Resumen de clima para Columbus Martes – Jueves

  • Martes Día: Generalmente nublado. Alta 38°.
  • Martes Noche: Cielos parcialmente nublados. Más frío. Baja 22°.
  • Miércoles Día: Parcialmente nublado. Alta 37°.
  • Miércoles Noche: Nublado con algo de lluvia helada después de la medianoche. Probabilidad de precipitación 40%. Baja 29°.
  • Jueves Día: Lluvia helada en la mañana dará paso a una mezcla de lluvia y nieve. Probabilidad de precipitación 90%. Alta 37°.
  • Jueves Noche: Lluvias y nevadas por la noche. Nublado tarde. Probabilidad de precipitación 70%. Baja 31°.

Bajas temperaturas en EEUU rompieron récords

Por STEVE LEBLANC

BOSTON, Massachusetts (AP) —Una onda gélida proveniente del Ártico azotó partes de la costa este de Estados Unidos, contribuyó a que el frío alcanzara mínimos históricos desde Maine a Virginia Occidental y aturdió a tortugas marinas en Florida, aunque el tiempo mejorará el lunes, según pronósticos.

Burlington, Vermont, y Portland, Maine, registraron temperaturas frías sin precedentes. En Burlington el termómetro indicó -28.8 grados centígrados (-20 F) y superó a la baja en medio grado centígrado (1 F) el récord de 1923, y Portland tuvo -23.8 grados centígrados (-11 F), también medio grado centígrado por debajo de la marca de 1941.

El Servicio Meteorológico Nacional afirmó que en Worcester, Massachusetts, la temperatura descendió a -22 grados centígrados (-9 F), y en Providence, Rhode Island, a -19 grados centígrados (-3 F), ambos casos mínimos históricos, y en Hartford, Connecticut, se precipitó a -22.7 grados centígrados (-9 F) para superar también la marca de 1912.

También se registraron temperaturas mínimas históricas en partes de Virginia Occidental.

El prolongado periodo de frío intenso ha comenzado a irritar a habitantes de Nueva Inglaterra, incluso a los más resistentes.

Evan Premo, de Marshfield, Vermont, almorzó el domingo con sus dos hijos de 5 y 3 años en la cafetería Capitol Grounds en Montpelier.

“Estamos locos porque siempre salimos, así que sí, es un desafío”, señaló Premo.

Cleveland también ha enfrentado un par de semanas de temperaturas gélidas.

Arthur Bassett, gerente de una cafetería en el centro de Cleveland, dijo el domingo que las bajas temperaturas eran esperadas por los habitantes del noreste de Ohio.

“Los habitantes de Cleveland son resistentes”, expresó Bassett. “Uno lo enfrenta”.

La buena noticia es que la masa de aire helado está por salir de la región.

Para el lunes, la temperatura en Boston regresará a -1.1 grados centígrados (30 F), un nivel menos severo. El mercurio continuará ascendiendo y en Boston podría ubicarse por encima de los 4.4 grados centígrados (40 F) el jueves y 10 grados centígrados (50 F) el viernes.

Muchos habitantes del noreste soportaron el fin de semana temperaturas gélidas con sensaciones térmicas brutales mientras prosigue el retiro de nieve después de la tormenta del jueves que dejó una capa de 46 centímetros (18 pulgadas) en algunos lugares.

Mientras cuadrillas de trabajadores tenían dificultades para retirar la nieve y el hielo de las pistas para reanudar los vuelos en el aeropuerto internacional de Charleston, el de mayor tránsito aéreo en Carolina del Sur, el congelamiento de hidrantes y tuberías de agua causaron nuevos dolores de cabeza a las autoridades.

La masa de aire helado no respetó a Florida, en donde socorristas se apresuraron a salvar a cientos de torturas marinas jóvenes que quedaron aturdidas el frío. Las autoridades estatales de vida silvestre dijeron que han rescatado a más de 100 quelonios. El Instituto Mundo Marino del Golfo en Panama City Beach dijo que había asistido a 200 tortugas para el jueves en la noche.

El término “ciclón bomba” se viraliza en redes sociales

Por SETH BORENSTEIN

WASHINGTON (AP) — Cuando se trata del clima, es difícil oír algo más aterrador que un “ciclón bomba”.

Una mujer camina por la calle Maverick en Boston, el jueves 4 de enero de 2018, luego que una enorme tormenta invernal avanzó por la costa este de Estados Unidos. (AP Foto/Michael Dwyer)

Se trata de un término climatológico real que se ha aplicado a una enorme tormenta invernal formada en el océano en el litoral sureste de Estados Unidos.

Pero a pesar de sus intensos vientos y algo de nieve, no es tan explosivo como podría indicarlo su nombre.

