Financiación y muro esperan a un Congreso dividido en EEUU

En la imagen, vista del Capitolio, Washington, el 12 de noviembre de 2018, antes de que el Congreso vuelta a reunirse un día más tarde por primera vez desde las elecciones de mitad de legislatura. (AP Foto/J. Scott Applewhite)

Por LISA MASCARO,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — El Congreso de Estados Unidos reanuda su actividad el martes en medio de un escenario político distinto. Los legisladores recién elegidos llegan a Washington, los partidos eligen a su nuevo liderazgo y los congresistas se alistan para un sprint legislativo antes de que los demócratas asuman el control de la Cámara de Representantes.

En los comicios de mitad de periodo de la semana pasada, los votantes le retiraron el control de la Cámara a los republicanos tras ocho años, creando una nueva dinámica política que supone un desafío para el presidente, Donald Trump, antes incluso de que el 116to Congreso eche a andar en enero.

En su último acto, los republicanos intentarán financiar el muro fronterizo prometido por Trump, lo que podría provocar un cierre parcial del gobierno federal en cuestión de semanas. Los demócratas, envalentonados por el resultado de los comicios, no están por la labor de cooperar para sufragar el muro. En su lugar, presionarán para proteger la investigación del fiscal especial Robert Mueller del secretario de Justicia interino, Matt Whitaker, quien ha criticado la pesquisa sobre la interferencia de Rusia en las presidenciales de 2016.

Las dos partes deben acordar un proyecto de ley de financiación federal para evitar el cierre parcial del gobierno a partir del 7 de diciembre.

“Los demócratas de la Cámara de Representantes son cualquier cosa menos hombres de paja”, escribió el lunes la líder de la formación en la cámara baja, Nancy Pelosi, a sus colegas, añadiendo que “vuelan alto y se enorgullecen” de la mayor barrida demócrata en la Cámara desde la elección del Watergate en 1974. La formación se hizo con al menos 32 escaños, a falta de algunas carreras por determinar.

“Tenemos una gran oportunidad, y por lo tanto una gran responsabilidad, para obtener resultados para el pueblo estadounidense”, añadió Pelosi. Los demócratas “necesitan estar unidos, encontrar un terreno común con los republicanos en nuestros compromisos legislativos y proteger nuestro terreno cuando debamos”.

Con este telón de fondo, docenas de nuevos legisladores de la Cámara y un puñado de senadores debutantes participaron en una sesión de orientación. Se tomaron las fotos oficiales, conocieron a sus compañeros y participaron en la que podría ser la elección más complicada de sus incipientes carreras: elegir a su liderazgo.

Importantes conclusiones de 2018 para presidenciales de 2020

Importantes conclusiones de 2018 para presidenciales de 2020

La senadora Elizabeth Warren, posible candidata demócrata a la presidencia en el 2020, hablando en la Universidad Brown de Providence, Rhode Island, el 7 de noviembre del 2018. Las elecciones de mitad de término del martes dejaron importantes enseñanzas con miras a las presidenciales de dentro de dos años. (Bob Breidenbach/The Providence Journal via AP, Pool)

Por JUANA SUMMERS y THOMAS BEAUMONT,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Los demócratas comprobaron que los estados del cinturón industrial del noreste pueden ser la clave para una victoria dentro de dos años. Los republicanos de Donald Trump lograron buenos resultados en estados a menudo decisivos.

Las elecciones de mitad de término permitieron sacar importantes conclusiones a ambos partidos de cara a los comicios presidenciales del 2020.

Tal vez ningún estado alentó más las ilusiones demócratas que Wisconsin, que para sorpresa de todos en el 2016 dio una estrecha, y vital, victoria a Trump. La derrota del gobernador republicano Scott Walter, que buscaba un tercer mandato, dejó a los demócratas la sensación de que pueden reconquistar ese estado y otros donde eran la fuerza dominante pero que les dieron la espalda hace dos años, como Michigan y Pensilvania.

“El revés de Walter es un indicio de que el candidato indicado puede ganar todos estos estados” del noreste del país en el 2020, opinó el encuestador demócrata Paul Maslin, quien asesoró la campaña de la senadora demócrata Tammy Baldwin. “Si lo hacen, el mapa electoral de Trump se complica”.

De todos modos, hay numerosas razones para atenuar el optimismo demócrata. A los avances en Wisconsin, Michigan y Pensilvania se sumaron una serie de resultados mixtos en Ohio y el buen desempeño de los republicanos en la Florida, un estado importantísimo.

