Mundial 2018: Uruguay a cuartos de final tras eliminar a Portugal y CR

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja después de anotar su segundo gol en el duelo de octavod de final de la Copa del Mundo ante Portugal, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Por TALES AZZONI

SOCHI, Rusia (AP) — Uruguay despidió a Cristiano Ronaldo de la Copa Mundial al doblegar el sábado 2-1 a Portugal con dos goles de Edinson Cavani y avanzar a los cuartos de final.

Un par de horas después de que Lionel Messi quedase afuera del mundial, Cristiano corrió la misma suerte ante un equipo uruguayo que golpeó dos veces en el momento justo.

Edinson Cavani, de la selección de Uruguay, festeja tras anotar su segundo tanto ante Portugal en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Andre Penner)

Cavani abrió la cuenta a los seis minutos, Pepe empató a los 54 y el delantero del Paris Saint Germain tiró otro baldazo de agua fría a los portugueses al poner nuevamente en ventaja a la “celeste” a los 61.

“Hay que seguir soñando”, dijo Cavani.

Uruguay enfrentará en cuartos a Francia, que a primera hora doblegó 4-3 a la Argentina de Messi. El duelo tendrá lugar el próximo viernes en Nizhny Nóvgorod, donde están concentrados los charrúas.

Portugal hizo todo el gasto al estar prácticamente todo el partido en desventaja, pero Uruguay resistió a pie firme sus embates, sin dar libertades a Cristiano ni ceder tiros libres cerca de su área, como se había propuesto. Cristiano tuvo un solo tiro libre y estrelló el balón en la barrera.

Cavani marcó su segundo tanto del torneo a poco de comenzado el partido, coronando una jugada que inició él mismo desde la derecha, con un largo cambio de frente hacia Suárez. El delantero de Barcelona sacó un centro medido al segundo palo para la entrada de su compañero, que anotó mandando el balón a un ángulo alto. No estuvo claro si le dio con la cabeza o con el hombro, pero le salió un remate inatajable.

Suárez, que ya marcó un gol de tiro libre en el torneo, casi aumenta por esa vía con un remate bajo que penetró la barrera promediando el primer tiempo. Pero el arquero Rui Patricio alcanzó a manotear el balón.

Pepe, de Portugal, celebra tras anotar ante Uruguay en los octavos de final de la Copa del Mundo, el sábado 30 de junio de 2018, en Sochi, Rusia (AP Foto/Francisco Seco)

Pepe logró una igualdad transitoria al cabecear un tiro de esquina, en una jugada en la que José María Giménez y Diego Godín se fueron los dos con Cristiano y dejaron solo al autor del tanto. Fue el primer gol que le marcan a Uruguay, el único equipo que sorteó la primera ronda con la valla invicta.

La alegría le duró poco a los portugueses, ya que siete minutos después el arquero Fernando Muslera hizo un saque largo, Rodrigo Betancur habilitó a Cavani y este batió a Rui Patricio con un remate suave al segundo palo.

El asedio portugués no generó demasiadas jugadas de peligro y la vez que más c erca estuvo de anotar Portugal fue producto de una falla de Muslera, que perdió un balón. Bernardo, sin embargo, tiró alto desde 15 metros.

A 20 minutos del final, Cavani tuvo que ser reemplazado con una lesión. En un gesto deportivo, Cristiano lo ayudó a salir lentamente de la cancha dejando que se apoyase en sus hombros.

“Dios quiera que no sea nada”, dijo Cavani sobre lo que describió como un pinchazo en un gemelo. “Emocionado por el triunfo. Haremos los análisis veremos qué es lo que tengo”.

Sin Cavani en cancha, Uruguay supo después resistir el desesperado pero inútil empuje del campeón de Europa.

