Agente fronterizo de EEUU se declara inocente de asesinatos

El agente fronterizo Juan David Ortiz comparece en un tribunal de distrito el jueves 10 de enero de 2019, en Laredo, Texas. (Danny Zaragoza/The Laredo Morning Times vía AP)

LAREDO, Texas (AP) — Un agente de la Patrulla Fronteriza en Texas se declaró inocente de asesinato punible con la pena de muerte y otros cargos el jueves en relación con los homicidios de cuatro mujeres que según los fiscales eran prostitutas.

Juan David Ortiz hizo la declaración de inocencia ante un juez en la ciudad fronteriza de Laredo. Está acusado de haber matado a Melissa Ramirez, Claudine Luera, Guiselda Alicia Cantu y Janelle Ortiz. Cada una recibió un tiro en la cabeza y su cuerpo fue abandonado junto a caminos rurales del área de Laredo en septiembre. Una falleció por traumatismo con fuerza contundente luego de ser baleada.

Isidro Alaniz, fiscal del condado de Webb, ha dicho que buscará se aplique la pena de muerte si Ortiz es declarado culpable de homicidio castigable con la pena capital.

Alaniz afirma que Ortiz les dijo a los investigadores que estaba “haciendo un servicio” al matar a las mujeres, y que no pensaba que las autoridades estaban haciendo lo suficiente para reducir la prostitución.

Hallan a 3 niños muertos en casa en Texas

TEXAS CITY, Texas (AP) — Las autoridades de Texas han detenido a un hombre de 27 años tras hallar muertos a tres niños pequeños en un apartamento el jueves.

La policía de Texas City, a 48 millas al sudeste de Houston, fueron al conjunto residencial Pointe Ann Apartments la tarde del jueves y halló a los niños baleados en la sien. Estaba allí una mujer.

Uno de los niños era un infante, otro tenía 2 años y otro tenía 5 años, dijo la policía en un comunicado.

La mujer está estable en un hospital de Galveston. No se informó de inmediato que relación tenía ella con los menores.

Luego la policía recibió la llamada de un hombre que dijo ser el que buscaban, y que se ofreció a entregarse. Fue detenido sin incidente en Houston, dijo el policía local Ben Starr. Declinó identificar al individuo, quien es considerado una persona de interés en el caso.

El teniente policial Kenneth Brown le dijo al Houston Chronicle que la mujer resultó herida y no está en condiciones de hablarle a los detectives. Dijo que fue herida de gravedad.

Julián Castro anunciará el día 12 si será candidato presidencial demócrata

El demócrata Julian Castro habla sobre la posibilidad de presentarse como candidato a la presidencia en las elecciones del 2020 en San Antonio, Texas, el martes, 11 de diciembre del 2018. (AP Foto/Eric Gay)

WASHINGTON, D.C. (EFE) – El demócrata Julián Castro, que fue secretario de Vivienda en el Gobierno del expresidente de EE.UU. Barack Obama (2009-2017), confirmó hoy que el 12 de enero hará pública su decisión sobre presentarse a las próximas elecciones presidenciales de 2020.

Castro, quien también fue alcalde de San Antonio, Texas, entre 2009 y 2014, creó el pasado mes un comité exploratorio para analizar su posible candidatura presidencial de cara a las elecciones, en las que, de ganar las primarias demócratas, los más seguro es que se enfrente al republicano Donald Trump, que aspira a la reelección.

Apenas tres semanas después, su equipo convocó hoy a los medios de comunicación para que asistan a un acto que se celebrará en la localidad de San Antonio el 12 de enero y en el que “hará un anuncio sobre su decisión”, informaron los medios locales.

En los últimos meses, el demócrata había insinuado en que presentaría su candidatura, aunque sin una comunicación oficial.

