Xavier azota costa mexicana de Pacífico con vientos y lluvia

Xavier azota costa mexicana de Pacífico con vientos y lluvia

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — La tormenta tropical Xavier provocaba fuertes lluvias y ráfagas de viento en la costa mexicana del océano Pacífico el lunes, aunque se prevé que se dirija a mar abierto y se descarta que toque tierra firme.

El vórtice se ubicaba el lunes por la mañana a 105 millas al oeste-suroeste de Manzanillo, en el estado de Colima, informó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami. Se dirigía al noroeste a 3 millas por hora.

Xavier tenía vientos máximos sostenidos de 60 mph, pero se pronostica que comenzará a debilitarse. Sus vientos con fuerza de tormenta tropical se extendían hasta 115 millas de su ojo.

Los meteorólogos dijeron que es probable que arroje entre 1 a 3 pulgadas de lluvia en algunas partes de los estados mexicanos de Guerrero, Michoacán, Colima y Jalisco.

Willa se vuelve depresión tropical, deja lluvia en México

Willa se vuelve depresión tropical, deja lluvia en México

Una pareja y su perro, parados en la orilla antes de la llegada del huracán Willa, en Mazatlan, México, el 23 de octubre de 2018. (AP Foto/Marco Ugarte)

Por MARCO UGARTE,  Associated Press

MAZATLÁN, México — El huracán Willa se debilitó rápidamente a depresión tropical el miércoles, horas después de embestir pueblos pesqueros, centros turísticos y tierras de cultivo a lo largo de la costa mexicana del Pacífico como tormenta de categoría 3, aunque continuaban las lluvias torrenciales en el centro-occidente de México.

Willa empezó a perder fuerza por la noche tras pasar por la costa de Sinaloa con vientos de 120 millas por hora.

Las evaluaciones de daños fueron escasas durante la noche debido a la oscuridad y a las malas comunicaciones, pero las autoridades federales dijeron que algunas zonas quedaron sin suministro eléctrico y había reportes de daños en estructuras precarias con tejados de hojalata.

Antes de llegar a territorio continental cerca de Isla del Bosque el martes en la noche, la tormenta azotó las Islas Marías, un archipiélago situado a unas 60 millas de la costa que tiene una reserva natural y una prisión federal. Las autoridades declinaron explicar las medidas de seguridad que se tomaron en el penal citando motivos de seguridad, pero señalaron que su prioridad era la seguridad e integridad de las personas.

La tormenta perdía fuerza rápidamente sobre el norte de México al degradarse a depresión tropical antes del amanecer con vientos sostenidos máximos de 35 mph.

Su vórtice se encontraba 75 millas al este-noreste de Durango y se trasladaba al noreste a 25 mph. Se pronosticaba su disipación en las próximas horas, luego de descargar lluvias intensas.

Willa tocó tierra 50 millas al sureste de Mazatlán, un centro turístico con hoteles de lujo de medio millón de habitantes, entre ellos muchos estadounidenses y canadienses.

Aunque los hoteles, restaurantes y tiendas tenían las ventanas cubiertas por tablones, mucha gente se aventuró a la avenida costera a contemplar una puesta de sol espectacular cuando el huracán oscurecía el horizonte hacia el sur.

Las lluvias torrenciales comenzaron por la tarde, y agentes de emergencias dijeron que evacuaron a más de 4,250 personas de poblaciones costeras e instalaron 58 refugios en previsión de la tormenta. Se suspendieron las clases.

Huracán categoría 4 Willa se acerca a la costa de México

Huracán Willa amenaza a México con vientos fuertes

Residentes compran agua de beber antes del arribo del huracán Willa en Mazatlán, México, el lunes, 22 de octubre del 2018. (AP Foto/Marco Ugarte)

Por MARCO UGARTE,  Associated Press

MAZATLÁN, México — Las autoridades se apresuraban el martes a evacuar áreas bajas e instalar albergues mientras que el huracán Willa, con vientos de 130 millas por hora, se encaminaba a tocar tierra por la tarde en una franja de la costa mexicana del Pacífico poblada de centros turísticos, playas de surf y pueblos pesqueros.

Más al sur, funcionarios mexicanos reportaron el lunes por la noche 12 muertes relacionadas con los aguaceros de la tormenta tropical Vicente.

