Katy Perry admite haber tenido pensamientos suicidas

NUEVA YORK (AP) — Durante una maratónica transmisión en vivo, la estrella del pop Katy Perry reconoció haber tenido pensamientos suicidas.

La imagen de portada dada a conocer por Capitol Records de “Witness”, el más reciente album de Katy Perry. (Capitol Records via AP)

“Me siento avergonzada de haber tenido esas ideas, sentirme tan baja y deprimida”, dijo el sábado en YouTube durante una emotiva sesión con Siri Singh de la serie “The Therapist” que se transmite en Viceland.

La cantante se ha transmitido en vivo desde el viernes, grabando su vida para que cualquiera con acceso a internet pueda verla. Ha practicado yoga, tuvo invitados para cenar, durmió, se maquilló y, por supuesto, cantó.

Pero el domingo, los 60 minutos más reveladores del evento de cuatro días “Katy Perry — Witness World Wide” fueron los que pasó con Singh.

Perry le dijo a Singh que lucha para lidiar con su persona pública. Reconoció que, en el pasado, tuvo pensamientos suicidas y habló del desafío de ser ella misma mientras promueve su imagen pública “bajo este loco microscopio”.

“Tengo tantas ganas de ser Katheryn Hudson (su nombre real) que hay veces en las que ni siquiera quiero verme como Katy Perry — y, esa es una de las razones por las que me corté el cabello, porque realmente quiero ser yo misma”, comentó.

Perry ahora luce el cabello corto y teñido de rubio.

El evento de YouTube es un acto para promover su nuevo álbum “Witness”. La transmisión en vivo culminará el lunes con un concierto gratuito para 1.000 fans en Los Ángeles.

Distrito escolar retira brevemente libro “13 Reasons Why”

DENVER (AP) — Mientras una comunidad en Colorado llora la muerte de siete estudiantes que se suicidaron recientemente, una funcionaria escolar ordenó a los bibliotecarios que detengan temporalmente la circulación del libro en el que se basa la popular serie de Netflix “13 Reasons Why”, que según algunos críticos idealiza el suicidio.

La orden irritó a algunos bibliotecarios, que la calificaron de censura, y al parecer se trata de un caso aislado en Estados Unidos, donde solo se retiró brevemente.

La orden también ha subrayado el debate sobre el equilibrio entre la libertad de expresión y la preocupación por los estudiantes.

“Sería difícil para cualquiera que haya lidiado con el suicidio no tener una mayor conciencia o quizás ser un poco más cauteloso sobre ciertas cosas”, dijo Leigh Grasso, directora del plan de estudios para el Distrito Escolar del Valle del Condado de Mesa que atiende a 22.000 estudiantes, y quien decidió retirar el libro.

La exitosa novela para jóvenes, publicada en el 2007 y traducida al español como “Por trece razones”, sigue a una chica de secundaria que se suicida tras crear una serie de casettes para que compañeros de clase que influyeron en su decisión los escuchen después de su muerte.

Su suicidio en la serie de Netflix es representado en el último episodio de la primera temporada, y la escena gráfica ha llevado a escuelas en todo el país a enviar cartas a padres y tutores con información y consejos para la prevención del suicidio.

Desde el norte de Nueva York hasta el centro de la nación y California, administradores escolares han alertado que la serie hace sensacionalismo del suicidio y no proporciona una buena guía para quienes lidian con trastornos mentales. Nada indica que alguno de los estudiantes que se suicidaron en el condado de Mesa desde que comenzó el año escolar lo haya hecho inspirado en el libro o la serie.

Grasso, quien no ha leído el libro ni visto la serie, parece ser una de solo unos cuantos líderes escolares que han retirado el libro de circulación en Estados Unidos. Otro distrito escolar en Minnesota sacó temporalmente el libro de sus bibliotecas luego que un padre se quejara por sus referencias al sexo.

Grasso citó la atención en los medios de comunicación y los acontecimientos recientes en un correo electrónico del 28 de abril enviado a los bibliotecarios informándoles su decisión.