“Siendo un niño que creció en el lado oeste de San Antonio, nunca pensé que algún día haría este anuncio: estoy explorando una candidatura para ser presidente de Estados Unidos en 2020”, señaló Castro el pasado 12 de diciembre en su cuenta oficial de Twitter.

El político publicó un vídeo en el que repasó los orígenes mexicanos de su familia y explicó el éxito que han tenido él y su hermano, el representante por Texas en la Cámara Baja, Joaquín Castro, gracias al esfuerzo de su abuela de llegar a Estados Unidos “sin nada”.

En las pasadas elecciones presidenciales, Castro fue uno de los nombres que sonó como posible compañero de candidatura de la demócrata Hillary Clinton en los comicios presidenciales de 2016, aunque finalmente el senador Tim Kaine fue el elegido como candidato demócrata a la Vicepresidencia.

La noticia sobre su posible candidatura llega después de que la senadora demócrata Elizabeth Warren, una de las figuras más populares y progresistas del Partido Demócrata, anunciase en septiembre que planea “pensarse muy en serio” competir por la Presidencia en las elecciones de 2020.

Hasta ahora, solo el congresista demócrata por Maryland John Delaney ha comunicado oficialmente sus aspiraciones para enfrentarse a Trump, quien ya ha afirmado que buscará la reelección en los comicios de noviembre de 2020.

Texas: Refugios se ven obligados a atender a más migrantes

Un guardia privado de seguridad devuelve una pelota de fútbol al campamento de detención para migrantes adolescentes en Tornillo, Texas, el jueves 13 de diciembre de 2018. (AP Foto/Andrés Leighton)

EL PASO, Texas (AP) — El director de un refugio en la ciudad fronteriza de El Paso dijo el jueves que su organización ha recibido a 1,300 personas tan sólo en los últimos cinco días después de que las autoridades migratorias de Estados Unidos las pusieron en libertad.

Ruben Garcia, de Annunciation House, indicó que los grupos sin fines de lucro están teniendo que atender a más personas porque crece constantemente el número de personas que cruzan la frontera y el gobierno se está quedando sin espacio para mantenerlas detenidas.

Garcia calcula que su organización gasta 150,000 dólares mensuales en el pago de habitaciones porque ya no hay suficiente espacio para otorgarles refugio. Más de 500 personas llegaron tan solo el miércoles.

La hermana Norma Pimentel de Catholic Charities en el Valle del Rio Grande, en Texas, señaló que su centro de apoyo también está recibiendo a más gente de lo usual.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) está siendo objeto de un estricto escrutinio tras el fallecimiento de dos niños migrantes que estaban bajo custodia de Estados Unidos.

Una portavoz del DHS dijo que el país vive “una crisis de inmigración”.

Texas: Campamento de niños migrantes no cerrará a fin de año

Texas: Campamento de niños migrantes no cerrará a fin de año

En esta fotografía del 13 de diciembre de 2018, un grupo de menores migrantes caminan en hilera en el campamento de detención de Tornillo, en Texas. (AP Foto/Andres Leighton, Archivo)

Por GARANCE BURKE y ANITA SNOW, Associated Press

El gobierno de Estados Unidos mantendrá operando durante los albores de 2019 un campamento en Texas que alberga a más de 2,000 adolescentes migrantes, y también incrementará el número de camas en otro refugio temporal para niños en Florida, se informó el miércoles.

No te pierdas en La Jornada Latina: Algunos hechos sobre menores migrantes en custodia de EEUU

El campamento ubicado en Tornillo, en un aislado rincón del desierto, se inauguró en junio para alojar a hasta 360 menores de edad.

Después se expandió y se convirtió en un campamento de detención con vigilancia que actualmente aloja en más de 150 carpas a unos 2,300 menores migrantes, la mayoría de origen centroamericano con edades de entre 13 y 17 años.

El portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Mark Weber, dijo que Tornillo ha dejado de recibir migrantes.