Mundial 2018: Cristiano falla penal, pero Portugal avanza a octavos

El delantero de Portugal Cristiano Ronaldo (derecha) remata ante el iraní Ramin Rezaeian en el partido por el Grupo B del Mundial en Saransk, Rusia, el lunes 25 de junio de 2018. (AP Foto/Pavel Golovkin)

Por BRETT MARTEL

SARANSK, Rusia (AP) — El primer desacierto de Cristiano Ronaldo en esta Copa del Mundo dejó a Portugal en un camino más espinoso.

Su fallo en el segundo tiempo del empate el lunes por 1-1 ante Irán privó a los campeones de Europa del primer lugar de su grupo y ahora deberán batirse con la entonada Uruguay. El duelo será el sábado en Sochi por los octavos de final.

“Lo más importante es que seguimos compitiendo”, afirmó el técnico de Portugal Fernando Santos. “Nos hemos batido contra un gran rival”.

Para variar, Cristiano no anotó para Portugal. El autor del gol luso fue Ricardo Quaresma. De titular por primera vez en Rusia, el veterano extremo de 34 años respondió con uno de los tantos más bonitos del torneo.

Quaresma disparó con el empeine izquierdo al ángulo del arquero de Irán Alí Beiranvand para poner en ventaja a los lusos. El primer gol mundialista de Quaresma le convirtió en el anotador más veterano en la historia de la selección en la máxima cita.

Su tanto se produjo en una noche en la que el penal ejecutado por Cristiano — quien anotó todos los tantos portugueses en el empate 3-3 con España y la victoria 1-0 a Marruecos — fue repelido por Beiranvand.

“Teníamos el partido amansado hasta el penal, y se nos escapó”, dijo Santos. “No fue perfecto, pero así es el fútbol. Ejecutamos nuestro plan y ahora hay que prepararse para enfrentar a Uruguay”.

“Uruguay tiene jugadores de alta calidad, todos excelentes, pero Portugal también tiene armas”, añadió Santos.

El estadio Morodovia Arena de Saransk fue escenario de un duelo de máxima tensión con dos penales sancionados mediante el sistema de revisión por video, uno de los cuales falló el astro del Real Madrid.

El árbitro paraguayo Enrique Cáceres recurrió al VAR en los descuentos por una supuesta mano de Cedric en el área de Portugal. El capitán Karim Ansarifard ejecutó al ángulo para empatar.

Irán tuvo otra ocasión para inclinar la balanza a su favor. En la agonía, Mehdi Taremi dilapidó el gol que le hubiera dado a Irán un triunfo histórico, ya que nunca ha sorteado la primera ronda en un Mundial.

Simultáneamente, en Kaliningrado, el gol de Iago Aspas en los descuentos le dio a España el empate 2-2 ante Marruecos. España, como primera de la zona, se las verá con la anfitriona Rusia el domingo en el estadio Luzhniki de Moscú.

Ronaldo, quien no pasó una buena noche por una ruidosa manifestación de hinchas iraníes frente al hotel que alojaba a Portugal, desperdició un penal sancionado por Enrique Cáceres mediante el VAR tras una falta del zaguero Saeid Ezatolahi contra el delantero a los 52 minutos. El capitán luso ejecutó la pena con un derechazo al medio que contuvo Beiranvand.

Fue el 19no penal cobrado en Rusia, el cual marcó un nuevo récord para un Mundial.

La ejecución fallida puso fin a la racha goleadora de Cristiano en Rusia — cuatro goles en tres partidos — y lo equiparó la marca negativa de su competidor por el trono Lionel Messi, quien también malogró un penal para Argentina en el empate 1-1 ante Islandia.

Portugal tomó la iniciativa y apenas jugados dos minutos el propio Cristiano cruzó un derechazo que contuvo el arquero iraní. Desde entonces, cada avance luso ponía en evidencia la fragilidad defensiva del conjunto asiático. A los nueve Joao Mario ensayó un remate apenas por arriba tras un fallido despeje de Ezatolahi, que le valió un insulto y empujón del arquero iraní.

Fueron varios minutos de acoso constante, pero Portugal estuvo poco fino en los metros finales hasta el gol de Quaresma. Justo cuando Irán había equilibrado el trámite y casi logra la ventaja con un cabezazo de Ezatolahi que atajó el arquero Ruí Patricio bien ubicado.