De los 20 ejemplares disponibles en el distrito escolar, 19 estaban prestados en el momento y no resultaron afectados por la directiva. A pesar de esto, varios bibliotecarios protestaron y la orden fue retirada unas tres horas después de que fue emitida.

Grasso dijo que el libro quedó a disposición de los estudiantes después de que los bibliotecarios y los consejeros escolares determinaran que no incluye escenas tan gráficas como las representadas en la serie de Netflix.

“Creo que simplemente estamos siendo cautelosos hasta tener la oportunidad de revisar el libro y ver qué tan cercano es a la película”, dijo Grasso a The Associated Press.

Grasso dijo que su decisión no ascendía a censura porque el libro no fue prohibido permanentemente, un argumento que fue cuestionado en el distrito escolar. El diario Grand Junction Daily Sentinel citó a un bibliotecario que dijo que hay un proceso formal para examinar los libros en el distrito.

“Creo que es nuestro deber seguir ese proceso porque la censura es una situación muy delicada”, escribió el bibliotecario.

El diario, que obtuvo los comentarios a partir de una solicitud abierta y no nombró a los bibliotecarios por su nombre, reportó que un bibliotecario de secundaria escribió que, “si empezamos a censurar libros para todos los estudiantes como una medida reactiva, no hay una línea que podamos seguir”.

Los creadores de la serie afirman que su retrato franco del suicidio necesita ser crudo y directo.

“Mucha gente acusa al programa de presentar el suicidio con glamour y yo, y creo que todos los que hicimos el programa, estamos convencidos de que hicimos totalmente lo contrario”, dijo el guionista Brian Yorkey. “Lo que hicimos fue retratar el suicidio como algo muy feo y muy dañino”.

Jay Asher, quien escribió la novela luego que un familiar cercano intentó suicidarse cuando era adolescente, dijo que ha hablado en escuelas de los 50 estados de Estados Unidos y les dice a los estudiantes que no estaría ahí si no fuera por los maestros que no tienen miedo de hablar de temas incómodos.

“Una y otra vez los lectores describen ‘Thirteen Reasons Why’ como la primera vez que se han sentido comprendidos”, dijo Asher. “Reconocer que la gente entenderá es el primer paso para pedir ayuda”.

James LaRue, director de la oficina para libertad intelectual de la Asociación de Bibliotecas Estadounidenses, dijo que comprende por qué Grasso quería revisar el libro, pero “en vez de solo reaccionar a un momento, uno convoca a la gente para tomar una decisión inteligente”.

“A veces el mundo es un lugar peligroso, pero leer al respecto no lo es”, expresó.

Salvan a joven que trató de suicidarse por Facebook Live

ATLANTA (AP) — Una jovencita de 15 años que trató de suicidarse en Georgia fue rescatada por policías que vieron el video en vivo por Facebook Live.

El caso parece respaldar el argumento del director general de Facebook Mark Zuckerberg de que ese tipo de contenidos a veces puede ser visto por amigos y familiares, quienes pueden llegar a tiempo para rescatar a la persona.

La chica había ingerido pastillas y se había cubierto la cabeza con una bolsa de plástico el 2 de mayo, en un intento por suicidarse por sofocación, informó la policía del condado Bibb. Un agente la halló inconsciente pero con pulso y se cree que se recuperará.

En abril, Facebook fue alertado sobre otro suicidio en curso y la empresa tomó la decisión de dejar que la transmisión siguiera, declaró Zuckerberg en una teleconferencia el miércoles. Esa decisión le permitió a la policía “usar esa transmisión en vivo para comunicarse con esa persona y salvarle la vida… Es decir, que lo que estamos tratando de hacer no es simplemente borrar ese contenido, sino ayudar a la gente cuando lo necesite”.

Kevin Briggs, un expolicía de caminos de California, narró las muchas veces que estuvo dialogando con gente colgada del Puente Golden Gate a punto de saltar al agua.

“Lo que pasa con estos muchachos es que son tan impulsivos que no ven hacia el futuro, no ven forma de salir de sus circunstancias actuales”, expresó Briggs.