En Ohio los republicanos se llevaron la gobernación y un puñado de pujas estatales. Conservaron la ventaja de 14-2 que tienen en el bloque de ese estado en la Cámara de Representantes.

El representante demócrata de Ohio dijo que había sido “otra mala noche” para su partido en su estado. Pero acotó que los demócratas salieron bien librados cuando se enfocaron en los “temas económicos básicos” en que hicieron hincapié él y su correligionario Sherrod Brown, que también fue reelegido el martes.

“Si no hay una buena conexión con los trabajadores, no te va a ir bien”, declaró en una entrevista. “Trump se conectó con los trabajadores. Si nosotros no lo hacemos, si nos siguen viendo como una elite que considera a la gente ‘deplorables’ (término que usó Hillary Clinton para aludir a los votantes de Trump) si no votan por nosotros, vamos a tener un gran problema”.

En su discurso tras su victoria, Brown dijo que su estado había ofrecido “un plan de acción para el 2020”.

Los republicanos destacaron la victoria por 8 puntos de Trump en Ohio en el 2016 y las cuatro visitas que el presidente hizo a ese estado antes de la votación, incluida una reciente al sudoeste. Tump sigue siendo muy popular en esta región al este del condado de Hamilton, a lo largo del río Ohio, que el presidente ganó por 30 puntos porcentuales.

La zona rural, blanca, vecina a Cincinnati es una de las razones que los republicanos esperan ayudarán a evitar un triunfo demócrata, según el presidente de la rama del partido Republicano del condado de Hamilton Alex Triantafilou.

“Creo que el sudoeste de Ohio es cada vez más republicano con Trump”, expresó Triantafilou. “No hay duda de que la forma en que Trump les habla a los conservadores motiva a la gente a que vaya a votar”.

También hubo algunas señales de alarma para los demócratas en la Florida, un estado sin una fuerza hegemónica que últimamente les ha estado dando ajustadas victorias a los republicanos. Ron DeSantis superó a Andrew Gillum y propinó a los demócratas un tercer revés consecutivo en la puja por la gobernación. Y el senador demócrata Bill Nelson corre peligro de perder su banca a manos del republicano Rick Scott.

Si hubo algo alentador para los demócratas en la Florida fue la aprobación de una propuesta especial que restituye el derecho al voto a la mayoría de las personas que han cometido delitos cuando completan sus condenas, lo que incorporará 1.4 millones de votantes al padrón electoral. No está claro, sin embargo, qué impacto tendrá este bloque en las elecciones del 2020.

Los demócratas también festejaron en sitios como Nevada, otrora un estado conservador que ahora tiene a votar por el otro bando. Beto O’Rourke, por su parte, hizo una fenomenal campaña en Texas, donde perdió por apenas tres puntos de porcentaje ante Ted Cruz en una contienda por la banca de Cruz en el Senado, en un estado que no elige a un demócrata para ningún cargo estatal desde 1994. Y Stacey Abrams dio pelea en la batalla por la gobernación de Georgia, que no ocupa un demócrata desde 1998.

“Hay algunas consideraciones sobre los estados que los candidatos demócratas van a visitar que están siendo reevaluadas”, expresó la estratega demócrata Anita Dunn. “El mapa electoral está cambiando”.

“Creo que el electorado trató de decirnos algo”, afirmó en una entrevista Matt Bennett, del grupo de estudios de centro Third Way. “El mensaje que nos hicieron llegar es que hay que darle pelea a Trump en los estados reñidos y hay que apostar a los ideales y valores demócratas que no son extremos y que atraen al gran público”.

“La gente que exhibió esas posturas ganó en sitios muy duros”, agregó Bennett, “y los que no lo hicieron perdieron en casi todos lados”.

Pero Adam Green, cofundador del Progressive Change Campaign Committee, dijo que hubo un cambio en el centro de gravedad del Partido Demócrata.

“Gracias a Stacey Abrams, Andrew Gillum y Beto O’Rourke, sitios en los que a los demócratas les ha costado mucho ganar por años son ahora imprevisibles en buena medida por un electorado inspirado por visiones osadas que nunca habían escuchado en torno a la economía y la justicia racial”, declaró.

