Mundial 2018: Suecia supera a Suiza y va a cuartos en el Mundial

El sueco Emil Forsberg (derecha) festeja tras anotar el primer gol de Suecia ante Suiza en el partido por los octavos de final del Mundial en San Petersburgo, Rusia, el martes 3 de julio de 2018. (AP Foto/Darko Bandic)

Por LUIS RUIZ

SAN PETERSBURGO, Rusia (AP) — Un disparo de Emil Forsberg, desviado por un rival hacia las redes, catapultó el martes a Suecia a los cuartos de final de la Copa del Mundo, tras vencer 1-0 a Suiza.

Dos selecciones que acumulaban 88 años en forma combinada sin avanzar a la ronda de los ocho mejores extremaron las precauciones durante el primer tiempo y casi la mitad del complemento. Hizo falta el tiro de Forsberg y un infortunio para destrabar un encuentro que se sumergía en el sopor.

El volante del Leipzig de Alemania tiró la pared con Ola Toivonen, y se atrevió a disparar desde las inmediaciones del área. Manuel Akanji desvió el balón, que parecía ir directo a los guantes del arquero Yann Sommer y en vez de ello terminó incrustándose cerca del ángulo izquierdo.

No obstante, el gol se acreditó a Forsberg.

El desaguisado favoreció al equipo que había adelantado un poco más sus líneas al frente, y que se medirá en Samara, por el pase a semifinales, al ganador del cotejo que Colombia e Inglaterra disputaban más tarde en Moscú.

Suecia no había ganado un solo encuentro de eliminación directa desde Estados Unidos 1994, cuando sorprendió con el cuarto puesto. Su mejor papel histórico fue la final que perdió como anfitriona en 1958, frente a Brasil y un adolescente llamado Pelé.

Tras el despertar sobresaltado que le significó el gol, Suiza realizó un par de sustituciones: el atacante Haris Seferovic por el contención Bierim Dzemaili y el delantero Breel Embolo por otro centrocampista, Steven Zuber. Ciertamente jugó más cerca del arco de Robin Olsen, pero sin claridad.

En los descuentos, Seferovic remató de cabeza cerca del área chica y Olsen atajó. Y acto seguido, el árbitro esloveno Damir Skomina sancionó un penal en favor de Suecia, por una falta de Michael Langen que frustró un último contragolpe sueco.

El videoarbitraje mostró que la falta fue fuera del área. Se marcó tiro libre y tarjeta roja para Langen, poco antes del pitazo final.

La última vez que Suiza avanzó a cuartos en un Mundial fue como anfitriona, en 1954.

Mundial 2018: Suiza empata 2-2 con Costa Rica y se clasifica

El suizo Blerim Dzemaili celebra después de anotar el primer gol de su equipo durante el partido por el Grupo E del Mundial 2018 entre Suiza y Costa Rica el miércoles 27 de junio de 2018 en Nizhny Novgorod, Rusia. (AP Foto/Natasha Pisarenko)

Por PABLO ELÍAS GIUSSANI

NIZHNY NÓVGOROD, Rusia (AP) — Un cabezazo de Kendall Watson y un penal de Bryan Ruiz dieron el miércoles a Costa Rica sus primeros goles en el Mundial y un empate 2-2 con Suiza, que se clasificó a los a los octavos de final.

Kendall Waston, de Costa Rica, celebra después de anotar el primer gol de su equipo en el partido por el Grupo E del Mundial 2018 entre Suiza y Costa Rica el miércoles 27 de junio de 2018 en Nizhny Novgorod , Rusia. (AP Foto/Natasha Pisarenko)

Suiza terminó segunda en el Grupo E con cinco puntos, dos menos que Brasil, que ocupó el primer lugar tras derrotar 2-0 a Serbia. Los serbios sumaron tres unidades y los ticos una.

En octavos de final Suiza se topará con Suecia el martes 3 de julio en San Petersburgo.

Suiza estuvo dos veces al frente en el marcador, con tantos de Blerin Dzemaili a los 32 minutos y de Josip Drmic a los 88, y Costa Rica respondió con goles de Watson a los 56 y de Ruiz en el descuento.

