Huracán John avanza por la costa occidental de México

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — El huracán John avanzaba el miércoles por el Pacífico hacia el noroeste, de manera paralela a la costa occidental de México, y se esperaba que provoque marejadas intensas y lluvias en el sur de la península de Baja California aunque su vórtice se mantendrá lejos de tierra firme.

Otra tormenta tropical estaba mar adentro en el océano Pacífico y una tormenta subtropical se formó en el norte del Atlántico, aunque ninguna de ellas suponía una amenaza en las costas.

John tenía vientos máximos sostenidos de 85 millas por hora a última hora del martes, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Avanzaba hacia el noroeste, en paralelo a Baja California, y se prevé que vire hacia el interior del Pacífico más tarde en la semana. Los meteorólogos descartaron que vaya a convertirse en un huracán de categoría 3 o mayor.

Su vórtice estaba a unas 215 millas al suroeste del extremo sur de la península de Baja California y se desplazaba hacia el noroeste a 12 mph, una trayectoria que lo mantendría en el mar.

Mar adentro en el Pacífico, la tormenta tropical Kristy tenía vientos sostenidos de 45 mph y se desplazaba hacia el oeste-noroeste a 8 mph. El centro del meteoro estaba a unas 1,395 millas al oeste-suroeste del extremo sur de la península de Baja California.

Según el Centro de Huracanes, Kristy podría ganar fuerza en los próximos días.

Por su parte, la tormenta subtropical Debby se formó en el norte del Atlántico, pero se prevé que durará poco.

Debby tenía vientos máximos sostenidos de casi 45 mph y el Centro de Huracanes apuntó que se disipará en unos días sin que represente peligro grave en tierra. Su centro se ubicaba a 1,150 millas al oeste de las Azores y se desplazaba hacia el norte a casi 12 mph.

Huracán y dos tormentas tropicales avanzan por el Pacífico

Associated Press

CIUDAD DE MÉXICO, México — Un huracán y dos tormentas tropicales avanzaban el martes frente a la costa mexicana del Pacífico, elevando la amenaza de oleaje fuerte y lluvias en la zona, aunque no se esperaba que el vórtice toque tierra.

John podría convertirse en un huracán grande durante su avance hacia el noroeste, en paralelo a la costa mexicana. Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, es probable que alcance la categoría 3 antes de empezar a debilitarse y dirigirse mar adentro, tras avanzar al oeste de la península de Baja California más tarde en la semana. Aun así se prevé que provoque fuerte oleaje en la península.

La tormenta tropical Ileana estaba más cerca de la costa, pero se espera que pierda fuerza gradualmente hasta disiparse el martes en la noche por los efectos del huracán John. Las autoridades mexicanas cancelaron los avisos por tormenta tropical, pero los meteorólogos prevén que todavía podría provocar oleaje fuerte y lluvias en las costas del occidente-centro de México.

El ojo de John estaba a unas 310 millas al sur del extremo sur de Baja California a última hora del lunes. El meteoro tenía vientos máximos sostenidos de 90 millas por hora y se movía en dirección noroeste a 9 millas por hora.

Ileana estaba a unas 170 millas al sur-sureste de la ciudad portuaria de Manzanillo, con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora y se movía hacia el noroeste a 23 millas por hora.

Más adentro en altamar, se formó la nueva tormenta Kristy, con vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora y podría convertirse en huracán. Su vórtice estaba a unas 1,155 millas al oeste-suroeste de la punta sur de Baja California y avanzaba a 12 millas por hora.

Tormenta tropical amenaza a Puerto Rico e Islas Vírgenes

En esta imagen de satélite tomada el domingo 8 de julio de 2018, se ve la tormenta tropical Beryl (centro-derecha) pasando por la Antillas Menores en el Mar Caribe. (NOAA vía AP)

Por DANICA COTO

YABUCOA, Puerto Rico (AP) — Puerto Rico y las Islas Vírgenes podrían recibir fuertes vientos y torrenciales aguaceros el lunes debido a los residuos de la tormenta tropical Beryl.

