Trump pide la pena de muerte para quienes maten a policías en EEUU

WASHINGTON (EFE) – El presidente estadounidense, Donald Trump, llamó el martes a imponer la pena de muerte a quienes maten a policías en EE.UU., rescatando una idea que planteó durante su campaña electoral en 2015 y cuya implementación no es fácil, dado que la pena capital no es legal en todo el país.

“Tenemos que acabar con los ataques a nuestra Policía, y tenemos que acabar con ellos ahora mismo”, dijo Trump durante un acto de homenaje en el Capitolio a los policías muertos en servicio.

“Creemos que a los criminales que matan a nuestros policías debería imponérseles la pena de muerte. Hagámoslo”, añadió.

Trump no dio más detalles sobre cómo planea implementar esa idea, aunque dijo que ha “ordenado al Departamento de Justicia que haga todo lo que esté en su poder para acabar con los ataques a las fuerzas de seguridad”.

Hace dos meses, Trump anunció que su Gobierno pediría la pena de muerte para los narcotraficantes siempre que sea legal, en un intento por combatir la epidemia de adicción a los opiáceos que cada día deja 175 muertos por sobredosis en los Estados Unidos.

El martes quiso aplicar esa receta también a quienes sean declarados culpables de matar a policías, un colectivo al que Trump ha defendido ferozmente desde su campaña electoral al tiempo que minimizaba las tensiones entre agentes y minorías que denunciaban movimientos como “Black Lives Matter” (“Las vidas negras importan”).

“¿Pueden creer que haya tantos prejuicios contra nuestros policías? No vamos a dejar que les pasen cosas malas a nuestros policías. Debemos mostrarles gratitud”, subrayó Trump.

En diciembre de 2015, cuando competía en las primarias para ser el candidato republicano a la Presidencia de EE.UU., Trump prometió en el estado clave de Nuevo Hampshire que, si llegaba al poder, firmaría una orden ejecutiva que instruiría a su Gobierno a buscar la pena de muerte para los declarados culpables de matar a policías.

Hasta ahora, Trump no ha firmado ninguna orden que instruya al Departamento de Justicia a buscar esa sentencia en esos casos, algo complicado dado que hay una veintena de estados de EE.UU. donde la pena de muerte no es legal, y en muchas instancias la jurisdicción del Gobierno federal es limitada.

El mandatario volvió además a exigir al Congreso que “refuerce la frontera” con México, acabe con las llamadas “ciudades santuario” que protegen a los inmigrantes indocumentados y “termine con las políticas que devuelven a criminales violentos” a las comunidades.

“Ya no queremos eso. Estamos hartos. Basta ya”, indicó.

Trump denunció que miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13) “pidieron recientemente el asesinato de policías de Nueva York para que la banda pudiera retomar las calles” de esa ciudad, y dijo que su Gobierno está “sacando de este país a miles” de esos pandilleros.

La Mara Salvatrucha nació en Los Ángeles en la década de los años 80 del siglo pasado, cuando miles de salvadoreños emigraron a EE.UU. para huir de la guerra civil en su país; y desde entonces se ha expandido y ha provocado estragos en Centroamérica. 

Trump propone pena de muerte para traficantes de opiáceos

Por DARLENE SUPERVILLE

WASHINGTON (AP) — El plan del presidente Donald Trump para combatir el tráfico de opiáceos incluye la pena de muerte para quienes vendan ese tipo de drogas, reveló una fuente oficial.

Además, Trump le pedirá al Congreso que apruebe leyes que reduzcan la cantidad de drogas establecida para imponer una pena mínima de cárcel a quienes trafiquen ciertas drogas a sabiendas, dijo Andrew Bremberg, director de políticas nacionales del gobierno, quien habló con reporteros el domingo sobre el plan que Trump develará el lunes en Nueva Hampshire un estado gravemente afectado por la epidemia.

El presidente estará acompañado por la primera dama Melania Trump, quien ha expresado interés en el tema.

Trump suscitó una lluvia de críticas el año pasado cuando la prensa publicó la transcripción de una conversación que tuvo con el presidente de México, en que denigró a Nueva Hampshire como “una guarida infestada de drogas”. El Washington Post publicó la transcripción.

La pena de muerte a traficantes y las condenas de cárcel mínimas por la distribución de ciertos opiáceos son sólo dos de los elementos del plan, que también incluye segmentos sobre la necesidad de ampliar medidas policiales para frenar el influjo de narcóticos hacia Estados Unidos.