Willa alcanzó brevemente la categoría 5, pero entonces perdió algo de fuerza y volvió a la categoría 4. Pero el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, en Miami, advirtió que la tormenta aún muy probablemente llevaría “marejadas, vientos y lluvias peligrosos para la vida” a partes del suroeste y el centro-oeste de México.

Trabajadores tapiaron ventanales en hoteles y las autoridades ordenaron el cierre de las escuelas en áreas bajas en las que pueblos y campos de cultivo yacen entre el mar y lagunas. Se decretó una “emergencia extraordinaria” para 19 municipios de los estados de Nayarit y Sinaloa, anunció la Secretaría de Gobernación.

Entre 7,000 y 8,000 personas eran evacuadas de las zonas bajas, principalmente en el estado de Sinaloa.

El huracán se acercaba a las Islas Marías, un archipiélago a 60 millas de la costa que incluye una reserva natural y una prisión federal. Los meteorólogos dijeron que la tormenta tocaría tierra por la tarde en un tramo de 140 millas desde Mazatlán hasta San Blas.

Si bien probablemente se debilitaría un poco, se pronosticaba que sería un poderoso huracán de categoría 3 al tocar tierra.

Enrique Moreno, alcalde de Escuinapa, un municipio de 60,000 habitantes en el camino de Willa, estimaba que debían ser evacuadas entre 6,000 y 7,000 personas, y subrayó la importancia de seguir las indicaciones de los equipos de rescate por la seguridad de todos, aunque la gente fuera reacia a dejar sus viviendas. Para atenderlos se han habilitado 14 albergues.

El martes por la mañana, el vórtice de Willa se encontraba 50 millas al suroeste de las Islas Marías y 150 millas al sur-suroeste de Mazatlán. Se desplazaba hacia el norte a 5 mph, pero se pronosticaba un giro hacia el noreste.

Willa se convierte en huracán de categoría 5 frente a México

Willa se convierte en huracán de categoría 5 frente a México

La imagen distribuida por NOAA el lunes 22 de octubre de 2018 muestra el huracán Willa en el Pacífico, en una trayectoria hacia la costa de México. (NOAA via AP)

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — El huracán Willa se ha convertido en una tormenta potencialmente catastrófica de categoría 5 en el océano Pacífico oriental y tiene un rumbo que pudiera llevarle a tocar tierra en un tramo de la costa mexicana entre Mazatlán y Puerto Vallarta en los próximos días.

El Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami, informó el lunes que se prevé que Willa se debilite un poco antes de tocar tierra el martes por la noche. Agregó que es muy probable que sea un huracán peligroso cuando impacte el territorio mexicano.

Los gobiernos de los estados de Sinaloa y Nayarit suspendieron las clases el lunes en la región costera de las entidades y comenzaron a acondicionar los albergues de emergencia antes de la llegada de la tormenta.

El centro dijo el lunes por la mañana que Willa podría “provocar una marejada ciclónica, vientos y tormentas letales en algunas partes del suroeste y centro-oeste de México a partir del martes”. Pronosticó que Willa se convertiría en un huracán de categoría 5 el lunes por la tarde, generando condiciones de marea peligrosas.

Una advertencia de huracán estaba en vigor para la costa de México entre San Blas y Mazatlán, incluidas las islas Marías, una reserva natural y prisión federal en la que Willa podría tener un impacto directo.

Advertencias de tormenta tropical fueron emitidas desde Playa Perula hasta San Blas y desde Mazatlán hasta Bahía Tempehuaya.

Willa tenía vientos máximos sostenidos de 160 mph el lunes por la mañana. Se ubicaba a unas 135 millas al sur-suroeste de Cabo Corrientes. Se movía al norte a 7 mph.

Sus vientos con fuerza de huracán se extendían 30 millas desde su ojo y los de tormenta tropical se alargaban hasta 90 millas.

El Centro de Huracanes indicó que es probable que Willa arroje de 6 a 12 pulgadas de lluvia en el oeste de los estados de Jalisco y Nayarit y el sur del de Sinaloa. Agregó que algunos lugares podrían recibir hasta 18 pulgadas. También advirtió del peligro de las inundaciones repentinas y aludes en las zonas montañosas.

Más al sur en el océano Pacífico, la tormenta tropical Vicente se debilitó, pero se pronosticaba que provocara fuertes lluvias e inundaciones en algunas partes del sur y suroeste de México.