A Suiza le bastaba un empate para clasificarse y no arriesgó demasiado. Pero se vio desbordada por una Costa Rica ya eliminada, decidida a defender su orgullo y a anotar por lo menos un gol antes de irse de Rusia.

Los ticos, que en Mundial pasado llegaron hasta los cuartos de final, habían perdido 1-0 con Serbia y 2-0 con Brasil y no tenían posibilidades de clasificarse. Sin embargo, se llevaron por delante a Suiza en el arranque, bien conducidos por su capitán Ruiz y con un Joel Campbell que tuvo a maltraer a la zaga suiza.

“Costa Rica no me sorprendió. La felicito por su rendimiento increíble. Mejoraron mucho a lo largo del torneo”, expresó el técnico de Suiza, Vladimir Petkovic. “Nos pusieron en situación difícil, y nosotros les ayudamos. Les dimos oportunidades temprano y Costa Rica empezó a creer”.

“Tal vez no quisimos bastante esta victoria. Eso a veces pasa cuando a uno le pueden servir varios resultados. Te desconcentras”, agregó.

“Vimos sus dos primeros partidos. El primero lo perdieron con un tiro libre y tuvieron muchas ocasiones de anotar. El segundo con Brasil en el descuento”, declaró Dzemaili. “No pensamos que sería fácil y no lo fue. Hicieron un gran partido”.

Apenas a los cinco minutos, el arquero Yann Sommer tuvo tres intervenciones notables en una misma jugada. Detuvo los disparos de Campbell y Cristian Gamboa y un cabezazo de Celso Borges. Poco después, un bombazo de Daniel Colindres se estrelló en el travesaño y Sommer volvió a lucirse a tiro de Bryan Oviedo.

Costa Rica cerró bien espacios y no dio a Suiza oportunidades de llevar peligro a su arco. Pero en su primer ataque en serio, Suiza concretó. La zaga tica no pudo despejar un balón aéreo, Breel Embolo lo bajó de cabeza y Dzemaili fusiló a Keylor Navas desde el punto del penal.

Alentados por numerosos costarricenses en las tribunas del estadio de Nizhny Nóvgorod que corearon “¡Sí se puede! ¡Sí se puede!”, y también por el público ruso, que gritó “¡Costa Rica! ¡Costa Rica!”, los ticos retomaron la iniciativa en el complemento y anotaron su gol cuando Campbell ejecutó un tiro de esquina que encontró la cabeza de Watson, quien milita en la MLS con los Whitecaps de Vancouver.

A los 77, un cabezazo del recién ingresado Drmic sacudió el poste del arco de Navas y a dos minutos del final el mismo Drmic marcó el segundo con un remate dentro del área.

No estaba todo dicho, sin embargo, una patriada de Campbell generó un penal en el descuento y Ruiz lo convirtió. El balón pegó en el travesaño y luego en el arquero, y entró. La FIFA dijo que fue un gol en contra del portero.

Al final de cuentas, los ticos se llevaron no solo sus primeros goles sino también su primer punto y el cariño de los rusos.

El técnico de los ticos Óscar Ramírez agradeció el respaldo de los dueños de casa. “Fue muy bonito ver a la gente de Rusia apoyándonos. No sé por qué, pero siempre Costa Rica gusta en los países donde vamos. El aficionado costarricense se sintió muy a gusto en el estadio”, dijo Ramírez.

El propio Petkovic reparó en este detalle.

“Había mil nuestros (suizos) y 40,000 rusos animando al rival”, comentó. “No estamos acostumbrando a jugar así. Intentaremos que los rusos se emocionen con nuestra manera de jugar, que vean que podemos jugar un fútbol atractivo”.

Mundial 2018: Xhaka y Shaqiri dan victoria a Suiza y hacen gesto albano

El delantero de Suiza Xherdan Shaqiri besa la cancha tras marcar el segundo gol para la victoria 2-1 ante Serbia en el Grupo E del Mundial en Kaliningrado, Rusia, el viernes 22 de junio de 2018. (AP Foto/Antonio Calanni)

Por MIKE CORDER

KALININGRADO, Rusia (AP) — La bandera nacional de Albania fue el foco de atención en la victoria 2-1 de Suiza ante Serbia el viernes en la Copa Mundial.

Granit Xhaka y Xherdan Shaqiri festejaron sus goles haciendo el símbolo del águila bicéfala de Albania. Ambos tienen raíces albano-kosovares.

