Acusan a hombre sin brazos de apuñalar a turista en Miami

La policía de Miami Beach dice que Jonathan Crenshaw, de 46 años, clavó tijeras un hombre poco después de la medianoche del martes, 10 de julio de 2018. (Foto cortesía de Miami-Dade Corrections)

MIAMI, Florida (AP) — Un hombre sin brazos que vivía en las calles de South Florida fue acusado de apuñalar a un turista de Chicago con tijeras que sostenía con el pie.

La policía de Miami Beach dice que Jonathan Crenshaw, de 46 años, clavó las tijeras a Cesar Coronado, de 22 años, poco después de la medianoche del martes.

The Miami Herald reportó que Crenshaw suele estar presente en el área y es conocido por pintar en lienzo en una zona de moda en South Beach.

De acuerdo con el reporte policial, Crenshaw dijo que él estaba recostado cuando Coronado se le acercó y le golpeó en la cabeza. La policía dice que Crenshaw apuñaló a Coronado dos veces y luego escapó.

Un amigo que viajaba con Coronado dijo que le preguntaron direcciones a Crenshaw cuando de pronto él se paró y apuñaló a Coronado en el brazo. Coronado fue llevado al hospital.

Crenshaw fue acusado de ataque agravado.

Florida: puente cayó cuando era sometido a prueba de estrés

Por ADRIANA GÓMEZ LICÓN

MIAMI, Florida (AP) — Un innovador puente peatonal en construcción en la Universidad Internacional de Florida estaba siendo sometido a una “prueba de estrés” y sus cables estaban siendo ajustados cuando cayó sobre una vía transitada, matando a seis personas y enviando a una decena más al hospital, informaron las autoridades el viernes.

Equipos de rescate de Miam-Dade trabajan entre los escombros de un nuevo puente de 950 toneladas que colapsó frente a la Universidad Internacional de Florida causando varias víctimas mortales, el 15 de marzo de 2018, en Miami. (Michael Laughlin/South Florida Sun-Sentinel via AP)

Uno de los factores que podrían explicar la caída de un puente inaugurado apenas cinco días antes sería la prueba de estrés que según el alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez, estaban realizando las cuadrillas.

Dos trabajadores se encontraban sobre el puente de 950 toneladas cuando cayó sobre los autos detenidos por un semáforo.

El senador Marco Rubio tuiteó el jueves por la noche que los cables que suspenden el puente se habían aflojado y la firma constructora ordenó el ajuste. “Los estaban ajustando cuando cayó”, añadió.

Los rescatistas provistos de artefactos de alta tecnología, perros entrenados y cámaras buscaron sobrevivientes entre los escombros antes de entregar la escena de los hechos a la policía.

El puente peatonal, de 14.2 millones de dólares, debía inaugurarse en 2019 como una alternativa segura para que los estudiantes crucen una transitada carretera entre el campus universitario y la comunidad de Sweetwater, donde muchos residen.

El gobernador de Florida, Rick Scott, y Rubio visitaron el lugar del percance con otras autoridades el jueves en la noche. Rubio dijo que la población y las familias de los fallecidos y heridos merecen saber “qué salió mal”.

La investigación llegará al fondo de “por qué ocurrió esto y qué ocurrió”, agregó el gobernador Scott, añadiendo que si alguien hizo algo mal, “le obligaremos a rendir cuentas”.

El presidente de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés), Robert Sumwalt III, dijo que un equipo de especialistas se dirigía a Miami el jueves por la noche para comenzar el viernes en la mañana la pesquisa sobre lo sucedido.

El puente de 950 toneladas y casi 200 pies de longitud fue ensamblado a un costado de la autopista y se instaló el sábado en medio de grandes fanfarrias.

Varios muertos al derrumbarse puente para peatones en Miami

MIAMI, Florida (EFE) — Varias personas murieron al derrumbarse un puente para peatones recién instalado sobre una calle de Miami que conectaba el paso con la zona donde se encuentra la Universidad Internacional de Florida, informaron hoy medios locales.