Dueño de burdel fallecido gana elecciones en Nevada

Dueño de burdel fallecido gana elecciones en Nevada

WASHINGTON, D.C. (EFE) – El republicano Dennis Hof, dueño de siete burdeles y fallecido el mes pasado, se alzó este martes de manera póstuma con la victoria en las elecciones de la asamblea estatal del distrito 36 de Nevada, informaron hoy fuentes oficiales.

Hof obtuvo el 63.12% de los votos frente a la candidata demócrata Lesia Romanov, quien apenas cosechó el 36.88% de los sufragios que dan acceso a los dos años de mandato del cargo, según datos de la Secretaría de Estado de Nevada.

El controvertido empresario, cuya trayectoria fue inmortalizada en la serie de HBO “Catwalk”, falleció el 16 de octubre después de celebrar durante todo un fin de semana su 72 cumpleaños en uno de sus ranchos.

Su cuerpo fue hallado por el popular actor de cine porno Ron Jeremy y por una mujer que trabajaba en uno de los burdeles de Hof.

Las autoridades descartaron que el empresario hubiera sido asesinado, aunque por el momento no han trascendido las causas de su muerte.

No era la primera vez que Hof se presentaba a unos comicios, ya que en 2016 cosechó una derrota al hacerlo como candidato del partido Libertario, pero en esta ocasión, con el respaldo republicano, se proclamó vencedor en un distrito principalmente desértico del sur de Nevada y cuya población es eminentemente rural.

Nacido en Arizona el 14 de octubre de 1946, Hof gustaba de referirse a sí mismo como “proxeneta” y en los últimos tiempos se había convertido en un ferviente admirador del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

De cara a su campaña electoral, Hof incluso llegó a acuñar el eslogan “el Trump de Pahrump”, en referencia a una pequeña localidad de Nevada en la que vivió durante un tiempo.

Debido a la normas electorales estatales, el nombre de Hof se mantuvo en la papeleta pese a su defunción y ahora será el gobierno del condado el que designe a su reemplazo.

Divisiva era Trump lleva récord de mujeres al Congreso

Divisiva era Trump lleva récord de mujeres al Congreso

La candidata demócrata a la Cámara de Representantes Sharice Davids habla con partidarios tras su victoria en las elecciones el martes, 6 de noviembre del 2018, en Olathe, Kansas. (AP Foto/Colin E. Braley)

Por JUANA SUMMERS y GEOFF MULVIHILL,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Un número récord de mujeres fueron elegidas el martes a la Cámara de Representantes, casi dos años después de que las mujeres de lanzaron a las calles en Washington y otras ciudades del país en desafío a la toma de posesión de Donald Trump.

La candidata demócrata a la cámara de representantes por Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez, al centro, firma la hoja de registros antes de votar el martes, 6 de noviembre del 2018. (AP Foto/Bebeto Matthews)

La nueva generación de legisladoras pudiera tener un fuerte impacto en las políticas de la nación, particularmente dentro del Partido Demócrata, luego de unos comicios vistos ampliamente como un referéndum sobre el primer término de Trump.

Para el miércoles por la mañana, al menos 99 mujeres iban a ocupar escaños en la cámara baja, superando la marca previa de 84. De acuerdo con datos compilados por The Associated Press, 237 mujeres fueron candidatas a la cámara por uno de los partidos grandes este año.

Entre las nuevas legisladoras está Jennifer Wexton, una senadora estatal de Virginia que derrotó a la representante republicana Barbara Comstock. Y Alexandria Ocasio-Cortez, la ex organizadora de campaña de Bernie Sanders que ganó una primaria demócrata contra un establecido líder del partido en Nueva York.

Las ganancias logradas por las mujeres en las elecciones fueron el toque final en una campaña que ha sido definida por la energía de las mujeres. No solamente las mujeres se presentaron como candidatas a una tasa sin precedentes, varias derrotaron a hombres blancos en las primarias de sus partidos. Movilizaron su apoyo a nivel de base y tuvieron un mayor papel como donantes que en precios ciclos electorales.

Hubo además una brecha histórica que mostró a las mujeres dando un respaldo mucho mayor a los demócratas que a los republicanos. De acuerdo con VoteCast, las mujeres votaron en proporción considerablemente mayor en favor de su candidato demócrata al Congreso: Aproximadamente 6 de cada 10 votaron por un demócrata. Los hombres, en contraste, estuvieron más divididos en sus votos.

En sus discursos de victoria electoral en todo el país, las mujeres reconocieron el carácter histórico de la ocasión.

