María Elena Salinas quiere alzar la voz hispana en inglés

Por GISELA SALOMON

MIAMI, Florida (AP) — Por más de tres décadas María Elena Salinas ha sido la voz de los hispanos en el canal de televisión en español Univision. Ahora decidió volver a empezar: quiere alzar esa voz en los medios anglosajones para que toda la población estadounidense conozca quiénes son los inmigrantes.

En esta imagen, tomada el 29 de noviembre de 2017, la presentadora de noticieros de Univision Maria Elena Salinas durante una entrevista en Doral, Florida. Salinas deja Univision News tras más de 35 años. (AP Foto/Lynne Sladky)

Salinas, una de las caras más conocidas y respetadas del periodismo hispano en Estados Unidos, conducirá por última vez junto a Jorge Ramos el “Noticiero Univision” el 8 de diciembre. A partir de entonces no tiene planes concretos, solo sueños: trabajar más en inglés como periodista independiente, hacer documentales y dedicarles más tiempo a sus dos hijas, de 23 y 20 años.

“Esta es la segunda parte de mi carrera”, aseguró la periodista de 62 años en una reciente entrevista con The Associated Press en los estudios de Univision en Doral, ciudad aledaña a Miami.

“Es momento de ir a otras audiencias. … Tenemos una historia de éxito como comunidad, de crecimiento, de desarrollo, de influencia, de contribución a este país. Y esa historia no se conoce” fuera de los medios hispanos, expresó Salinas sentada en un living del segundo piso del canal, desde cuyo ventanal se ven los estudios de grabación.

Su decisión marca el fin de una era en la que millones de latinos sintonizaron la pantalla de Univision para informarse a través del noticiero que condujo por 30 años con Ramos. Ambos han sido una fuente de información y de servicio público para los hispanos.

Salinas explicó que desde hace años sentía que debía hacer algo diferente en su carrera y por las mismas noticias o compromisos que tenía postergaba su salida de Univision.

En esta imagen, tomada el 29 de noviembre de 2017, la presentadora de noticieros de Univision Maria Elena Salinas trabaja en su oficina en Doral, Florida. Salinas deja Univision News tras más de 35 años. (AP Foto/Lynne Sladky)

Por ahora, sin embargo, solo sabe que a partir de enero seguirá con la segunda temporada de la serie de investigación periodística “The Real Story with María Elena Salinas”, cuyos 10 primeros episodios sobre casos criminales transmitió el canal Investigation Discovery entre abril y junio. El programa no se focaliza en los hispanos.

En Estados Unidos gran parte de la población angloparlante desconoce la realidad latina, pero eso podría cambiar.

El de Salinas “es un proyecto de traer otra perspectiva de los medios en español a los medios en inglés y al público angloparlante”, consideró Frances Negrón-Muntaner, directora del Centro de Estudios de Etnicidad y Razas y fundadora del laboratorio de Medios e Ideas de la Universidad de Columbia.

En las cadenas de habla inglesa el conductor de un noticiero cumple sobre todo con el papel de informar. En los noticieros de los canales en español, históricamente los presentadores no solo informan a su audiencia sino que también cumplen con un papel de activistas, alentándolos, por ejemplo, a registrarse para votar o a naturalizarse como ciudadanos.

Mientras Salinas asegura que ha recibido propuestas y ofertas y que se tomará un tiempo para analizarlas, algunos activistas e inmigrantes temen perder una voz importante.

“Ella es alguien que entiende la situación” de los inmigrantes, expresó Natalia Jaramillo, portavoz de “Nos mantenemos unidas”, una campaña nacional en favor de los derechos de las familias inmigrantes. “Es refrescante e inspirador ver que una persona que marca opinión pueda levantar la voz y ser representante de la comunidad inmigrante”.

Salinas, quien nació en California y comenzó su carrera televisiva en la filial de Univision en Los Ángeles en 1981, ha entrevistado a todos los presidentes de Estados Unidos desde Jimmy Carter, con excepción de Donald Trump.

Aunque el mandatario no ha accedido a ser entrevistado por ella ni por Univision, Salinas tampoco está demasiado interesada.

Desde su campaña para conseguir la candidatura presidencial republicana hasta su papel como presidente, Trump ha criticado a los inmigrantes que viven ilegalmente en el país y los ha calificado de criminales y narcotraficantes. Durante su gobierno se han incrementado en más de un 40% las detenciones de extranjeros sin autorización legal y se han cancelado programas que frenaban temporalmente las deportaciones.

