Facebook empieza a alertar usuarios afectados por privacidad

ARCHIVO – Foto tomada el 26 de marzo del 2018 de un usuario de Facebook cambiando sus niveles de privacidad.  (AP Photo/Jeff Chiu)

WASHINGTON (AP) — Facebook comenzó a alertar el martes a ciertos usuarios que su información quedó comprometida debido al escándalo de privacidad de Cambridge Analytica.

Al entrar a la red social, algunos usuarios vieron una notificación que les decía que “uno de sus amigos” usó Facebook para ingresar a una aplicación sobre personalidad llamada “This Is Your Digital Life”, que ahora está prohibida.

La notificación dice que la aplicación abusó de la información obtenida –incluyendo el perfil público, los “Me Gusta”, fechas de cumpleaños y ciudad de residencia– al compartirla con la empresa de búsqueda y procesamiento de data Cambridge Analytica.

Se supone que hasta 87 millones de usuarios cuya información podría haber sido compartida de esta manera iban a recibir a partir del lunes un mensaje detallado sobre la información en su canal de noticias.

Facebook dice que más de 70 millones de los usuarios afectados están en Estados Unidos, aunque hay más de un millón tanto en Filipinas como en Indonesia y Gran Bretaña.

Horas más tarde, grupos de usuarios presentaron demandas separadas contra Facebook, acusando a la red social de violar su privacidad al compartir datos con Cambridge Analytica.

Una demanda, presentada en California, pide el cese de lo que califica de prácticas injustas y engañosas por parte de Facebook.

Otra demanda, presentada en Delaware, asevera que Facebook violó un acuerdo firmado en el 2011 con la Comisión Federal de Comercio. Acusa también a Cambridge Analytica y a sus socios, señalándolos de fraude al obtener los datos personales de unos 80 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento, y ni siquiera su conocimiento.

Ambas demandas buscan estatus de denuncia colectiva. Abogados involucrados en el caso de Delaware dicen estar al tanto de una docena de demandas adicionales.

Facebook rehusó comentar al respecto más allá de reiterar declaraciones anteriores de que la empresa considera que Cambridge Analytica abusó de su confianza.

Por su parte, Twitter dijo que respalda la Ley de Publicidad Honesta, un proyecto presentado por los partidos en Estados Unidos para volver más transparente la publicidad política al revelar quién la paga y otra información.

Google, Facebook y Twitter fueron interrogados a fines del año pasado acerca de la injerencia rusa en las elecciones y se les preguntó si apoyarían el proyecto. Google no respondió el martes a un pedido de declaraciones.

Piden revisar normas de privacidad infantil en YouTube

Por MATT O’BRIEN

Lea con detenimiento los términos del servicio de YouTube y se dará cuenta de que ha afirmado que tiene edad suficiente para ver el contenido de la plataforma de vídeos compartidos.

“Si tiene menos de 13 años, por favor no use el servicio”, dicen las condiciones de uso. “Hay muchos otros grandes sitios web para usted”.

Esta advertencia pasa desapercibida para los millones de niños de todo el mundo que visitan YouTube para ver caricaturas, canciones de cuna, experimentos de ciencias o videos de juguetes.

En una queja formal presentada el lunes, una coalición formada por grupos defensores de la infancia y los consumidores pidió a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC) que investigue e imponga multas millonarias a Google por la supuesta violación de privacidad infantil en YouTube y por permitir comerciales dirigidos específicamente a ellos.

“Google se beneficia notablemente de vender publicidad para los programas dirigidos a menores que emite”, señaló Jeff Chester, director del Center for Digital Democracy, uno de los colectivos responsables de la demanda. “Hace acuerdos con productores y distribuidores de programas para niños en internet en todo el mundo. Google ha construido un negocio global y muy lucrativo basado en las profundas conexiones de los niños en YouTube”.

El modelo de negocio de la plataforma de videos se basa en rastrear las direcciones IP, historiales de búsqueda, identificadores de dispositivos, ubicaciones y otros datos personales de sus consumidores para acotar los intereses de sus espectadores y personalizar su publicidad. Pero este modelo no debería funcionar con los menores estadounidenses, que están amparados por la Ley de Protección de la Privacidad Online de los Menores (COPPA, por sus siglas en inglés). Esta norma, que se aprobó hace 20 años, prohíbe que las empresas de internet recopilen datos personales de niños de menos de 13 años sin el consentimiento de sus padres.

La coalición acusa a YouTube de violar la COPPA y de beneficiarse deliberadamente de atraer a los niños a lo que Chester califica de “parque de juegos digital lleno de comerciales”, donde la publicidad de muñecos, parques temáticos o zapatillas de deporte aparecen junto a videos dirigidos a los niños.

En un comunicado enviado por correo electrónico, YouTube dijo que “leeremos a fondo la denuncia y evaluaremos si hay cosas que podamos hacer para mejorar. Como YouTube no es para niños, realizamos una inversión significativa en la creación de la aplicación YouTube Kids para ofrecer una alternativa diseñada específicamente para niños”.