“Estoy muy honrada por compartir las boletas y el escenario con las muchas mujeres visionarias y atrevidas que alzaron sus manos para ser candidatas a cargos públicos”, dijo Ayanna Pressley, que se convirtió en la primera mujer negra en ser elegida al Congreso por Massachusetts. “Ahora, escuchen, sé con certeza que ninguna de nosotras lo hizo para entrar en la historia, lo hicimos para lograr cambios. Pero el significado histórico no me elude. Incluso en lo personal”.

Las mujeres también se presentaron a las contiendas para las gubernaturas en numerosos estados. Veintidós estados nunca han elegido a una mujer como gobernadora y seis estados tienen gobernadoras actualmente. Este año, las mujeres igualaron la marca de más puestos de gobernador en poder de mujeres  nueve. Stacey Abrams, una de las 16 candidatas este año, seguía en una apretada contienda en Georgia.

Demócratas ganan Cámara y republicanos se quedan con Senado

Demócratas ganan Cámara y republicanos se quedan con Senado

La demócrata Madeleine Dean celebra su victoria en el cuarto distrito del Congreso en Pennsylvania, en Fort Washington, Pennsylvania, el 6 de noviembre de 2018. (Charles Fox/The Philadelphia Inquirer via AP)

Por STEVE PEOPLES y JILL COLVIN,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — Los demócratas arrebataron la mayoría al Partido Republicano de Donald Trump en la Cámara de Representantes el martes en una revuelta suburbana que amenazó lo que queda de agenda de gobierno del presidente. Pero los republicanos ampliaron su dominio en el Senado y conservaron gubernaturas clave, haciendo retroceder a una “ola azul” que nunca llegó a materializarse del todo.

El veredicto mixto en las primeras elecciones nacionales de la joven presidencia de Trump puso de manifiesto los límites de su dura retórica migratoria en el cambiante panorama político estadounidense, donde los votantes con formación universitaria de los principales suburbios de la región rechazaron sus advertencias sobre una “invasión” migrante.

Electores de clase obrera y de la parte rural del país abrazaron sin embargo sus agresivas declaraciones y posturas. La nueva mayoría en la Cámara de Representantes terminará con el dominio de los republicanos en Washington para los dos últimos años del primer mandato de Trump, con importantes dudas sobre temas como la sanidad, la inmigración y el gasto federal.

Pero la mayoría de los demócratas en la cámara baja es estrecha. Los progresistas lograron 219 escaños –uno más de los 218 necesarios– frente a los 193 de los republicanos, con 23 carreras pendientes de resolución.

El partido del presidente mantendrá el control sobre las ramas ejecutivas y judicial del gobierno, además de sobre el Senado, pero los demócratas tienen ahora poder de citación para investigar más en los deslices profesionales y personales del mandatario, así como en sus declaraciones fiscales.

“Mañana será un nuevo día en Estados Unidos”, dijo la líder de la minoría en la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, que podría convertirse en la próxima presidenta del organismo.

La noche podría haber sido mucho más memorable para su partido, que sufrió punzantes derrotas en Ohio y Florida, donde el republicano Ron DeSantis, que contaba con el respaldo de Trump, frustró la campaña del demócrata Andrew Gillum para convertirse en el primer gobernador afroestadounidense del estado.

Los comicios legislativos también mostraron una nueva distribución del electorado en base a la raza, el género y la educación que podría reformular la política nacional de cara a los próximos años.

Los éxitos conservadores estuvieron impulsados por una coalición que es claramente más mayor, blanca, de mayoría masculina y con menos probabilidad de tener formación superior. Los demócratas recibieron el respaldo mayoritario de mujeres, personas de color, jóvenes y graduados universitarios.

Las boletas demócratas, que mostraron una diversidad nunca vista, podrían haber ayudado el cambio.

Las mujeres batieron un récord al lograr al menos 85 escaños en la Cámara de Representantes, que contará con sus dos primeras diputadas musulmanas. Además, Massachusetts eligió a su primera congresista afroestadounidense y Tennessee a su primera senadora.

Estados de EEUU votan sobre legalizar la marihuana

Estados de EEUU votan sobre legalizar la marihuana

Foto tomada el 8 de marzo del 2018 del Capitolio de Utah en Salt Lake City. En Utah distintos sectores se pusieron de acuerdo para fijar ciertos parámetros sobre el uso médico de la marihuana. (AP Photo/Rick Bowmer, File)

Por JEFF KAROUB,  Associated Press

DETROIT, Michigan — El mismo día en que se realizan las elecciones de medio término en Estados Unidos, dos estados del país realizan el martes consultas populares sobre la legalización de la marihuana recreativa.