Michael causa “destrucción inimaginable” en Florida

Michael causa “destrucción inimaginable” en Florida

En la imagen, vista de varios vagones de caja descarrilados tras el paso del huracán Michael, en Panama City, Florida, el 10 de octubre de 2018. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por JAY REEVES y BRENDAN FARRINGTON,  Associated Press

PANAMA CITY, Florida — La devastación causada por el huracán Michael se volvió evidente el jueves, con hileras de casas hechas añicos y equipos de rescatistas abriéndose paso entre las áreas azotadas con la esperanza de encontrar a cientos de personas que no acataron las órdenes de desalojo.

En la imagen, tomada el 10 de octubre de 2018, vista de los daños ocasionados por el paso del huraván Michael por Panama City, Florida. (AP Foto/Gerald Herbert)

Al menos tres muertes han sido atribuidas a Michael, el huracán más poderoso en tocar tierra en Estados Unidos continental en más de 50 años. Y aún no termina: aunque reducido a tormenta tropical, causó inundaciones en Carolina del Norte y Virginia, anegando zonas que todavía se recuperan del huracán Florence.

Bajo un cielo totalmente despejado, las familias en Florida salían temerosas de los refugios y hoteles para encontrarse con un panorama desconocido de casas y centros comerciales arrasados, el sonido de alarmas de seguridad, el ulular de sirenas y el rugido de helicópteros.

El gobernador Rick Scott dijo que la zona noroeste de Florida, conocida como Panhandle, sufrió una “destrucción inimaginable”.

“Muchas vidas han sido alteradas para siempre. Muchas familias lo han perdido todo”, lamentó.

Sin embargo, la verdadera magnitud de la fuerza de Michael apenas empezaba a conocerse, ya que algunas de las zonas afectadas eran de acceso difícil debido a los caminos cubiertos de escombros o inundados. Una franja de 80 millas de la Interestatal 10, la principal carretera en dirección este-oeste a lo largo del Panhandle, fue cerrada.

Charles Smith de 57 años, izquierda, y Lee Cathey de 37 años, encuentran botellas de agua en un refrigerador en medio de la US 98 en el pueblo costero de Mexico Beach, Florida. (Douglas R. Clifford/Tampa Bay Times vía AP)

Uno de los lugares más afectados fue Mexico Beach, donde Michael tocó tierra el miércoles como un monstruo de categoría 4 con vientos de 155 millas por hora Un video tomado desde un dron mostró la destrucción generalizada en la comunidad de 1,190 habitantes.

Manzanas enteras de casas cerca de la playa fueron reducidas a planchas de cemento en la arena. Otras quedaron convertidas en pilas de escombros o inclinadas en ángulos extraños. Techos completos fueron arrancados y cayeron en la calle.

Las autoridades indicaron que 285 residentes de Mexico Beach se negaron a acatar la orden de evacuación. Más de 375,000 personas a lo largo de la costa del Golfo de México recibieron órdenes o recomendaciones de desalojar cuando Michael se acercaba. Sin embargo, las autoridades de manejo de emergencias lamentaron que muchas personas hicieron caso omiso de las advertencias.

Elementos de la Guardia Nacional llegaron a la zona de impacto durante la noche del miércoles y hallaron a 20 sobrevivientes. Varios equipos más se abrían paso hacia el lugar, pero se desconocía la suerte de muchas otras personas.

Mishelle McPherson y su exesposo buscaban a la madre mayor de un amigo. La mujer vivía en una pequeña casa de ladrillo, a unas 130 yardas del mar y pensó que estaría bien. La casa fue destrozada y no había señas de la mujer.

“¿Crees que su cuerpo esté aquí? ¿Crees que se haya ido flotando?”, preguntó McPherson.

Linda Marquardt, de 67 años, aguantó la tormenta con su esposo en su casa ubicada en Mexico Beach. Cuando la vivienda se llenó con el agua de la marejada ciclónica, huyeron hacia el primer piso. “Todos mis muebles estaban flotando”, dijo. “Un río comenzó a bajar por la calle. Fue terrible y ahora no queda nada”.

Mientras miles de soldados de la Guardia Nacional, policías y equipos médicos se desplegaban, el gobernador exhortó a los habitantes de las zonas devastadas que de momento se mantengan alejados ante los peligros, que incluyen árboles y cables de electricidad derribados.

“Sé que sólo desean ir a casa. Quieren revisar sus cosas y comenzar el proceso de recuperación”, declaró Scott. Pero “tenemos que cerciorarnos de que sea seguro”.