Los dos entrelazaron los dedos pulgares para hacer el símbolo del águila desplegado en la bandera de Albanis. Los pulgares representan las cabezas de las dos águilas, mientras que los dedos representan las plumas.

Xherdan Shaqiri tras anotar el segundo gol de Suiza en la victoria 2-1 ante Serbia en el partido por el Grupo E del Mundial en Kaliningrad, Rusia, el viernes 22 de junio de 2018. (Laurent Gillieron/Keystone via AP)

“Es algo que lo medito, no quiero hablar de ello”, dijo Shaqiri, quien también se sacó la camiseta. “En el fútbol se vive siempre con sentimientos. Pudieron ver lo que hice, y es solo un sentimiento. Nada más que me siento feliz por anotar el gol. Lo hice y no queremos hablar sobre este tema”.

El gesto que hicieron podría enardecer las tensiones entre los nacionalistas serbios y los albanos.

Shaqiri nació en Kosovo, ex provincia serbia que declaró su independencia en 2008. Serbia no reconoce la independencia de Kosovo y las relaciones entre ambos países son tensas. Los padres de Xhaka son oriundos de Kosovo y tienen raíces albanas. El hermano de Xhaka juega con la selección de Albania.

Años de conflicto armado en los Balcanes forzaron que muchas familias se asentaran en países del oeste del continente, incluyendo Suiza. Los suizos cuentan docenas de jugadores con raíces albanas en sus academias.

Los jugadores de Serbia no tuvieron reacciones sobre los gestos del águila en el estadio de Kaliningrado.

“No tengo nada que decir”, señaló el técnico de Serbia Mladen Krstajic. “No me meto en esas cosas. Soy alguien dedicado al deporte, y en eso voy a seguir”.

En la primera victoria del torneo con una remontada, Xhaka firmó el 1-1 a los 52 minutos con un remate desde el borde del área tras un rechace. Shaqiri anotó el segundo en los descuentos al culminar un contragolpe.

Sus festejos fueron frenéticos y podrían eclipsar la victoria suiza.

“Nunca se debe mezclar la política y el fútbol. Siempre hay que respetar”, el técnico de Suiza Vladimir Petkovic. “Tuvimos un lindo ambiente y una experiencia positiva. Eso es el fútbol”.

Aleksandar Mitrovic puso en ventaja a Serbia a los cinco minutos con un cabezazo.

La victoria dejó a Suiza en el segundo lugar del Grupo E con cuatro puntos, misma cantidad que Brasil. Los suizos avanzarían a los octavos de final con una victoria contra Costa Rica el miércoles en Nizhny Nóvgorod. Serbia chocará con Brasil en Moscú al mismo tiempo.

A primera hora el viernes, los goles de Philippe Coutinho y Neymar le dieron a Brasil la victoria 2-0 ante Costa Rica, que quedó eliminada.

Mundial 2018: Una incansable Suiza le arranca el empate a Brasil

Steven Zuber, de Suiza, festeja con sus compañeros luego de anotar ante Brasil en un ecuentro del Mundial, realizado el domingo 17 de junio de 2018, en Rostov, Rusia (AP Foto/Themba Hadebe)

Por LEÓN FELIPE GIRÓN

ROSTOV DEL DON, Rusia (AP) — Brasil tuvo una de esas noches. Uno de esos duelos con polémica arbitral, donde un poema de gol fue una anécdota y no la hazaña que valió el triunfo. Donde un astro en recuperación no puede cruzar un mar de piernas. Donde el talento no es suficiente y los fantasmas reaparecen.

Neymar y compañía se debieron conformar con un punto al empatar 1-1 con Suiza el domingo, durante la presentación de ambos conjuntos en el Mundial de Rusia, un resultado que vuelve más pesada la losa que llevan sobre las espaldas los pentacampeones del orbe desde hace cuatro años, cuando se estrellaron en casa.