Aunque originalmente se había programado que cerrara el 31 de diciembre, Weber dijo que la instalación de Tornillo finalizará sus operaciones después del Año Nuevo, pero no proporcionó la fecha exacta ni un margen de tiempo más preciso para su cierre definitivo.

La agencia trabaja con su red de refugios, incluyendo Tornillo, para entregarles los niños “a patrocinadores adecuados lo más rápido y seguro posible”, señaló.

El gobierno también planea albergar a más adolescentes en otro refugio temporal en Homestead, Florida, expandiendo el número total de camas de 1,350 a 2,350.

Las instalaciones de Tornillo fueron criticadas el mes pasado después de que se supo que el gobierno del presidente Donald Trump había exentado a los 2,100 elementos que trabajan allí de verificaciones de huellas digitales ante el FBI, y permitió que el contratista privado que opera las instalaciones tuviera un solo especialista en salud mental por cada 100 niños.

En noviembre, funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Humanos dijeron prever que la base de datos de huellas digitales esté concluida en un mes, pero no han informado cómo van.

Los legisladores solicitaron verificaciones de antecedentes más estrictas, mayor atención en salud mental y una audiencia pública para investigar más a fondo los problemas en Tornillo, los cuales salieron a la luz tras un informe de un organismo federal de supervisión y una investigación de The Associated Press.

El programa federal, que en un principio pretendía proporcionarles refugio seguro a niños vulnerables que huyen de situaciones peligrosas en otras latitudes, se ha ampliado considerablemente en los últimos dos años. Tres meses después de que Trump asumiera la presidencia había 2,720 jóvenes migrantes al cuidado del gobierno. En la actualidad, el sistema cuenta con 16,000 camas para niños migrantes.

Información gubernamental confidencial obtenida y verificada por la AP muestra que, al acercarse el fin de año, unos 9,800 niños migrantes detenidos se encuentran en instalaciones que albergan a más de 100 niños en total, incluidas las de Tornillo y Homestead.

La Academia Estadounidense de Pediatría y muchos expertos advierten que los niños no deben ser internados en grandes grupos, ya que la experiencia de tratar a los jóvenes migrantes como si fueran dientes de un engrane en una gran máquina puede tener graves consecuencias psicológicas y causar traumas de por vida.

Weber ha dicho que albergar a niños en instalaciones grandes, aunque no es lo ideal, es una mejor alternativa que detenerlos por largos períodos en oficinas de la Patrulla Fronteriza mal equipadas para atenderlos.

Julian Castro cerca de candidatura presidencial

Julian Castro cerca de candidatura presidencial

El demócrata Julian Castro habla sobre la posibilidad de presentarse como candidato a la presidencia en las elecciones del 2020 en Estados Unidos, en una entrevista con la AP en su casa en San Antonio, Texas, el martes, 11 de diciembre del 2018. (AP Foto/Eric Gay)

Por PAUL J. WEBER, Associated Press

SAN ANTONIO, Texas — Julian Castro, político hispano de Texas que sirvió en el gabinete de Barack Obama, anunció un paso hacia una posible campaña presidencial en el 2020, con la formación de un comité exploratorio. El demócrata le dijo a The Associated Press en una entrevista que anunciará su decisión el 12 de enero.

La medida le da al ex alcalde de San Antonio un arranque temprano en lo que parece será un atestado grupo de demócratas, sin un claro favorito para retar al presidente Donald Trump.

Castro indicó en la entrevista que estaba casi decidido.

“Sin dudas sé en qué dirección estoy yendo”, dijo Castro, que desde hace semanas ha dicho que le gustaría buscar la nominación.

Un comité exploratorio es usualmente una formalidad antes que un candidato lance su campaña presidencial. Legalmente les permite a candidatos potenciales comenzar a recaudar fondos.

Pero, igualmente importante para Castro, le da una ventaja temprana sobre demócratas más conocidos que están ponderando una posible candidatura, pero han mantenido un enfoque más lento.