Más de 900,000 viviendas y negocios en Florida, Alabama, Georgia y las Carolinas carecían de electricidad.

La Guardia Costera informó que había rescatado a 27 personas antes y después de que el huracán tocara tierra, la mayoría de casas a lo largo de la costa de Florida, y que buscaban más víctimas.

Nueve personas fueron rescatadas en helicóptero de un baño de su casa en la muy afectada Panama City después que su techo colapsara, de acuerdo con el suboficial de tercera clase Ronald Hodges.

En Panama City, la mayoría de las casas seguían de pie, pero no quedó propiedad sin daños. Había cables tirados por todos lados. Los techos fueron arrancados y arrastrados. Revestimientos de aluminio quedaron hechos jirones. Algunas casas fueron partidas por árboles caídos.

El huracán también dañó hospitales y asilos en la zona de Panama City, y funcionarios trabajaban para desalojar a cientos de pacientes.

No se podía llegar por tierra al hospital psiquiátrico de Chattahoocchee, que tiene un pabellón para los criminales dementes, así que los suministros y alimentos eran llevados vía aérea. Todas las comunicaciones quedaron suspendidas en todo el complejo de casi 1,000 residentes y más de 300 miembros del personal. El único enlace que tenían con el exterior eran sus radios de emergencia.

Un hombre en las afueras de Tallahassee, Florida, murió por un árbol caído, y una niña de 11 años en Georgia falleció cuando los vientos levantaron un toldo que luego cayó sobre una casa. Una de las patas del toldo perforó el techo y la golpeó en la cabeza. Un conductor en Carolina del Norte murió cuando un árbol cayó sobre su auto.

Mientras la tormenta avanzaba tierra adentro hacia el norte, causó caos en Georgia, se derivaron posibles tornados y derrumbó cables y árboles. Los meteorólogos pronosticaron que dejaría unas 7 pulgadas de lluvia sobre las Carolinas y Virginia antes de volver al mar por la noche. Se reportaron inundaciones en Roanoke y en otras ciudades del suroeste de Virginia. Los automovilistas que quedaron atrapados en las inundaciones tuvieron que ser rescatados.

En las montañas de Carolina del Norte, los conductores tuvieron que ser rescatados de autos atrapados en las crecidas. Los vientos de Michael también derribaron árboles y el tendido eléctrico, dejando a cientos de miles sin electricidad. También se reportó una inundación repentina en las dos ciudades más grandes de Carolina del Norte, Charlotte y Raleigh.

Los meteorólogos dijeron que Michael seguía siendo una potente tormenta tropical para el jueves por la noche. El vórtice se ubicada a unas 5 millas al noroeste de Roanoke Rapids, Carolina del Norte. Tenía vientos máximos sostenidos de 50 mph. Se dirigía al noreste a 24 mph. Se emitieron alertas de que podría ocasionar daños por la velocidad de sus vientos y provocar inundaciones repentinas en la región antes de avanzar hacia el mar.

Tras golpear Florida, Michael carga contra sureste de EEUU

Tras golpear Florida, Michael carga contra sureste de EEUU

En la imagen, tomada el 10 de octubre de 2018, vista de los daños ocasionados por el paso del huraván Michael por Panama City, Florida. (AP Foto/Gerald Herbert)

Por JAY REEVES y BRENDAN FARRINGTON,  Associated Press

PANAMA CITY, Florida — Las olas del huracán Michael anegaron calles y puertos y sus fuertes vientos arrancaron árboles y tejados. El huracán más potente registrado nunca en la franja del noroeste de Florida, una zona conocida como Panhandle, dejó un amplio reguero de destrucción y al menos dos fallecidos. Pero está lejos de terminar: el jueves cruzaba Georgia hacia las Carolinas, que siguen recuperándose de las épicas inundaciones provocadas por el huracán Florence.

En la imagen, vista de varios vagones de caja descarrilados tras el paso del huracán Michael, en Panama City, Florida, el 10 de octubre de 2018. (AP Foto/Gerald Herbert)

Casi un día después de tocar tierra en una costa con playas de arena blanca, aldeas de pescadores y bases militares, Michael perdió fuerza. El huracán de categoría 4 pasó a ser una tormenta tropical en la madrugada del jueves sobre el sur de Georgia y seguirá debilitándose durante la noche, aunque seguirá amenazando el sureste de Estados Unidos con intensas lluvias, fuertes vientos y posibles tornados.

