Canelo renuncia a la revancha contra Golovkin

LOS ANGELES, California (AP) — La revancha entre Saúl “Canelo” Álvarez y Gennady Golovkin, que se preveía fuera el combate del año, fue cancelada.

En esta imagen del 15 de septiembre de 2017, el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin posan durante la ceremonia de pesaje en Las Vegas. (AP Foto/John Locher, Archivo)

El mexicano Álvarez desistió a la pelea del próximo mes por el cetro mediano contra Golovkin, dos meses después de dar positivo por una sustancia prohibida.

“Soy un peleador limpio, que nunca ha ingerido una sustancia ilícita porque respeto mi deporte y respeto lo que he hecho en mi carrera”, dijo Álvarez en una conferencia telefónica. “Soy un peleador limpio. Estoy tranquilo y con la frente en alto”.

La pelea del 5 de mayo en Las Vegas hubiera sido la revancha del empate que protagonizaron el pasado septiembre. Pero el 5 de marzo, la empresa promotora de Álvarez, Golden Boy Promotions, anunció que el mexicano arrojó positivo dos veces por clembuterol en febrero. Atribuyeron el positivo al consumo de carne contaminada, y Álvarez aceptó someterse a controles sorpresa.

Era poco probable que la Comisión Atlética del Estado de Nevada hubiera dado al aval al combate tras suspender provisionalmente a Álvarez, quien se expone a una sanción más severa.

Álvarez debe comparecer ante una audiencia de la comisión el 18 de abril para responder a los dos positivos.

El presidente de Golden Boy, Eric Gómez, dijo el martes que los promotores le indicaron a Álvarez que lo más seguro era que no iba a recibir el visto bueno para pelear el 5 de mayo.

Álvarez indicó que acatará lo que decida la comisión.

“La pelea, la revancha tendrá que esperar y estoy decepcionado y triste porque me he estado preparando para esta pelea muy dura, para demostrar que soy el mejor peso medio del mundo”, declaró Álvarez.

Golovkin espera enfrentar a un rival distinto el 5 de mayo en la T-Mobile Arena, pero no será un evento de la magnitud de lo que hubiera sido la revancha con Álvarez.

“Espero con ansias volver a Las Vegas para mi 20ma defensa del título y encabezar mi primera cartelera del Cinco de Mayo”, dijo Golovkin en un comunicado. “Es momento de menos drama y más pelea”.

Es posible que ambos púgiles se enfrenten más adelante en el año, dependiendo de las sanciones que reciba el peleador mexicano.

El kazajo Golovkin expresó públicamente sus deudas de que la carne contaminada haya provocado el resultado positivo de su rival.

“¿Otra vez con la carne mexicana? Vamos”, dijo Golovkin el mes pasado. Ya les dije, no es la carne mexicana. Es el Canelo. Es su equipo, su promotora. Canelo está haciendo trampa. Utilizan estas sustancias y todo el mundo intenta pretender que no es el caso”.

El primer combate fue memorable. Intercambiaron fuertes golpes durante 12 asaltos y ambos creyeron que ganarían. La tarjeta de uno de los jueces, sin embargo, fue muy extraña.

Un conteo de 118-110 a favor de Álvarez por parte de la jueza Adalaide Byrd, quien vio a Golovkin ganar tan solo dos rounds. Otra de las tarjetas fue a favor del kazajo por 115-113, mientras que la tercera fue 114-114. The Associated Press contabilizó 114-114.

Un combate tan disputado ameritaba una revancha. Y la pelea el 5 de mayo había causado gran expectativa.

Ahora deberá esperar.

En tanto, los promotores de Golovkin buscarán un nuevo rival para su peleador, quien es dueño de los cetros de la AMB, CMB, FIB y OMB.

“Canelo” Álvarez da positivo al clembuterol y culpa a la carne que comió

Por ALEJANDRO MORENO

HOUSTON, Texas (EFE) – La sombra del dopaje volvió a ser actualidad al confirmarse que el púgil mexicano Saúl “Canelo” Álvarez dio positivo a la sustancia prohibida del anabolizante clembuterol.

El positivo se le descubrió mientras se prepara para la próxima pelea de revancha por el título unificado del peso mediano ante el kazako Gennady Golovkin.

