Rihanna desata su bestia salvaje en exuberante desfile en NY

PORTADA – Rihanna conversa con periodistas tras la presentación de la colección otoño-invierno de su marca Savage x Fenty en el Navy Yard de Brooklyn, como parte de la Semana de la Moda de Nueva York, el miércoles 12 de septiembre del 2018. (AP Foto/Diane Bondareff)

Por LEANNE ITALIE,  Associated Press

NUEVA YORK, Nueva York — Rihanna desató a su bestia salvaje en un exuberante desfile de Savage x Fenty que cerró el miércoles por la noche la Semana de la Moda de Nueva York.

El singular show en un escenario tropical incluyó mujeres de todas las formas, tallas y razas retorciéndose, carcajeándose, jugueteado y acechando como animales en prendas de encaje, red y satén que brillaron para la segunda temporada de la marca.

Bella Hadid, en el centro, y otras modelos, durante la presentación de la colección otoño-invierno de Savage x Fenty de Rihanna en el Navy Yard de Brooklyn, como parte de la Semana de la Moda de Nueva York, el miércoles 12 de septiembre del 2018. (AP Foto/Diane Bondareff)

El exótico mundo de brazaletes, ropa íntima y pijamas fue presentado en 50 atuendos, en medio de un estanque, hidroponía, biodomos botánicos movibles y estaciones de plantas construidas adentro de un cavernoso edificio en el Navy Yard de Brooklyn.

“Mi misión es simplemente que las mujeres en todo el mundo se sientan cómodas y sexy y se diviertan con la lencería”, dijo la estrella del pop e ícono de la moda a The Associated Press entre bambalinas tras el singular desfile que arrancó vítores de la audiencia. “Creo que esta noche fue una de esas experiencias que quería que la gente sintiera esa energía. Quería que sintieran todos los tipos de cuerpos diferentes, todas las mujeres diferentes en distintos escenarios de su femineidad”.

Las “bestias” de Rihanna venían tatuadas. Incluyeron a dos mujeres embarazadas mostrando sus formidables barrigas con orgullo, a una ninfa vestida de verde neón, y a las famosas hermanas modelos Gigi y Bella Hadid, la primera ataviada en café, la segunda en azul claro.

Todas se movieron lentamente a lo largo de la coreografía, algunas bajo una caída de agua, en medio de un escenario vivo con fauna, con follaje trepándose por dos estructuras que se movían alrededor mientras las modelos entraban y salían caminando de manera provocativa. Por momentos, las mujeres se agrupaban en tríos para explorar sus cuerpos.

“Cuando oyes la palabra ‘savage’ (salvaje), es bastante evidente”, explicó Rihanna. “Es un mundo de seguridad, es un mundo sin miedos, y siento que las mujeres aquí esta noche representan ese mundo, salvaje, y que cada mujer lleva una salvaje adentro. La encuentre o no, está ahí”.

La colección Savage x Fenty otoño-invierno, que fusiona estilos de calle con ropa sexy para la cama, estuvo disponible para la compra inmediatamente después del show. Viene en una variedad de tonos de neón, estampados de animal, colores piel y neutrales, y tonos de esmeralda, rubí y amatista. Hubo nuevas siluetas en comparación con la primera exitosa temporada de la línea, con cortes altos en la pierna.

Incluyó “bralettes” y ropa interior hecha en red, malla y encaje; pijamas extragrandes para el día o la noche; leotardos que fueron de tejidos a apenas perceptibles que lo revelaban todo, aunque algunas modelos llevaron cobertores para los pezones.

Rihanna también lanzó una colección #iamsavage de bralettes, tangas y pantis con corte hasta la cintura con el emblemático logo de la rosa dorada de su marca. También hay leggings, camisetas, pantalones cortos y corpiños.

Para las fiestas decembrinas, Savage x Fenty ofrecerá piezas de mezclilla convertidas en lencería y pijamas.

Cuando Rihanna habla de aceptar todas las tallas, no lo dice por decir. Las tallas de Savage x Fenty van de 32A a 40DDD para sostenes y de XS a 3X para ropa interior y pijamas. Los precios oscilan entre 12,50 y 115 dólares.

Este mundo salvaje está disponible en SavageX.com, HarveyNichols.com, Zalendo.com y una tienda pop-up en Nueva York a la cual seguirá el Mall of America.

H&M retira el anuncio y la sudadera calificada de racista ante la polémica

(EFE) – La cadena de moda sueca Hennes and Mauritz (H&M) anunció el martes que sacará la prenda del inventario tras la polémica provocada, además de retirar de su página web la imagen de una sudadera con una frase controvertida y calificada de racista.

En la web de la compañía aparecía un niño negro vistiendo una sudadera con el lema ‘the coolest monkey in the jungle’ (el mono más genial en la jungla), lo que motivó críticas generalizadas en las redes sociales, incluidas de personalidades como el jugador de baloncesto estadounidense LeBron James.

El artista canadiense Abel Tesfaye, líder del exitoso proyecto musical The Weeknd, ha roto su colaboración con la empresa sueca en protesta por el anuncio.

“Entendemos que mucha gente esté enfadada con la imagen de la sudadera del niño. Quienes trabajamos en H&M solo podemos estar de acuerdo”, consta en un comunicado difundido hoy en la cuenta de la empresa en Twitter.

La firma sueca lamentó “profundamente” haber sacado y publicado la imagen, de ahí que además de eliminarla, retirará la prenda de su inventario.

“Es obvio que nuestras rutinas no se han seguido de la forma adecuada, no hay duda de eso. Investigaremos de forma detallada por qué ha ocurrido para prevenir que este tipo de incidentes sucedan de nuevo”, señaló la compañía.

Critican a Nordstrom por vender pantalones vaqueros a $425

NUEVA YORK (AP) — La cadena de tiendas Nordstrom está siendo criticada en las redes sociales por vender un par de pantalones vaqueros que parecen sucios a 425 dólares.

El sitio web de la tienda de productos divididos en departamentos dijo que los pantalones tienen una “capa como pasta de barro” para representar “ropa de trabajo duro al estilo americano”. También vende al mismo precio una chaqueta vaquera, que también parece cubierta de barro y va con el pantalón.

En las redes sociales, usuarios criticaron a Nordstrom por vender pantalones vaqueros caros que presuntamente se mofan de los obreros.

Mike Rowe, quien fue anfitrión del programa televisivo “Dirty Jobs”, dijo en un mensaje en Facebook que los pantalones eran un ejemplo de la “guerra al trabajo” del país y los calificó de “disfraz para gente rica que ve al trabajo como algo irónico”.

Representantes de Nordstrom Inc. no contestaron inmediatamente a un mensaje que se les envió en busca de comentarios. No fue posible comunicarse con PRPS, manufacturador de los pantalones y chaquetas.