Facebook reformula normas de privacidad tras escándalo

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Las nuevas normas de privacidad de Facebook intentan dar una explicación más clara de los datos que recolecta sobre los usuarios, pero en realidad no cambia lo que recolecta y comparte. La empresa dio a conocer las revisiones el miércoles, en medio de uno de los escándalos más graves de su historia.

Aunque Facebook dice que los cambios no obedecen a los sucesos recientes ni a las normas más estrictas que acaba de promulgar la Unión Europea, el momento es oportuno. El presidente de la empresa, Mark Zuckerberg, debe comparecer ante el Congreso la semana próxima.

A medida que Facebook evolucionó desde una red cerrada, limitada a la Universidad de Harvard y sin publicidad, a una empresa gigantesca con ingresos por publicidad de 40,000 millones de dólares y enormes subsidiarias como Instagram y WhatsApp, sus criterios de privacidad han cambiado una y otra vez.

Según sus detractores, en cada ocasión los cambios significaron alejarse de la protección del usuario hacia una mayor apertura. Por otro lado, la presión regulatoria y de los usuarios en ocasiones ha obligado a Facebook a apartarse de la recolección y uso de daros y explicarse en lenguaje llano, a diferencia del denso lenguaje leguleyo que emplean muchas otras empresas de internet.

Algunos cambios del miércoles: Facebook ha agregado una sección para explicar que recolecta la información de contacto de los usuarios si éstos optan por “cargar, sincronizar o importarlos” al servicio. Esto puede incluir sus listas de contactos telefónicos, registros de llamadas y archivos de textos. La nueva norma dice que Facebook puede usar esta información para ayudar “a ti y a otros a encontrar gente que quizá conozcas”.

La norma anterior no mencionaba registros de llamadas ni archivos de textos. Varios usuarios se enteraron sorpresivamente de que Facebook reunía información acerca de las personas a las que texteaban o llamaban y por cuánto tiempo lo hacían, aunque no el contenido de los mensajes de texto. Lo hizo aparentemente sin el consentimiento explícito del usuario, aunque Facebook dijo que solo reunía esa información de usuarios de Android que lo autorizaban específicamente cuando instalaban Facebook.

La red aclara que las leyes locales pueden afectar lo que haga con información “delicada”, como la raza, etnicidad, salud, ideas políticas y afiliación sindical del usuario. Esta y otra información “podría estar sujeta a protecciones especiales bajo las leyes de tu país”, dice, pero significa que la empresa difícilmente aplicará protecciones más estrictas a países con leyes de privacidad más laxas, como Estados Unidos. Facebook siempre ha tenido diferencias regionales en sus normas y el nuevo documento lo aclara.

La nueva norma también aclara que WhatsApp e Instagram son parte de Facebook y están sujetos a la misma norma de privacidad que la empresa matriz. La norma anterior no los mencionaba. Si bien WhatsApp aún no muestra publicidad, Instagram sí lo hace y la nueva política de consolidación podría ser una señal de lo que sucederá en WhatsApp.

Facebook modifica sus normas de privacidad

Por BARBARA ORTUTAY

NUEVA YORK (AP) — Facebook anunció el miércoles que está modificando la manera en que sus usuarios pueden proteger su privacidad, en medio de críticas por la facilidad con que una empresa se robó datos personales de millones de personas y ante la inminente aplicación de una serie de regulaciones de la Unión Europea.

Los cambios no afectan las políticas de privacidad de la red social, ni la categoría de datos que recaba sobre sus usuarios, pero la empresa espera que a sus 2,200 millones adscritos se les haga más fácil navegar el complicado protocolo para ajustar los índices de privacidad.

Facebook también sostiene que desea ofrecer una manera más fácil para que la gente pueda acceder y bajar los datos que están siendo recabados.

El anuncio ocurre en medio de revelaciones de una firma consultora vinculada a la campaña de Donald Trump, Cambridge Analytica, consiguió los datos de millones de usuarios de Facebook. Ello incluía datos de amigos de personas que habían llenado un cuestionario sobre aptitudes psicológicas, a pesar de que esos amigos nunca dieron su consentimiento.

Además, Facebook está recibiendo una lluvia de críticas por recolectar durante años los nombres, números de teléfono y registros de llamadas y textos de usuarios de los teléfonos Android. Facebook no ha explicado cómo usó esa información ni por qué la necesitaba. El lunes, la Comisión Federal de Comercio advirtió que está investigando a Facebook por sus políticas de privacidad.

La directora de privacidad de Facebook, Erin Egan, dijo en un blog que la mayoría de las modificaciones se estaban planeando desde hace tiempo pero que “los acontecimientos de los últimos días han subrayado su importancia”.

Facebook anunció también que en las semanas siguientes modificará sus políticas de privacidad y su contrato de servicio, pero no dio detalles.

A lo largo de los años la compañía ha tratado de simplificar la manera en que la gente puede ajustar sus niveles de privacidad, pero los ajustes siguen siendo algo difíciles de encontrar. Por ejemplo, Facebook anunció en 2009 que estaba consolidando seis páginas de información sobre sus niveles de privacidad en una sola.