El volante de Brasil Philippe Coutinho tras marcar el primer gol ante Suiza en el partido por el Grupo E del Mundial en Rostov, Rusia, el domingo 17 de junio de 2018. (AP Foto/Themba Hadebe)

Philippe Coutinho adelantó a la Verdeamarela con un soberbio derechazo desde fuera del área a los 20 minutos. Sin embargo, Suiza jamás apretó el botón del pánico y obtuvo su recompensa a los 50, con el cabezazo de Steven Zuber tras el cobro de un tiro de esquina. Zuber remató sospechosamente solo dentro del área chica luego de que aparentemente empujó a Miranda instantes antes de igualar la pizarra.

“No quiero poner excusas. Lo que sucedió con Miranda fue claro, pero no explica el resultado”, dijo el técnico brasileño Tite. “Hubo mucha presión y ansiedad de los jugadores y eso se tradujo en la falta de contundencia”.

Los reclamos del conjunto sudamericano fueron en vano. También las constantes arremetidas de Neymar por el costado izquierdo.

El astro del París Saint-Germain estuvo bajo constante asedio. Recibió 10 de las 19 faltas que cometió el conjunto suizo y provocó las tres tarjetas amarillas del cuadro europeo. A pesar de todo, tuvo en su cabeza el potencial tanto de la ventaja, pero su remate salió al cuerpo del arquero Yann Sommer a menos de 10 minutos del final.

La voluntad y el estado físico de Neymar fueron puestos a prueba por el técnico Vladimir Petkovic, quien apostó por una línea de tres defensas permanentes y un solo delantero. El planteamiento le rindió frutos defensivos e incluso le valió oportunidades en ataque, especialmente con Xherdan Shaqiri por el costado derecho y con un incansable Haris Seferovic.

“Estoy orgulloso de la determinación de los jugadores”, reconoció el estratega. “Los primeros 40 minutos fueron complicados. Al medio tiempo les pedí que mantuvieran la calma en la presión. Fue justo lo que hicieron y funcionó”.

Brasil, el primer equipo en clasificarse al Mundial, con una sola derrota en 18 cotejos de la eliminatoria sudamericana, habría sufrido el domingo las consecuencias de no contar con un Neymar a su máxima capacidad, tras una operación que le hizo llegar a Rusia con muy pocos minutos de fútbol acumulado en fechas recientes.

La Canarinha padeció también la falta de precisión colectiva después de lanzarse al frente en los últimos minutos.

Y la frustración no solo se hizo presente con la falta de contundencia frente al arco de Sommer, sino por la actuación del silbante mexicano César Ramos, quien en dos ocasiones se negó al uso del videoarbitraje: primero en la jugada del gol suizo y, posteriormente, a 15 minutos del final, cuando Gabriel Jesús fue derribado dentro del área.

Lo único que les quedó a los “torcedores” brasileños, que se mostraron como mayoría en la Arena Rostov, fue la pincelada de Coutinho. El mediocampista del Barcelona aprovechó un rechace de Fabian Schaer e impactó de pierna derecha para colgar el balón del ángulo superior.

Ya con el empate, Suiza encontró espacios que no pudo capitalizar y terminó con 11 hombres en sector defensivo para soportar el asedio sudamericano

OTRO SOLIDO INICIO

Suiza, que busca avanzar de la fase de grupos por tercera ocasión en las últimas cuatro ediciones, obtuvo un sólido resultado ante uno de los favoritos para obtener el campeonato de la justa. Los helvéticos ya deben estar acostumbrados. Hace ocho años, en Sudáfrica, dieron la sorpresa de la jornada inaugural al derrotar 1-0 a España. Irónicamente, el conjunto español finalizó con el título y Suiza con un viaje prematuro a casa al finalizar la primera ronda.

NOS VOLVEMOS A VER

La selección actual de Suiza cuenta con tres elementos que se coronaron campeones del Mundial Sub-17 de 2009: Ricardo Rodríguez, Granit Xhaka y Seferovic. El camino al título de Nigeria 2009 comenzó con un triunfo 1-0 sobre un conjunto brasileño que contaba con Neymar, Coutinho, Casemiro y el arquero Allisson en sus filas.

LO QUE SIGUE

Con el empate, ambos conjuntos comparten el segundo lugar del Grupo E, dos puntos por detrás de Serbia que venció en la víspera 1-0 a Costa Rica. El próximo viernes Brasil se medirá al conjunto tico en San Petersburgo, mientras que Serbia intentará amarrar su clasificación a la siguiente fase ante Suiza en Kaliningrado.