Ningún candidato potencial lleva un ascenso tal como el representante demócrata Beto O’Rourke, que el mes pasado perdió una contienda sorpresivamente apretada con el senador republicano Ted Cruz en Texas. O’Rourke ha entusiasmado a donadores y activistas que ahora le están alentando para que se presente a los comicios presidenciales.

Los senadores Elizabeth Warren y Cory Booker, junto con el ex vicepresidente Joe Biden, son también potenciales candidatos por los demócratas.

Castro sería uno de los candidatos más jóvenes y el latino más prominente. Le restó importancia a la atención que otros candidatos están recibiendo y apuntó que en elecciones previas los favoritos iniciales terminan desapareciendo.

“La gente puede decir, ‘mira, andas bien abajo en los sondeos realizados’. El peor lugar para estar ahora es la primera posición”, dijo Castro. “No me preocupa que en diciembre del 2018 no estoy en el tope de la lista. Si decido presentarme, sería porque pienso que tengo un mensaje convincente y voy a trabajar arduamente y apelar a los votantes y pienso que puedo tener éxito”.

Lejos de las caravanas, aumentan cruces fronterizos en Texas

Lejos de las caravanas, aumentan cruces fronterizos en Texas

Miembros del ejército de Estados Unidos instalan una cerca de alambre de púas en las orillas del Río Grande, cerca del puente Juárez-Lincoln en la frontera entre México y Estados Unidos el viernes 16 de noviembre de 2018 en Laredo, Texas. (AP Foto/Eric Gay)

Por NOMAAN MERCHANT, Associated Press

HOUSTON, Texas — Mientras el gobierno del presidente Donald Trump centra su atención en las caravanas de migrantes que intentan cruzar la frontera sureña de Estados Unidos por California, la migración aumenta en el otro extremo de la frontera, en el sur de Texas.

El fin de semana pasado, en el Valle del Río Grande, en Texas, los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a 1,900 personas que intentaban cruzar la frontera sin autorización.

Los agentes fronterizos en el Valle del Río Grande detienen a aproximadamente 680 personas al día, comparados con los 145 arrestos en San Diego, limítrofe con Tijuana, México, en donde se calcula que unas 6,000 personas esperan cruzar.

Raul Ortiz, el subjefe de la Patrulla Fronteriza para el sector del Valle del Río Grande, dijo que menos de una docena de personas han dicho que son parte de una caravana de migrantes.

Alrededor de 380 personas detenidas al día son adultos con niños, lo que la Patrulla Fronteriza categoriza como “unidades familiares”. Unos 75 menores sin compañía de un adulto son detenidos cada día. En su mayoría provienen de Guatemala y Honduras, dos países asediados por la pobreza y la violencia a causa de pandillas.

La Patrulla Fronteriza detuvo a más de 50,000 personas en la frontera sur durante el mes de octubre, la cifra mensual más alta en lo que va del año. Ortiz señaló que el flujo de migrantes ha permanecido constante en noviembre.

Muchos de los traficantes –conocidos como “coyotes”– trasladan a los migrantes al Valle del Río Grande, el corredor de mayor actividad de cruces ilegales, cobrándoles miles de dólares por persona.

Unos 2,600 soldados fueron enviados al sur de Texas por instrucciones de Trump, quien ordenó un despliegue de elementos militares en activo como respuesta a las caravanas. Los soldados instalaron un campamento cerca del cruce fronterizo de Donna, Texas, y colocaron alambre de púas cerca de varios de los puentes que cruzan el río Bravo, o Grande, que separa a Estados Unidos de México.

Los soldados han permanecido en Texas a pesar de que las caravanas se enfilaron al oeste. Ortiz dijo que el despliegue y una misión previa de la Guardia Nacional han ayudado a liberar a los agentes de la Patrulla Fronteriza de otras tareas, para poder detener migrantes.