De prosperar las propuestas en Michigan y Dakota del Norte, serían los primeros estados de la región centro-occidental del país en legalizar la droga, y los estados vecinos podrían seguir su ejemplo.

Más de la mitad los estados ya han legalizado la marihuana medicinal, y Utah y Missouri podrían ser los próximos si prosperan las medidas el martes.

Nueve estados y el Distrito de Columbia han legalizado la marihuana con fines recreativos. Y Canadá, que hace frontera con Michigan y con Dakota del Norte, recientemente aprobó la droga también. Pero en esos dos estados hay gobernadores republicanos y las legislaturas están controladas por republicanos.

“Los policías que patrullan la frontera del estado saben muy bien lo que está pasando más al norte”, dijo el policía de Indiana Ron Galaviz, portavoz de la Fort Wayne Post, región que llega más al norte hacia Michigan.

Manifestó que si la propuesta es aprobada en el referéndum, “sabemos que algunos de nuestros ciudadanos irán a Michigan a ingerir la droga”. Y quienes regresen, advirtió, probablemente se enterarán por las malas que sigue siendo ilegal en Indiana y en Ohio.

“Haremos cumplir las leyes tal como existen y si alguien pasa por nuestro estado, no queremos que venga con droga”, expresó.

Tales advertencias podrían ser útiles en estos tiempos. Según encuestas, la actitud hacia la marihuana en Michigan va paralela al resto del país, con un apoyo de un 60%.

Datos importantes sobre las elecciones de EEUU

Datos importantes sobre las elecciones de EEUU

La candidata demócrata a la Cámara de Representantes Amy McGrath habla con voluntarios de su campaña el lunes, 5 de noviembre del 2018, en Lexington, Kentucky. McGrath, una piloto retirada de los marines, se opone al representante republicano Andy Barr en una de las contiendas más apretadas en el país. (AP Foto/Adam Beam)

Por KEN THOMAS,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — La presidencia de Donald Trump ha sido un turbulento carrusel de dos años. Ahora es el momento de que los votantes den su veredicto.

El control republicano del Congreso está en juego en las elecciones del martes, así como el de varias gubernaturas y legislaturas estatales en todo el país.

Trump ha recorrido la nación este otoño, realizando múltiples eventos de campaña por semana, a sabiendas de que su futuro será formado por las elecciones. “Aunque no soy candidato, en cierta manera yo estoy en la boleta”, dijo el lunes.

Seguidamente una guía de qué seguir a medida en que llegan los resultados el martes.

___

CRONOLOGÍA

Las casillas comienzan a cerrar a las 6 de la tarde en Kentucky. Pero las cosas realmente arrancan a las 7 p.m. , cuando cierran en Georgia, Indiana, Kentucky, Carolina del Sur y Virginia. Otra ola de números llega después de las 7:30 de Carolina del Norte, Ohio y Virginia Occidental. Otra avalancha llegará después de las 8pm, cuando estados como Texas, Nueva York, Michigan y Pensilvania comienzan a reportar. Entre los estados reportando después de las 11 pm está California, donde hay varias contiendas apretadas para el Congreso. Alaska, donde las casillas cierran a la 1 am del miércoles, concluye la noche.

___

VOTACIONES ADELANTADAS

Gran parte del país votó ya. Basado en reportes de 49 estados, hasta el lunes, al menos 36.4 millones de personas votaron antes del día de las elecciones. Y en un indicio de la creciente influencia de las votaciones adelantadas, 30 estados reportaron haber superado los totales de votos por correo y en persona depositados antes de los comicios del 2014.

La pregunta importante: ¿Significa eso una mayor participación?

La participación en los comicios de mitad de período es típicamente de alrededor de 40%, mucho menor que durante las elecciones presidenciales, que ha llegado a 60% en ciclos recientes. El profesor de la Universidad de Florida Michael McDonald, que estudia tendencias de votaciones, estima que alrededor de 45% de los votantes pudieran depositar boletas esta vez, un nivel no registrado en casi medio siglo.

___

INDICIOS TEMPRANOS

Por un indicio de cómo van las cosas, siga dos contiendas congresionales en Virginia: un distrito en los suburbios de Washington representado por la republicana Barbara Comstock y otro en el área de Richmond representado por el republicano Dave Brat.

