Disney anuncia detalles de “Star Wars: Galaxy’s Edge”

Este dibujo proporcionado por Disney muestra la atracción "Star Wars: Galaxy's Edge", de Disney. (Disney via AP)

ORLANDO, Florida (AP) — Los fanáticos de “Star Wars” pronto podrán pilotear el Millennium Falcon y enfrentarse a Kylo Ren en una épica batalla.

Disney anunció el sábado algunos de los detalles de sus próximas atracciones “Star Wars: Galaxy’s Edge”, que abrirán en 2019. También anunció que el compositor John Williams, creador de los temas clásicos de “Star Wars”, trabaja en la nueva música para las atracciones, y divulgó un vistazo.

Los dos juegos insignia de las atracciones, que ahora están en construcción, serán el “Millennium Falcon: Smuggler’s Run”, en el que la gente puede pilotear la nave con tres papeles distintos, y “Star Wars: Rise of the Resistance”, que ofrece una “batalla épica” entre la Primera Orden y la Resistencia.

Las atracciones abrirán en Disneyland Resort en el verano del 2019 y en el Walt Disney World Resort en el otoño.

Diego Luna protagonizará nueva serie de Star Wars

Diego Luna protagonizará nueva serie de Star Wars

Diego Luna en una conferencia de prensa de del Festival de Cine de Berlin 2017 en Berlín, Alemania el 9 de febrero de 2017. (Foto AP/Markus Schreiber, archivo)

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — El actor mexicano Diego Luna retomará su papel como Cassian Andor en una nueva serie de televisión de Star Wars que se transmitirá por Disney Plus, el nuevo servicio de streaming del estudio.

La serie comenzará su producción el próximo año, informó el presidente de Disney Bob Iger a través de un comunicado publicado en el sitio de Star Wars el jueves. Sigue las aventuras del espía rebelde durante los años en los que surgió la Rebelión, previo al conflicto de la popular cinta de la saga “Rouge One” de 2016, igualmente protagonizada por Luna.

“Regresar al universo de Star Wars es muy especial para mí”, dijo el actor. “Tengo muchas memorias del gran trabajo que hicimos juntos y las relaciones que se formaron a lo largo del viaje. Tenemos una aventura fantástica por venir y este nuevo y emocionante formato nos dará la oportunidad de explorar a este personaje a más profundidad”.

Se tratarpa de un thriller de espionaje con múltiples misiones para devolver la esperanza a la galaxia de Andor dominada por el Imperio. Todavía no hay una fecha de estreno para la producción.

Disney y otros medios enfrentan un entorno cambiante a medida que más televidentes migran a las plataformas de streaming y se alejan de los servicios tradicionales de cable.

El estudio ha comenzado a presentar sus servicios de streaming. En abril lanzó el servicio ESPN Plus por 5 dólares al mes y para el próximo año se prevé que sea estrenado Diney Plus, cuyo precio no ha sido revelado.

Los ingresos del estudio por entretenimiento, que incluyen ingresos en taquilla y streaming aumentaron 50% a 2,150 millones de dólares apoyados por películas como “Avengers: Infinity War” y la más reciente película de “Ant-Man”.

La empresa planea seguir invirtiendo en Hulu y usar este servicio como hogar de su programación más general. Los programas y películas para toda la familia podrán ser vistos en Disney Plus.

El nuevo servicio de streaming incluirá cinco categorías de material: Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic.

Chewbacca de “Star Wars” lucha por niños venezolanos

Por MANUEL RUEDA

BOGOTÁ, Colombia (AP) — Peleó en batallas épicas contra el imperio galáctico. Ahora el actor que interpretó al emblemático Chewbacca en “Star Wars” lucha por los niños necesitados de Venezuela con una campaña de recaudación de fondos en internet.

Elisa Arguello, vestida como la princesa Leia, y el actor Peter Mayhew, frente a la derecha, junto a los miembros de “Star Garrison”. (Elisa Arguello via AP)

Peter Mayhew, quien dio vida a Chewbacca en cinco películas de “La Guerra de las Galaxias”, ha recaudado hasta ahora más de 10,000 dólares a través de la venta de monedas conmemorativas que muestran las patas del peludo guerrero wookiee con sandalias y su carrillera de balas alrededor de un mapa de Venezuela.