Los meteorólogos llevan décadas utilizando la palabra “bomba” para ciertas tormentas, con base en una definición estricta, dijo Jason Furtado, profesor de meteorología de la Universidad de Oklahoma.

Después de que apareció el martes en una historia del Washington Post, el término adquirió vida propia en las redes sociales. Lo mismo ocurrió hace cuatro años con “vórtice polar”, otro vocablo que los meteorólogos usan desde hace tiempo pero que hasta entonces era poco conocido entre el público.

“Bombogénesis es el término técnico. Ciclón bomba es una versión abreviada, mejor para las redes sociales”, dijo el meteorólogo Ryan Maue de Weather.US.

“Los impactos reales no serán para nada los de una bomba”, afirmó Maue. “No hay nada que esté explotando o detonando”.

La intensidad de una tormenta se mide por la presión central: a menor presión, mayor fuerza. Se le considera “bombogenética” cuando su presión desciende con rapidez, al menos 24 milibares en 24 horas.

Esta tormenta ha generado nevadas poco comunes en el sureste, y también a lo largo de la Costa Este hasta Maine, todo ello con vientos casi huracanados.

Los ciclones bomba atraen aire de las regiones polares después de que se marchan. En este caso, ello significa la llegada de aire del Ártico sumamente frío debido a la ubicación del vórtice polar, señaló Furtado.

En todo el mundo se producen entre 40 y 50 ciclones bomba al año, pero la mayoría ocurren sobre el océano y nadie se percata, salvo los especialistas en el clima, indicó Maue.

“Usamos el término bomba”, afirmó Furtado. “Sabemos lo que significa, pero creo que se exagera un poco su significado”.

Ola de frío agobia a gran parte de EEUU

ERIE, Pensilvania (AP) — Una tenaz ola de frío está agobiando al norte de Estados Unidos y no cederá en los próximos días, llevando a las autoridades a advertir a la población sobre el peligro de congelación si no se abrigan.

La temperatura en International Falls, Minnesota, descendió a 37 grados Fahrenheit bajo cero, rompiendo su récord anterior de 32 bajo cero Fahrenheit, reportó el Servicio Meteorológico Nacional.

Hibbing, Minnesota llegó a 28 grados bajo cero Fahrenheit, superando los 27 grados Fahrenheit bajo cero experimentados en 1964.

Las autoridades en el noreste de Estados Unidos imploraron a la ciudadanía a que tome medidas de precaución. Las temperaturas en esa región no pasarán de los 20 grados Fahrenheit todo el resto de esta semana y la próxima, y el viento hará que el frío se sienta aun más.

La población de Erie, Pensilvania, trataba de retornar a la normalidad tras una tormenta invernal que arrojó 34 pulgadas de nieve el día de Navidad y otras 26.5 pulgadas el martes. En total, la ciudad se cubrió con más de 65 pulgadas de nieve en pocos días.

El origen del clima adverso es una corriente de viento sobre el Lago Erie que condensó humedad, generó nieve y chocó con una corriente contraria, dijo Zach Sefcovic, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional basado en Cleveland.

Sabrina Ram manejó desde Washington hasta Erie la Nochebuena para visitar a sus padres justo cuando comenzaba la nevada. Al día siguiente, ella y su padre pasaron horas paleando la nieve.

“En Washington esto hubiera paralizado la ciudad por semanas, pero aquí las cosas comienzan a volver a la normalidad”, comentó la joven.

En el estado de Nueva York, las comunidades a orillas de Lago Ontario, como Redfield y Boylston, vieron 5 pies de nieve.

Sin embargo, las autoridades mencionaban que por lo menos la tormenta vino en un momento propicio, pues al ser Navidad, mucha gente se estaba quedando en sus casas, permitiendo a las cuadrillas municipales despejar la nieve de las vías.

Para el miércoles, las calles de Erie estaban en su mayoría despejadas y habían disminuido las llamadas a los servicios de emergencia, dijo la ejecutiva local Kathy Dahlkemper.

“Estamos acostumbrados a las nevadas aquí en Erie, pero esto no tiene precedente”, comentó Dahlkemper.

EEUU ya siente los efectos del cambio climático

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos ya está percibiendo los efectos del cambio climático, con un drástico aumento de temperatura en las últimas cuatro décadas, de acuerdo con un reporte federal.

La copia del reporte original realizado por 13 científicos fue obtenida por el periódico The New York Times.

En el informe se indicó que las olas de calor se han vuelto más comunes y que las olas extremas de frío ocurren con menor frecuencia desde 1980.

El reporte precisó que las emisiones de gases de efecto invernadero afectarán la medida en que las temperaturas globales seguirán aumentando, una afirmación que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y algunos miembros de su gabinete han cuestionado.