Trump ha pasado trabajos para conseguir respaldo de mujeres con educación universitaria en los suburbios y Comstock pudiera ser la primera baja, cuando enfrenta a la demócrata Jennifer Wexton. Brat, en tanto, ganó su escaño superando sorpresivamente al entonces líder de la mayoría republicana Eric Cantor en las primerias del 2014. Pero esta vez enfrenta un serio reto de la demócrata Abigail Spanberger, una ex agente de la CIA.

Otro distrito a observar está en Kentucky _ la batalla en el área de Lexington que enfrenta al representante republicano Andy Barr contra la demócrata Amy McGrath, una piloto retirada de los marines.

___

CÁMARA DE REPRESENTANTES

Los republicanos ganaron el control de la Cámara de Representantes en las elecciones del 2010. Casi una década después, el partido trata de evitar una ola que devuelva a Nancy Pelosi y los demócratas a la mayoría.

Se espera que el control de la cámara baja sea determinado por unas pocas decenas de distritos, muchos de ellos en los suburbios del país. Los demócratas necesitan una ganancia neta de 23 escaños para recuperar el control –una cifra que muchos funcionarios republicanos admiten es muy posible.

___

SENADO

Los republicanos tienen una estrecha mayoría de 51-49 en el Senado, pero tienen una enorme ventaja en la contienda porque la batalla por el control se centra mayormente en estados ganados por Trump en el 2016.

Simplemente hablando: los demócratas están a la defensiva. De los 35 escaños en juego, 10 están en manos de demócratas que buscan reelección en estados ganados por Trump, algunos por grandes mayorías. Las esperanzas demócratas de recuperar el Senado dependen de que todos los senadores en la contienda ganen –una tarea difícil – y en conseguir escaños en Nevada –ganada por Hillary Clinton en el 2016 y unos pocos estados de tendencia republicana, especialmente Arizona, Tennessee y Texas.

En ese último estado se libra una batalla épica, entre el republicano Ted Cruz, rival de Trump en las primarias presidenciales republicanas del 2016, y el demócrata Beto O’Rourke, que recaudó 70 millones de dólares en su campaña. Cruz es considerado el favorito –Texas no ha elegido un demócrata para el Senado en 30 años.

Pelosi: Elecciones entregarán veredicto sobre “Obamacare”

Pelosi: Elecciones entregarán veredicto sobre “Obamacare”

La dirigente de los demócratas en la Cámara de Representantes Nancy Pelosi en un evento en Washington el 6 de septiembre del 2018. (AP Photo/Jose Luis Magana, File)

WASHINGTON, D.C. (AP) — Las elecciones de mitad de período que se celebran el martes serán como un referéndum en que los estadounidenses darán su veredicto sobre los intentos de los republicanos de derogar “Obamacare”, es decir la reforma del sistema de salud emprendida bajo la presidencia de Barack Obama, declaró el martes la dirigente de los demócratas en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Las elecciones “son sobre el sistema de salud”, dijo Pelosi en una conferencia de prensa el martes por la mañana.

Agradeció a la militancia demócrata a los voluntarios de todos los sectores de la población que se movilizaron e impidieron que los republicanos anularan la reforma de salud, a pesar de que los republicanos tras las elecciones del 2016 controlan la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso.

Después del 2016 los demócratas “no agonizamos sino que nos organizamos”, expresó la dirigente.

Vaticinó que los demócratas ganarán en varias regiones del país, aunque con estrecho margen. La diferencia podría depender de apenas 25,000 votos, dijo la dirigente.

Pelosi no ha dado una respuesta clara sobre si renunciará a su cargo después de las elecciones independientemente de los resultados.

EEUU: Votantes juzgan la era Trump en elecciones legislativas

EEUU: Votantes juzgan la era Trump en elecciones legislativas

Trabajadores electorales contabilizan boletas de voto anticipado en la oficina electoral del condado de King, en Renton, Washington, el 5 de noviembre de 2018. Los votantes de Washington votan todos por correo. (AP Foto/Elaine Thompson)

Por STEVE PEOPLES,  Associated Press

WASHINGTON, D.C. — La turbulenta campaña electoral que puso a prueba el estilo político de tierra quemada del presidente Donald Trump contra la fuerza de la resistencia demócrata llega a su fin: los estadounidenses votan el martes en las primeras elecciones nacionales de la era Trump.

El martes por la mañana se produjeron largas filas de votantes y varios máquinas de votación sufrieron desperfectos.