El actor retirado de 74 años dijo que la idea surgió después de que conoció a Elisa Argüello, una actriz venezolana y fan de “Star Wars” que migró hace tres años al área de Dallas-Fort Worth, donde vive Mayhew.

“La seguimos en Facebook, y estábamos al tanto del deterioro de la situación en Venezuela”, dijo Mayhew a The Associated Press. “Nos había preocupado por un tiempo y una noche mi esposa Angie cogió el teléfono y le preguntó a Elisa si podíamos involucrarnos de alguna manera. Ella se puso a llorar y dijo que sí”.

Las monedas de cobre se venden por 10 dólares en internet a través de la Fundación Peter Mayhew y las ganancias son destinadas a una pequeña organización caritativa de Texas llamada “Ponte en sus Zapatos”. La organización trabaja hace más de un año en Venezuela, donde dice que alimenta a 100 niños necesitados todos los días, además de donar pañales y fórmula para bebés a un hospital que atiende a niños con cáncer.

Muchos hospitales en Venezuela no están en condiciones de proporcionar los productos más básicos a sus pacientes debido a la escasez y a una inflación de cinco dígitos.

“Estamos asombradas, y no hemos parado de llorar de la emoción”, dijo Antonieta Gálvez, una empresaria venezolana que trabaja desde Dallas y está encargada de la organización. Gálvez dijo que tan solo con 3 dólares sus socios en Venezuela pueden hacer el almuerzo para 100 niños.

Elisa Arguello, a la izquierda vestida como la princesa Leia, y el actor Peter Mayhew durante el lanzamiento de la moneda Chewbacca Challenge Coin, durante el evento Comicpalooza en Houston Texas en una fotografía del 29 de mayo de 2018 proporcionada por Arguello. (Elisa Arguello via AP)

Argüello señaló que se han vendido más de 1,500 monedas desde que comenzó la campaña a finales de mayo, mientras que una máscara de Chewbacca hecha a mano se vendió por 1,100 dólares en una subasta en internet.

Las monedas conmemorativas han sido compradas principalmente por miembros de la Legión 501, un club de fans de “Star Wars” que tiene decenas de divisiones, o “guarniciones”, en el mundo. Su división en Texas, Star Garrison, tiene unos 500 miembros activos y Mayhew realiza algunos eventos para el grupo en su casa.

El club de fans también apoya organizaciones no lucrativas locales y los miembros a veces se ponen disfraces galácticos para visitar a niños en hospitales y llevarles un poco de alegría.

“En la legión somos bien solidarios”, dijo Argüello, quien suele asistir a convenciones de comics vestida como la princesa Leia o como un Storm Trooper. Tras años como admiradora de la saga espacial, dijo que conocer a Mayhew fue un sueño hecho realidad.

“Los wookiees a pesar de ser feroces tienen muy buen corazón”, dijo la venezolana de 36 años.

Lucasfilm Ltd., propietaria de la marca Chewbacca, no participa en la campaña, que no menciona directamente al personaje.

Mayhew fue elegido para interpretar a Chewbacca por su altura impresionante. El actor nacido en Gran Bretaña y nacionalizado estadounidense mide más de 2.1 metros debido a una enfermedad genética conocida como el síndrome de Marfan.

Su gran estatura, que lo hizo perfecto para el personaje de Chewie, también ha sido el origen de muchas de sus complicaciones de salud.

Mayhew ha tenido problemas respiratorios y tiene dificultades para caminar. Asiste a las convenciones de cómics sentado en un carrito y pocas veces da entrevistas a los medios por sus limitaciones para hablar. En el caso de AP, respondió preguntas en un correo electrónico.

Los problemas de salud no han impedido que este amable gigante contribuya a diversas causas caritativas y luche por los niños así sea en un país muy, muy lejano.

“Todo el mundo parece saber algo sobre Venezuela ahora, pero muchos ni siquiera se dan cuenta de lo mal que se han puesto las cosas”, dijo Mayhew. “Chewbacca no dejaría a un niño hambriento sin comer si tiene el poder para ayudar”.