El plan también incluyo puntos sobre campañas educativas y de concientización, y mejorar el acceso a programas de tratamiento y recuperación.

En las semanas recientes Trump públicamente se ha manifestado a favor de aplicar “la pena máxima” a narcotraficantes. En Pensilvania en un mitin de campaña hace pocos días, dijo que en Singapur hay menos drogadictos porque las leyes contra las drogas allí son más duras.

Argumentó que uno en Estados Unidos puede ser condenado a cadena perpetua o a la muerte por matar a tiros a una persona, pero que un traficante cuyas drogas matan a miles, pasa muy poco tiempo o ninguno en la cárcel.

“La única manera de resolver el problema de las drogas es siendo duro”, dijo Trump en ese evento en Moon Township.

También en una conferencia en la Casa Blanca sobre los opiáceos, dijo que “hay países que tienen penas muy, muy duras contra las drogas, incluso la pena máxima. Y dicho sea de paso, tienen muchos menos problemas con drogas que nosotros así que vamos a tener que tener penas mucho más duras”, dijo Trump.

Pedirán pena de muerte para autor de masacre en Florida

Por CURT ANDERSON

MIAMI, Florida (AP) — El joven acusado de matar el mes pasado a 17 personas en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Florida enfrentará la pena de muerte, anunciaron los fiscales el martes.

Nikolas Cruz, de 19 años, escuchará los 34 cargos formales de los que se le acusa el miércoles, incluso 17 cargos por asesinato premeditado. Sus abogados han dicho que él se declarará culpable si los fiscales no piden la pena de muerte para el responsable de la masacre del 14 de febrero.

La oficina del fiscal estatal Michael Satz presentó el martes su aviso oficial sobre sus intenciones de pedir la pena capital, lo cual no necesariamente significa que no llegarán antes a un acuerdo con la defensa. La otra opción para Cruz es cadena perpetua sin posibilidad de fianza.

Howard Finkelstein, defensor público del condado de Broward y cuya oficina representa a Cruz, dijo que hay muchos indicios de que el acusado estaba mentalmente inestable y era potencialmente violento y que la pena de muerte podría ser demasiado. Finkelstein dijo que Cruz posiblemente se declare culpable si los fiscales no piden la pena capital.

La oficina de Finkelstein no ha respondido a una solicitud para hacer declaraciones sobre el caso.

Mientras tanto, un estudiante de origen venezolano reconocido por salvar la vida de 20 estudiantes cuando trató de cerrar la puerta del salón de clases durante el ataque, está mejorando en el hospital. Anthony Borges, de 15 años, recibió cinco disparos. Semanas después del tiroteo, tuvo una infección intestinal grave y después de algunas cirugías su estado ha mejorado, informaron el hospital y su abogado.

Su área intestinal ya se cerró y puede respirar por sí mismo, sin ayuda artificial, dijo su abogado Alex Arreaza.

La familia de Borges avisó hace días que demandarán a las autoridades de Florida para poder cubrir los gastos de su recuperación.

Trump pide pena de muerte para agresor de ataque en NY

WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump pidió en un par de tuits que el sospechoso del ataque con un camión en la ciudad de Nueva York donde murieron ocho personas reciba la pena de muerte.

Un policía custodia la zona donde hubo un hombre de origen uzbeko atropelló la víspera a ocho personas en un sendero ciclista en Nueva York, el 1 de noviembre de 2017. El presidente Trump pidió pena de muerte para el agresor. (AP Foto/Andres Kudacki)

Aunque dijo que le gustaría que Sayfullo Saipov, de 29 años, fuera enviado a Guantánamo, el jueves declaró que el proceso judicial en la prisión militar estadounidense en Cuba tarda más que el sistema de cortes federales.

El miércoles por la noche, el mandatario tuiteó que “el terrorista de NYC estaba contento mientras pedía colgar una bandera de ISIS en su habitación del hospital. Mató a ocho personas, hirió de gravedad a 12. ¡DEBERÍA RECIBIR LA PENA DE MUERTE!”. ISIS es un acrónimo para aludir al grupo extremista Estado Islámico.

El jueves, el mandatario estadounidense duplicó su apuesta y tuiteó: “Hay que moverse rápido. ¡PENA DE MUERTE!”.

Saipov pidió que le colocaran la bandera del Estado Islámico en su habitación del hospital, dijeron federales en documentos judiciales. Las autoridades dijeron que el inmigrante uzbeko dijo que “se sentía bien” por lo que hizo

La fiscalía presentó cargos de terrorismo contra Saipov.