Más de 1.400 personas se han suicidado saltando del Golden Gate desde que el famoso puente fue tendido en California en 1937, pero muchas otras han sido rescatadas gracias a la labor oportuna de policías como Briggs.

En Georgia, un espectador que vio las imágenes de la joven suicidándose llamó a la línea de emergencias 911. Solo las amistades de la chica podían ver el video debido a las condiciones de privacidad que tenía su cuenta de Facebook, pero una jefa policial, Linda Howard, tenía un sobrino que era amigo de ella en Facebook. Howard llamó inmediatamente a su sobrino, quien vio el video y le confirmó a su tía que no se trataba de una farsa.

“Era algo de suma gravedad y teníamos que acudir de inmediato”, recordó la jefa policial.

La policía llamó a la escuela de la joven y obtuvo tres direcciones posibles. Los agentes acudieron a toda prisa a los tres domicilios y efectivamente, en uno de ellos estaba la chica, inconsciente, en la bañera.

“Estoy simplemente complacida de que podemos devolverla a su familia”, expresó Howard.

Andrea Saul, vocera de Facebook, dijo que no podía dar detalles de este caso en particular por razones de privacidad, pero reveló que en marzo la empresa había lanzado una serie de iniciativas para ayudar a gente que trata de suicidarse transmitiendo las imágenes en vivo por internet.

Critican representación de suicidio en “13 Reasons Why”

NUEVA YORK (AP) — En una escena dolorosa una chica de 17 años se mete a una bañera con una navaja. La vemos cortarse la piel y sangrar, la oímos llorar y cómo le cuesta trabajo respirar. Después queda inerte.

El suicidio de la protagonista de la popular serie de Netflix “13 Reasons Why” no debería ser un shock, pues es presentado en el último episodio de un programa construido alrededor de la muerte del personaje. Pero saber que ocurrirá no hace que sea más fácil.

La sobrecogedora escena ha desatado críticas por presentar el suicidio bajo una luz romántica y ha llevado a que muchas escuelas en el país envíen cartas de advertencia a padres de familia y tutores. Los creadores del programa no tienen remordimientos. Argumentan que su retrato honesto debía ser “resuelto y crudo”.

“Mucha gente está acusando al programa de idealizar el suicidio y siento profundamente _ y creo que todos los que hicimos el programa _ que hicimos justo lo contrario”, dijo el escritor Brian Yorkey, quien ganó un Tony y un Pulitzer por el musical “Next to Normal”, que aborda problemas de salud mental. “Lo que hicimos fue retratar el suicidio y lo pusimos como algo muy feo y muy dañino”.

El drama de 13 episodios, coproducido por la actriz y cantante Selena Gómez, está basado en la novela para jóvenes de Jay Asher de 2007 sobre una estudiante de secundaria que se mata y deja 13 grabaciones de voz en las que detalla los eventos que llevaron a su muerte, incluyendo abuso sexual, consumo de drogas y acoso.

Como suele ocurrir con las series de Netflix, la plataforma liberó todos los capítulos el mismo día, el 31 de marzo, lo que hizo que los especialistas en prevención del suicidio expresaran su preocupación por que los adolescentes puedan verla completa sin la posibilidad de analizar detenidamente los temas o hacer preguntas. También dijeron que desearían que el programa incluyera referencias constantes a la línea telefónica nacional de prevención del suicidio.

“Sabemos que históricamente los detalles gráficos sobre el suicidio no son recomendados”, dijo Phyllis Alongi, directora clínica de la Sociedad para la Prevención del Suicidio entre Adolescentes. “Entiendo lo que dicen los productores, pero podría realmente peligroso y creo que debemos ser un poco más responsables”.

Netflix y los creadores del programa señalaron que consultaron con varios expertos en salud mental e incluyeron un programa de 30 minutos titulado “Beyond the Reasons” que profundiza en los temas presentados, además de vínculos a un sitio con materiales relacionados.

La serie tiene una clasificación TV-MA, lo que quiere decir que podría no ser apta para menores de 17 años, y tres episodios con material explícito incluyen advertencias para los espectadores.