“Es importante que nos defendamos, que no permitamos que esta retórica que escuchamos de parte de los políticos también envenene la mente de los ciudadanos de este país”, dijo Salinas tras explicar que siente en carne propia las críticas y políticas del presidente, porque es hija de inmigrantes y su padre mexicano vivó durante años sin autorización legal en el país.

La industria de las noticias ha cambiado y el público encuentra ahora también formas alternativas al noticiero televisivo para informarse a medida que crece la oferta por internet y las redes digitales y sociales. Salinas es consciente de ese cambio y manifiesta que no quiere quedarse atrás sino más bien acomodarse a los nuevos formatos.

La ganadora de siete premios Emmy ha sido presentadora también de la revista dominical “Aquí y ahora”, junto a Teresa Rodríguez.

Tras informar de su retiro, Univision anunció que la periodista colombiana Ilia Calderón la reemplazará en el “Noticiero Univision”.

Calderón acompañará asimismo a Rodríguez en “Aquí y ahora”, donde también estará a partir de enero la periodista colombiana Patricia Janiot, una de las caras más conocidas de CNN en Español.

Aunque está feliz de la decisión que ha tomado, Salinas asegura que vive uno de los momentos más difíciles de su carrera.

“Ahora es como volver a empezar”, aseguró la periodista, cuyo noticiero tiene una audiencia de cerca de dos millones de televidentes cada noche. “Son decisiones drásticas que uno toma y tengo que cambiar mi mentalidad, tengo que cambiar mi forma de pensar”.

Nueve de cada 10 estadounidenses se informan a través de medios digitales

WASHINGTON (EFE) – El consumo de información a través de medios digitales continúa su alza en EE.UU., y ya son 9 de cada 10 los estadounidenses que aseguran que reciben noticias a través de sus teléfonos celulares o sus computadores personales, según un informe divulgado hoy por el centro de estudio Pew.

El estudio constata un auge creciente de los dispositivos móviles respecto a los computadores personales: el 65% frente al 34% a comienzos de 2017, en comparación con el 56% frente al 42% a principios de 2016.

El informe de Pew indica que los datos combinan tanto los medios digitales nativos, nacidos en el nuevo entorno, con los que son parte de conglomerados tradicionales como The Washington Post, Los Angeles Times y The New York Times.

Los anunciantes han percibido el atractivo de estos nuevos medios y han reorientado sus inversiones hacia ellos.

De hecho, los ingresos por publicidad digital se han elevado notablemente, y han pasado de 60,000 millones de dólares en 2015 a 72,000 millones de dólares en 2016.

Como consecuencia, el porcentaje del total de ingresos publicitarios digitales también ha crecido, y supone ahora el 37% del total frente al 33% que representaban en 2015.

En el sector digital, asimismo, hay disparidad y la publicidad se decanta por los teléfonos inteligentes y tabletas, mientras que la de computadores personales se ha reducido de manera paulatina.

Si en 2015, el porcentaje de publicidad en computadores y celulares era similar, casi al 50%; en 2016, los ingresos por publicidad en dispositivos móviles pasó de 32,000 millones de dólares en 2015 a 47,000 millones en 2016, lo que supone el 65% del total.

Los dominantes en este sector son las grandes compañías informáticas, con Facebook a la cabeza, que cuenta con el 35% de la cuota de mercado, seguido a distancia por Google, con un 14%.

En el lado opuesto de esta rápida expansión del mercado digital se sitúa la industria del papel, que ahonda en su progresiva caída.

La circulación de diarios ha pasado de 37.7 millones de ejemplares en 2015 a 34.6 millones en 2016, lo que supone un descenso de cerca de un 8%.

En la última década, la caída acumulada es abrupta: de más de un 30%, desde los 52.3 millones de ejemplares de 2006.

Obviamente, esta modificación en los hábitos de consumo de información tiene su impacto en los ingresos por publicidad de la prensa escrita, que en 2016 fue de 18,000 millones de dólares, un descenso del 10% respecto al año anterior.

Asimismo, el auge digital ha llegado también a la radio, con el éxito creciente de los llamados podcast o programas de radio en línea, en los que los oyentes pueden descargar el contenido y escucharlo a su gusto.