Ambos púgiles tienen previsto enfrentarse el próximo 5 de mayo, en el T-Mobile Arena, de Las Vegas, después que en la anterior pelea, disputada el pasado septiembre, también en el mismo escenario, acabó en polémica tras decidir los jueces un nulo cuando Golovkin había sido mejor sobre el cuadrilátero.

Ahora no se sabe si la prueba positiva por dopaje puede afectar la celebración de la próxima pelea, denominada de la “supremacía”, aunque todo parece indicar que se va a seguir con la programación de la misma y en la que estarán en juego los cinturones de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Federación Internacional de Boxeo (FIB).

Como parte del trato de la primera pelea, así como de la revancha obligatoria, que quedó firmada en el contrato, ambos boxeadores acordaron ser evaluados al azar por la Asociación Antidopaje Voluntario (VADA), que se rige por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA).

La presidenta de VADA, la doctora Margaret Goodman, que supervisa todos los controles dentro del boxeo y de las artes marciales mixtas en Estados Unidos, envió el lunes a los involucrados en la pelea el resultado de las pruebas que le fueron hechas a Álvarez, el pasado febrero.

De acuerdo al informe de Goodman, Álvarez, que está entrenando en su ciudad natal de Guadalajara, México, proporcionó muestras de orina los días 17 y el 20 de febrero, y ambas pruebas arrojaron trazas de clembuterol en su organismo.

De inmediato, el campamento del excampeón del mundo mexicano informó que la culpa del positivo se debe al consumo de la carne que consumió y estaban preparados para que se le hiciesen todo tipo de pruebas que la VADA considere oportunos y necesarios.

El anabolizante clembuterol ha aparecido en las pruebas de drogas hechas a atletas mexicanos y varios estadounidenses, que viajaron al país vecino, en los últimos años, y su origen fue la contaminación de la carne.

Por su parte, Golden Boy Promotions, que lleva los intereses de Álvarez, también dio a conocer un comunicado en el que recuerdan que el excampeón mexicano aceptó hacerse todo tipo de pruebas porque no tenía nada que temer ni ocultar.

“Como parte del programa de pruebas voluntarias en el que Canelo Álvarez insistió antes de su pelea del 5 de mayo, uno de sus resultados fue positivo, pero con los niveles de clembuterol, consistentes con la contaminación de la carne que ha afectado a docenas de atletas en México en los últimos años”, destaca el comunicado.

Por su parte, Daniel Eichner, director del SMRTL, el laboratorio acreditado por la AMA que llevó a cabo los análisis, confirmó que los valores de clembuterol encontrados en el organismo de Álvarez estaban dentro del rango de lo que se espera por una contaminación de carne.

Nada más recibir la notificación, Golden Boy Promotions se la hizo llegar de inmediato tanto a la Comisión Atlética del Estado de Nevada como al promotor de Golovkin, Tom Loeffler.

Desde el campo de Golovkin todo ha sido discreción y se han limitado a decir que desean que haya limpieza por el bien del deporte del boxeo y confían en que la VADA haga su trabajo.

En la carta que VADA envió revelando la prueba positiva, Goodman informó que había hablado con Bob Bennett, director ejecutivo de la Comisión Atlética del Estado de Nevada.

El plan a seguir es continuar con más pruebas a Álvarez para que la Comisión Atlética del Estado de Nevada pueda tomar una determinación final, mientras que el excampeón del mundo mexicano tiene el derecho a solicitar de inmediato el análisis de las muestras ‘B’ que están también en poder de VADA.

Alvarez, con marca de 49-1-2, 34 nocáuts, generalmente hace la mayor parte de su entrenamiento de las peleas, en San Diego (California), y Golden Boy Promotions, informó hoy que el púgil mexicano inmediatamente pondrá fin a su preparación en Guadalajara.

Llegará a Estados Unidos y se someterá a cualquier número y variedad de pruebas adicionales que VADA considere necesarias antes y después del 5 de mayo.

Alvarez dijo que estaba “avergonzado” por la prueba positiva, pero reclamó que nada tenía que ver con el consumo de sustancias prohibidas.

“Soy un atleta que respeta el deporte y esto me sorprende y me molesta porque nunca me había sucedido a mí”, destacó Alvarez en un comunicado. “Me someteré a todas las pruebas que me exijan aclarar esta situación embarazosa y confío en que al final prevalecerá la verdad”.