La tormenta se disipó tras pasar sobre Dominica y virar hacia el este del Caribe, pero el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos vaticinó que los retazos podrían causar entre 2 a 3 pulgadas de lluvia. Otros expertos advirtieron que podrían producirse inundaciones y deslizamientos en Puerto Rico y las islas Vírgenes Estadounidenses.

Para la mañana del lunes se reportaron varias interrupciones del servicio eléctrico en Puerto Rico.

El gobernador Ricardo Rosselló le pidió a todos los que no tengan un techo sólido irse a vivir donde familiares o buscar otros refugios.

El Servicio Meteorológico Nacional de Estados Unidos emitió una alerta de torrenciales aguaceros y vientos de más de 50 millas por hora para el este de Puerto Rico. Se anticipa que el centro de la tormenta pasará por el sur de la isla.

La tormenta tropical Bud avanza sobre el Golfo de California

Varias palmeras se inclinan por los intensos vientos junto al hotel Marquis Los Cabos al acercarse la tormenta tropical Bud a la península de Baja California, en San José del Cabo, México, el jueves 14 de junio de 2018. (AP Foto/Juliet Williams)

Por CHRISTOPHER SHERMAN

CIUDAD DE MÉXICO, México (AP) — Después de azotar con lluvias fuertes los centros turísticos de Los Cabos, México, la tormenta tropical Bud avanzaba el viernes sobre el Golfo de California.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos informó que los vientos de Bud se degradaban a una velocidad de 35 mph y avanzaba a 12 mph hacia el norte rumbo a territorio continental mexicano y el estado de Sonora.

La Comisión Nacional del Agua de México dijo que la tormenta tocó tierra en el estado de Baja California Sur el jueves por la noche.

Su vórtice estaba a unas 195 millas al sur-sureste de Guaymas, México. Los meteorólogos pronosticaron fuertes lluvias en el noroeste mexicano y el suroeste de Estados Unidos.

El gobernador de Baja California Sur Carlos Mendoza Davis informó que reportes preliminares indicaban que Bud no causó daños importantes. El aeropuerto de La Paz quedó cerró unas horas en la mañana del viernes debido a la poca visibilidad.

Bud sacudió violentamente las palmeras y las olas que lo acompañaron golpearon con fuerza las playas de Baja California, donde aún está fresco el recuerdo de los daños graves que causó en 2014 el huracán Odile, de categoría 3.

Con todo, primaba la sensación de alivio luego de que Bud perdió la mayor parte de su fuerza. En su momento más peligroso el martes, fue un huracán de categoría 4, con vientos máximos sostenidos de 130 millas.

Más abajo en la costa mexicana del Pacífico, los meteorólogos estaban atentos al desarrollo de una depresión tropical con vientos sostenidos de 35 mph cuyo vórtice estaba estacionado a 75 millas al sur de Acapulco.

Se esperaba que el ojo de ese meteoro toque suelo mexicano el domingo como tormenta tropical y que venga acompañado de entre 4 a 6 pulgadas de lluvias a lo largo de la costa del estado de Guerrero, donde se encuentra Acapulco.

Autoridades advierten sobre la tormenta de California

Por AMANDA LEE MYERS y JOHN ANTCZAK

LOS ÁNGELES, California (AP) — Aunque la primera fase de una preocupante tormenta procedente del Pacífico no causó graves problemas en California, los meteorólogos advirtieron que lo peor está por venir, una previsión que causó inquietud entre autoridades y residentes.

Algunas zonas del sur de California registraron el miércoles lluvias récord que provocaron la evacuación de miles de personas por la posibilidad de riadas con escombros y deslaves en zonas arrasadas hace unos meses por los incendios.

Pese a que ninguna de las riadas fue tan terrible como se temía, los meteorólogos advirtieron que esto es todavía una posibilidad muy elevada ante el repunte de las precipitaciones el jueves.