Sin embargo, las incautaciones de drogas han caído ligeramente en el Valle del Río Grande, señaló Ortiz. Parte del motivo, indicó, es “la cantidad de energía que (la Patrulla Fronteriza) ha invertido” en detener al gran número de migrantes.

El incesante flujo migratorio también ha derivado en un creciente número de menores y adultos detenidos. Un centro de detención temporal para menores en Tornillo, Texas, sigue expandiéndose, con indicios de que la instalación se está volviendo más permanente.

La hermana Norma Pimentel, directora ejecutiva de Caridades Católicas del Valle del Río Grande, dijo que entre 100 y 200 familias ingresan a diario al refugio que tiene a su cargo.

“Llega mucha gente, y no paran”, comentó.

Pimentel dijo que una vez le preguntó a un grupo de migrantes por qué seguían arriesgándose, sabiendo lo difícil que sería quedarse en Estados Unidos.

“Dijeron ‘tengo que venir porque es peor quedarse en casa. Es más peligroso’”, relató.

Migrantes adolescentes siguen en campamento “temporal”

Migrantes adolescentes siguen en campamento “temporal”

Foto suministrada por Iván Pierre Aguirre que muestra a adolescentes recostados en el césped de un campamento donde son alojados más de 2,300 migrantes menores de edad en Tornillo, Texas, el 25 de noviembre del 2018. (Iván Pierre Aguirre via AP)

Por GARANCE BURKE y MARTHA MENDOZA, Associated Press

TORNILLO, Texas (AP) — Un campamento de detención de emergencia que se abrió en junio en el desierto de Texas para atender a un flujo excesivo de niños y jóvenes migrantes no muestra indicios de que vaya a cerrarse, a pesar de que se supone que sería temporal.

En la actualidad hay más 2,300 adolescentes en el interior de las carpas, en espera de ser entregados a sus familias para la Navidad. Sin embargo, algunos han estado allí durante meses y, a medida que los ánimos se desgastan, reciben un apoyo mínimo de salud mental.

Mientras tanto, los contribuyentes estadounidenses pagan una factura de más de 1,200 dólares al día por cada menor de edad detenido allí.

El gobierno de Donald Trump anunció en junio que inauguraría este refugio temporal para albergar hasta 360 menores migrantes en este rincón aislado del desierto de Texas. Menos de seis meses después, el centro se ha convertido en un campamento de detención que retiene a miles de adolescentes, y muestra todos los indicios de que se está convirtiendo en un centro de detención permanente.

Para el lunes, 2,349 jóvenes de 13 a 17 años de edad, en su mayoría centroamericanos, dormían dentro de las instalaciones, altamente vigiladas, en filas de literas ubicadas en tiendas de campaña de lona, algunas de las cuales alguna vez albergaron a los equipos de respuesta rápida durante el huracán Harvey. Más de 1,300 adolescentes llegaron desde finales de octubre solamente.

Levantándose entre los campos de algodón y los caminos polvorientos no lejos de la valla oscura que marca la frontera entre Estados Unidos y México, el campamento tiene filas de tiendas de campaña de color beige y carros de golf que transportan a los empleados que portan walkie-talkies. Los adolescentes –con cortes de pelo idénticos y camisas y pantalones de gobierno– son vistos caminando en fila india de tienda en tienda, flanqueados por personal al frente y atrás.

Hay más detenidos en el campamento de Tornillo que en todas menos una de las 204 prisiones federales del país. Y la expansión continúa.

La población del campamento podría aumentar si los miembros de la caravana de migrantes centroamericanos logran ingresar a Estados Unidos. Las autoridades federales han dicho que podrían transportar por avión a adolescentes de la caravana de San Diego a El Paso y de allí llevaros en autobuses a Tornillo, según un empleado de una empresa sin fines de lucro que ofrece servicios sociales, que habló a condición de no ser identificado porque no estaba autorizado a comentar el tema en público.