Algunos de los peores problemas se produjeron en Georgia, donde ocurre una de las más reñidas contiendas para la gobernación. Algunas personas tuvieron que hacer fila por hasta tres horas para votar, particularmente en la localidad de Snellville.

En Atlanta también hubo largas esperas, que se hicieron más difíciles de soportar debido a la lluvia.

Funcionarios electorales dijeron que los problemas se debían a que algunos trabajadores no vinieron a trabajar, y algunas máquinas no estaban funcionando bien.

Entretanto, los republicanos ansiosos manifestaron en privado su confianza en mantener su estrecha mayoría en el Senado, pero temen perder la Cámara de Representantes. Trump, la voz principal del Partido Republicano, advirtió que las victorias significativas de los demócratas podrían tener consecuencias devastadoras.

“Si los demócratas radicales toman el poder destruirán nuestra economía y nuestro futuro”, declaró Trump en Cleveland, echando mano de la misma retorica acalorada que ha definido gran parte de su presidencia. “La agenda demócrata es una pesadilla socialista”.

Los demócratas, cuya relevancia en la era Trump depende de hacerse con al menos una de las cámaras del Congreso, se centraron en la atención sanitaria y predijeron triunfos que romperán el monopolio republicano en Washington y en los gobierno estatales.

“Han tenido dos años para darse cuenta de cómo es tener a una persona desquiciada en la Casa Blanca”, dijo el gobernador de Washington, Jay Inslee, líder de la Asociación de Gobernadores Demócratas. “Este es un despertar para el Partido Demócrata”.

Los demócratas podrían hacer fracasar la agenda legislativa de Trump para los próximos dos años si ganan la mayoría en la cámara baja. Y más importante aún, quizás, es que tendrían poder legal para investigar los muchos deslices personales y profesionales del presidente.

Algunos demócratas ya se comprometieron a forzar la publicación de las declaraciones fiscales del presidente, mientras que otros prometieron intentar un juicio político, aunque la salida de Trump de la Oficina Oval parece poco probable mientras los republicanos controlen el Senado o mantengan una minoría considerable.

El futuro de los demócratas depende de una delicada coalición de votantes no habituales –especialmente jóvenes y minorías– que normalmente no participan en los comicios de mitad de legislatura.

Si hubo alguna vez un año para que los votantes jóvenes rompan con la tradición, es este. Los más jóvenes prometieron votar en masa mientras participaba en multitudinarias protestas tras la balacera masiva del pasado febrero en una escuela secundaria de Parkland, Florida, que dejó 17 estudiantes y trabajadores muertos.

Los demócratas están basando su fuerza en las mujeres y en votantes con formación universitaria en general, que se lanzaron definitivamente contra Trump desde su elección. Las encuestas sugieren que la coalición republicana que llevó al poder a Trump a la Casa Blanca es cada vez más vieja, blanca, masculina y con menos probabilidades de tener título universitario.

Los demócratas cuentan con una diversidad nunca vista antes en sus boletas.

Tres estados podrían elegir a sus primeros gobernadores afroestadounidenses, mientras que varios más tienen candidatos LGBT y musulmanes. Una cifra record de mujeres se presentan a puestos en el Senado, en la Cámara de Representantes, en las gobernaciones y en cámaras legislativas estatales.

“La gran mayoría de las mujeres están enojadas, frustradas y cansadas de ver a dónde las está llevando el Partido Republicano, especialmente en lo relacionado con la sanidad y los derechos civiles”, dijo Stephanie Schriock, presidenta de la organización EMILY’s List, un grupo que apoya a mujeres demócratas durante la campaña. “Van a ver la mayor brecha de género que hayamos visto nunca”.

La realineación política de la era Trump, marcada por la evolución de las divisiones por raza, género y nivel educativo, podría reformular la política estadounidense durante una generación. Los cambios demográficos también reflejan los argumentos finales de las dos grandes formaciones.

Mientras la economía sigue prosperando, Trump dedicó gran parte de los últimos días de la campaña a criticar a la caravana de migrantes centroamericanos que se dirige a la frontera de Estados Unidos para solicitar asilo. Envió más de 5,000 soldados a la región y llegó a sugerir que las tropas podrían utilizar fuerza letal contra los migrantes que arrojen piedras, aunque luego se retractó.

En privado, los republicanos han animado al presidente a dar marcha atrás, aunque en vano.

Los demócratas, por su parte, recurrieron a su caballo de batalla: la sanidad.