“Estamos muy preocupados”, dijo Joe Sirard, meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología. “Esperamos que este no sea un escenario de alerta falsa en el que la gente no cree lo que estamos diciendo”.

La tormenta llegó a la costa central de California y avanzó tanto hacia el sur, a la región de Los Ángeles, como hacia el norte, a la Bahía de San Francisco, alimentada por una larga columna de humedad subtropical llamada río atmosférico.

También se movió hacia el este, trasladando la amenaza de inundaciones al valle de San Joaquin y a Sierra Nevada, donde las alertas por nieve seguían activas en el segundo día de la primavera.

En cinco puntos del estado, incluyendo Santa Barbara, Palmdale y Oxnard, se batieron records con casi 1.8 pulgadas de lluvia el miércoles en la noche.

Las autoridades monitorean de cerca el condado de Santa Barbara con la esperanza de que no se repitan las masivas riadas de enero tras los incendios que arrasaron la comunidad de Montecito y dejaron 21 fallecidos.

El barro y los desprendimientos de rocas provocaron el cierre de varias carreteras en la región, incluyendo la autopista 1 en Ragged Point cerca de Big Sur.

Tormentas azotan el este de EEUU, causando dos muertos

Poderosas tormentas con vientos fuertes y posibles tornados arrancaron los techos de fábricas, destruyeron fachadas de inmuebles y arrasaron casas en los estados de Indiana, Ohio y Pensilvania el lunes, informó el Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos.

Esta fotografía muestra un local que resultó dañado por las fuertes tormentas registradas el domingo 5 de noviembre de 2017 en Celina, Ohio. (Levi A. Morman/The Lima News vía AP)

Los buzos encontraron los cuerpos de dos hombres dentro del sótano inundado de una casa. Los hombres buscaron refugio durante una alerta de tornado en Erie, Pensilvania, de acuerdo con las autoridades.

Seis personas resultaron heridas el domingo, aunque ninguna se encontraba en situación delicada, en un restaurante en la ciudad de Celina, Ohio. Según funcionarios locales, lo que parecía ser un tornado arrasó con el inmueble. Se podían ver agujeros enormes en las paredes de concreto y en un techo de una fábrica que produce maquinaria pesada.

“He visto muchas zonas que fueron dañadas por las tormentas”, dijo Jeffrey Hazel, alcalde de Celina, a la televisora WHIO. “Puedo decir que hay un daño grave en esta área”, afirmó.

El lunes, el servicio meteorológico estaba trabajando para determinar si los tornados tocaron tierra en Indiana y Ohio.

Alrededor de 40,000 personas que residen cerca de Cleveland y de Akron no tenían electricidad el lunes por la mañana y a algunos les dijeron que podría tardar días para que se restableciera la energía.

En Pensilvania, la tormenta dejó caer cerca de 4 pulgadas de lluvia en la ciudad de Erie, pero aún era pronto para saber si hubo daños ocasionados por un tornado.

Aguas torrenciales de la tormenta hicieron colapsar la pared de la casa donde los dos hombres fueron hallados muertos. Dentro del hogar había alrededor de 8 pies de agua, informó John Groh, supervisor del poblado de Millcreek. Los nombres de las víctimas no fueron dados a conocer.

“Nunca habíamos visto esta cantidad de agua en ese periodo de tiempo”, explicó Groh. “He vivido aquí durante 60 años y nunca había visto una tormenta como esa”, agregó.


Este artículo fue escrito por JOHN SEEWER del Associated Press

Tormentas dejan apagones y daños en noreste de EEUU

Articulo por DAVID SHARP (Associated Press)

PORTLAND, Maine — Ayudados por refuerzos de otras áreas, equipos de compañías de servicios públicos trataban de restaurar el martes la electricidad en Nueva Inglaterra, un día después de que vientos de más de 80 mph causaron amplios apagones y forzaron a muchas comunidades a aplazar sus festejos de Halloween.