Una investigación de la Associated Press reveló que el rápido crecimiento del campamento plantea una serie de problemas, incluidos:

–Los costos parecen ser un 50% más altos de lo que había dicho el gobierno; lo que empezó como una emergencia, un refugio para 30 días se transformó en un enorme campamento que puede costarle a los contribuyentes más de 430 millones de dólares.

–El gobierno permite que organizaciones sin fines de lucro manejen el campamento para evitar tener que cumplir con requisitos relacionados con la salud mental de los detenidos: Las leyes federales indican que los refugios de jóvenes migrantes deben tener un terapeuta por cada 12 menores, pero empleados del campamento dijeron a la AP que hay uno por cada 50.

–Será casi imposible cumplir con el objetivo inicial de cerrar el campamento de Tronillo para el Año Nuevo: No hay 2,300 camas disponibles en otras instalaciones. Un contrato obtenido por la AP indica que se planea mantener el campamento hasta el 2020. El cierre ya ha sido demorado en tres oportunidades.

Los adolescentes de Tronillo no fueron separados de sus familias en la frontera recientemente. Están detenidos en cumplimiento de políticas rígidas que dieron paso al arresto de 14,000 migrantes menores de edad, que han llenado las instalaciones de todo el país. Casi todos vinieron de América Central para unirse con familiares que ya vivían en Estados Unidos.

Algunos menores están detenidos en Tronillo desde la apertura del campamento en junio. A medida que aumentan la población adentro de este sitio cercado por alambres de púas y las estadías de los menores se hacen más largas, cunde la angustia entre los jóvenes.

“Las pocas veces que me dejaban llamar a mi mamá le decía que algún día sería libre, pero la verdad es que sentía que iba a estar aquí el resto de mi vida”, expresó a la AP un joven hondureño de 17 años que estuvo en Tornillo. “Me siento mal por los chicos que siguen allí. ¿Qué pasa si tienen que pasar la Navidad allí? Necesitan se abrazados y allí no permiten que nadie te abrace”.

Luego de que familiares suyos sorteasen una intensa averiguación de antecedentes, el chico fue liberado, pero dice que todavía tiene pesadillas y sueña que está adentro. Habló a condición de no ser identificado por temor a represalias de las autoridades de inmigración.

El encierro y el cuidado de tantos menores es complicado. De día, los supervisores vigilan las comidas, las duchas y otras actividades de los chicos en esta árida tierra con distintos niveles de seguridad. De noche, las más de 150 carpas son vigiladas e iluminadas por reflectores.

La agencia de servicios sociales sin fines de lucro contratada para manejar Tornillo dice que se enorgullece de su trabajo. Asegura que opera la instalación con la misma precisión y cuidado con que opera refugios para después de desastres naturales.

“No tenemos nada que esconder. Esta es una operación manejada de forma excepcional”, sostuvo Krista Piferrer, portavoz de BCFS Health and Human Services, una organización religiosa que administra el campamento de Tornillo. “Esta no es la primera vez que hacemos esto”.

Un vocero del Departamento de Salud y Servicios Humanos, Mark Weber, dijo que no se ha tomado una decisión respecto a si el campamento será cerrado a fin de año, como estaba previsto.

Agente acusado de matar a 4 mujeres hacía una vida normal

PORTADA – Esta imagen proporcionada por la policía del condado Webb, Texas, muestra a Juan David Ortiz, supervisor de la Patrulla Fronteriza que fue encarcelado el domingo 16 de septiembre del 2018, acusado de matar a cuatro mujeres. (Oficina de la Policía del Condado de Webb via AP)

Por SUSAN MONTOYA BRYAN,  Associated Press

LAREDO, Texas — Juan David Ortiz parecía llevar una vida típica de suburbio en un barrio de casas nuevas junto al desierto.

Sirvió en la Armada, de la que se fue hace nueve años, para incorporarse a la Patrulla de Fronteras, igual que hacen tantos otros en esta ciudad del sur de Texas. Con su esposa criaban dos hijos. Los vecinos lo veían ir y venir e intercambiaban saludos.