“Solo: A Star Wars Story” recauda menos de lo esperado

En esta imagen difundida por Lucasfilm, se muestra a Alden Ehrenreich como Han Solo y Joonas Suotamo como Chewbacca en una escena de “Solo: A Star Wars Story”. (Jonathan Olley/Lucasfilm vía AP)

Por JAKE COYLE

NUEVA YORK, Nueva York (AP) — La entrega más reciente de la saga, “Solo: A Star Wars Story” se quedó muy por debajo de las expectativas con una recaudación de 83.3 millones de dólares durante su fin de semana de estreno en las taquillas de Estados Unidos y Canadá.

Disney estimó el domingo que el spin-off de Han Solo juntará 101 millones de dólares en el fin de semana largo, por el Día de los Caídos en Guerras. La semana pasada, las estimaciones indicaron que recaudaría hasta 150 millones de dólares.

Las ventas en el extranjero son aún más bajas. “Solo” obtuvo 65 millones de dólares a nivel internacional en su primer fin de semana, incluidos 10,1 millones en China.

Protagonizada por Alden Ehrenreich, en el papel icónico de Harrison Ford, “Solo” estuvo plagado de problemas de producción. Ron Howard reemplazó a los directores Phil Lord y Christopher Miller a la mitad del rodaje. El presupuesto superó los 250 millones.

“Solo” también tuvo una dura competencia. En su segunda semana, “Deadpool 2” recaudó 42.7 millones de dólares.

Estimado de ingreso en taquillas del viernes al domingo en cines de Estados Unidos y Canadá, de acuerdo con comScore:

1. “Solo: A Star Wars Story”, 83.3 millones de dólares

2. “Deadpool 2”, 42.7 millones

3. “Avengers: Infinity War”, 16.5 millones

4. “Book Club”, 9.5 millones

5. “Life of the Party”, 5.1 millones

6. “Breaking In”, 4.1 millones

7. “Show Dogs”, 3.1 millones

8. “Overboard”, 3 millones

9. “A Quiet Place”, 2.2 millones

10. “RBG”, 1.2 millones

Mellizos nacidos Día de Star Wars nombrados como personajes

En esta foto del 5 de mayo de 2018 proporcionada por el Hospital Intermountain McKay-Dee, Ross y Kendall Robbins posan con sus gemelos nacidos en el día de “Star Wars”, el viernes 4 de mayo en Ogden, Utah. Los Robbins dijeron el lunes, 7 de mayo que llamaron a los niños Rowan Luke y Kai Leia y decoraron su cuarto de niños en un tema de “La guerra de las galaxias”. (Connor Harrison / Intermountain McKay-Dee Hospital vía AP)

OGDEN, Utah (AP) — Que la fuerza los acompañe.

Una pareja de Utah se convirtió en padres de un niño y una niña en el día de “Star Wars”, el viernes 4 de mayo.

La fecha es celebrada por los fans de la franquicia cinematográfica debido a que en inglés, “May the fourth”, suena como la línea de la película “May the force be with you” (“Que la fuerza te acompañe”).

Kendall y Ross Robbins dijeron al canal KSTU-TV que nombraron a sus hijos Rowan Luke y Kai Leia. Sus segundos nombres son los de dos de los personajes principales de la emblemática serie.

“Tan pronto supimos que había la posibilidad de que fueran bebés del 4 de mayo, pensamos, okey”, dijo Ross Robbins.

La pareja decoró la habitación de los mellizos con tema de “Star Wars”.

“Star Wars” celebra la Navidad como líder de la taquilla en EE.UU.

LOS ÁNGELES, California (EFE) – La Navidad trajo el mejor regalo para “Star Wars: The Last Jedi”, que con 100.7 millones de dólares de recaudación lideró la taquilla en Estados Unidos por delante de los estrenos de “Jumanji: Welcome to the Jungle” y “Pitch Perfect 3”.

Según los datos del portal especializado Box Office Mojo, que en esta ocasión abarcan desde el viernes 22 de diciembre hasta el lunes festivo del 25 de diciembre, la última entrega de “Star Wars” añadió 100.7 millones en EE.UU. a su botín acumulado en todo el mundo que asciende a 793.3 millones tras sólo dos semanas en la gran pantalla.

Con un reparto encabezado por Daisy Ridley, John Boyega, Mark Hamill y Carrie Fisher, esta película continúa la historia de los Skywalker, con los nuevos personajes Rey y Finn uniendo fuerzas con Luke y Leia en una nueva aventura que desenterrará revelaciones del pasado.