Las autoridades dijeron que al menos dos personas perdieron la vida a consecuencia del huracán. Un hombre falleció luego de que un árbol cayó sobre una casa en Panhandle y, según la televisora WMAZ-TV, una niña de 11 años murió de forma similar en su casa en el suroeste de Georgia. Se espera que los equipos de búsqueda y rescate redoblen esfuerzos para llegar a las zonas más afectadas y comprobar si hay atrapados o heridos entre los escombros.

El vórtice de Michael se encontraba a unas 25 millas al este de Macon, en el centro de Georgia, a las 02:00 de la madrugada del jueves, dijo el Centro Nacional de Huracanes en Miami. La tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 60 mph y se dirigía hacia el noreste a 20 mph.

Con el amanecer del jueves, los residentes en el norte de Florida comenzarán a ser conscientes del alcance del desastre.

Los daños en Panama City, cerca de donde Michael tocó tierra el miércoles por la tarde, eran tan grandes que los árboles rotos y arrancados y las líneas eléctricas caídas estaban por todas partes. Los tejados salieron volando y las viviendas quedaron partidas por árboles caídos. Torcidas señales de tránsito estaban tiradas sobre el piso. Más de 380,000 viviendas y negocios se quedaron sin electricidad en el punto álgido del paso del huracán.

Huracán Michael toca tierra en Florida con fuertes vientos

Huracán Michael toca tierra en Florida con fuertes vientos

Krystal Day, de Homosassa, Florida, ayuda a trasladar un saco de arena al restaurante Old Port Cove, el 9 de octubre de 2018, en Ozello, Florida, antes de la llegada del huracán Michael. (AP Foto/Chris O'Meara)

Por JAY REEVES y BRENDAN FARRINGTON,  Associated Press

PANAMA CITY, Florida — Luego de ganar fuerza debido a un mar inusualmente cálido en el Golfo de México, el huracán Michael golpeó el miércoles el noroeste de Florida con vientos potencialmente catastróficos de 155 mph por hora, una de las tormentas más poderosas que haya tocado tierra en Estados Unidos continental.

Michael tocó tierra cerca de México Beach, una comunidad turística ubicada en la costa a la mitad de una franja de 200 millas en el noroeste de Florida con pocos habitantes, playas de arena blanca, localidades pesqueras y bases militares.

El huracán azotó la costa con vientos estruendosos, fuertes lluvias, ráfagas poderosas, fuertes olas, calles inundadas, árboles derribados, ramas y hojas caídas, y esparció escombros de edificios por todas partes. Se escucharon explosiones al parecer causadas por transformadores.

“La oportunidad de desalojar se ha terminado”, declaró el administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos, Brock Long.

El fenómeno pasó rápidamente de una depresión tropical el fin de semana a una poderosa tormenta de categoría 4 la mañana del miércoles, pasando por categoría 2 menos de un día antes.

“He tenido que tomar antiácidos por lo nauseabundo que me siento hoy por la inminente catástrofe”, dijo en un tuit el científico del Centro Nacional de Huracanes, Eric Blake, en momentos en que la tormenta se volvía más aterradora porque ganaba fuerza debido al mar inusualmente cálido del Golfo de México con 84 grados Fahrenheit.

Fue emitida una orden de desalojo para más 375,000 personas en la costa del Golfo de México. Sin embargo, las autoridades de emergencia lamentaron que muchas personas ignoraron las advertencias y al parecer pensaron que podían resistir la tormenta.

Diane Farris, de 57 años, y su hijo caminaron a una escuela convertida en albergue cerca de su casa en Panama City para encontrar 1,100 personas en un espacio para la mitad de ese número. Ni ella ni su hijo tenían forma de comunicarse porque su único celular se mojó y dejó de funcionar.

“Me preocupo por mi hija y nieto. No sé dónde están”, afirmó la mujer mientras sollozaba.

Los vientos huracanados se extendían 45 millas del vórtice de Michael. Según los meteorólogos, las precipitaciones podrían llegar a un pie y la marejada ciclónica podría alcanzar los 14 pies.

Tormenta tropical amenaza Florida y Golfo de México

Huracán Michael amenaza Florida y Golfo de México

Esta imágen satelital cortesía de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica se muestra la tormenta tropical Michael en su paso hacia Florida, el domingo 7 de octubre de 2018. (NOAA via AP)

Por JENNIFER KAY,  The Associated Press

MIAMI, Florida — Una tormenta tropical que adquirió rápidamente fuerza de huracán el lunes probablemente se intensificará antes de llegar al norte de Florida hacia mediados de la semana, informaron los meteorólogos.