Uno de los científicos citado en calidad de anónimo por el diario, dijo que él y otros investigadores están preocupados de que el gobierno de Trump, encargado de aprobar la publicación del reporte, lo suprima.

Ola de calor azota suroeste de EEUU en primer día de verano

PHOENIX, Arizona — Se pronostica que en el primer día del verano sea uno de los días más calurosos que se hayan registrado en muchos años en la región suroeste de Estados Unidos.

El pronóstico indica que la temperatura en Phoenix llegará a los 119 grados Fahrenheit. Se han cancelado vuelos en esta ciudad de Arizona porque algunos aviones no pueden despegar cuando hace demasiado calor.

Arizona está sufriendo algunas de las temperaturas más sofocantes, pero el azote de las brasas veraniegas también se están sintiendo en todo Nevada y California.

Se pronostica que la temperatura en Las Vegas llegará a 117 grados Fahrenheit el martes y se emitieron advertencias de calor extremo para casi todo California.

La temperatura en Phoenix llegó a 118 grados Fahrenheit el lunes, lo cual es raro, de acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología. De hecho, desde 1896 – cuando se comenzó a guardar estos registros – solo se han registrado 15 veces temperaturas de 118 grados Fahrenheit o más.

Meteorólogos también advirtieron que la temperatura en Phoenix podría llegar a 120 grados Fahrenheit esta semana.

De acuerdo con registros, la temperatura en Phoenix solo ha llegado a 120 grados Fahrenheit tres veces – la última vez fue hace 22 años. La temperatura más alta que se haya registrado ha sido 122 grados Fahrenheit, el 26 de junio de 1990.

Debido al calor, las aerolíneas han estado manteniendo aviones pequeños en tierra y tomando otras medidas con aviones grandes para reducir su peso.

El portavoz de American Airlines Ross Feinstein dijo que la aerolínea comenzó a limitar la venta de algunos vuelos para evitar que los aviones pesen más de lo normal, por seguridad al momento de despegue en un día caluroso. Las aerolíneas pueden usar otras estrategias para limitar su peso en aviones durante días calurosos, incluyendo reducir la cantidad de equipaje y cargo y no llenar el tanque de combustible para que el avión pese menos durante el despegue.

Olas de calor letal están empeorando, según un estudio

WASHINGTON — El calor mortífero está empeorando, de acuerdo con un nuevo estudio.

Las olas de calor como la que ahora están azotando el oeste de Estados Unidos son más letales de lo que se pensaba y van a ser más frecuentes, según un nuevo estudio integral sobre las condiciones del calor mortífero. Esos períodos, sin embargo, podrían ser menos letales en el futuro a medida de que la gente se acostumbra a ellos.

ARCHIVO – Esta foto de archivo del 4 de junio del 2017 muestra a familias paquistaníes refrescándose en una corriente de agua en Lahore, Pakistán. Olas de calor como la que ahora está azotando el oeste de Estados Unidos son más mortales de lo que se pensaba y van a ser más frecuentes, según un nuevo estudio integral publicado el lunes sobre las condiciones de calor mortal. Pero esos períodos podrían ser menos letales en el futuro a medida de que la gente se acostumbra a ellos. (AP Foto/K M Chaudhry, Archivo)

Un equipo de investigadores examinó 1,949 olas de calor mortífero de todo el mundo desde 1980 en busca de patrones, para definir cuando el calor es tan grave que causa muertes y tratar de hacer pronósticos.

Concluyeron que casi uno de cada tres personas ahora experimenta olas de calor mortífero 20 días al año. Sin embargo, el estudio pronostica que hasta tres de cada cuatro personas en todo el mundo experimentará ese tipo de calor para fines del siglo, si es que el calentamiento global no disminuye.

“Estados Unidos va a ser un horno”, dijo Camilo Mora, de la Universidad de Hawai, autor principal del estudio publicado el lunes en la revista especializada Nature Climate Change.

El estudio deriva tanto de los calores sofocantes como de los períodos calurosos de más de 38 grados centígrados (100 grados Fahrenheit) en Estados Unidos.

El domingo, las temperaturas alcanzaron récords de 39 grados centígrados (103 grados Fahrenheit), 41 grados centígrados (105 grados Fahrenheit) y 42 grados centígrados (106 grados Fahrenheit) en Santa Rosa, Livermore y San José, California, respectivamente, a la vez que se pronosticó que la ola de calor continuaría hasta mediados de semana.

A fines de mayo, las temperaturas en Turbat, Pakistán, aumentaron a unos 53 grados centígrados (128 grados Fahrenheit). De ser confirmado, esto podría estar entre las cinco temperaturas más calientes que se hayan medido de manera confiable en la Tierra, dijo Jeff Masters, director meteorología de la firma Weather Underground.