“Jumanji: Welcome to the Jungle”, la secuela de la popular cinta familiar y de aventuras “Jumanji” (1995), ingresó en su primer fin de semana en los cines 52,1 millones de dólares.

Protagonizada por Dwayne “The Rock” Johnson, Jack Black, Kevin Hart y Karen Gillan, este filme cuenta cómo cuatro compañeros de instituto son absorbidos por un videojuego que les transporta a la jungla de Jumanji, donde con nuevas personalidades y habilidades deberán terminar la partida con vida para regresar al mundo real.

Completó el podio de este fin de semana navideño el largometraje musical “Pitch Perfect 3”, que en su desembarco en la gran pantalla logró 25.6 millones de dólares.

Anna Kendrick y Rebel Wilson regresan para liderar a las chicas del conjunto musical Bellas, que se reúnen por última vez para una competición en el extranjero.

Otra novedad en la cartelera como “The Greatest Showman”, que encabeza el actor Hugh Jackman, consiguió 14 millones de dólares de recaudación.

Jackman interpreta en esta película a Phineas Taylor Barnum, un empresario pionero que revolucionó en Estados Unidos el espectáculo de los circos.

Por último, la cinta de animación infantil “Ferdinand” se anotó 9.7 millones de dólares.

Este largometraje del cineasta brasileño Carlos Saldanha gira en torno a un toro manso y sensible, que disfruta oliendo flores y cuidando de los suyos, pero al que toman por un animal bravo y envían a las corridas de toros.

The Last Jedi, un grato alboroto en la Fuerza

Por JAKE COYLE

“The Last Jedi” (“Los últimos Jedi”) de Rian Johnson, la aventura de “Star Wars” más psicodélica, transgresora e infestada de Porgs hasta la fecha, provoca un grato alboroto en la Fuerza.

En esta imagen difundida por Lucasfilm, Daisy Ridley como Rey en “Star Wars: The Last Jedi”. (Lucasfilm vía AP)

A diferencia del alarde de nostalgia que fue “The Force Awakens” (“El despertar de la Fuerza”) de J.J. Abrams, el Episodio VIII de Johnson lleva la ópera espacial de George Lucas en nuevas direcciones – a menudo emocionantes, a veces erráticas -, al tiempo que encuentra la expresión más auténtica de la esencia subyacente de la saga: la camaradería en la resistencia a la opresión. Aunque hay incontables pinceladas familiares — la fuga de rebeldes, la búsqueda espiritual de los Jedi, los problemas derivados por la ausencia paterna — “The Last Jedi” ha descubierto nuevas movidas en la galaxia muy, muy lejana.

Como la segunda entrega en esta tercera trilogía de “Star Wars”, “The Last Jedi” es como el resultado invertido de “The Empire Strike Back” (“El imperio contraataca”), por años la súper favorita de los fans. Aunque es, al igual que su parte dos antecesora, a menudo oscura y rara, el filme frecuentemente cómico de Johnson se distingue al cambiar drásticamente la dinámica de poder tradicional de los héroes y personajes secundarios en la galaxia de Star Wars.

Aquí, el piloto temerario que desafía las probabilidades (Oscar Isaac como el piloto de la Residencia Poe Dameron) es un impetuoso chovinista en desacuerdo con una comandante (Laura Dern, con el cabello morado). “Saca la cabeza de la cabina”, lo regaña Leia (la difunta Carrie Fisher, a quien está dedicado el filme). La relación maestro-aprendiz — previamente Yoda entrenando a un joven Luke Skywalker (Mark Hamill) en un remoto planeta pantanoso — ahora se inclina más hacia Rey, la joven Jedi (Daisy Ridley) enviada a remover a un monástico Skywalker de una isla barrida por el viento e infestada de Porgs. Y en vez de un derrame de tripas de Tauntaun, momentos de reflexión sobre los derechos de los animales se cuelan en la galaxia: a punto de pegarle un mordisco a su cena asada, Chewbacca, con un triste gemido, es sacudido por punzadas de duda.

En esta imagen difundida por Lucasfilm, John Boyega como Finn en una escena de “Star Wars: The Last Jedi”. (Lucasfilm vía AP)

El mejor toque de Abrams en su alegre y diestro relanzamiento fue su elenco diverso — en particular Ridley y John Boyega, como Finn, el Stormtrooper convertido en tipo bueno. Pero Johnson, que también escribió la película, ha ido más allá para agitar los papeles y ritmos familiares de Star Wars. Dispersa y ágil, “The Last Jedi” no reza en su propio altar, a menudo minando su propia grandiosidad.