El personal de emergencias responde a un puente peatonal colapsado en la Universidad Internacional de Florida el jueves 15 de marzo de 2018, en el área de Miami. El flamante puente peatonal colapsó sobre una carretera que aplastó varios vehículos. (Roberto Koltun / Miami Herald vía AP)

El puente, todavía en construcción, se desplomó por causas desconocidas sobre la conocida Calle Ocho a la altura de la Avenida 109, y medios locales, que citan a la Patrulla de Carreteras, aseguraron que hay “varios muertos”, mientras el Departamento de Bomberos indicó que hay “múltiples pacientes heridos” en Twitter.

Imágenes transmitidas por la televisión muestran una gran sección del puente derrumbado atravesado sobre esa calle y con varios vehículos debajo de la estructura.

Efectivos trabajan para “asegurar la estructura” mientras prosigue la búsqueda de pacientes, indicaron los Bomberos.

Al menos seis personas heridas fueron trasladadas de emergencia al Kendall Regional Medical Center, según el canal Local 10 News.

La construcción del puente comenzó en la primavera del año 2017 y se esperaba que concluyera a comienzos de 2019, y este pasado sábado se instaló precisamente la estructura principal sobre los pilares.

El puente, de 950 toneladas de peso, 53 metros de longitud y un presupuesto de 14.2 millones de dólares, tenía por objeto conectar unos edificios de apartamentos de estudiantes situados en el suburbio de Sweetwater, en los que viven cerca de 4,000 alumnos, con el campus principal de FIU.

La obra del puente, que estaba previsto que pudiese soportar fuertes vientos durante los habituales huracanes que se viven en el sur de Florida, se aceleró después de que el pasado verano muriese atropellada una estudiante al cruzar la calle Ocho.

“Estamos conmocionados y entristecidos por los eventos trágicos que se han producido en el puente peatonal FIU-Sweetwater. En este momento todavía estamos implicados en los esfuerzos de rescate y recopilación de información”, dijo la universidad en un comunicado.

El gobernador de Florida, Rick Scott, tiene previsto visitar el lugar esta tarde para conocer de primera mano lo sucedido.

“Despacito” recibirá el premio a canción del año en los Premios La Musa

MIAMI, Florida (EFE) – El éxito musical “Despacito”, del cantante boricua Luis Fonsi y la panameña Erika Ender, será galardonado con el iHeartLatino Canción del Año en la quinta edición de los Premios La Musa, que tendrán lugar en Miami el próximo octubre.

El Salón de la Fama de los Compositores Latinos (LHSOF) informó hoy de esa distinción al tema “Despacito”, interpretado por Fonsi y su compatriota Daddy Yankee, una canción que “continúa su imparable dominio mundial llevándose todos los premios en su camino”.

Asimismo, la compositora Ender entrará en el Salón de la Fama de los Compositores Latinos, lo que la catapulta como la creadora más joven de la música latina en acceder a esta categoría, según los organizadores.

“Despacito” ha batido varios récords, como el de convertirse en la primera canción latina y en español en ser número 1 de la lista global de temas más escuchados en la plataforma de audio en “streaming” Spotify y permanecer durante 15 semanas en lo más alto en las listas de popularidad en EE.UU.

“Desde el apoteósico éxito de ‘Livin La Vida Loca”, de Rick Martin, no se había producido una canción de cualquier género que tuviera el impacto global de ‘Despacito'”, un tema que “ha cambiado el rumbo de la música pop para siempre”, resaltó en un comunicado Desmond Child, presidente del Salón.

El actor mexicano de telenovelas Jaime Camil, uno de los más conocidos en el mercado latino, será el anfitrión en la ceremonia de entrega de los Premios La Musa.

Otros artistas que ingresarán en el Salón de la Fama de los Compositores Latinos, además de Ender, son Carlos Vives (que recibirá además el Premio Icono), Ana Gabriel, Martín Urieta, Camilo Sesto y Roberto Livi, en coincidencia con la entrega de los premios el próximo 19 de octubre.

La misión de LSHOF es educar, honrar y celebrar la vida y la música de los compositores más grandes de la industria de la música latina y así inspirar a las nuevas generaciones de artistas musicales a través de clases magistrales talleres, becas e iniciativas digitales. 