El penal atajado a Cristiano revitalizó a los dirigidos por su compatriota Carlos Queiroz.

Aunque Irán logró el empate con la intervención del VAR, Queiroz criticó la tecnología por la decisión de amonestar a Cristiano con una tarjeta amarilla en el tramo final del partido, luego que su codo impactó el rostro del zaguero iraní Morteza Pouraliganji.

“El codazo es roja en el reglamento”, aseguró Queiroz, subrayando que no hay excepciones para jugadores con el nombre de Cristiano o Lionel Messi. “Las decisiones que toman deben ser para todos. Todo el mundo está de acuerdo de que el VAR no funciona bien. Esa es la realidad. Son muchas las quejas”.

Irán completó su quinto Mundial — todos desde 1978 — pero sigue sin sortear la primera fase. Sus jugadores se desmoronaron en la cancha con el silbatazo final, mientras que los portugueses celebraron discretamente al sentir más alivio que otra cosa.

Mundial 2018: Cristiano resuelve para Portugal y elimina a Marruecos

El delantero de Portugal Cristiano Ronaldo tras anotar el primer gol en el partido contra Marruecos por el Grupo B en el estadio Luzhniki de Moscú, el miércoles 20 de junio de 2018. (AP Foto/Víctor Caivano)

Por ERIC NÚÑEZ

MOSCÚ, Rusia (AP) — Marruecos fue más chispeante, peligroso y técnicamente superior. Portugal tenía a Cristiano Ronaldo y ello resultó más que suficiente.

El delantero de Portugal Cristiano Ronaldo durante el partido contra Marruecos por el Grupo B en el estadio Luzhniki de Moscú, el miércoles 20 de junio de 2018. (AP Foto/Francisco Seco)

Otro gol para los libros de récord de su insaciable astro bastó para conseguir el miércoles la victoria 1-0 ante Marruecos, con lo que Portugal dio un paso firme para avanzar a la segunda ronda de la Copa del Mundo y de paso decretó la eliminación del equipo del norte de África.

El cuarto tanto de Cristiano en Rusia dejó al campeón de Europa con cuatro puntos en dos partidos. Los lusos son dueños de su destino de cara al duelo contra Irán, para cerrar su calendario en el Grupo B.

Con la complicidad de una displicente marca rival, Cristiano convirtió de cabeza a los cuatro minutos para establecer una diferencia que no se movió más, pese al tesón marroquí.

Autor de una tripleta en el empate 3-3 contra España en la primera fecha, Cristiano, de 33 años, quedó como el máximo goleador europeo de la historia en selecciones. Su tanto número 85 con Portugal le permitió dejar atrás a la leyenda húngara Ferenc Puskas. Por delante suyo en la tabla mundial, solo queda el iraní Ali Daei con 109 tantos.

Al comparecer ante la prensa, Cristiano pasó por alto el logro individual.

“Estoy contento. Lo más importante era ganar el partido, embolsarnos los tres puntos”, dijo. “Sabíamos que si perdíamos, quedábamos fuera”.

Marruecos, que no acudía a un Mundial desde 1998, se convirtió en el primer conjunto en quedar fuera de carrera en Rusia, donde horas antes del comienzo del certamen se le negó también la posibilidad de ser sede de éste en 2026, al perder la votación ante la candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá.

En la cancha, se puede argumentar que de las 32 selecciones participantes ninguna ha tenido peor rédito pese a jugar tan atractivamente.

Un gol en contra en el último aliento significó la derrota ante Irán en el debut para el equipo del técnico francés Herve Renard, que ahora tropezó con el momento de gracia del cinco veces ganador del Balón de Oro.

“La verdad es que todo es más fácil cuando se cuenta con un jugador que no desperdicia una ocasión de gol”, dijo Renard. “Pudimos ser más efectivos. Fallamos muchas ocasiones en nuestro primer partido… Los que saben moverse en el área, los que saben definir, son los que marcan la diferencia”.