Un automóvil deja una estela de luz al pasar junto a cables del tendido eléctrico bajados por el peso de árboles desplomados en Freeport, Maine, el martes, 321 de octubre del 2017. (AP Foto/Robert F. Bukaty)

La tormenta dejó 1.5 millones de viviendas y negocios sin electricidad el lunes. Más de 800,000 usuarios seguían sin servicio el martes por la mañana.

Una casa fue arrastrada por la crecida en Nueva Hampshire, veleros se estrellaron contra una playa en Massachusetts, un camión vacío fue volado de un puente por los vientos y miles de árboles fueron derribados.

“Los árboles estaban cayendo alrededor mío. Yo podía oírlos estrellarse”, dijo John Carroll, vocero de Central Maine Power, al describir su viaje al trabajo el lunes.

Para el martes, bajo cielos soleados, se hizo evidente la magnitud de los daños.

En Maine, el estado más boscoso de Estados Unidos, árboles derribados estaban enredados en cables del tendido eléctrico. Troncos, ramas y hojas cubrían las calles. Cercas, vehículos y casas fueron aplastados por árboles.

Milagrosamente, no se reportaron heridos.

Central Maine Power dijo que esperaba el arribo el miércoles de más 600 trabajadores de otros estados, incluyendo Illinois y Ohio, para ayudar a lidiar con los daños. El servicio se había sido restaurado en todos los hospitales y otras instituciones básicas de Maine, dijo la compañía.

La tormenta azotó con vientos de 82 mph Cape Cod, Massachusetts, 78 mph Nueva Hampshire y 69 mph Portland, Maine.

Un vehículo pasa por abajo de varios pinos caídos sobre cables eléctricos en Freeport, Maine, el lunes 30 de octubre de 2017. Una fuerte tormenta de viento causó interrupciones eléctricas en distintos puntos. (AP Foto/Robert F. Bukaty)

Algunas ciudades y pueblos en Maine, Nueva Hampshire, Massachusetts y Connecticut aplazaron las festividades de Halloween el martes por la noche hasta el domingo debido a las calles oscuras, cables derribados y escombros.

La tormenta causó más apagones en Maine que la helada de 1998 que dejó a algunas personas a oscuras durante dos semanas.

Las condiciones del tiempo para esta semana son típicas de la temporada – temperaturas de hasta 60 grados Fahrenheit y más frescas por la noche, aunque para la madrugada del miércoles se pronostican bajas cerca de 32 Fahrenheit.

En Warren, Nueva Hampshire, un dramático video capturó el momento en que una casa de un piso fue arrastrada por un río crecido antes de estrellarse contra un puente y destrozarse. No había nadie en la casa.

EEUU: Tormenta dejará a miles sin electricidad por días

Articulo por DAVE COLLINS (Associated Press)

HARTFORD, Connecticut (AP) — Una fuerte tormenta azotó el lunes el noreste de Estados Unidos, donde dejó sin electricidad a casi 1.5 millones de casas y empresas, y obligó al cierre de cientos de escuelas.

Un vehículo pasa por abajo de varios pinos caídos sobre cables eléctricos en Freeport, Maine, el lunes 30 de octubre de 2017. Una fuerte tormenta de viento causó interrupciones eléctricas en distintos puntos. (AP Foto/Robert F. Bukaty)

Los árboles derribados por las rachas de vientos huracanados y las intensas lluvias tiraron cables de electricidad en toda la región, y algunas compañías advirtieron a sus clientes que podrían continuar sin energía varios días.

Los árboles también cayeron sobre casas y vehículos sin que se informara de lesionados graves.

Nueva Inglaterra resintió el mayor peso de la tormenta con ventarrones que alcanzaron 50 mph en diversos puntos. Una ráfaga de 130 mph se registró en el Observatorio del Monte Washington, en Nueva Hampshire, así como vientos de casi 82 mph en Mashpee, en Cape Cod, Massachusetts.