Nadie en Laredo se hubiera imaginado que Ortiz podía ser presentado algún día como un asesino múltiple. Este agente de 35 años ha sido acusado de matar a cuatro mujeres que los fiscales describen como trabajadoras sexuales. Las cuatro recibieron un tiro en la cabeza y fueron dejadas al costado de rutas de Texas.

Ortiz está preso y la fianza se fijó en 2.5 millones de dólares. Está bajo un régimen de prevención de suicidio.

El caso estremeció a las comunidades de la frontera con México y desconcertó a las autoridades, que se empeñan en devolver la confianza en los agentes de la Patrulla de Fronteras y en otras dependencias policiales.

“Queremos saber la verdad y hacer justicia con las víctimas”, declaró el procurador del condado de Webb Isidro Alaniz. “Si bien el motivo no es un elemento en un asesinato, queremos saber lo que le pasaba por la cabeza a este individuo acusado, por qué lo hizo”.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas dijo que las autoridades siguen investigando y que por ahora no hay indicios de que haya más víctimas.

La mayoría de los residentes de Laredo tienen un familiar o un amigo en la Patrulla de Fronteras, responsable de vigilar el río Bravo que separa a Estados Unidos y México, y bordea Laredo. Incluso quienes se oponen a la construcción de un muro fronterizo y a las políticas más duras hacia la inmigración ilegal que promueve el gobierno de Donald Trump a menudo hablan bien de los agentes que conocen.

“No lo podía creer”, declaró a la Associated Press Colette Mireles, hermana de Claudine Luera, una de las víctimas. “Pensamos que sería otro, no un agente. Pero no podemos responsabilizar a la Patrulla de Fronteras. Este fue un acto horrendo que hizo por cuenta propia”.

Ortiz se crió en Texas y se enroló en la Armada el 5 de julio del 2001, un mes después de cumplir 18 años. Se especializó en primeros auxilios para heridos en combate y sirvió en la Armada unos ocho años. Cuando se fue de la Armada fue empleado de inmediato por la Patrulla de Fronteras. Se postuló también para otros puestos en organismos policiales y el Departamento de Policía de San Antonio le ofreció empleo, de acuerdo con el canal televisivo KSAT de San Antonio. Pero Ortiz desechó ese ofrecimiento.

“Decidí iniciar una carrera con el Departamento de Seguridad Nacional por recomendación de familiares y amigos”, escribió Ortiz en una carta.

Indicó que le habían ofrecido dos incentivos: Un sueldo más elevado que el de un principiante y la posibilidad de contabilizar los ocho años servidos en la Armada para completar los 20 años de trabajo requeridos para retirarse con beneficios que incluían una pensión de por vida.

El Servicio de Protección de Aduanas y Fronteras, del que depende la Patrulla de Fronteras, no comentó la carta de Ortiz ni las promeses que se le hicieron. La jefa de la Patrulla Carla Provost nombró esta semana un nuevo jefe para el sector de Laredo, dos de cuyos agentes fueron acusados de asesinato este año.

Ortiz se incorporó a la Patrulla en agosto del 2009, basado primero en la pequeña población de Cotulla y luego en Laredo. Llegó a supervisar gente mientras sacaba una maestría en la St. Mary’s University de San Antonio en el 2013.

Una semana después de su arresto hay todavía pocos indicios que expliquen lo que pasó. Su abogado Joey Téllez emitió un comunicado diciendo que llevaba a cabo su propia investigación y que no comentaría el caso por ahora.

Ortiz y su esposa compraron una casa hace un año. Varios vecinos dicen que saben poco del hombre acusado de los asesinatos. Un agente de la Patrulla de Fronteras que vive cerca de la casa de Ortiz no quiso hablar del tema cuando un periodista se le acercó.