Esos quiebres de forma — en el pasado más reservados a un risueño Harrison Ford — desconcertarán a algunos puristas. En particular en las surrealistas escenas aisladas de Rey y Luke — donde Luke, con una espesa melena gris y los modales de un ermitaño, aparece bebiendo la leche materna de una enorme criatura y saltando de una roca a otra con una gran vara — “The Last Jedi” llega al filo de lo cursi.

No sorprende que Johnson, el director del filme noir sobre viaje en el tiempo “Looper”, ha hecho una película llena de inversiones ingeniosas. Lo asombroso es que haya hecho una cinta de “Star Wars” que trata de no tomarse a sí misma muy en serio y al mismo tiempo ser más emotiva.

Pero antes de llegar a su considerable recompensa, “The Last Jedi” se siente perdida, como intentando sujetarse a su propósito. A diferencia de las películas previas, la menos táctil “The Last Jedi” no aborda mucho la construcción de mundos y su sentido de lugar no es tan firme. Como una cinta de viajes intergalácticos, es una decepción.

Sin embargo hay excepciones, especialmente en las cámaras del Líder Supremo Snoke (Andy Serkis ampliando su galería de papeles grotescos). La madriguera de Snoke, bañada en un místico rojo escarlata, parece sacada de “Eyes Wide Shut” (“Ojos bien cerrados”) de Kubrick.

Johnson también carece de lo que Lucas y Abrams reconocieron como el arma más potente de la franquicia: Ford. Como chico de la pradera convertido en caballero, Hamill nunca ha sido el alma de la saga. Aunque Luke tiene su gran momento, “The Last Jedi” no le hace ningún favor anclándolo en una implacable roca dentada lejos de la acción, con una historia de fondo llena de arrepentimiento.

En cuanto al hecho de que se trata de la última película de “Star Wars” con Fisher, es una lástima que no haya tenido un papel más protagónico. (La próxima cinta iba a ser suya, del modo en que Ford y ahora Hamill han tenido las de ellos). Pero Fisher hace que cada una de sus escenas cuente.

Y mientras Isaac ha sido presentado como un posible heredero de Ford, Boyega es el actor que me dejó queriendo más tras ver los episodios VII y VIII. La desventaja de una historia cuyos personajes se mueven por la galaxia es que la nueva generación de protagonistas de Star Wars no ha tenido tiempo para los pequeños gestos que moldearían sus personajes — los primeros planos que tuvieron sus predecesores. Aun después de dos filmes, Rey es más un espíritu imparable que una persona completa.

Pero “The Last Jedi” logra adquirir impulso. Al echar abajo parte de la vieja mitología, Johnson entra en un nuevo territorio. Por primera vez en mucho tiempo se siente que una película de “Star Wars” es avanzada.

Gran parte de ese sentido de progreso viene del personaje de Rose Tico (una superlativa Kelly Marie Tran), una trabajadora de mantenimiento que es arrojada a un papel esencial en la rebelión. Es ella quien le da voz al mensaje perdurable de la película, uno que — como la primera cinta de “Star Wars” en la era de Trump — tiene una emotiva resonancia. La Resistencia ganará, dice Rose, “no luchando contra lo que odia” sino “salvando aquello que amamos”.

“Star Wars: The Last Jedi”, un estreno de Walt Disney Co., tiene clasificación PG-13 (no recomendada para menores de 13 años) en Estados Unidos por “secuencias de acción de ciencia ficción y violencia”. Duración: 152 minutos. La AP le da tres estrellas de cuatro.

Elenco de Star Wars reflexiona sobre legado de Fisher y Leia

Por LINDSEY BAHR

LOS ANGELES, California (AP) — Carrie Fisher habrá sido la “alocada tía Mame” para el “cuadrado” y hogareño Mark Hamill, pero pese a sus diferencias, los hermanos de Star Wars se llevaron siempre bien, hasta el final.