La tormenta dejó a 450,000 habitantes de Nueva Hampshire sin electricidad en su momento de mayor intensidad y generó ráfagas de 78 mph, dijeron autoridades de emergencias.

Maine también fue afectado con severidad: 492,000 viviendas y negocios se quedaron sin energía. El Aeropuerto Internacional de Portland registró ráfagas de viento de 69 mph, y el servicio Downeaster de Amtrak canceló su recorrido matutino debido a la caída de árboles sobre las vías.

El gobernador de Maine, Paul LePage, proclamó una medida de emergencia que autoriza a conductores de vehículos de reparación de tendidos eléctricos trabajar más horas de lo que permite la ley federal a fin de agilizar la restauración del servicio.

Tormenta tropical Ophelia podría convertirse en huracán

MIAMI, Florida (AP) — La tormenta tropical Ophelia ganaba fuerza el martes en el océano Atlántico y se pronostica que alcanzará la categoría de huracán.

El Centro Nacional de Huracanes en Miami dijo el martes que Ophelia se encontraba 780 millas al oeste-suroeste de las islas Azores. Tenía vientos sostenidos máximos de 50 millas por hora y se desplazaba hacia el sureste a 5 mph.

Los meteorólogos en el centro dijeron que Ophelia ganará fuerza en las próximas 48 horas para alcanzar la categoría de huracán el jueves.

Por el momento no se han emitido alertas costeras dado que la tormenta se encuentra lejos de tierra.

Nate apunta hacia México y EEUU tras castigar Centroamérica

Por LUIS MANUEL GALEANO (Associated Press)

Residentes caminan bajo la lluvia cerca de un camino destrozado por un alud causado por la tormenta tropical Nate en Alajuelita, en las afueras de San José, Costa Rica, el jueves 5 de octubre de 2017. (AP Foto/Moisés Castillo)

MANAGUA, Nicaragua — La tormenta tropical Nate apuntaba el viernes hacia la península mexicana del Yucatán tras anegar Centroamérica con lluvias a las que se atribuyeron al menos 22 muertes. El meteoro podría llegar el fin de semana a la costa estadounidense del Golfo de México con categoría de huracán, según los meteorólogos.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos afirmó que el meteoro podría generar inundaciones graves a medida que se alejaba de Honduras, donde se prevé que arroje entre entre 6 a 10 pulgadas de lluvia, e incluso más en algunas zonas.

Sus vientos sostenidos máximos alcanzaron las 45 millas por hora el viernes por la mañana y se esperaba que siguiera fortaleciéndose en el noroeste del mar Caribe a lo largo del viernes antes de un posible impacto con fuerza cercana a la de un huracán en la región de Cancún, en el extremo de la península de Yucatán. Podría golpear la costa estadounidense cerca de Nueva Orleans.

Las autoridades de Luisiana declararon el estado de emergencia y ordenaron a algunas personas que evacuaran zonas costeras e islas antes de la llegada de la tormenta, prevista para el domingo. En algunas plataformas petrolíferas del golfo se iniciaron evacuaciones.

En Nicaragua, la tormenta llega después de dos semanas de lluvias constantes que han dejado el suelo saturado y los ríos crecidos. Las autoridades han declarado alerta para todo el país y han advertido sobre posibles inundaciones y deslizamientos.

La vicepresidenta Rosario Murillo informó de 15 decesos, pero no dio muchos detalles. Dijo que dos mujeres y un hombre que trabajaban para el Ministerio de Salud fueron arrastrados por las aguas de un canal inundado en la municipalidad de Juigalpa, en el centro del país.

Por otro lado, el Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica informó que siete personas murieron en el país debido a la tormenta y que 15 más estaban desaparecidas. Cinco mil residentes tuvieron que recurrir a albergues de emergencia debido a las inundaciones.

El viernes temprano, el vórtice de la tormenta estaba a unas 230 millas al sur-sureste de Cozumel, México, y avanzaba al norte-noroeste a 14 mph.