estadounidenses. Financiados con impuestos de nómina que se cobran a los trabajadores y empleadores, el Seguro Social y el Medicare representa aproximadamente 40% del gasto del gobierno, excluyendo los intereses de la deuda federal.

Pero la demanda de ambos programas ha crecido debido al envejecimiento de la población.

A menos que los legisladores actúen, ambos programas enfrentan la posibilidad de no poder cubrir el costo total de las prestaciones prometidas. En el caso del Seguro Social, eso podría implicar una marcada reducción en el monto de los pagos a algunos retirados, muchos de los cuales afrontan dificultades presupuestarias. En el caso del Medicare podría implicar que los hospitales, asilos y otros proveedores de atención reciban solo parte de sus honorarios acordados.

Los problemas del Medicare son considerados por muchos como los más difíciles de resolver. No es simplemente el aumento del número de beneficiarios de la generación de la posguerra que se han jubilado. Sino también la imprevisibilidad de los costos del cuidado de salud que pueden verse afectados por curas innovadoras pero costosas que por lo regular rebasan la tasa general del crecimiento económico.

Aumentan 45% las inscripciones al Obamacare

Por RICARDO ALONSO-ZALDIVAR

WASHINGTON (AP) — Las afiliaciones al seguro médico conocido como Obamacare se han incrementado 45% comparado con el año pasado, de acuerdo con datos del gobierno federal dados a conocer el miércoles.

Las cifras de los Centros Medicare y Servicios Medicare se dan a conocer en momentos en que los senadores republicanos buscan financiar recortes de impuestos anulando coberturas en la ley de salud promovida por el expresidente Barack Obama.

Los nuevos datos muestran que casi 1.5 millones de consumidores se habían registrado a un plan de salud para el 11 de noviembre, comparado con poco más de 1 millón entre el 1 y el 12 de noviembre el año pasado. La proporción de nuevos clientes para cobertura en el 2018 permanece en casi 23%.

Los datos abarcan los 39 estados incluidos en el portal HealthCare.gov. El número total de registrados es más alto, porque los estados que administran sus propios mercados de seguros médicos no están incluidos en los datos federales.

Obamacare ofrece seguros privados subsidiados para personas que no reciben cobertura en sus empleos. Los registros este año están siendo monitoreados de cerca debido a los esfuerzos del presidente Donald Trump y los congresistas republicanos para anular la ley.

La Oficina Presupuestaria del Congreso estima que 13 millones de personas adicionales estarían sin seguro médico para el 2027 si el Congreso anula el requerimiento de que las personas compren una póliza.

La temporada de registros este año durará solamente hasta el 15 de diciembre, la mitad del periodo pasado.