Aunque ambos saltaron a la fama con sus papeles en Star Wars en 1977 y se mantuvieron inextricablemente unidos a través de su familia de la pantalla, Hamill dice que se perdió mucho de la vida de Fisher — durante “los años de Bryan Lourd” y cuando su hija Billie Lourd era una bebé. Por eso, aun antes de su inesperada muerte el año pasado, se sintió especialmente agradecido de pasar tiempo con su amiga durante la filmación de “Star Wars: The Last Jedi” (“Star Wars: Los últimos Jedi”).

“La veía periódicamente en eventos benéficos o donde hubieran celebraciones de Star Wars y cosas así. Pero esta fue la primera vez que realmente pudimos pasar el rato disfrutando juntos. Incluso si no estaba filmando iba para entrenar acrobacias y esto o aquello, pruebas de cabello, y entraba a su tráiler a pasar un rato con ella y (su perro) Gary”, dijo Hamill. “Teníamos un nivel de confianza que desarrollamos a lo largo de todos estos años. Ella me conocía. Sabía que yo realmente no había cambiado. Sabía que no estaba ahí buscando algo”.

Fisher al parecer era adorada por todo el elenco, tanto por quien era como por lo que el personaje de Leia significaba para ellos. Su muerte a los 60 años llegó tras haberse terminado el rodaje, pero les presentó un problema a los cineastas que esperaban que Leia también fuera parte del próximo filme.

El guionista y director de “The Last Jedi”, Rian Johnson, dijo que al final no cambió nada de su papel en esta película, la octava en la serie de Star Wars sobre las vidas y aventuras del clan Skywalker. Eso es algo con lo que J.J. Abrams tendrá que lidiar en el Episodio IX, en el que Fisher iba a tener un papel mucho más prominente.

“Tendremos que encontrar la manera de darle su cierre en el IX, pero nunca podremos reemplazarla”, dijo Hamill.

Aunque nadie puede decir exactamente qué significa el arco narrativo de Leia en “The Last Jedi”, que se estrena el viernes, Johnson espera que sea una experiencia emocionante.

“Lo hizo tan bien”, dijo Johnson. “Siempre pienso en los fans que no la conocieron en la vida real y crecieron viéndola y es como si todos estuvieran viviendo su propia pérdida. Ver esto va a ser realmente emotivo para quienes ella significó algo. Espero que sea bueno. Espero que signifique algo para ellos”.

Muchos en el elenco hablaron casi indistintamente de la enérgica princesa convertida en generala y de la valiente y auténtica actriz que la encarnaba, considerada parte de la realeza de Hollywood. Las mujeres en particular recuerdan cómo las afectó el personaje de Leia cuando eran pequeñas.

“Realmente recuerdo haber pensado, ‘Ella es diferente, no es como todas las demás”, dijo Gwendoline Christie de la primera vez que vio a Leia cuando tenía 6 o 7 años. “Pensé, ‘quiero ser como ella'”.

Pero fue la extraordinaria personalidad de Fisher lo que le vino a todos a la mente.

“Es difícil hacerle justicia, describir la vida de alguien. Ella era tan complicada”, dijo Adam Driver, quien interpreta a su distanciado hijo. “Siempre es emocionante ver a alguien que no está interesado en ajustarse a ninguna manera en la que uno debería comportarse. Y creo que ella representó eso con un gran sentido de ironía”.

Fisher hizo que la debutante Kelly Marie Tran se diera cuenta de “cuánta valentía requiere ser uno mismo cuando está en una plataforma pública”.

“Era tan auténtica y abierta”, dijo Tran. “Siempre será un ícono como Leia pero también como Carrie. Qué gran ejemplo. Soy muy afortunada por haberla conocido”.

Pero la famosa franqueza y espíritu de Fisher era solo una parte de una personalidad compleja, según Hamill, quien después de 40 años conociéndola llegó a ver sus matices.

“Así de dura como era y así de venenoso como su humor podía ser, era realmente vulnerable de alguna manera. Aunque no éramos hermanos en la vida real, yo sentía cierta actitud protectora. Me ponía a la defensiva cuando la gente la criticaba y me enojaba cuando ella era autoindulgente, y lo era mucho. Pero yo la amaba tanto”, dijo Hamill.

“Cuando me enojo y me vuelvo egoísta y pienso, ‘Diablos Carrie, siempre fuiste tan oportuna en todo, ¿qué te pasó?’, tengo que decir que al menos tenemos eso”, añadió. “Tenemos que dar las gracias por el tiempo que pasamos con ella. Y una cosa sí sé: ella hubiese querido vernos riendo y felices, no malhumorados y deprimidos porque ya no está con nosotros”.