Aun así, muchos usuarios del app de Facebook para teléfonos móviles tuvieron que ir a casi 20 lugares distintos para acceder a todos los controles de privacidad. Ahora Facebook dice que los controles serán accesibles desde una sola pantalla y que añadirá “explicaciones más claras” sobre cómo funcionan sus controles de privacidad.

Zuckerberg se disculpa por “grave violación a la confianza”

Por BARBARA ORTUTAY, DANICA KIRKA y GREGORY KATZ

NUEVA YORK (AP) — Después de cinco días de silencio, el director general de Facebook Mark Zuckerberg se disculpó el miércoles por una “grave violación a la confianza”, reconoció errores y delineó pasos para proteger la información de los usuarios tras un escándalo sobre privacidad que involucra a una empresa de análisis de datos vinculada con Donald Trump.

“Realmente lamento mucho que ocurriera eso”, dijo Zuckerberg sobre el escándalo que involucra a la empresa Cambridge Analytica. La red social tiene la “responsabilidad” de proteger los datos de sus usuarios, afirmó en una entrevista con la cadena CNN. Si falla en eso, señaló, “no merecemos tener la oportunidad de servir a la gente”.

Ofreció sus disculpas en la televisión por cable unas horas después de que reconoció los errores de su compañía en una publicación en Facebook, pero sin pedir perdón.

Zuckerberg y la segunda al mando de la empresa, Sheryl Sandberg, habían estado en silencio desde que se dio a conocer el viernes que Cambridge Analytica habría utilizado información obtenida indebidamente de casi 50 millones de usuarios de Facebook para tratar de influenciar elecciones. Entre los clientes de Cambridge figura la campaña presidencial de Trump.

Las acciones de Facebook han caído cerca de 8% desde que se dio a conocer la noticia, lo que representa una pérdida de alrededor 46,000 millones de dólares en el valor de mercado de la compañía.

Incluso antes de que estallara el escándalo, Facebook ha dado los pasos más importantes para evitar que vuelva a ocurrir, afirmó Zuckerberg. Por ejemplo, en 2014 redujo el acceso que tenían aplicaciones externas para utilizar la información de los usuarios. Sin embargo, algunas de las medidas no se implementaron hasta un año después, lo que permitió que Cambridge accediera a la información en ese lapso.

Zuckerberg reconoció que hay más por hacer.

En un mensaje publicado el miércoles en la red social, el directivo dijo que vetará a los desarrolladores que no acepten una auditoría. El desarrollador de una aplicación ya no tendrá acceso a la información de la gente que no ha utilizado esa aplicación en tres meses. Además, en general, la información estará limitada al nombre, la fotografía de perfil y el correo electrónico del usuario, a menos que el desarrollador firme un contrato con Facebook y obtenga la aprobación del usuario.

En un mensaje aparte, Facebook indicó que informará a la gente cuya información haya tenido un mal uso. La red social se enteró por primera vez de esta violación a la privacidad hace más de dos años, pero no lo había mencionado en público hasta el viernes.

La compañía dijo que estaba “desarrollando una forma” para que la gente sepa si su información fue revisada por “This Is Your Digital Life”, una aplicación para obtener un perfil psicológico que el investigador Aleksandr Kogan creó y para la cual pagó a cerca de 270,000 personas para que participaran en ella.

Posteriormente, Cambridge Analytica obtuvo, a través de la aplicación, la información de alrededor de 50 millones de usuarios de Facebook, debido a que la aplicación también recolectó datos sobre los amigos de los usuarios, incluidos algunos que nunca la descargaron ni dieron su consentimiento explícito.

Chris Wylie, cofundador de Cambridge que renunció en 2014, ha dicho que uno de los objetivos de la empresa era influenciar las percepciones de la gente al inyectar contenido, parte de él engañoso o falso, a su alrededor. No está claro si Facebook podría decirles a los usuarios si habían visto dicho contenido.

Cambridge ha culpado a Kogan, a quien la empresa describió como proveedor. Este se describió como un chivo expiatorio.

Kogan, un investigador de psicología en la Universidad de Cambridge, comentó a la BBC que tanto Facebook como Cambridge Analytica han intentado culparlo a él, incluso cuando la empresa le aseguró que todo lo que hizo era legal.

“Uno de los grandes errores que cometí aquí fue que simplemente no hice suficientes preguntas”, señaló. “Nunca había realizado un proyecto comercial. Realmente no tenía ninguna razón para dudar de su sinceridad. Ciertamente eso es algo que lamento mucho ahora”.

Dijo que la firma pagó unos 800,000 dólares por el trabajo, pero que el dinero se les entregó a los que participaron en el sondeo.

“Mi motivación era recabar una base de datos sobre la que pudiera investigar”, afirmó. “Nunca he obtenido ningún tipo de ganancia económica a partir de esto”.

David Carroll, profesor de la Escuela de Diseño Parsons en Nueva York que demandó a Cambridge Analytica en Gran Bretaña, dijo que no está satisfecho con la respuesta de Zuckerberg, pero reconoció que “esto es sólo el principio”.

Carroll demandó a Cambridge para recuperar datos sobre él que la firma había obtenido.