Michael podría convertirse en un gran huracán con vientos de hasta 111 mph para el martes por la noche antes de llegar a Florida, según el Centro Nacional de Huracanes.

El lunes, el ojo del ciclón atravesó por el mar el costado occidental de Cuba y sus bandas de alimentación vertieron fuertes aguaceros sobre todo en la provincia de Pinar del Río y la Isla de la Juventud, mientras se preveían algunas inundaciones costeras en zonas bajas poco habitadas.

“La situación no es alarmante, pero de un momento a otro puede comenzar a subir el cauce del río”, dijo a la televisión local Roselia Roque, presidenta del municipio de Isabel Rubio. Añadió que la población estaba atenta y se habían protegido el ganado y algunas infraestructuras.

De los 24 embalses existentes en Pinar del Río, 13 comenzaron a verter antes del mediodía del lunes y la región occidental fue declarada por las autoridades en “Fase Informativa”, por lo que se activó un consejo de Defensa Civil que coordina las acciones y monitorea para evitar daños. No se reportaban afectaciones personales.

Se pronostica que la tormenta avance hacia el Golfo de México, en donde las temperaturas cálidas y las condiciones atmosféricas favorables podrían aumentar su fuerza, escribió en un reporte Robbie Berg, especialista de huracanes en el centro basado en Miami.

Ya que la tormenta pasará dos o tres días en el golfo, “hay una gran posibilidad de que Michael se fortalezca a un gran huracán antes de que toque tierra”, escribió Berg.

El gobernador de Florida, Rick Scott, emitió un estado de emergencia para 26 condados a fin de que se puedan tomar medidas de precaución en el sector noroccidental del estado. Esto permitirá que se destinen recursos y la designación de 500 miembros de la Guardia Nacional de Florida para prepararse para Michael.

“Esta tormenta podría ser letal y sumamente peligrosa”, dijo Scott el domingo tras recibir un informe en el Centro de Operaciones de Emergencia. Advirtió que la marea alta podría afectar a zonas costeras del estado incluso si no están directamente debajo del meteoro.

A las 11 de la mañana EDT, el centro de la tormenta estaba 50 millas del extremo occidental de Cuba y se desplazaba en dirección norte a 7 mph. Los vientos huracanados de la tormenta se extendían unas 175 millas de su centro.

Tormenta Tropical Rosa se forma en el Pacífico mexicano

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — La tormenta tropical Rosa, que se formó el martes en el Pacífico mexicano al sureste de Manzanillo, causará fuertes lluvias en al menos cuatro estados de México.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó en un boletín de prensa que la tormenta “originará tormentas de fuertes a puntuales muy fuertes en Nayarit, Jalisco, Colima y Michoacán”.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Miami, Estados Unidos, las condiciones son favorables para que Rosa se fortalezca por su permanencia en un ambiente de aguas cálidas y un medio húmedo.

El SMN dijo que existe una saturación de suelos debido a las lluvias recientes y pidió atender las recomendaciones de Protección Civil pues al continuar las lluvias podrían ocurrir deslaves, deslizamientos de laderas, desbordes de ríos o afectaciones en tramos carreteros e inundaciones en zonas bajas y sitios urbanos.

Tormenta tropical frente a costa mexicana se volverá huracán

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — La tormenta tropical Lane, que el jueves avanzaba hacia el oeste a través del Pacífico frente a la costa mexicana, se volverá huracán.

El Centro Nacional de Huracanes dijo por la mañana que Lane llevaba vientos de 50 mph y pronosticó que se volverá huracán para el sábado. Su ojo estaba centrado 1,370 millas al suroeste del extremo de la península de Baja California y se dirigía hacia el oeste a 12 mph.

En tanto, la tormenta subtropical Ernesto cruzaba el Atlántico hacia Irlanda y el Reino Unido.

Ernesto traía vientos sostenidos máximos de 40 mph. Tenía su centro a 605 millas al sureste del cabo Race, Terranova, Canadá y se desplazaba al norte-noreste a 13 mph. Los meteorólogos dijeron que se unirá con una zona frontal cerca de Irlanda y el Reino Unido el sábado.