Primeros elogios para “Last Jedi” tras su elaborado estreno

Por RYAN PEARSON y NICOLE EVATT

LOS ÁNGELES, California (AP) — El abarrotado estreno de “Star Wars: The Last Jedi” (“Los últimos Jedi”) el sábado en Los Ángeles tuvo vítores, resuellos, oportunidades para tomar fotos de droides, juegos de casino y algunas ovaciones con la sala en pie. Algunos de los asistentes elogiaron la película en internet tras el pase.

Rian Johnson, guionista y director de la octava entrega de la saga, dedicó la noche a Carrie Fisher, que falleció tras terminar la grabación.

“Está ahí arriba haciendo un corte de mangas y diciendo ‘no arruinen la noche con tributos solemnes’”, dijo Johnson sobre el escenario del Shrine Auditorium.

Daisy Ridley a su llegada al estreno en Los Ángeles de “Star Wars: The Last Jedi” en el Shrine Auditorium, el 9 de diciembre de 2017 en Los Ángeles. (Foto de Jordan Strauss/Invision/AP)

Este fue el espíritu con el que Johnson presentó entusiasmado a su electo, incluyendo a Mark Hamill, Adam Driver, Daisy Ridley y Oscar Isaac. Hamill y el compositor John Williams, a quien Johnson calificó como uno de los “mejores compositores cinematográficos vivos”, estuvieron entre los pocos que recibieron ovaciones con el público en pie.

“¡Vamos a ver una película de Star Wars!”, exclamó Johnson mientras los actores tomaban sus asientos, las luces bajaban en intensidad y la icónica cabecera con el logo amarillo de Star Wars asomaba en la pantalla anunciando el inicio del filme. La entusiasta audiencia río y aplaudió durante buena parte de las dos horas y media que duró la proyección. Uno de los espectadores incluso gritó “¡¿Qué?!” en una escena clave ya avanzada la cinta.

El elaborado estreno contó con un enorme vehículo de asalto y una procesión de stormtroopers y droides antes del primer pase de la cinta, que se estrenará el próximo 15 de diciembre y supone el regreso de Luke Skywalker y la última aparición de Carrie Fisher como Leia Organa.

Aunque las críticas formales no se publicarán hasta dentro de unos días, periodistas y otros asistentes a la proyección que compartieron sus primeras reacciones en internet señalaron que la octava entrega de la franquicia tiene todas las aventuras que se podrían esperar de una película de Star Wars, pero llevadas a un nuevo territorio.

J.J. Abrams, que dirigió el episodio anterior, “Star Wars: The Force Awakens” de 2015, y volverá a ponerse detrás de la cámara para el IX, dijo a The Associated Press que la película es “grandiosa” y que Rian hizo un gran trabajo.

En la imagen, vista general del estreno en Los Ángeles de “Star Wars: The Last Jedi”, en el Shrine Auditorium, el 9 de diciembre de 2017 en Los Ángeles. (Foto de Jordan Strauss/Invision/AP)

El director de “Logan”, James Mangold, elogió al responsable de “The Last Jedi”, Rian Johnson, calificando su filme como “un gran capítulo de una franquicia exitosa, espectacular e impredecible, pero también con su propia voz”.

El productor Adam F. Goldberg escribió que la cinta lo hizo volver a sentirse un niño.

Anthony Breznican, de Entertainment Weekly, apuntó que el filme “te hará pedazos y luego volverá a hacerte sentir completo de nuevo”.

Muchos de los que se pronunciaron en internet dijeron que todavía seguían procesando la película, que

Los asistentes al estreno del sábado fueron los primeros (más allá del reparto, cineastas y altos ejecutivos de Walt Disney Co. y Lucasfilm) en ver “The Last Jedi”, que llegará a cines de todo el mundo el viernes.

Los seguidores que acudieron a la premiere pudieron ver de cerca a los nuevos personajes, incluyendo un escuadrón de guardas de élites vestidos con armaduras rojas, además de a una colección de droides, entre los que estaban C-3PO, R2-D2 y BB-8, que recorrieron o rodaron por la alfombra roja antes de la llegada de los protagonistas del filme.