Y en un soleado y agradable día en la cancha del estadio Luzhniki, Portugal era el equipo con un depredador en el área.

Fue lo que hizo Cristiano en la primera oportunidad que se la presentó.

De un córner en corto, Joao Moutinho colgó el centro desde la derecha. El delantero del Real Madrid esquivó a Manuel Da Costa, el hombre que le vigilaba, y se lanzó de palomita en el corazón del área para definir.

Autor de una tripleta en el empate 3-3 contra España en la primera fecha, Cristiano, de 33 años, quedó como el máximo goleador europeo de la historia en selecciones. Su tanto número 85 con Portugal le permitió dejar atrás a la leyenda húngara Ferenc Puskas. Por delante suyo en la tabla mundial, solo queda el iraní Ali Daei con 109 tantos.

Marruecos reaccionó bien tras el zarpazo inicial. Su volante Sofyan Amrabat fue por lejos su mejor obrero con sus desbordes por la banda derecha, desquiciando toda la tarde al zaguero Raphael Guerreiro.

Aparte de eso, Portugal nunca se sintió hostigado en demasía, más se sentía a gusto con el trámite del encuentro, replegado en el fondo para dar rienda suelta a su recurso predilecto: el contragolpe.

No fue hasta los 56 que Marruecos dispuso de su mejor ocasión, abortada por el arquero portugués Rui Patricio con una notable atajada para repeler el cabezazo picado de Younes Belhanda desde 10 metros tras un tiro libre. Casi todas sus mejores oportunidades fueron en jugadas con pelota quieta, tres de ellas al inicio del segundo tiempo. En los descuentos, su capitán y zaguero central Mehdi Benatia mandó un disparo a las nubes en otra ocasión inmejorable.

Así se resumió la frustración marroquí, un equipo que en todo momento ha dejado buena imagen, pero inoperante o falto de suerte en la definición.

Y descuidado atrás, en momentos clave.

En cambio, Portugal puede persignarse de aquí hasta el infinito con Cristiano, ahora sí pletórico en la cita máxima del fútbol. La cuenta de goles del nacido en Madeira supera el acumulado que tenía en sus tres participaciones previas en los campeonatos del mundo.

Ha convertido de todos las formas, con la zurda y con la derecha. Al de cabeza en Moscú, Cristiano también anotó de penal y coronó su tripleta en Sochi ante España con un sensacional remate de tiro libre para conseguir el empate.

Otro aspecto que podría pasar inadvertido: Cristiano también colabora defendiendo. Sus despejes de cabeza ayudaron a una zaga que por ratos lució vulnerables en los córners y cobros de falta, pese a la presencia de los gigantes central Pepe y José Fonte.

“He podido marcar otro gol y hemos conseguidos lo tres puntos, eso es lo que me deja feliz. Es bonito”, dijo.

Copa del Mundo: Noche mágica de Cristiano en el empate 3-3 contra España

Cristiano Ronaldo tras marcar el primer gol de Portugal en el partido contra España por el Grupo B del Mundial en Sochi, Rusia, el viernes 15 de junio de 2018. (AP Foto/Francisco Seco)

Por TALES AZZONI

SOCHI, Rusia (AP) — La magia del Cristiano Ronaldo reflotó a Portugal de Europa ante España al firmar el viernes un triplete que rescató el empate 3-3, en un vibrante partido de la Copa del Mundo.

A dos minutos del final, Cristiano coronó su ‘hat-trick’ con un magistral tiro libre al ángulo superior que dejó petrificado al arquero español David De Gea.

El defensor Nacho Fernández anota el tercer gol de España en el partido contra Portugal por el Grupo B del Mundial en Sochi, el viernes 15 de junio de 2018. (AP Foto/Francisco Seco)

Fue la culminación de una noche trepidante, una que no desentonó al publicitarse todos estos meses como el partido que nadie debía perderse en la primera ronda de Rusia 2018 al enfrentar a Portugal, vigente campeón de Europa, y España, monarca del Mundial de 2010.