Hombre mantiene 8 años cuerpo de su esposa en nevera para cobrar beneficios

MIAMI, Florida – Un hombre de Florida mantuvo en un refrigerador el cuerpo de su esposa para cobrar durante ocho años los beneficios federales de ella hasta que él murió en 2010, informaron hoy medios locales.

Allan Dunn recolectó más de 92,000 dólares del Seguro Social de su esposa Margaret, quien murió en 2002 en la residencia que ambos compartían en Sun City, en el condado Hillborough, en la costa oeste de Florida, publicó el Canal 8 de NBC.

Los herederos de Allan, sin embargo, tuvieron que reembolsar recientemente más de 15,000 dólares al Gobierno federal, tras vender la propiedad de los Dunny pagar las deudas.

La Oficina del Fiscal de Estados Unidos dijo que Dunn ocultó la muerte de su esposa colocando su cuerpo en un congelador en su casa.

Después de su muerte, las autoridades descubrieron que su esposa había muerto ocho años antes.

Los herederos, que no sabían que él había ocultado la muerte de Margaret, renunciaron a sus derechos de heredar el condominio y lo pusieron a la venta.

Después de pagar los impuestos atrasados, los costos de la venta y los montos adeudados a la asociación de condominio, quedaron unos 15,000 dólares, que tuvieron que pagar al Seguro Social.

El medio local no precisa si se conocen las causas de la muerte de Margaret. 

Atropellan a 5 niños en Florida; uno muere por heridas

MIAMI (AP) — Un expolicía presuntamente atropelló a cinco niños que acababan de bajar de un autobús escolar en el centro de Florida y luego habría tratado de fugarse. Uno de los menores murió posteriormente y otro menor estaba herido de gravedad, informaron las autoridades el viernes.

Jahiem Robertson, de 13 años, murió a causa de las heridas en un hospital de Orlando, mientras que el otro menor, John Mena, de la misma edad, estaba en cuidados intensivos por una fractura en una cavidad ocular. Otros tres niños de la Academia Intermedia Dundee Ridge: Jonte Robinson, de 15; Jasmine Robertson, de 14; y Rylan Pryce, de 12, sufrieron heridas menores.

Dos enfermeras se detuvieron a ayudar a los estudiantes. Fue en ese momento en el que Jonathan “JJ” Quintana, agente del sheriff del condado de Polk, que estaba en su día libre, arrestó al sospechoso, John Camfield, de 48 años, de Davenport, después de que testigos lo señalaran como el conductor del automóvil que atropelló a los niños.

Camfield había proseguido su camino y chocado con otro vehículo más adelante, a unos 1.200 metros (4.000 pies). Cuando Quintana llegó, Camfield había caído del auto. Una mujer embarazada de cuatro meses resultó herida en ese accidente, de acuerdo con las autoridades. No se divulgó su nombre.

Camfield, un exagente del orden, trabajó para 10 agencias en Mississippi antes de mudarse a Florida en 2012.

Durante una conferencia de prensa, el sheriff del condado de Polk Grady Judd dijo que Camfield inicialmente rehusó tomar una prueba de alcoholemia, pero después lo hizo. También le hicieron una prueba de sangre.

“Siete horas después del accidente, todavía tenía un nivel de alcohol de .14”, casi el doble del límite legal de Florida, dijo Judd.

El autobús escolar había partido del lugar cuando los niños fueron atropellados. Los menores no estaban en la calle cuando el auto los arrolló.

“Ellos no estaban portándose mal para nada. Ellos se portaban como niños de escuela intermedia que regresan a casa”, dijo Judd. “Este borracho en su auto se sale de la calle y atropella a esos niños, tirándolos como lo hace una pelota de boliche con los bolos”.

Judd dijo que un sheriff para el que Camfield trabajó alguna vez en Mississippi lo describió como “uno de los mejores detectives que hayamos tenido, pero tenía un problema: el alcohol, la botella”.

Estaba programado que Camfield compareciera en corte el viernes por la tarde. Camfield enfrenta varios cargos, como manejar en estado de ebriedad y fugarse tras un accidente. Los archivos de la cárcel no indican que se le haya asignado un abogado.

El condado de Polk está entre Orlando y Tampa, en el centro de Florida.