Los fiscales difundieron una entrada en Facebook en la que, poco antes de entregarse, Ortiz escribió, “el doctor Ortiz se va. Hasta luego”. Más adelante dijo: “A mi esposa e hijos, los quiero”.

Agente fronterizo de EEUU es acusado de matar a 4 mujeres

PORTADA – Agentes de la policía caminan en el lugar donde fue encontrado el cadáver de una mujer cerca de la carretera interestatal 35 al norte de Laredo, Texas, el 15 de septiembre de 2018. (Danny Zaragoza/The Laredo Morning Times vía AP)

Por JUAN A. LOZANO,  Associated Press

HOUSTON, Texas — Un supervisor de la Patrulla Fronteriza fue encarcelado el domingo en Texas y se le fijó una fianza de 2.5 millones de dólares por los cargos de matar a cuatro mujeres y lesionar a una quinta que logró escapar.

Juan David Ortiz, de 35 años, quedó preso en Laredo por cuatro cargos de homicidio y otros por agresión agravada con un arma mortal y detención ilegal, según expedientes de la prisión del condado Webb.

Ortiz, que llevaba 10 años trabajando para la Patrulla Fronteriza, fue arrestado el sábado alrededor de las 2 de la mañana cuando lo encontraron escondido en una camioneta en el estacionamiento de un hotel en Laredo, al cabo de lo que los investigadores describieron como una cadena de 10 días de violencia. Isidro Alaniz, fiscal federal del condado Webb, dijo el sábado que los investigadores “consideran que se trata de un asesino serial”.

Alaniz describió cómo este supervisor de inteligencia de la Patrulla Fronteriza continuó acudiendo a su trabajo durante este periodo.

“Mientras la policía buscaba al homicida… él se presentaba a trabajar normalmente a diario”, agregó.

Todo comenzó con el descubrimiento el 4 de septiembre del cadáver de Melissa Ramirez, de 29 años. De acuerdo con una declaración jurada policial, Ortiz dijo haber matado el día anterior a Ramirez. Al igual que las otras víctimas, Ramirez fue asesinada de un disparo en la cabeza y su cadáver abandonado en una carretera en una zona rural del condado Webb, en el noroeste de Texas.

La mujer tenía dos hijos.

Una segunda víctima, Claudine Anne Luera, de 42 años, fue encontrada gravemente herida de bala en una carretera el jueves en la mañana pero aún con vida, según la declaración jurada.

La mujer, que tenía cinco hijos, murió ese mismo día en un hospital.

Ortiz subió el viernes a su vehículo a una mujer llamada Erika Peña, sea firma en la declaración. Le dijo a la policía que forcejeó con Ortiz dentro de su camioneta, donde el agente le apuntó con una pistola, pero ella logró escapar. La mujer llegó a una gasolinera en la que halló a un patrullero y le pidió auxilio.

Según la declaración jurada, Ortiz les dijo a los investigadores que, después de que Peña echara a correr, subió a su vehículo a sus últimas dos víctimas, cuyas identidades no han sido dadas a conocer.

En los documentos carcelarios no se indica si Ortiz tenía un abogado para que declarara sobre el caso.

Alaniz dijo que se cree que las mujeres asesinadas eran prostitutas y una de ellas era transexual. Al menos dos eran ciudadanas estadounidenses, apuntó, y se desconocen las nacionalidades de las otras. Los investigadores continúan trabajando para determinar un móvil.

Se cree que Ortiz actuó solo.

La agencia federal emitió un comunicado en el que ofrece sus “más sinceras condolencias” a las familias de las víctimas y señaló que no tolera la conducta delictiva de ningún empleado.

El Departamento de Seguridad Pública de Texas, cuya División de los Rangers está investigando, refirió las preguntas sobre el caso a la policía del condado Webb. El jefe policial Martin Cuellar no devolvió varios mensajes para solicitarle sus comentarios.