“El equipo se ha sacrificado hasta el final. Nos enfrentamos a una de las favoritas”, afirmó Cristiano.

Pasó de todo entre los dos rivales ibéricos.

  • Con su triplete, Cristiano emuló a la leyenda brasileña Pelé y a los alemanes Uwe Seeler y Miroslav Klose como los únicos jugadores que han anotado en cuatro mundiales distintos. También se convirtió en el cuarto futbolista portugués en disputar cuatro mundiales.
  • España, campeona del mundo en 2010, remontó el marcador dos veces mediante un doblete de Diego Costa y un formidable zurdazo de Nacho Fernández, cuyo penal propició la primera anotación de su compañero del Real Madrid cuando apenas habían transcurrido cuatro minutos.
  • De Gea la pifió al filo del descanso cuando trató de contener un remate de zurda de Cristiano, dejando que el balón se le escapara y se anidara en las redes. El arquero del Manchester United ya no tuvo culpa cuando el cinco veces ganador del Balón de Oro clavó la daga desde 25 metros para sentenciar la repartición equitativa de puntos.

Todo esto tras una de las semanas más traumáticas en la historia de la selección española a cuenta del despido fulminante de su técnico Julen Lopetegui.

España necesitaba imperiosamente un triunfo para sepultar la crisis desatada cuando Lopetegui aceptó una oferta para dirigir al Real Madrid sin informar antes a sus jefes en la federación nacional. Fernando Hierro, el director deportivo del seleccionado y un ex jugador, asumió de emergencia el cargo pese a su escaso rodaje como entrenador.

“Nos hemos sobrepuesto a todo tipo de adversidades y el equipo ha creído, ha peleado, ha tenido personalidad, no ha dejado de creer”, afirmó Hierro. “Eso es importante con todo lo que ha pasado”.

“Pero cuando tienen a alguien que es capaz de hacer lo que hace Cristiano”, añadió Hierro.

Portugal pegó primero.

Cristiano provocó la falta de Nacho con una finta al borde del área. Procedió a definir con frialdad, incrustando el balón al ángulo derecho y De Gea tirándose al lado contrario.

Al irse a un córner para festejar, el portugués se tocó la barbilla. La celebración fue interpretada como una referencia a la palabra “goat”, cabra en español. Al usarse en inglés, la palabra es para hablar del ‘mejor’ por las siglas de ‘greatest of all time — el más grande de todos los tiempos.

En la antesala del Mundial, su némesis Lionel Messi posó con un chivo para la revista estadounidense Paper. Y Adidas, patrocinador del argentino está usando una cabra como parte de una campaña publicitaria.

“Lo he dicho tantas veces, Cristiano es el mejor del mundo”, dijo el técnico portugués Fernando Santos.

Cristiano minimizó su sexto triplete con la selección.

“Para mí, lo más importante es destacar el trabajo del equipo”, señaló el delantero de 33 años.

Portugal pasó a ser muy peligroso en los contragolpes ante una España que le costaba engranar su ataque frente al arquero Rui Patricio.

Pero un pase en profundidad de Sergio Busquets permitió a Costa nivelar. El atacante del Atlético de Madrid le ganó la puja a Pepe y luego se sacó a otro par de zagueros antes de rematar dentro del área.

Portugal reclamó que Costa le cometió una falta a Pepe, y las repeticiones mostraron que el brazo del español impactó a Pepe. Pero el árbitro Gianluca Rocchi dejó seguir la jugada. Portugal quiso apelar al videoarbitraje y el colegiado italiano se llevó la mano al oído, indicando que los jueces a cargo de la tecnología no detectaron un fallo evidente.

El VAR (las siglas en inglés de la tecnología) intervino unos momentos después cuando un remate de Isco Alarcón remeció el travesaño y picó en la raya de gol. Luego que Isco reclamara, Rocchi apuntó a su reloj, que recibe una señal que confirma si fue gol o no.