“Esta es una película de Star Wars, y la energía de esta noche es bastante increíble”, dijo un radiante Andy Serkis, que interpreta al villano Líder Supremo Snoke.

Daisy Ridley, que da vida a Rey, optó por un vestido de lentejuelas adornado con estrellas para el estreno, sobre el que dijo: “Simplemente es divertido. Y yo me siento divertida. Y tiene estrellas”.

Kelly Marie Tran, recién llegada al elenco de la saga, eligió un vestido rojo brillante con una larga cola. John Boyega, que antes en el día tuiteó que podría perderse el estreno por una tormenta de nieve en Atlanta, se pasó por la alfombra roja con un esmoquin azul y un suéter de cuello alto.

El secreto sobre la película seguía sobre la alfombra roja. Preguntado por detalles sobre el filme, Anthony Daniels, que interpreta a C-3PO, dijo a un reportero: “Voy a dejar que lo averigües por ti mismo”.

“The Last Jedi” es uno de los mayores estrenos del año. Según estimaciones, la cinta podría lograr una taquilla en torno a los 200 millones de dólares en su primer fin de semana en cartel.

J.J. Abrams escribirá y dirigirá “Star Wars: Episode IX”

Articulo por LINDSEY BAHR (Associated Press)

LOS ANGELES, California — J.J. Abrams regresó a “Star Wars” y reemplazará a Colin Trevorrow como guionista y director del “Episodio IX”.

Disney anunció el retorno de Abrams el martes, una semana después de conocerse la partida de Trevorrow. Tras varias salidas prominentes de directores previos de “Star Wars”, Lucasfilm recurre al cineasta que ayudó a resucitar la franquicia en primer lugar. Abrams coescribirá el filme con el guionista Chris Terrio, ganador del Oscar por la adaptación de “Argo” y también coescribió “Batman v Superman: Dawn of Justice” (“Batman vs. Superman: El origen de la justicia”).

Como director de “The Force Awakens” (“El despertar de la fuerza”), Abrams recibió grandes elogios de los fans y recaudó más de 2,000 millones de dólares en la taquilla. Abrams había dicho que esa sería su única cinta para la franquicia, pero las cosas cambiaron.

La presidenta de Lucasfilm, Kathleen Kennedy, dijo que Abrams “cumplió con todo lo que pudimos haber esperado” en “The Force Awakens”. “Estoy muy emocionada de que haya vuelto para cerrar esta trilogía”, expresó.

La movida significa que Abrams será el único director, aparte del creador de “Star Wars” George Lucas, que dirija más de una película de la saga.

“Star Wars: Episode IX” se estrenaría en mayo del 2019. Es la última entrega de la nueva trilogía “principal” de Star Wars que comenzó con “The Force Awakens” en el 2015 y continúa en diciembre con “The Last Jedi” (“El último Jedi”), dirigida por Rian Johnson.

La producción de “Episode IX” iba a comenzar a principios del próximo año. No está claro de momento si el cambio afectará o no la fecha de estreno.

Lucasfilm ha tenido un número de riñas públicas con directores de “Star Wars” en los últimos años.

A principios de 2017 la cinta derivada sobre el joven Han Solo se desligó de los directores Phil Lord y Christopher Miller y los reemplazó rápidamente con Ron Howard, estando avanzada la producción. En el 2015 la compañía despidió al director Josh Trank de otra película derivada de Star Wars. Y las extensas refilmaciones para “Rogue One: A Star Wars Story” (“Rogue One: una historia de Star Wars “) llevaron a muchos a especular que el director Gareth Edwards había sido oficialmente desplazado por Tony Gilroy.

La noticia del regreso de Abram fue recibida calurosamente por los fans en las redes sociales el martes. El cineasta no ha dirigido ni se ha comprometido a dirigir ningún otro proyecto desde “The Force Awakens”, pues ha estado enfocado más bien en producir.

“Estoy disfrutando mucho este receso. Desde que hice la serie ‘Felicity’ he pasado de un proyecto a otro proyecto. Son 20 años en los que no he hecho más que preparar, hacer casting, filmar y editar algo”, dijo Abrams a The Associated Press en marzo.

Ese momento, aunque breve, terminó. Para Abrams, es hora de volver al Halcón Milenario y a esa galaxia muy, muy lejana.