Pero algunos profesionales de la salud mental han ido un poco más allá. La Asociación Nacional de Psicólogos Escolares declaró: “No recomendamos que los jóvenes vulnerables, especialmente aquellos que han tenido algún grado de ideas suicidas, vean la serie”.

Los críticos del programa argumentan que la depresión y las enfermedades mentales, claves para entender el suicidio, son pocas veces mencionadas en la serie y que el hecho de que la protagonista Hannah cuente su historia después de la muerte envía un mensaje potencialmente peligroso. También están inconformes con que el consejero escolar que se muestra parezca culpar a la víctima.

La Fundación Jed y la organización Suicide Awareness Voices of Education unieron esfuerzos para crear 13 puntos a abordar entre jóvenes y tutores para analizar mientras ven la serie, incluyendo una advertencia de que la forma en la que el consejero estudiantil es retratado “no es típica” y que “dejar mensajes desde el más allá es una dramatización producida en Hollywood”.

Escuelas en todo el país han alertado a los padres de familia para informarles que sus hijos adolescentes podrían estar viendo la serie y los invitan a que la vean con ellos, además de darles información para ayudarles a hablar sobre ella.

En la comunidad de Grand Island en Nueva York, las autoridades escolares advirtieron que la serie “explota el suicidio con fines sensacionalistas”. El mayor distrito escolar de Indiana advirtió en un correo electrónico que la serie “no representa exactamente lo que quisiéramos o esperaríamos que hicieran los individuos si están teniendo problemas o están en una crisis”.

En Maryland, los directores del sistema escolar público del condado de Montgomery notaron que los adolescentes hablaban de la serie y buscaron asegurarse de que los padres tuvieran recursos para responder preguntas difíciles. Una carta de advertencia y vínculos a sitios relacionados fue enviada a los 35.000 estudiantes de secundaria del condado.

“Hay muchas cosas que abordar y digerir. Si eres una mente joven en crecimiento y afectada por lo que ves, esto podría tener un impacto”, dijo Derek Turner, vocero del distrito. “Así que les estamos dando consejos y herramientas”.

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, el suicidio fue la segunda causa de muerte entre niños y jóvenes de 10 a 24 años en 2014.

La doctora Helen Hsu, una psicóloga clínica en Fremont, California, cuyo trabajo incluye la prevención del suicidio en escuelas, ayudó a crear algunos de los guiones de “13 Reasons Why”. Dijo que no mostrar el suicidio de Hannah sería casi “evasivo” y que los estudios médicos no han llegado a conclusiones definitivas sobre los riesgos de un contagio de suicidio. Además, los adolescentes pueden encontrar en internet guías gráficas de cómo suicidarse.

“Si crees que tu hijo no ha podido encontrar esto en un segundo en internet en los últimos 10 años estás tristemente equivocado”, dijo. “Decir que esto va a desatarlo es de alguna manera ingenuo. Lo que realmente enfaticé en el guion fue ‘esto se tiene que enfocar en el hecho de que no es glamuroso, que es feo, es doloroso y realmente quiero que se enfoquen en el dolor de los padres y de la gente que se queda detrás’”.

Aunque el suicidio ha sido retratado en programas de televisión, la edad de los jóvenes personajes en “13 Reasons Why” es pionera. Definitivamente ha tocado un nervio sensible: el programa tiene 340.000 seguidores en Twitter y 2,4 millones de me gusta en Facebook.

Gómez, quien ha hablado abiertamente sobre sus propios problemas de salud mental, dijo que estaba preparada para las críticas: “Van a llegar pase lo que pase. No es un tema del que se pueda hablar fácilmente, pero me siento afortunada por cómo le ha ido (a la serie)”.

Yorkey dijo que los creadores querían contar una historia sobre jóvenes “de una manera más honesta a cómo se ha hecho en televisión”.

“Entiendo que es difícil de ver”, dijo. “La intención es que sea difícil de ver porque estas cosas son increíblemente difíciles de entender y quisimos decir ‘este tipo de cosas están pasando en las vidas de los chicos. Pueden mantenerse callados, pueden impedir que los chicos vean programas al respecto, pero eso no hará que deje de ocurrir y deberían estar hablando al respecto’”.