“La atención sanitaria está en la boleta”, dijo el ex presidente Barack Obama a voluntarios demócratas en Virginia. “La atención sanitaria para millones de personas. Voten, pueden salvar una vida”.

Los resultados del martes dependerán de panoramas drásticamente distintos en las carreras a la Cámara de Representantes y al Senado.

Las principales pugnas por escaños en la cámara baja están en suburbios donde votantes con mayor grado de educación y riqueza criticaron la presidencia de Trump, pese a la fortaleza de la economía. Los demócratas se vieron alentados por una ola de retiros republicanas y por una enorme ventaja en la recaudación de fondos. Necesitan ganar dos docenas de bancas para hacerse con la mayoría.

Sin embargo, el reto que enfrentan en el Senado es más complicado. Los demócratas están prácticamente a la defensiva en estados rurales en los que Trump sigue siendo popular. Hay senadores demócratas que optan a la reelección, por ejemplo, en Dakota del Norte, Virginia Occidental y Montana, estados en los que el presidente alcanzó un promedio de 30 puntos porcentuales hace dos años.

Los demócratas necesitan sumar dos nuevos senadores para controlar la cámara.

Longoria, Ferrera, Saldaña y más marchan por voto latino

Longoria, Ferrera, Saldaña y más marchan por voto latino

De izquierda a derecha, Zoe Saldaña, Eva Longoria, Gina Rodríguez, América Ferrera y Rosario Dawson se unen a la New Florida Majority, la Florida Immigrant Coalition, el Center for Popular Democracy Action y el Latino Victory Project para encabezar "Latinas en Marcha", un mitin para exhortar a los latinos a votar en las elecciones legislativas estadounidenses, el domingo 4 de noviembre del 2018 en el vecindario de La Pequeña Habana en Miami. (Patrick Farrell/Miami Herald vía AP)

Por JOSH REPLOGLE,  Associated Press

MIAMI, Florida — Eva Longoria, Rosario Dawson, Zoe Saldaña, América Ferrera y Gina Rodríguez salieron a las calles de Miami, donde dirigieron a cientos de personas con cantos de “Sí se puede” en un intento por incentivar a la gente a votar en las elecciones legislativas de Estados Unidos.

Mientras las actrices buscan mejorar la participación de los votantes en general, su mensaje del domingo en la Pequeña Habana iba dirigido especialmente a la comunidad latina.

“Esta causa de lograr que la gente salga a votar es una de las cosas más importantes que podemos hacer como ciudadanos”, dijo Longoria el domingo a The Associated Press en una entrevista previa al evento. “Es nuestro trabajo”.

“No estamos aquí como celebridades ni como actrices ni por nuestras profesiones”, dijo Ferrera. “Yo soy hija de inmigrantes, soy una estadounidense de pura cepa. Sangro rojo, blanco y azul”.

El grupo no solo se reunió para el mitin. Más temprano, en un estudio, grabó anuncios en apoyo a varios candidatos. Aunque son conocidas por sus inclinaciones demócratas, insistieron en que el propósito es involucrar a todo el mundo.

“Yo voto como estadounidense y estoy aquí animando a mis compatriotas estadounidenses a que salgan a votar porque cuando nos presentamos, nuestra democracia funciona mejor para nosotros”, dijo Ferrera.

Se anticipa que el voto latino será clave en varias contiendas alrededor del país. Las actrices reconocieron que el bloque no es un monolito en términos de composición étnica o afiliación política.

“Somos mexicanos, dominicanos, puertorriqueños, cubanos, pero tenemos muchas más similitudes que diferencias”, dijo Longoria. “Para mí se trata de encontrar esos puntos comunes, y no solo como latinos sino como estadounidenses”.

Saldaña agregó: “Creo que es nuestro deber encontrar nuestras similitudes, que son nuestra gran fortaleza, unirlas y usarlas como una voz para hablarle al público estadounidense sobre la importancia de la representación”.

Dawson reconoció que muchos estadounidenses están desalentados por el tono de la política y muchos evitaban los comicios. Señaló que está tratando de animar a la gente pese a la retórica del momento: “Es tan desagradable y tan desencantadora y descorazonadora”.

Aun así, dijo que ella estaba decidida.

“Tengo una hija de 15 años”, señaló Dawson. “Ella no escucha, ella emula. Y si mamá se queda sentada esta vez, ¿qué le expresará eso a ella realmente?”.