Luego de empatar, España fue claramente superior. Pero De Gea no supo controlar un balón que no revestía mayor peligro.

Hierro defendió a su arquero: “Sabemos que los jugadores tienen mejores días y peores, es algo humano. Somos una familia, no dejamos tirado a nadie, ayudamos a seguir”

Busquets y Costa volvieron a combinarse para el empate español a los 55. Tras un centro de Andrés Iniesta, Busquets peinó el balón hacia el corazón del área y Costa lo empujó con el arco a disposición.

Tres minutos después, Nacho se redimió del penal que cometió al prender un balón que la defensa había despejado hacia donde maniobraba. Disparado con gran efecto, el esférico primero pegó con poste antes de anidarse.

Ambos equipos quedaron dos puntos detrás de Irán, que quedó al frente del Grupo B al vencer 1-0 a Marruecos a primera hora.

España, que viene de decepcionantes eliminaciones en el Mundial de 2014 y la Eurocopa de 2016, se las verá ahora con Irán. Portugal, por su parte, se las verá con Marruecos.

Padres de niño brasileño recuperado: fue “milagro” de Fátima

FÁTIMA, Portugal (AP) — Los padres de un niño brasileño cuya recuperación de una lesión cerebral grave está siendo citada por el Vaticano como el “milagro” necesario para canonizar a dos niños portugueses rompieron el jueves el silencio para compartir su experiencia.

Joao Baptista y su esposa, Lucila Yurie, hablaron ante periodistas en el santuario católico de Fátima, Portugal, un día antes de la visita del papa Francisco. No se le permitió a los periodistas hacer preguntas.

El pontífice conmemorará el 100 aniversario de las llamadas visiones de la Virgen María en Fátima, canonizando a dos de los tres niños portugueses que dijeron haberlas experimentado.

El “milagro” requerido para la canonización se refiere al caso del pequeño Lucas Baptista, cuya historia había estado envuelta en el secreto, hasta ahora.

El padre del niño dijo que en 2013, su hijo Lucas, entonces de 5 años, cayó 6,5 metros (21 pies) desde una ventana en la casa de la familia en Brasil mientras jugaba con su hermana menor, Eduarda.

La ambulancia tardó una hora en llevar a Lucas al hospital. Cuando llegó, el niño estaba en coma y había sufrido dos ataques al corazón, dijo Baptista. Durante la cirugía de emergencia, los médicos diagnosticaron una lesión cerebral traumática grave y una “pérdida de material cerebral” del lóbulo frontal del niño.

Las lesiones eran tan graves que los médicos pronosticaron que Lucas tendría pocas posibilidades de sobrevivir. Agregaron que si vivía, tendría una discapacidad mental grave o incluso viviría en estado vegetativo, recordó el padre.

Baptista dijo que él y su esposa, así como las monjas carmelitas brasileñas, rezaron a los tres niños pastores _ya fallecidos_ que dijeron que la Virgen María se les apareció en 1917. Dos de esos niños, Francisco y Jacinta Marto, están por ser canonizados el sábado por el papa Francisco en Fátima. Se volverán los santos no martirizados más jóvenes de la Iglesia católica.

La tercera niña, Lucia dos Santos, prima de Francisco y Jacinta, se convirtió en monja carmelita. También se están realizando esfuerzos para beatificarla, pero esa labor no pudo comenzar hasta después de su muerte en 2005.

Joao Baptista, que leyó una declaración en el santuario de Fátima y tomó pausas ocasionalmente para recuperar la compostura, dijo que los médicos le retiraron los tubos a su hijo seis días después de que cayó.

“Él estaba bien cuando despertó, lúcido, y comenzó a hablar, pidiendo hablar con su hermana pequeña”, dijo Baptista. Después de otros seis días, Lucas fue dado de alta del hospital.

“Él está completamente bien… sin efectos posteriores. Lucas está como antes del accidente”, dijo su padre. “Los médicos… dijeron que no podían explicar su recuperación”.